Un misterioso sobre llega a nuestra oficina de detectives, no menciona ningún remitente pero está cargado de informes y datos sobre una terrible muerte en Quintana… La angustia y ansias de conocer la verdad de la persona que nos envía este caso, nos hace ponernos manos a la obra inmediatamente. Quizás no estemos preparados, no obstante hay un acertijo sobre nuestra mesa y no nos levantaremos de ella hasta resolverlo. Nuestro prestigio como investigadores está en juego, ¿estaremos a la altura de Sherlock Holmes o de Hércules Poirot? ¡Manos al caso, que el tiempo cuenta!

El crimen de Quintana de Hidden Games es un juego de mesa deductivo en el que tendremos que poner en juego todas nuestra habilidades deductivas para conocer la verdad escondida en este crimen. Debemos ser astutos, lógicos y usar todos los recursos disponibles, contaremos con: cartas, fotografías, documentos policiales, el periódico local, e incluso interrogatorios grabados por la policía local, entre otras pistas. Un juego interactivo que nos proporciona una gran experiencia inmersiva en la labor de un detective privado. Este aparente tranquilo pueblo de Quintana, esconde grandes secretos que debemos averiguar para lograr la paz de sus calles. ¿Qué oscuro misterio inunda este caso? ¿Seremos capaces de resolverlo? Vamos a conocer más sobre este juego de mesa de investigación, con mucho cuidado de hacerlo sin spoiler.

Portada de El crimen de Quintana
Número de jugadores:1 – 6
Duración:90 – 180 minutos
Edad mínima:14 años
Género:deducción
movimiento oculto
Complejidad:2,33 / 5
Editorial:Hidden Games
Precio recomendado:23,90€

Preparación de partida

Para preparar la investigación de Hidden Games: El crimen de Quintana necesitaremos una espacio de mesa amplio para ir sacando, observando y analizando el despliegue de pistas que trae su sobre. Podemos abrir y sacar todos los componentes del juego de mesa con tranquilidad, ya que en su interior no hay ningún tipo de documento de resolución que no debamos abrir hasta el final. Así que, saquemos todo del paquete de Hidden Games, al alcance de los jugadores, para comenzar a entender los entresijos de este caso.

Algunos elementos externos que necesitaremos serán bolígrafos y algunos post-its (sobre todo si queremos reutilizar el juego, prestándolo) para anotar nuestros avances y descubrimientos, así como nuestras dudas o conjeturas durante la partida. Por otro lado, es fundamental el uso de un teléfono móvil con acceso a Internet para interaccionar, conocer información, pedir pistas e incluso descubrir la resolución final de forma online.

Además, como recomendación situarnos cerca de una zona con pared para colgar algunos de los póster que simulan un tablero de pruebas policial, vivamos la experiencia de pleno, usando también hilos que conecten a nuestros sospechosos, sus cuartadas y la información relevante que hemos obtenido de ellos.

¿Cómo se juega a El crimen de Quintana?

Nuestro objetivo en el juego de mesa Hidden Games: El crimen de Quintana es convertirnos en detectives privados que tienen entre sus manos datos, pruebas y testimonios de un caso de posible asesinato sin resolver. Nos llega un sobre repleto de pistas que con nuestra intuición y dotes de investigación vamos a intentar analizar para deducir la trama de este misterioso caso.

Para solucionar este rompecabezas con éxito tendremos como misión responder de forma acertada a estas 4 preguntas:

  1. ¿Cómo murió Antonio Zapatero?
  2. ¿Quién os ha envidado el sobre?
  3. ¿Quién es el remitente de la carta hecha pedazos?
  4. ¿Y quién es el asesino o la asesina?

Las soluciones las escribiremos en papel de forma consensuada, ya que trabajamos con un único equipo, y comprobaremos su veracidad a través de la página web del propio juego de mesa, obteniendo una respuesta narrativa de forma online que nos explica dicho desenlace final.

Es vital que trabajemos en equipo, nos escuchemos y razonemos nuestras ideas e hipótesis con los demás, ya que solamente podemos llevar al final con una respuesta. Por esta razón, es mejor que todos los jugadores vean todos los documentos del sobre, en lugar de repartir información de manera aislada. Por otro lado, como he mencionado en la preparación de partida es muy útil usar papel-boli para anotar todas las averiguaciones y dudas que vayan surgiendo, replanteándonos durante diferentes momento de la partida: qué hemos averiguada, qué nos queda por averiguar o qué no nos cuadra en la historia.

En definitiva, Hidden Games: El crimen de Quintana empieza en cuanto abrimos el sobre del juego, recibiendo una marea de información que debemos analizar con ojo detectivesco. ¡A por el reto!

Fin de la partida

La partida acaba cuando todas las pistas e informaciones obtenidas cuadran, consiguiendo de esta manera responder a todos los interrogantes planteados por este juego de mesa de Hidden Games.

Una vez anotada la resolución final del grupo nos dirigimos a la página web de la editorial, buscamos el caso que hemos resuelto y comprobamos de forma online nuestro éxito o fracaso como detectives privados.

Reseña del juego de mesa El crimen de Quintana

Al abrir el enigmático sobre que hemos recibido en nuestra oficina de detectives privados, es cuando inmediatamente empieza el juego. El paquete contiene una emotiva carta que nos pide resolver un terrible crimen acontecido en el hasta ahora tranquilo pueblo de Quintana, pero desde que sucedió esta terrible muerte ya nadie descansa en paz allí. Además de la petición de desvelar las causas del fallecimiento, nos encontramos con innumerables documentos y elementos que nos darán pistas y directrices para intentar resolver este misterioso caso. En Hidden Games: El crimen de Quintana, nos encontramos con el 1º caso de esta saga de juegos de mesa de deducción, que nos ofrecen una emocionante e inmersiva experiencia de investigación.

En este juego de mesa debemos trabajar en equipo, para llegar a la resolución final en consenso. Para ello, analizamos todos las pistas, que el juego y sus elementos interactivos, nos van ofreciendo conforme avanzamos en la trama. Todos juntos tendremos que desenredar los acontecimientos que encierran las señales e informes que El crimen de Quintana aporta, enfrentándonos a este puzle de lógica e indagación. Unir los hilos que el entramado de pistas nos van dando es nuestra principal misión. Eso sí, tendremos que trabajar coordinados y siempre comunicativos. Así los descubrimientos por casualidad de algún miembro, le darán la lucidez necesaria a otro para ir descubriendo las migas de pan que nos han dejado, para responder a los interrogantes del caso.

El propio juego de mesa recomienda que todos los jugadores vean y analicen toda la documentación ofrecida, tanto para seguir el dicho “cuatro ojos ven más que dos”, así como para facilitar la resolución en acuerdo común. Pues no es posible dar diferentes posibilidades a la hora del desenlace final, debemos apostar fuerte por una teoría lógica formada por la unión y estudio de todas las pistas. Una ayuda que os doy, sin desvelar nada, todos los componentes del juego dan información útil y relevante, no hay ningún elemento no significativo para el caso. Algunos confirmarán nuestras hipótesis, mientras que otros nos mostrarán que estábamos siguiendo un camino erróneo. Hay que tenerlo todo en cuenta y descartar culpables con lógica, la intuición y los pálpitos los dejaremos para Sherlock Holmes.

¡Ojo! En El crimen de Quintana es clave que antes de empezar el juego sepamos que vamos a necesitar un teléfono móvil con acceso a Internet, algunos de los componentes llevan la investigación a elementos online que tenemos que analizar y sacar jugo, para apuntar a sospechosos o descartar potenciales culpables. Este aspecto me ha parecido muy original y elaborado, ya que nos hace sentir auténticos detectives en busca de las piezas del rompecabezas que nos faltan de una forma aparentemente muy real. Hasta nos pasaremos por las redes sociales de algún personaje de la historia.

Doña Meeple y yo hemos decidido jugar la partida El crimen de Quintana en pareja, pues personalmente disfruto más de este tipo de juegos deductivos con menos personas. Puesto que, el caos de hipótesis generadas con una partida a más jugadores a veces descontrola el trayecto acertado que se estaba llevando, además soy cabezota y me gusta que mis teorías sean por lo menos seguidas, a pesar de que finalmente lleguen a un callejón sin salida. Al ser muchos en mesa es más normal que se siga la corriente votada por la mayoría, frustrando a algunos de los detectives que ven otra vía posible. Por otro lado, es cierto que a más jugadores es más fácil que salgan nuevas ideas y caminos para resolver el caso, lo que es perfecto para momentos de bloqueo o estancamiento, esto suele facilitar la resolución del misterio. En definitiva, la clave de los juegos de mesa de deducción y análisis de pistas es una buena comunicación entre jugadores, que nos escuchemos y valoremos las opiniones de los demás, quizás alguien haya visto algo que ha escapado de nuestros ojos.

Comparándolo con otros juegos de deducción, las pistas son más sencillas de resolver, sin tampoco rompernos la cabeza como en ocasiones pasa con Exit o Diáspora. El crimen de Quintana comparte el poder de la narrativa con otros juegos de mesa de investigación como Sherlock o Instacrime, en los que lo más importante es la historia que se cuenta y averiguar las conexiones que las pistas nos van desvelando poco a poco, siendo el fuerte de la experiencia la inmersión en la nos va sumergiendo el caso.

Sin hacer spoiler, mencionar que para nosotros la resolución del caso fue fácil, al principio un poco desorientados perdiendo mucho tiempo en leer todo sin anotar ni analizar nada, pero cómo era nuestro primer caso de Hidden Games queríamos poner primero todas las cartas sobre la mesa antes de actuar. Los tablones y hojas de anotación que trae el propio juego son muy valiosos para organizar la lluvia de ideas que va surgiendo en nuestras cabezas, como buen detective la observación, anotación y estudio minucioso de cada huella es fundamental, junto a un buen esquema de investigación que nos ordene todos los datos averiguados. Eso sí, si queremos reutilizar el juego prestándoselo a algunos amigos o familiares (es un caso único que al resolverlo se agota), es mejor que todo esto lo anotemos con post-its, que podamos quitar al finalizar el caso de Quintana.

¿Tenemos buenas habilidades de observación y clarividencia? No hace falta que nos vayamos a un Escape Room para averiguarlo, en este juego de mesa con El crimen de Quintana pondremos desde casa convertirnos en auténticos detectives privados en busca de la verdad. Nos ha gustado bastante y esperemos que la editorial Hidden Games saque otros casos en castellano, como se espera.

Pros

  • Inmersión: comienza desde un principio con la propia caja del juego, la imitación de un sobre de correos nos hace sentir que vamos a experimentar una aventura casi real (aunque todo es ficción, eso sí). Con una acertada presentación y diseño de las pistas tanto físicas como online, que nos hace interaccionar con el juego de forma muy inmersiva.
  • Pistas: elementos tangibles y realistas, combinados con otros interactivos a través del móvil pero todos muy logrados que nos hacen vivir la aventura de forma involucrada y creyéndonos nuestro papel de detectives. Además, de que hay huellas en diferentes tipos de archivos tanto informes policiales, audios, mensajes de WhatsApp… un auténtico despliegue de pruebas a analizar.
  • Bien hilado: aunque en un primer momento toda la información que cae a la mesa desde el sobre del caso Quintana nos agrume y no entendamos la relación entre todo, conforme vamos avanzando en nuestras conjeturas y averiguaciones vamos pudiendo interpretar fácilmente cada elemento que nos presenta el juego. Nosotros lo resolvimos sin atrancarnos muchos en las pistas y es satisfactorio ver que todo tiene un sentido en la historia.

Contras

  • Caso único: nuestra misión es contestar acertadamente a las preguntas que El caso Quintana nos plantea de ahí que, una vez comprobada nuestra hipótesis final, conoceremos la resolución de los hechos y no podremos volver a jugarlo. Sí, existe la posibilidad de revivir la experiencia como observadores compartiéndolo con otros jugones, pero seguro que no es tan divertido. Además, por ahora no hay otro caso en castellano de Hidden Games, queremos más retos pronto.
  • Necesidad de internet: para obtener cierta información relevante es importante que naveguemos por internet en diferentes momentos, por lo que antes de ponernos en marcha con el caso de Hidden Games es recomendable que tengamos a mano un móvil con acceso a Internet o Wifi, quién avisa no es traidor.

Mi veredicto

Para concluir la reseña del juego de mesa El crimen de Quintana, de la editorial Hidden Games, comentar que es un juego de deducción e investigación, que nos enganchó desde el primer momento consiguiendo una enorme inmersión en el caso, a diferencia de otros juegos de este estilo. Su historia bien hilada, con pistas originales y diversas que nos despertaban la curiosidad y el asombro, junto a su sencillez lo que nos permitió acabarlo con una gran satisfacción. No obstante, un poco más de dificultad para sentirnos más retados tampoco hubiera estado mal. Por estas razones este juego de mesa que espero que sea el 1º caso de muchos, ha de recibir mi emblema de juego de mesa recomendado.

Os recomiendo este juego para vuestra ludoteca
5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace