Thandar, el puesto comercial que fundó el Emperador para traer la paz al Imperio, se ha convertido con el paso de los años en una gran metrópolis donde conviven todo tipo de seres. Ahora, mientras el Imperio vive en armonía, Thandar se ha convertido en un nuevo foco de disputas y confictos entre sus residentes para hacerse con las riquezas de esta ciudad-estado. ¿Lo conseguiremos nosotros?

Así se nos presenta el juego de mesa Hero Realms de la editorial Devir Iberia, un deckbuilding en el que nos convertimos en héroes dispuestos a reclutar a los mejores campeones de la región para hacernos con el control de la riqueza de Thandar. ¡Demostremos que ha llegado la hora de los héroes!

Portada de Hero Realms
Número de jugadores:2 – 4
Duración:20 minutos
Edad mínima:12 años
Género:deckbuilding
take that
gestión de mano
Complejidad:1,91 / 5
Editorial:Devir Iberia
Diseño:Robert Dougherty
Darwin Kastle
Ilustración:Randy Delven
Vito Gesualdi
Antonis Papantoniou
Precio recomendado:17,96€

Preparación de partida

El setup inicial es muy sencillo y, para que la preparación no nos lleve más de dos minutos, por lo que os recomiendo que al guardar las cartas en la caja tengáis bien diferenciadas las cartas iniciales de los jugadores, el mazo central y las gemas.

Cada jugador (héroe) comienza la partida con 2 cartas de puntuación de su color y, como buen deckbuilding, con un mazo inicial. Este está formado por una daga, una espada corta, un rubí y 7 monedas de oro. Todas estas cartas vienen justas para un máximo de 4 jugadores, de ahí que en partidas a 2 y 3 jugadores se devuelvan las sobrantes a la caja. En cuanto a las cartas de puntuación, la que marca las decenas se superpone a la de las unidades para llevar el conteo de los puntos de vida.

De este modo, cada héroe comienza con 50 puntos de vida y un mazo de 10 cartas que coloca delante suya.

Es el turno del mazo central, el cual se baraja y se pone en el centro de la mesa boca abajo. Una vez colocado se revelan las 5 primeras cartas de la pila, las cuales van a componer el mercado inicial.

Por último, a un lado dejamos sitio para la pila de sacrificio y al otro lado del mercado ponemos en un único mazo todas las cartas de gema boca arriba.

Hecho esto, se elige al jugador inicial, quien roba 3 cartas de su mazo individual, el resto de jugadores roban hasta 5 y… ¡comenzamos!

Setup inicial a 2 jugadores, el número perfecto de este juego de mesa

¿Cómo se juega a Hero Realms?

Por turnos, cada jugador hace las siguientes 3 fases de forma consecutiva antes de pasar el turno:

Fase principal

En esta fase, el jugador activo utiliza cuantas cartas tenga en su mano (en el orden que quiera pero solo una vez), pudiendo así jugar cartas, usar habilidades, comprar en el mercado o atacar a un rival. Para ello es importante que diferenciemos los distintos tipos de cartas disponibles.

Por un lado están las cartas de acción y de objeto. Estas se juegan en nuestra área de juego y permanecen en ella hasta que llegue la fase de descarte. Al bajar de nuestra mano una carta de este tipo se lleva a cabo de inmediato su habilidad básica, efecto que viene descrito en la parte inferior de la carta (en el caso de que aparezcan dos habilidades, la primera es la básica y la segunda es la de aliado). La habilidad de aliado solo se utiliza si tenemos en mesa otra carta de la misma facción, de ahí que podamos utilizarla más adelante en el mismo turno. Hay 4 facciones diferentes (Cofrade, Necros, Imperial y Feral) y si somos capaces de reunir muchas cartas de la misma nos será posible hacer muy buenos combos. Es por ello que recomiendo que os centréis en 2 facciones como máximo para que os salgan en la misma mano.

Por otro lado están las cartas de campeones. Nos vamos a encontrar con campeones estándar (escudo blanco) y campeones guardianes (escudo negro). Los campeones son las únicas cartas que permanecen en mesa, al menos hasta que sean derribadas o sacrificadas. Para que un enemigo pueda derribarnos una carta, este tiene que atacar a dicha carta con los puntos de daño suficientes como para vencerla. La principal diferencia entre los tipos de campeones es que los guardianes protegen a todos los demás campeones y a nuestros puntos de vida, siendo los primeros en ser atacados. Los campeones suelen contar con habilidades agotadoras, empleándola solo una vez tras girar la carta.

Lad habilidades de algunas cartas nos proporcionan oro con el que comprar cartas del mercado o gemas ígneas. El coste de las cartas aparece en la parte superior de las mismas y, cada vez que compremos una, la colocamos en nuestro mazo de descarte. Posteriormente la reponemos del mazo central y seguimos comprando o jugando otras cartas.

Por último vamos a hablar de los combates. Las habilidades con símbolos de combate nos permiten atacar los puntos de vida de un oponente o de cualquiera de sus campeones, salvo que tenga un guardián tal y como he comentado antes.

PD: los símbolos de oro y los de combate los podéis apuntar en un papel o llevarlos a cabeza, mientras que los puntos de vida se anotan directamente en el contador de vida.

Una vez el jugador se haya quedado sin cartas, o no quiera jugar ninguna más, pasa a la siguiente fase.

Combinando las facciones para conseguir los mejores combos en nuestro turno

Fase de descarte

Colocamos todas las cartas en nuestro mazo de descarte individual, a excepción de los campeones que permanecen en el área de juego y se vuelven a colocar verticalmente si se hubieran girado. Por otro lado las cartas sacrificadas se ponen en la pila de sacrificio.

Fase de robo

Robamos 5 nuevas cartas de nuestro mazo de robo. En el caso de que no nos quede ninguna carta más, barajamos todas las cartas del mazo de descarte y continuamos robando hasta completar la mano.

Fin de la partida

La partida termina cuando todos los jugadores, salvo uno, hayan sido eliminados. El jugador que quede con vida es el vencedor.

Variantes

El juego de mesa Hero Realms tiene varias variantes del juego básico, por lo que solo comentaré las que se pueden jugar con el juego base y contaré en qué se diferencia cada una de lo ya explicado anteriormente.

  • Todos contra todos: se puede atacar a cualquiera de los jugadores.
  • Cacería – primera sangre: está permitido atacar a los campeones del jugador de nuestra izquierda o el de nuestra derecha pero solo podremos quitarle vida al jugador de nuestra izquierda. La partida termina cuando un jugador es eliminado y gana el que se sentó a su derecha.
  • Hidra: se juega 2 vs 2 y cada equipo dispondrá de 75 puntos de vida. Cada jugador tiene su propia zona de juego (mazo, zona de descartes, campeones, etc.) pero se pueden combinar las cartas de ambos jugadores de cara a hacer combos, combates o comprar en el mercado. Incluso si hay un guardián en juego afecta a ambos.
Hero Realms, un deckbuilding para 2 jugadores

Reseña del juego de mesa Hero Realms

Es la hora de los héro… de la reseña de este Hero Realms, un juego de construcción de mazos de 2 a 4 jugadores editado por Devir Iberia, en el que nos pondremos en la piel de héroes que se enfrentarán en una dura batalla por hacerse con las riquezas de esta ciudad-estado. Para ello, como buen deckbuilding, partiremos de un mazo de 10 cartas con acciones limitadas que iremos mejorando progresivamente a lo largo de la partida.

Nos encontramos ante un juego de mesa sencillo, que se explica rápido y que se juega en apenas 20 minutos. Esto hace que sea uno de las mejores opciones si nos queremos iniciar en el mundo de los deckbuilding sin irnos a otros más complejos. Las primeras partidas serán más lentas, pero conforme le cojamos el puntillo a la mecánica y nos vayamos conociendo las facciones veréis lo fácil que se juega. Cómo se agradece una partida rápida antes de cenar.

Aún así el juego tiene su complejidad y requiere de estrategia si queremos sacarle el máximo provecho a cada turno. Y es que saber escoger las facciones es fundamental a la hora de orientar nuestra estrategia. Para mi gusto las 4 facciones están compensadas aunque no podemos centrarnos en solo una si queremos ganar la partida, pero tampoco empecemos a coger cartas al tun tun. En el centro está el equilibrio, por lo que recomiendo combinar solo 2 facciones.

En cuanto al número de jugadores, se puede jugar de 2 a 4 sin ningún problema. Eso sí yo lo prefiero indiscutiblemente a 2 jugadores, ahí es donde este juego de mesa realmente reluce, aunque se agradece que sea viable jugarlo a 4 por si algún día apetece un duelo por equipos o un todos contra todos.

Las cartas tienen calidad aceptable y se van a barajar muchísimo, así que enfundado 100% seguro e inserto fuera para que quepan en el interior de la caja.

Ya os hablé en su día en la reseña de juegos de mesa del espacio de su hermano mayor, el archiconocido Star Realms. ¿Y en qué se diferencian? Como es obvio la primera gran diferencia es la temática, en esta ocasión nos encontramos ante un juego de fantasía mientras que en Star Realms la temática es espacial. A Hero Realms podemos jugar hasta 4 jugadores, mientras que a Star Realms solo se permite a 2. A nivel personal la caja base de Hero Realms es más completa y no necesita de sobres extras para jugarlo, algo que para mi gusto es indispensable en Star Realms. Eso sí, si comparamos ambos con todo el contenido que hay disponible en el mercado me quedaría con Star Realms.

Pros

  • Duelo directo: el juego brilla en pareja, un toma y daca por ver quien de los 2 jugador es capaz de realizar los mejores combos para sacar la máxima diferencia en cada turno al jugador rival.
  • Calidad-precio: sí, Star Realms es más económico pero Hero Realms sigue siendo barato teniendo en cuenta los aspectos en los que lo mejora.
  • Sencillez y complejidad: es un juego fácil de explicar pero que requiere de muchas partidas para dominar las distintas facciones y las posibilidades que te dan.

Contras

  • Rejugabilidad: las partidas solo se diferencian por las facciones por las que nos decidamos y por el orden de las cartas, pero salvo eso se hace un poco repetitivo si ve mesa con bastante frecuencia.
  • Sobres: el juego es completo por sí solo pero, si se juega mucho y buscamos ampliarlo hay que hacerlo mediante sobres, algo que a nivel personal no me convence.
  • Escalabilidad: se puede jugar a 3 y 4 jugadores pero como he comentado no es su mejor número. Cuando realmente se disfruta es en pareja.

Mi veredicto

Este juego de mesa es para mí un deckbuilding imprescindible para aquellas ludotecas de 2 jugadores que se están iniciando en el mundillo. Cojea en falta de rejugabilidad, profundidad y no escalar tan bien a 3 y 4, por lo que no va a llegar a lo más alto pero se queda con un merecido emblema de juego recomendado.

Os recomiendo este juego para vuestra ludoteca
5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace