Si uno comienza a aficionarse a los juegos de mesa sabe perfectamente cuando empieza a cogerle el gustillo a esto… pero no cuando termina. Sé que tal vez estéis pensando que soy un poco exagerado, no obstante quien lleve ya un tiempo por este mundillo sabrá de lo que hablo.

Al principio juegamos a algún juego que tiene uno de nuestros amigos, nos gusta y decidimos comprarnos uno. Hasta ahí todo correcto pero, poco a poco, comenzamos a comprar más y más juegos, la bola sigue creciendo y llega un momento en el que surge de la nada una torre que no sabemos muy bien por donde cogerla, teniendo que comprar las famosas estanterías para juegos de mesa de IKEA.

Y es que este mundo crece a pasos agigantados. Sin embargo, cada vez le prestamos más atención no solo a la calidad de los juegos, sino también a la personalización de nuestras ludotecas con accesorios que mejoran la experiencia de juego. Es por ello que hoy vamos a hablar de uno de esos complementos que vienen como anillo al dedo, los tapetes para juegos de mesa.

4 juegos de mesa listos para jugarse sobre el tapete del blog

¿Por qué tener un tapete personalizado para los juegos de mesa?

Antes no le daba tanta importancia a este tipo de accesorios ¿el juego sigue siendo el mismo verdad? Pues sí pero no. Algunas editoriales nos traen títulos tan buenos como Mal Trago y Colt Express donde podemos hacernos aparte con los tapetes para sus juegos de mesa totalmente personalizados. Después de jugar, tanto sin tapetes como con ellos, uno se da cuenta que estos mejoran, y mucho, la experiencia en cada una de las partidas.

Estéticamente viste mucho la mesa. Jugar con tapetes a nuestros juegos de mesa es, además de muy útil, un extra que se hace necesario en cualquier ludoteca. Mucho más espectacular que jugar sobre la misma mesa, y si encima lo hemos personalizado habremos pasado al siguiente nivel. La ambientación que ofrecen estos complementos le dan un plus a las partidas que merece la pena, y es que la inmersión a la hora de jugar es total. En Mal Trago nos permite desplegar el set up de una forma mucho más cómoda e intuitiva, teniendo marcos específicos para colocar cada mazo de cartas e incluso las propias pociones. En el caso de Colt Express podremos poner los vagones en las propias vías del tren, logrando así una mayor inmersión en el juego, algo que no se podía decir antes al no contar el juego base con ningún tipo de tablero.

Según lo que más nos interese, podemos personalizarlos para que nuestros juegos de mesa favoritos tengan su propio tapete, haciendo así que la puesta en mesa sea más asombrosa.

También, quien lo prefiera puede optar por hacerlos por temáticas para que así sirvan para más de un juego ¿a quién no le gustaría tener uno del espacio o de mazmorreo?

En mi caso, mi primer tapete personalizado de neopreno es, como veis en las imágenes, para las sesiones de fotos de los juegos de mesa que reseño en el blog ¿que os parece?

Echando una partida a juego de mesa con tapete

¿Dónde puedo comprar mi tapete personalizable?

A los que nos gusta investigar un poco antes, os aseguro que para comprar un tapete personalizado para nuestros juegos de mesa nos pasa más de lo mismo.

Uno no se compra todos los días algo así y por eso, tras una semana comparando distintas webs, finalmente me decanté por Contrahechizo.

Estos son de máxima calidad y aseguran que nos van a durar mucho más tiempo que otro tipo de tapetes realizados con otros componentes, puesto que se han hecho con una base de neopreno de 2 milímetros de grosor. Este material permite que se adapte por completo a la mesa y que no se arrugue, de modo que podemos guardarlo enrollado sin ningún tipo de problema. Además, al ser completamente antideslizante ayuda a que las cartas, dados y otro tipo de elementos de los juegos salgan disparados en el momento en el que toquen la superficie de la mesa.

En cuanto a la imagen a imprimir os animo a que deis rienda suelta a vuestra imaginación. Lo podéis personalizar como os apetezca y, si tenéis un poco de idea de diseño, hacer lo que queráis. Si por el contrario el diseño no es vuestro fuerte no os preocupéis. Buscad una imagen que os guste y ellos la pueden personalizar si añadís la opción de artes y motivos adicionales para incluir algunas modificaciones al tapete como puede ser rejillas para colocar elementos, marcos para situar las cartas, etc. Es importante que no olvidéis enviar la imagen con la mejor resolución posible a la hora de imprimir el tapete, así os aseguráis que tendrá buena calidad y no se va a pixelar.

Si estáis pensando en compraros uno, medid bien la mesa de juego ya que hay varios tamaños disponibles (60 x 36 cm, 90 x 55 cm, 90 x 90 cm, 120 x 120 cm y 180 x 120 cm). Yo me lo pillé de 90×55 cm pero, si ninguna de estas medidas se adapta al 100% a vuestra mesa de juego, no dudéis en indicárselo. Partiendo de uno de los 5 tamaños os pueden cortar y ajustar el tapete a vuestra zona de juego.

Y os preguntaréis ¿cómo se limpia? Es muy sencillo, solo se necesita agua, un poco de jabón y a seguir jugando.

Ahora toca sacarlo mucho a mesa con la familia y los amigos y, poco a poco, ir pensando en nuevas ideas para ambientar las partidas, o quien sabe si para un regalo. Si tenéis en mente como va a ser el vuestro compartidlo con nosotros en los comentarios que seguro que ayudáis a más jugones.

5% de descuento en ¿Jugamos una?