¿Quién es un buen detective? Para poner a prueba nuestras dotes de deducción ha llegado Instacrime: Casino, el segundo caso de esta saga. Dinero, juego y sangre… una mezcla mortal que nos hará desconfiar de todos los involucrados en el suceso. Vamos a conocer más sobre este nuevo Instacrime sin hacer spoilers, que reduzcan la magia del caso.

En este juego de mesa, de la editorial GDM Games, una imagen vale más que mil palabras. Por ello, tendremos que descubrir la solución del enigma a través de imágenes, recaudadas como pruebas del crimen. Nuestra correcta interpretación de las fotografías y el trabajo en equipo son los puntos claves en este misterio. ¡Al loro, Sherlock!

Portada de Instacrime 2: Casino
Número de jugadores:2 – 6
Duración:60 minutos
Edad mínima:10 años
Género:deducción
límites en la comunicación
Complejidad:1,30 / 5
Editorial:GDM Games
Diseño:Pak Gallego
Ilustración:Ángel Guzmán
Precio recomendado:9,00€

¿De qué va?

Si no conocéis Instacrime, debéis saber que este es ya su segundo caso en juego. La saga de juegos de mesa de deducción visual se inició con el oscuro y enigmático Instacrime: El caso Munford, en el que una herencia millonaria es el aliciente del crimen. Para conocer la preparación de la partida y el cómo se juega podéis leer nuestra reseña de Instacrime: El caso Munford, pues en ambos juegos son iguales estos aspectos.

En esta ocasión, el escenario y los personajes del misterio cambian. Nos encontramos en un casino granaíno, en el que se reúnen unos aparentes desconocidos para apostar su dinero jugando al póker. Unos ganan, otros pierden y alguien muere… en Instacrime: Casino.

Nota a leer antes de nada

Instacrime: Casino es un juego de mesa de deducción y cooperativo, en el que el misterioso crimen se resuelve a través de las interpretaciones de los jugadores de las 12 fotografías que componen el juego. No todos verán las mismas escenas, por lo que la comunicación es vital para encontrar una hipótesis común al final sobre el asesinato y el culpable.

El arte ilustrativo de este juego es muy bueno e inmersivo, puesto que sus imágenes son fotografías profesionales que utilizan a actores para transmitir la emoción de la escena con veracidad. Ángel Guzmán, que repite detrás de la cámara en esta segunda entrega, ha realizado un trabajo estupendo cuidando todos los detalles de cada imagen y logrando transportarnos a cada escena del caso. Cada fotografía transmite mucha vida o… le han quedado de muerte, mejor dicho en este caso de asesinato.

Como ocurría en el caso Munford, este nuevo juego de mesa es un caso único e irrepetible, que una vez resuelto se agota. Sin embargo, se puedo volver a disfrutar de otra forma, como espectadores de los intentos de resolución de nuestros familiares o amigos. ¿Quién hará la teoría más loca?

Si queremos ponernos en la piel de detectives, debemos atrevernos con esta historia visual de crimen en Instacrime: Casino. ¿Seremos Sherlock o el Inspector Lestrade?

Lista de sospechosos de Instacrime: Casino

Reseña del juego de mesa Instacrime: Casino

La gran originalidad de este juego de mesa le dio el éxito al primer caso de esta saga, Instacrime: El caso Munford. Por lo que en esta segunda entrega repiten la esencia del juego, creando un caso detectivesco de deducción visual y cooperación, utilizando como único elemento de juego fotografías realistas e inmersivas, que presenten las diferentes escenas de lo que será un caso de asesinato.

Esta mecánica de juego hacen indispensable una buena comunicación, observación e interpretación de las circunstancias de cada fotografía. Para lograr ordenarlas de forma cronológica e hilando la historia de crimen oculta en sus detalles. Sin embargo, algún jugador demasiado detallista puede ralentizar demasiado el ritmo del juego, contándonos hasta el color de los cojines o de las cortinas. No con esto quiero decir que los detalles en las escenas no sean importantes, al contrario en algunas fotografía son la clave del enigma. Pero es recomendable que sepamos diferenciar entre detalles relevantes e irrelevantes para el caso, sin aburrir o abrumar al resto de jugadores. ¡Mucho ojo y cabeza, Sherlock!

