A mediados del siglo XXI las grandes superpotencias mundiales han dado un paso al frente para crear lo que ahora es conocido como el Gobierno Global. Esta institución, que rige con mano de hierro, controla entre otros menesteres el sistema penitenciario internacional. Ahora, quienes se saltan la ley deben de ganarse el derecho a ir a prisión.

Así se presenta este IQ Files: Pecados, una de las tres aventuras con las que Doit Games abre su nueva línea de Escape Room y de la que vamos a hablar en el día de hoy sin hacer spoiler, por lo que podéis seguir leyendo con total tranquilidad. En nuestras manos la vida de 6 personas, las cuales se encuentran encerradas en un complejo de salas rodeadas de todo tipo de pruebas listas para provocarles heridas o incluso la muerte. ¿Qué les deparará a nuestros protagonistas?

Portada de IQ Files: Pecados
Número de jugadores:1 – 6
Duración:90 minutos
Edad mínima:14 años
Género:deducción
Complejidad:2,28 / 5
Editorial:Doit Games
Diseño:Francisco Lorenzo
Ilustración:J. Andrés Sánchez
Precio recomendado:10,16€

Preparación de partida

En primer lugar, y antes de comenzar a jugar, es recomendable leerse de pe a pa el reglamento de IQ Files: Pecados para que, una vez empecemos a jugar, tengamos el menor número de dudas posibles y así lo juguemos con mayor agilidad. ¡Qué el tiempo es oro!

El juego cuenta principalmente con 3 tipos de cartas:

  • Por un lado tenemos a los 6 personajes de esta aventura, cartas que desplegamos en el centro de la mesa por el lado a color y que cuentan con información que podemos ir leyendo.
  • Por otro lado están las cartas de letra y de número. Estas, a diferencia de las anteriores, NO se pueden ver hasta que el juego nos lo indique, de modo que colocamos los dos mazos boca abajo en el centro de la mesa (en orden alfabético y numérico respectivamente) para que no perdamos tiempo buscándolas. Las cartas de letra muestran salas y eventos que guardan relación con las mismas y las de número acertijos, objetos, eventos y demás.

Dejamos en la mesa al alcance de todos los jugadores la carta de códigos para poder ir avanzando en la historia y la carta de resumen de reglas para un vistazo rápido.

Hecho esto, decidimos si vamos a jugar con o sin tiempo. En el caso de que queramos más presión sobre nuestros hombros cogemos un móvil y ponemos el cronómetro a 90 minutos. Si por el contrario nos apetece una partida más relajada sin el continuo tic-tac en el interior de nuestra cabeza, dejemos el cronómetro a un lado. En cualquiera de los dos casos, revelemos la carta de letra IQ y empezamos.

Preparando las cartas de letra para superar la primera sala

¿Cómo se juega a IQ Files: Pecados?

Nuestro objetivo en IQ Files será conseguir sacar con vida a nuestros protagonistas de este entramado de salas, cuantos más mejor.

En el anverso de cada una de las cartas nos encontraremos con iconos claros y concisos que tenemos que saber interpretar:

  • En la parte inferir derecha de las cartas aparece el código identificador, lo que nos ayuda a localizarlas con mayor facilidad cuando las tengamos desplegadas en mesa.
  • Si vemos un número dentro de un disco negro buscamos la carta en el mazo y la revelamos al instante, salvo que este icono tenga asociado un símbolo de personaje lo que nos obliga, antes de darle la vuelta, a asignársela a uno de los personajes que tengamos todavía con vida. ¡Ojo! Los discos negros situados en los carteles de las salas tienen que ser los primeros en leerse, incluso antes de descubrir las demás cartas.
  • También nos toparemos con discos del mismo tipo pero en color dorado que usaremos para hacer combinaciones. Para ello, unimos el resultado de dos discos dorados colocando en primera posición el que sea de menor valor (no hay que reordenar todos los números, solo cada par de números). Así, obtenemos una cadena de 4 dígitos que buscaremos en la cara A de la carta de códigos y, si existe, comprobaremos en el reverso que hemos conseguido. Esto nos puede llevar a una carta, a un error, a una herida o a la muerte.
  • Por último están los números que aparecen junto a una papelera. Estas cartas se retiran de inmediato de la partida, ya no las necesitaremos.

La resolución de un acertijo nos puede dar como resultado:

  • Una letra o un número de máximo 3 cifras: en ambos casos hace referencia a una carta, la buscamos en el mazo correspondiente y la colocamos boca arriba en el centro de la mesa.
  • Un número de 4 cifras: al igual que con los discos dorados, buscamos el número en la carta de códigos. ¿Habremos acertado?

Si en algún momento nos atrancamos y necesitamos ayuda, volteamos la carta y usamos uno de los dos códigos QR (o en la web de la editorial). El de la esquina superior derecha es una pista y el de la parte inferior es la solución. Aquí, al igual que al intentar resolver un acertijo, nos puede provocar una herida o la muerte. ¡Ojo! Si ya sabíamos la información de la pista no recibimos penalización alguna.

Como ya habéis comprobado, a lo largo de la partida un personaje puede sufrir un “accidente” si metemos la pata en un acertijo o si usamos algún código QR. Si recibe una primera herida no pasa nada, le damos la vuelta a la carta y seguimos jugando como si nada. Sin embargo, ya sea por una segunda herida o por muerte directa, el personaje en cuestión se elimina de la partida, pudiendo solo utilizarlo a modo de consulta pero no para combinarlo ni asignarle objetos.

Fin de la partida

La partida acaba repentinamente si se mueren todos los personajes o si se nos acaban los 90 minutos de partida (si hemos optado por jugar con tiempo). En ambos casos hemos perdido.

Si por el contrario acabamos con éxito la última sala, nos sumamos 2 PV por cada personaje sin ninguna herida y 1 PV por cada personaje herido. Comprobamos nuestra puntuación final en la tablilla para saber si lo hemos bordado o si nos hemos salvado por los pelos en este IQ Files: Pecados.

IQ Files: Pecados, el juego de nivel intermedio de Doit Games

Reseña del juego de mesa IQ Files: Pecados

Los Escape Rooms siguen en auge y buena muestra de ello es la nueva apuesta de Doit Games que comienza su andadura en los Escape Rooms con la saga IQ Files. De momento hay tres, Liberación, Amnesia y Pecados, pero en el día de hoy os vamos a hablar de este último sin spoiler, que sería el de nivel intermedio.

IQ Files: Pecados nos ofrece una experiencia completa de Escape Room de cartas con una cajita en pequeño formato, ideal para echarlo en la mochila y jugarlo donde sea, y con unas reglas sencillas que nos permiten explicarlo rápidamente para ponernos cuanto antes a jugarlo.

Al terminar de leer el reglamento ya estábamos con la antena puesta y nos percatamos de que, si todos los personajes acaban la partida ilesos, conseguimos 12 puntazos y no solo 10. ¡JÁ! Qué iluso fui… pues pronto nos dimos cuenta que lograr tal hazaña iba a ser tarea imposible.

En nuestro caso decidimos jugarlo en pareja y, a pesar del resultado final (no sobrevivió ni el apuntador), lo disfrutamos mucho. Lo jugamos a las una de la madrugada y ya os aviso que no es buena idea. Menos mal que las dos primeras salas nos dan un poco de tregua para que calentemos un poco antes de entrar de lleno en el juego. Las penalizaciones en estas primeras dos salas no se ejecutan como durante el resto de la partida pero sí tienen efecto llegados a cierto punto de la partida, hasta ahí podemos contar.

En nuestro caso, escogimos hacerlo sin tiempo para no agobiarnos ni estresarnos más de lo que ya lo íbamos a hacer. Esto nos dio la posibilidad de jugar un par de salas y retomarlo más despiertos a la mañana siguiente. Aún así, hay un momento de la partida en la que sí tendremos que solventar un acertijo en un tiempo determinado (8 minutos), pero por lo demás podemos jugarlo con cronómetro en mano o tomarnos todo el tiempo del mundo. Para gustos colores.

En todo momento hay cartas suficientes en mesa como para que los jugadores estén entretenidos analizando cada una de ellas. Esto da lugar a que todos los jugadores puedan estar participando en el desarrollo de la partida y aportando su granito de arena, de modo que este IQ Files: Pecados se puede jugar perfectamente al rango completo de jugadores. Pero cuantas más cabezas pensantes juegos, más fácil será pasarnos cada prueba.

Por aquí somos fans de este tipo de juegos ya sea en juego de mesa, online o en primera persona. Por aquí hemos reseñado algún Escape Room como Exit: El castillo prohibido u otros juegos de deducción como Sherlock: Entre tumbas y como siempre os recomendamos que uséis lápiz y papel para ir apuntando todo lo que pueda ser importante, si os atascáis en alguna carta pasádsela a otro compañero y, sobre todo, comunicación fluida entre los jugadores. Cualquier cosa, por tonta que sea, nos puede servir para ver algo o ayudar a un compañero.

Pros

  • Personajes: para mí, el punto diferenciador y que destaca a IQ Files es la inclusión de personajes y cómo intervienen en la partida. Los usaremos para combinaciones y tienen un efecto directo en la puntuación final, por lo que tendremos que tomar ciertas decisiones durante la partida para decidir si un personaje vive o muere.
  • Tensión: aunque hemos jugado sin tiempo, sentimos esa presión y nerviosismo a medida que vamos progresando, en ocasiones a trompicones. Nuestros personajes se van quedando por el camino con cada decisión errónea que tomamos, disminuyendo nuestras opciones de victoria y agobiando al personal.
  • Reutilizable: por suerte no se rompe nada, así que podemos prestarlo, intercambiarlo o regalarlo para que otros puedan disfrutarlo.

Contras

  • Nivel de dificultad: la caja del juego no indica el nivel de dificultad del mismo a modo de comparativa para saber por cual de ellos comenzar, aunque esta información sí está incluida en la web de la editorial:
    • IQ Files: Liberación 4 sobre 10.
    • IQ Files: Pecados 6 sobre 10.
    • IQ Files: Amnesia 8 sobre 10.
  • Algún acertijo rana: tan solo nos ha pasado con un par. Son muchos los acertijos a los que nos enfrentaremos y, para los que ya hemos jugado a muchos, es inevitable que alguno nos suene y seamos capaces de descifrarlos al instante.

Mi veredicto

Y con esto cerramos, ahora sí, nuestra primera experiencia con IQ Files. IQ Files: Pecados es un juego de cartas de Escape Room entretenido con acertijos variados y con un punto de suspense muy interesante gracias a los 6 personajes sobre los que gira la historia. Estos nos han puesto en más de un aprieto durante la partida y, aunque finalmente no hayamos conseguido salvar a ninguno de ellos, nos han hecho pasar un buen rato en pareja como para querer jugar a los otros dos. Por ello le doy mi emblema de juego recomendado.

Os recomiendo este juego para vuestra ludoteca
5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace