Como buenos maestros zumeros cogeremos todos nuestros bártulos y pondremos rumbo a uno de los parques temáticos más importantes del país. En él habrá todo tipo de atracciones, espectáculos, puestos de comida y no te lo vas a creer… ¿puestos con bebidas de frutas? ¿En serio? ¡Qué no panda el cúnico! Nos tendremos que poner manos a la obra para preparar los mejores zumos en el menor tiempo posible para vender más zumos que el resto de puestos.

Así me gusta introducir y ambientar las partidas al juego de mesa Zumos de Zacatrus y Smart Troll Games. En este juego competiremos por hacer el mejor zumo antes que nuestros rivales. Tengamos mucho cuidado ya que es más que probable que intenten rompernos la cesta para que tardemos más en combinar las frutas. ¡Pero quién sabe! Lo mismo somos los que saboteamos los cestos de los demás.

Tabla de datos del juego de mesa Zumos

Preparando en Zumos nuestra zona de juego

Para preparar una partida al juego de mesa Zumos, cada jugador escoge una de las 10 cartas de maestros zumeros. Dichas cartas son reversibles, por un lado mostrando la versión normal de la carta y por el otro el especialista. En las primeras partidas recomiendo jugar por la cara estándar y, conforme nos vayamos haciendo unos expertos en zumos, podemos jugar por la cara del especialista, la cual explicaré más adelante.

Una vez los jugadores hayan colocado sus cartas de maestros zumeros frente a ellos (junto con dos cartas de ayuda), se barajan todas las cartas de zumos y se colocan a modo de mazo de robo en el centro de la mesa.

Para terminar y antes de empezar, el último jugador que haya comido una pieza de fruta se queda la carta de jugador inicial “Smart Troll”. ¡Todos a sus puestos que comienza el juego!

Empezando una partida a 3 jugadores a Zumos

¿Cómo jugar al juego de mesa Zumos?

En cada turno, los jugadores roban del mazo central 2 cartas entre las que tendrán que elegir una y pasar la otra al jugador de su derecha. Cuando cada jugador haya recibido una carta del jugador de su derecha tendrá 2 cartas en su poder, las cuales podrán revelar para colocarlas en sus zonas de juego como quieran, siempre y cuando cumplan con una serie de reglas.

  • Las cartas se han de colocar junto a otras cartas de zumos de forma ortogonal o a la derecha de tu maestro zumero.
  • Como máximo podemos tener una zona de juego formada por 4 filas y 4 columnas (16 cartas), por lo que no podremos rebasar este espacio en ningún momento.

Si los jugadores han dispuesto sus dos cartas sobre la mesa, antes de pasar al siguiente turno para robar otras 2 cartas, se pregunta: ¿alguien tiene zumo?

En el caso de que al menos un jugador tenga 3 o más frutas del mismo tipo adyacentes de forma ortogonal tendrá que decir que sí tiene zumo. Si nadie tiene se comienza un nuevo turno pero si alguien sí tiene pasaremos a puntuar:

  • Si tenemos tres frutas contiguas iguales colocaremos una en nuestra zona de puntuación (conseguiremos 1 punto) y descartaremos el resto.
  • Si tenemos 4 frutas del mismo tipo ganaremos 2 puntos, por lo que pondremos 2 cartas en nuestra área de puntuación, otra la descartamos y la última la colocamos boca abajo en la zona de juego del jugador de la izquierda. De este modo, le romperemos una cesta y por lo tanto tendrá un hueco menos para colocar fruta.
  • Por último, si contamos con 5 o más frutas lograremos 3 puntos de victoria, podremos romper una zona como he explicado antes y además reparar una de nuestras cestas en el caso de que alguien nos la haya roto antes.

¡Importante! Si al puntuar se queda una carta colgada (suelta en diagonal) la recolocamos de forma ortogonal. Este movimiento puede hacer más zumo así que tengámoslo en cuenta.

Cada carta puede contar con hasta 2 frutas, por lo que podremos hacer varios zumos en la misma jugada, puntuándolos por separado.

Casos especiales

Para darle más “jugo” al juego de mesa Zumos, hay una serie de cartas que cuentan con complementos especiales, los cuales a la hora de puntuar tienen una acción extra dependiendo del tipo de complemento, resolviendo empezando por el jugador inicial. Podemos encontrar:

  • Café: se roba una carta y se juega en ese mismo momento en nuestra zona.
  • Guindilla: cargase una cesta del jugador de la izquierda (lo vamos a acribillar a lo largo de la partida, lo sé) y arreglamos una de las nuestras.
  • Hielo: los demás maestros zumeros descartan una carta con complemento.
  • Leche: el resto de jugadores rompen cualquiera de sus cestos.
  • Verduras: intercambiamos 2 cestas de nuestra zona.

Fin de la partida

La partida finaliza si tras terminar un turno de juego un jugador llega a los 8 puntos de victoria. Si por un casual lo lograra más de un jugador, ganará el que tenga más puntos y, si volviera a haber empate, vencerá quien tenga menos cartas en su zona de juego y posteriormente el que tenga menos cestos rotos (aunque parezca extraño se puede dar el caso).

Modo de juego maestro especialista

En esta ocasión, en lugar de utilizar la carta de maestro zumero normal, se juega con la cara de maestro zumero especializado. El desarrollo de la partida es exactamente igual, variando tan solo la puntuación final de partida. Conseguiremos un punto extra por cada fruta en la zona de puntuación que tenga la fruta representada en nuestra carta de maestro zumero.

Modo de juego clientes habituales

Se juega con la carta de maestro especialista y de la misma forma que el juego básico pero tendremos en cuenta nuestra fruta a la hora de hacer las combinaciones. En este caso la partida se extiende hasta los 10 puntos.

¿Harás combos espectaculares a este juego de mesa?

Reseña de Zumos, el juego de mesa

En Zumos los jugadores tendrán que combinar sus frutas lo mejor posible para hacer unos zumos irresistibles con los que ganar más puntos que los demás rivales. Pero no solo hay que considerar qué cestos de fruta colocamos en las zonas de juego. Además, tendremos que estar muy atentos a los movimientos del resto de jugadores para romperles algunos de sus cestos antes de que hagan una combinación que nos aleje de la victoria o que nos los rompan a nosotros.

Zumos parece un juego de mesa sencillo en el que ir juntando frutas del mismo tipo, pero te equivocas. El espacio del que disponemos para colocar nuestros cestos es limitado, es por ello que toca organizar bien donde colocar cada cesta para sacar el máximo partido a las jugadas. La mayoría de cartas cuentan con doble fruta, por lo que hacer varias combinaciones al mismo tiempo se convierte en una labor solo al alcance de un verdadero maestro zumero ¿estás preparado?

Para añadir un plus de dificultad encontramos una serie de complementos con los que incrementamos la interacción con el resto de jugadores y aceleramos la creación de zumos. También podemos aventurarnos con el resto de modos de juego si queremos jugar partidas con distintas dinámicas.

Pros

  • Para todos los públicos: su temática, diseño y facilidad de juego lo hacen apto para los más jugones y los que no lo son tanto. Es un juego fácil de explicar, por lo que se puede sacar con facilidad a mesa entre partidas a juegos con más AP.
  • Carta especialista: me parece mucho más divertido y entretenido jugarlo utilizando esta carta ya que da mucho más juego.
  • Interacción: hay un alto grado de interacción tanto al hacer combinaciones como al utilizar complementos. Estas interacciones se centran en muchos casos en el jugador de la izquierda, obviando al resto de jugadores. A mí me gusta picar a todos por igual, de ahí que esta regla no la tengo en cuenta y así puedo fastidiar los cestos de todos los jugadores. ¡Ojito conmigo!

Contras

  • Número de jugadores: se puede jugar de 2 a 10 jugadores pero, a pesar de ser apto para ese abanico de jugadores, me gusta más jugarlo entre 4 y 6 jugadores.
  • Duración: se juega a 8 puntos y en ocasiones, dependiendo del número de jugadores, las partidas se hacen cortas o largas. Tal y como indica el propio manual, si queremos que las partidas duren menos podemos jugarlo al modo express (5 puntos) o si queremos que duren más al modo marathon (16 puntos). Así que se adapta la duración al tipo de partida que busquemos y listo.
  • Azar: dependemos completamente de las cartas que nos toquen en cada ronda, por lo que la capacidad de maniobrar para preparar una estrategia se reduce bastante.

Mi veredicto para Zumos

Y para cerrar esta reseña, nada mejor que dar mi valoración final sobre el juego de mesa Zumos. Un juego de combinación de frutas rápido, entretenido y con su pequeño toque de puteo que saco con bastante frecuencia a mesa, por lo que le doy mi emblema de juego recomendado.

Don Meeple recomienda que lo tengáis en vuestra ludoteca

Comprar en Amazon