¿Quién no ha jugado nunca a un memory game o juego de memoria? Desde pequeñajos hemos jugado a estos juegos simples, que consisten en ver y recordar. Los juegos de memoria no son solo divertidos, sino que también nos ayudan a ejercitar nuestras habilidades de atención, agudeza visual y memoria, tan importantes para pequeños y grandes.

Mis primeras canas y olvidos en la compra, me hacen querer probar este precioso y sencillo juego de mesa The Memory Games, con 8 modos de juego con diferentes niveles de dificultad. Además, sus ilustraciones abstractas, que parecen creadas con acuarela, despiertan nuestra imaginación. ¿Qué vemos, aquí? Una rana, un pez, una flor, una huella o un pepino… ¡Imaginación vuela alto!

Número de jugadores:2 – 5
Duración:20 minutos
Edad mínima:7 años
Género:memoria
set collection
Complejidad:1,05 / 5
Dependencia idioma:baja
Precio recomendado:22,00€
Portada de The Memory Games

Preparación de partida

Este juego de mesa para estimular la memoria de adultos y niños, tiene una preparación en mesa muy simple. Según el modo de juego que elijamos seleccionaremos unas cartas u otras. Posteriormente, independientemente de la variante de juego, tenemos que mezclar bien las cartas y disponerlas en la mesa boca abajo, sin ver las imágenes, en forma de rejilla y ordenadas. Si queremos una mayor dificultad podemos dejarlas desordenadas, para que recordar su posición sea más difícil aún.

¿Cómo se juega a The Memory Games?

El objetivo del juego de mesa The Memory Games es conseguir el mayor número de parejas iguales para ganar la partida y batalla memorística. Los jugadores en su turno voltean 2 cartas de la mesa (este cambia según la variante jugada). Si las cartas coindicen, consigue esa pareja y puede seguir un turno extra. No obstante, si las cartas no son iguales se ponen boca abajo en la misma posición, y pasamos el turno a otro jugador. ¡Ojo! Todos los jugadores deben poder ver las cartas que voltean sus rivales para ir trabajando la memoria y coger ventaja de los errores del contrincante.

¿Seremos capaces de memorizar donde está cada imagen?

Modos de juego

La autora del juego nos propone diferentes formas de jugarlo, con leves modificaciones a las reglas generales que se adaptan al nivel memorístico de los jugadores. The Memory Games es un juego de memoria para pequeños y grandes y sus modos de juego son:

  1. Unicolor: elegimos 1 color, separamos las 18 cartas y jugamos buscando las 9 parejas, diferencias por sus peculiares formas.
  2. Bicolor 18: elegimos 2 colores y separamos 9 cartas de cada color, buscando parejas de la misma imagen en 2 colores diferentes con un total de 18 cartas.
  3. Bicolor 36: separamos 36 cartas de 2 colores y buscamos parejas del mismo color e imagen.
  4. Bicolor 54: con todas las cartas del juego, buscamos parejas del mismo color e imagen.
  5. Bicolor 54 mix: con todas las cartas, buscamos parejas de la misma imagen sin importar el color. Puntuamos de la siguiente forma, en esta versión, por la dificultad de diferenciar algunos colores entre sí: azul y verde: 5 puntos; rojo y azul: 3 puntos; rojo y verde: 2 puntos y mismo color: 1 punto.
  6. Tricolor 27: separamos cada imagen en los 3 colores, jugando con 27 cartas para conseguir tríos en vez de parejas.
  7. Robo trio 27: separamos de cada imagen 1 de cada color, teniendo un total de 27 cartas. Los jugadores van levantando en su turno 2 cartas, pero el jugador activo tiene la posibilidad de gritar “trío” si sabe dónde se sitúa la tercera carta con la misma forma. Si no consigue el trío perderá el turno. Además, existe la posibilidad de que otro rival grite “trío” robándole las cartas si acierta. El jugador que roba el trío repite turno.
  8. Batalla de color: jugando con las 54 cartas, se hacen 3 equipos de 1 o más jugadores. Cada equipo elige un color, teniendo como objetivo conseguir sus 9 parejas. Los equipos pueden quitar parejas a los rivales si saben donde se encuentran sus cartas idénticas. ¡Sí, una auténtica batalla de memoria!

Fin de la partida

La partida a The Memory Games acaba tras desvelarse todas las parajes o tríos de la mesa, que se ha formado según la modalidad jugada. El jugador o equipo ganador será el más perspicaz y, por tanto, el que más cartas iguales haya conseguido. ¡A comer nueces para vencer!

Tenemos que prestar atención para encontrar cada pareja de imágenes

Reseña del juego de mesa The Memory Games

En el juego de mesa The Memory Games nos enfrentamos a un reto de atención y memoria que puede disfrutarse a cualquier edad, adaptando las dificultad con las diferentes modalidades que nos propone el juego o incluso creando las nuestras propias (reduciendo el número de cartas, eligiendo formas más distintas entre sí, emparejando solo colores iguales para los más peque de la casa…). Un mazo de 54 cartas que nos va a ofrecer múltiples posibilidades de ejercitar y estimular nuestra memoria, algo tan necesario en nuestra época, en la que gracias a las nuevas tecnologías no la solemos utilizar mucho, pero siendo una capacidad fundamental que debemos apreciar y conservar.

Volviendo al ámbito lúdico, The Memory Games es un juego de mesa familiar de cartas que nos ofrece un desafío memorístico y de imaginación, ya que sus ilustraciones no son símbolos ni figuras convencionales, todo lo contrario son imágenes abstractas que hacen que nuestra imaginación vuele para tratar de recordarlas más fácilmente. ¿Recuerdas la carta que parecía un pez Goldfish o una rana diseminada? Incluso estos ejemplos han surgido en las partidas a este juego sencillo y entretenido. Y es que la autora se ha inspirado para su creación en el Test de Rorschach de psicoanálisis, por lo que no es de extrañar que en estas manchas de tinta o pintura veamos un mundo de posibilidades imaginativas.

Por otro lado, en cuanto al número de jugadores, aunque el juego propone que se puede jugar a partir de 2 jugadores sin tope. Considero que partidas a más de 4 jugadores pierden gracia y deja de ser funcional, pocas cartas para tantas personas en juego, a no ser que juguemos con niños en equipos. Con respecto a la rejugabilidad, todo depende de nuestra memoria y capacidad de asociación de las figuras a símbolos más convencionales y sencillos de recordar, siendo más fácil de jugar cuantas más partidas hayamos echado de forma continuada.

En definitiva, The Memory Games es un juego simple de cartas con ilustraciones inspiradoras que nos ayuda a desarrollar nuestra capacidad de recordar, retener e imaginar. Quizás para jugones se nos quede un poco corto, pero nunca viene mal sacar a mesa un clásico de nuestra infancia para ver nuestro nivel de memoria.

Pros

  • Un clásico: los juegos de memoria nos han acompañado desde pequeños, por lo que un juego de este tipo que pueda ser jugado por adultos me parece una buena propuesta.
  • Para todas las edades: los diferentes modos de juego adaptan la dificultad del juego al público que lo juegue, así como las ilustraciones abstractas invitan a jugarlo a los adultos. Esto complica un poco eso de buscar parejas, si no tenemos una buena estrategia de asociación todas parecen iguales.
  • Ilustraciones: sus manchas de tinta o pintura de acuarelas despiertan nuestra imaginación, haciéndonos fantasear con formas o figuras convencionales. Me recuerda a cuando jugaba a buscar formas en las nubes o en el gotelé de las paredes.

Contras

  • Sencillez: aunque es cierto que sus bonitas y atractivas ilustraciones le hacen especial, no deja de ser un sencillo juego de memoria que consiste en ver y recordar.
  • Originalidad: como he mencionado, las ilustraciones abstractas son un plus para el juego, que lo hacen jugable para niños e incluso adultos. Sin embargo, no hay una vuelta de tuerca a los clásicos juegos de memoria, quizás le falte la incorporación de algunas acciones especiales que le aporten dinamismo e interacción.
  • Partidas fugaces: en los modos más básicos de juego las partidas entre adultos se resuelven de forma rápida, en un abrir y cerrar de ojos. Estas funcionan mejor con un público más infantil, utilizando con los adultos solo los modos con todas.

Mi veredicto para The Memory Games

Para cerrar la reseña del juego de mesa The Memory Games, mencionar que es un juego familiar en el que lo más importante es observar, imaginar y recordar, ejercitando la memoria niños y adultos de una forma divertida, sencilla y creativa. No obstante, es un juego muy simple, que aunque precioso y beneficioso, no aporta gran innovación. Por todo esto, le entrego mi emblema de juego aprobado.

Este juego para Don Meeple no está mal, al menos probadlo
5% de descuento en ¿Jugamos una?