Instacrime: Casino, no abandona nuestra querida tierra granaína. No obstante, cambia el lujo de un gran hotel en el primer caso, por un misterioso suceso en un casino. La emoción del juego, las apuestas y el dinero caldean la escena del crimen. ¿Estará el dinero manchado de sangre? Me parece un gran acierto la ambientación de este segundo caso de Instacrime, la simple ubicación del caso nos hace divagar nada más empezar la historia sobre posibles móviles del crimen. En definitiva, este nuevo caso consiguió rápidamente la atención de nuestro grupo jugón.

Durante la partida quedamos fácilmente sumergidos en la experiencia de juego, poniéndonos en los zapatos de detectives que buscan pruebas del crimen en cada escena o analizando las expresiones de los sospechosos. En este caso, la expresión facial de los actores mejora y da más pistas que en el anterior, en el cual era más común la cara de póker irónicamente. Considero que esto otorga de una mayor veracidad a la historia que se narra visualmente en el juego, aunque da muchas más pistas del origen del crimen.

Sin entrar en detalles para evitar arruinar el caso con algún spoiler, mencionar que la resolución del enigma que nos propone Instacrime: Casino fue sencilla y fácilmente razonada como hipótesis final por todo el grupo, por lo que recomendaría este juego de mesa a nivel familiar. No suponen un calentamiento de cabeza y enredo mental como la saga, de la misma editorial, de Sherlock: Serie Q. Aunque este caso en el casino no logramos un pleno, algunos detalles y orden de escenas se nos lío. No conseguimos la puntuación más alta, pero sí detectar al culpable y sus razones.

Pros

  • Originalidad: una nueva fórmula de juegos de deducción en el que el poder de resolución se encuentra en los detalles de 12 fotografías con actores de carne y hueso, lo que le da más realismo al enigma. Nos hace ponernos en la verdadera piel de un detective en buscar de huellas y pruebas criminales.
  • Sencillez: me ha parecido este nuevo caso incluso más deductivo y fácil de resolver que el anterior, con menos enredos. Por tanto, Instacrime: Casino es un juego de mesa de corte familiar muy sencillo de jugar, siendo apto para un gran abanico de público jugón.
  • Interacción: es un juego de constante debate y comunicación, no solo debemos describir las fotografías que nos tocan, sino transmitir nuestra interpretación de las mismas, para que el resto de jugadores puedan apoyar o renegar de nuestra hipótesis. Un trabajo en equipo que debe acabar con un acuerdo final.

Contras

  • Caso único: al ser un juego de resolución de un caso de asesinato, una vez que has descubierto al culpable no tiene sentido volver a jugarlo. Sin embargo, la saga parece que está siendo un éxito por lo esperemos que haya nuevos casos y, además, podemos vivir otra experiencia divertida con el juego, observando como lo juegan otros.
  • El jugador minucioso: la descripción de las fotografías de Instacrime: Casino debe ser una acción detallada, pero no abrumadora o aburrida para el resto. Es importante resaltar aspectos importantes para el caso, sin pecar de demasiados minuciosos con detalles irrelevantes.
  • Puntuación: a pesar de que el sistema de puntos mejora en esta nueva entrega, ofreciendo frases más detalladas sobre la interpretación adecuada de cada foto. Pueden surgir debates sobre la posibilidad de dar por válidas interpretaciones semejantes, pero no clavadas a las propuestas en el juego.

Mi veredicto

Me apasionan los juegos de mesa de investigación, en los que nos sumergimos en una historia para resolverla. En estos casos de Instacrime, la trama es transmitida de forma visual con fotografías realistas y con múltiples detalles originales. La ambientación de Instacrime: Casino le dan un toque de emoción a este nuevo caso con apuestas, dinero y un muerte… Un caso más asequible de resolver, pero no tan sencillo de clavar. Por estas razones, le entrego mi emblema de juego recomendado.

Os recomiendo este juego para vuestra ludoteca
5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace