¿A quién no le apetece de vez en cuando vivir una experiencia diferente? Esa fue la pregunta que animó a uno de mis grupos habituales de juegos de mesa para introducirnos en el maravilloso mundo Exit ¿y qué mejor forma de hacerlo que intentar escapar con vida de un castillo prohibido?

Para quien no haya oído hablar nunca de Exit, se trata de una de las sagas más premiadas de Escape Rooms llevadas a un juego de mesa. Como lo estáis leyendo, los Escape Rooms están triunfando a día de hoy no solo en salas de escapismo que encontramos con facilidad por todo el país.

Ahora podemos jugarlos desde casa y tan solo necesitamos un juego de mesa como este Exit: El castillo prohibido, una habitación de una casa cualquiera y sobretodo muchas ganas de pasar un buen rato. Una vez tengamos todo listo abrimos la caja y… ¡a jugar!

Tabla de datos de este juego de mesa Exit nivel experto

Preparar una partida a Exit: El castillo prohibido

En primer lugar os recomiendo que vayáis poco a poco y sin prisas ya que os podéis comer algún spoiler si os precipitáis con el juego en vuestras manos. Dicho esto cogemos papel, lápiz y goma de borrar para todos los jugadores (nos hará falta) y, tras desprecintar la caja, nos encontraremos con el manual de instrucciones, el cual nos tendremos que leer a fondo antes de continuar. Este ya nos indica que no miremos absolutamente nada del interior de la caja antes de leerlo con detenimiento. No está de más utilizar un cronómetro o reloj para saber cuanto tiempo llevamos jugando.

En su primera hoja se nos detalla la trama principal de la historia de este Exit: El castillo prohibido. Somos un grupo de amigos que nos vamos de vacaciones y decidimos hacer una excursión a un castillo de lo más sintuoso. A pesar de encontrarnos solos decidimos adentrarnos en el interior del castillo y, cuando llegamos a la sala del trono, el portón principal se cierra tras nosotros. Estamos encerrados entre multitud de acertijos que tendremos que resolver a tiempo si queremos huir con vida del castillo.

Dicho esto, sacamos de la caja el disco decodificador, el cuaderno y las cartas, dejando el resto de elementos en el interior de la caja a un lado (el juego ya nos indicará cuando usarlos).

Las cartas siempre, siempre y siempre deben de estar boca abajo si no queremos terminar el juego antes de empezarlo y las vamos a separar en tres mazos diferenciados tanto por su color como por su título: cartas de acertijo, de resolución y de ayuda. Todas las cartas están ordenadas y las de ayuda serán las únicas cartas que dividiremos en subgrupos según su símbolo.

Cuando tengamos todo listo le damos al tiempo y ya podemos empezar.

¿Cómo se juega a este juego de mesa?

Ahora podemos examinar y leer el cuaderno. En él encontraremos toda la información que vamos a necesitar y por supuesto la primera pista. A lo largo de la partida iremos resolviendo las distintas cartas de acertijo. Algunos se podrán resolver ya mientras que para otros tendremos que conseguir más pistas.

Encontrar los fragmentos de llave adecuados para introducirlos en el decodificador y obtener el código de cada acertijo es mucho más complicado de lo que puede llegar a parecer en un principio. Cuando demos con una combinación miramos la carta de resolución que nos indique el número de la llave, si fuera incorrecta nos toparemos con una cruz en la carta y habrá que seguir investigando. Si por el contrario fuera correcta, seguimos avanzando.

Cada prueba tiene sus propias cartas de ayuda por si se nos atraganta algún reto, yendo de una primera pista más genérica hasta la última que nos indica la solución al enigma. Os recomiendo darle al coco no solo porque utilizar estas cartas resta puntos al final de la partida, sino porque conseguir sacar por nosotros mismos cada acertijo nos va a llenar de orgullo, no es para nada fácil. Eso sí, no nos obsesionemos y si vemos que no podemos mejor utilizarlas que para eso están.

Finalmente, cuando encontremos la carta de resolución final habremos conseguido salir con vida del castillo. ¡Enhorabuena! Ahora toca ver si nuestra misión ha sido todo un éxito o si por el contrario hemos fracasado estrepitosamente. Según el tiempo que tardemos en pasarnos este Escape Room y la cantidad de cartas de ayuda que hayamos utilizado tendremos una valoración de 1 a 10 estrellas.

Setup inicial para jugar al juego de mesa Exit: El castillo perdido

Reseña del juego de mesa Exit: El castillo prohibido

En este Exit: El castillo prohibido, como en cualquier otro juego de mesa de esta saga de Devir Iberia, buscaremos pistas para poder encontrar el código que nos lleve a la solución de cada reto que se nos plantea durante la partida.

Tras haber jugado a Sherlock: Entre tumbas le hemos cogido el gustillo a este tipo de juegos de mesa donde, en una hora y media aproximadamente según la habilidad del grupo, disfrutamos de una experiencia increíble en nuestra propia casa.

La saga Exit cuenta con juegos de distintos niveles que varían en dificultad. Podemos empezar por el nivel principiante y como enganchan ya tendremos tiempo de ir subiendo en dificultad, jugando a los de nivel avanzado y por último a los de nivel experto. Mejor seguir un orden y no hagáis como nosotros, que nos vinimos arriba y empezamos con uno de nivel experto. Normal que tardáramos más de 2 horas y hayamos conseguido 2 míseras estrellas. Pero la puntuación final es lo de menos, nos lo hemos pasado tan bien y nos hemos divertido tanto que el resultado final nos dio igual.

Las cartas de ayuda, queramos o no, son claves en este juego de mesa. Sin ellas sinceramente no lo hubiéramos conseguido porque en más de una ocasión íbamos muy desencaminados por muy lógicas que parezcan las soluciones a posteriori. Me gusta lo bien hiladas que están las cartas ya que en ningún momento, al intentar resolver un acertijo, nos hemos topado con una que nos haya hecho spoiler. Siempre que nos hemos equivocado nos hemos encontrado con una cruz, algo que no nos sucedió cuando jugamos a un Unlock!.

Os voy a dar un consejo lo más escueto posible para no sugestionaros pero que hay que saber antes de jugar a cualquier juego de mesa Exit. El juego es de un solo uso.

Es recomendable que las cosas se coloquen al alcance de los jugadores para que todos estén involucrados y nadie se quede descolgado. Además es muy importante la buena comunicación entre los jugadores para que todos aporten. El juego exigirá lo mejor de vosotros mismos y el trabajo en equipo evitará que os atasquéis, ayudando a encontrar la solución mucho antes, y por supuesto, que paséis un buen rato.

Nos ha sorprendido muy gratamente que un juego de estas características, con una mecánica tan simple pero con acertijos tan originales, nos haya sumergido hasta tal punto en la historia que se nos olvidó por completo parar para cenar. La tensión constante y los nervios por solucionar cada reto terminaban con una celebración por todo lo alto cuando dábamos con la solución.

Pros

  • Experiencia: jugar un Escape Room desde casa es posible. Te metes tanto en los enigmas que te depara el juego que realmente te crees la historia y te sientes parte de la misma.
  • Engrasado: todo está perfectamente hilado para que no tengamos problemas ni para preparar el setup ni para ir resolviendo los retos. Cero spoilers durante toda la partida.
  • Diversión: nos hemos puesto de los nervios y nos hemos reído a partes iguales. Incluso hemos perdido la noción del tiempo jugándolo y eso que teníamos el reloj a mano.

Contras

  • Orden de las pistas: en alguna ocasión al usar la primera pista de uno de los retos no nos decía nada que ya no supiéramos, teniendo que gastar la segunda pista.
  • Quedarse descolgado: por mucho que no queramos que pase hay veces que toca resolver algo muy concreto y alguien se queda detrás mirando. Para intentar evitarlo hay que hablar claro y en voz alta para que los demás jugadores también puedan ayudar.
  • Ambientación: a parte de los componentes del juego le falta algo para que la ambientación sea total. Nosotros antes de jugarlo nos animamos a decorar la habitación por nuestra cuenta para que todo estuviera en armonía con la historia. Chimenea, luz tenue, música de fondo, etc.

Mi veredicto para Exit: El castillo prohibido

Este juego de mesa Exit: El castillo prohibido ha sido mi primer juego de la saga y me ha encantado. Muy completo y con retos que me han sorprendido que me han hecho pasar una tarde noche de juegos muy divertida. Por ello y porque sin duda voy a repetir le doy mi emblema de juego recomendado.

Don Meeple recomienda que lo tengáis en vuestra ludoteca

Comprar en Zacatrus

Comprar en Amazon