Mmm… quizás me llevo esta, no mejor esta otra. En este mercado alienígena también habrá que manosear las frutas y andarse con mucho ojo, para no acabar llevándonos a nuestra cesta las podridas, sino las más deliciosas de la mesa. Como no hay que derrochar, todas las frutas deben ser comidas, pero procurando que nuestros bocados sean los más dulces y beneficiosos. ¡Qué no nos engañen, dándonos gato por liebre!

Así se nos presenta Fruits, un colorido juego de mesa familiar de la editorial Falomir Juegos, en el que tendremos que poner a prueba nuestra memoria para llenar nuestra barrigota con los mejores productos y no dar muchos mordiscos amargos. Estos alienígenas tienen mucha hambre, no obstante saben diferenciar perfectamente la fruta madura de la putrefacta, otorgándonos suculentos puntos de victoria para el final de la partida.

Portada de Fruits
Número de jugadores:2 – 6
Duración:10 – 20 minutos
Edad mínima:8 años
Género:memoria
Complejidad:1,12 / 5
Editorial:Falomir Juegos
Diseño:Javier Martínez
Ilustración:Lorena Gestido
Precio recomendado:12,95€

Preparación de partida

¡Vamos a poner la mesa! Preparar el festín de fruta para los alienígenas solo requiere de unos sencillos pasos.

Cada jugador comienza formando su propio mostrador de fruta con las siguientes cartas: 1 fruta de 3 puntos (amarilla), 3 de 2 puntos (verde), 2 de 1 punto (azul y cada una con un efecto diferente), 1 de -1 punto y otra fruta de -2 puntos, salvo en partidas a 2 donde cada jugador contará con 2 sets de cartas. Una vez tengamos esta selección, mezclamos todas las cartas boca abajo y las colocamos en esta misma posición en 2 filas de 4 cartas, con lo que formaremos nuestra zona de juego con cartas ocultas (por ahora).

Por otro lado, dejamos un espacio delante de nuestro mostrador para colocar (boca abajo) las cartas de frutas engullidas, es decir, las que el jugador activo se coma durante el transcurso de la partida, formando un mazo de puntuación/robo.

Después ponemos en el centro de la mesa, al alcance de todos los jugadores, la carta de fruta aplastada, la cual se utilizará para realizar la acción de una de las caras del dado.

Y finalmente, el jugador inicial será aquel que haya saboreado una sabrosa fruta más recientemente, que la vida sana nos dé ya frutos. Él o ella tomará el dado para comenzar la competición a este divertido Fruits.

Encontrémonos las frutas más "deliciosas"

¿Cómo se juega a Fruits?

El objetivo de juego en Fruits es comer la mayor cantidad de fruta posible, superando a nuestros rivales. Sin embargo, esta fruta debe ser la más sana y menos rancia de las despensas, pues mientras que algunas nos hacen ganar hasta 3 PV, otras nos pueden hacer perder hasta 2 PV. Para lograr esta misión, tendremos que hacer uso de nuestra memoria, recordando durante las diversas rondas las cartas de nuestro mostrador y del de los rivales que se van revelando.

En cada turno, el jugador activo hace los siguientes 2 pasos:

  • En primer lugar, lanza el dado y se realiza la acción que viene indicada en la cara superior de este:
    • Bocado: se come una fruta del mostrador con más frutas.
    • Intercambio: cambia una fruta de su mostrador con la del de otro jugador, revelando las cartas para que todos vean qué frutas son.
    • Una de tantas: cada jugador elige una carta de su mostrador y la muestra al resto de jugadores, de modo que el propio jugador sea el único que no vea la suya. Ahora, el jugador activo escoge una y se la come.
    • Fruta aplastada: cuando salga la cara del dado de fruta aplastada, todos los jugadores colocan su mano corriendo sobre la carta situada en el centro de la mesa. El jugador más rápido se come la fruta que quiera de cualquier mostrador.
    • Similitud: Elige 2 cartas de mostradores diferentes y, si son iguales, decide si se las come él u otro jugador.
    • Adivinanza: el jugador activo intenta recordar cuál fue la última carta que se comió otro jugador. Si acierta y es positiva se la come, pero si es negativa se la come el jugador que él diga. En el caso de que falle, si es negativa se la come.
  • Posteriormente, el jugador se come una fruta de su propio mostrador, mostrándosela previamente al resto de jugadores antes de colocarla en su mazo de frutas engullidas. Si en este paso nos comemos una fruta azul, hacemos la acción especial que viene en la carta, que puede ser bocado o adivinanza (máximo una vez por turno).

Hecho esto, pasamos el turno al siguiente jugador en sentido horario.

Fin de la partida

La partida termina de inmediato cuando un jugador se queda sin frutas en su mostrador. Cada jugador cuenta el total de puntos de su mazo de frutas engullidas, y el jugador con más PV se proclama vencedor de este Fruits.

La similitud es el efecto tradicional de los juegos de memoria

Reseña del juego de mesa Fruits

Fruits es un juego de mesa ligero de corte familiar en el que tendremos que tener buena mano y memoria para hacernos con las frutas más suculentas de los distintos mostradores, pues de nada sirve convertirnos en los jugadores más glotones de la mesa si no tenemos un paladar exquisito.

Todos partimos de un setup personal con 8 frutas idénticas, de las que sabemos sus valores pero no su distribución en mesa. Para conocer qué frutas hay tras cada carta, contamos con un par de acciones por turno muy simples que nos permite centrarnos en el verdadero objetivo, recordar donde están las frutas. La primera acción depende del resultado obtenido en el dado, el cual es de gran ayuda para saber la ubicación de las frutas y mete un punto de interacción interesante. Así podemos comernos alguna extra de otros jugadores, intercambiar frutas e incluso robarlas aunque ya se la hayan comido.

Esto hace que la partida sea entretenida, viendo las frutas volar entre mostradores y cómo esa fruta de 3, que ya teníamos en nuestro haber, acaba en manos de otro jugador cuando la estábamos saboreando. Sin embargo, en Fruits la venganza no es un plato que se sirva frío, pues puede que en la misma partida tengamos la oportunidad de quitarnos la espinita clavada, ya sea fastidiando a ese mismo jugador o reponiéndonos con la fruta de otro.

Desde la comida más espantosa hasta la más sabrosa

Por su parte, la segunda acción nos obliga a comer una fruta de nuestro mostrador, algo que podemos controlar en cierta medida si utilizamos las acciones de intercambio y similitud del dado. Así veremos que hay en cada carta para no comernos ninguna fruta a ciegas y también será el punto de partida para dar salida a frutas negativas, eso si recordamos donde tienen las buenas nuestros compañeros de juego y no la liamos mucho con los intercambios.

Fruits es un juego con reglas claras y sencillas, que nos ofrece partidas rápidas, jugándose en no más de 15 minutos al comernos siempre un mínimo de 1 fruta por turno. Un juego vistoso que podemos jugar en familia con los pequeños y con el que nos echaremos unas risas con ese punto de puteo «sano» que tiene. Se juega bien a partir de 3 jugadores, aunque si somos más en mesa mejor que mejor, perdiendo ese control que sobra en partidas a 2 y añadiendo un plus de tensión por ver si nos dejan engullir tranquilamente esa fruta que solo nosotros recordamos, ¿o tal vez no?

Juego rápido y entretenido para jugar en familia

Pros

  • Sencillez: las acciones son muy básicas para que el público al que va dirigido pueda pillarlas rápido y que los turnos sean lo más dinámicos posibles. Para los menos jugones las 6 opciones del dado puede ser un minijuego dentro del juego, pero podemos guiarles en los primeros turnos por si no las recuerdan, solo teniendo que estar atentos en la de fruta aplastada.
  • Interacción: constante en todo momento gracias al dado, el cual pone el salseo a la partida y hace que ningún comensal esté tranquilo lejos de su turno. Un juego de memoria que invita a revancha y apetece volver a jugar.
  • Diseño: las ilustraciones de las distintas frutas son llamativas y coloridas, con colores que identificamos y diferenciamos entre sí rápidamente. Ahora, otra cosa es que nos acordemos donde las vimos.

Contras

  • Reverso cartas: estas no muestran una imagen lisa y uniforme que impida que los jugadores puedan girarlas para que queden orientadas de forma que recuerden qué hay tras ellas. Cuidado con los tramposos y aseguraros de que siempre se ponen con el título del juego de las cartas en la misma dirección.
  • Azar dado: algunas acciones son más apetecibles que otras, como pueden ser bocado o una de tantas. En cambio, otras como similitud o adivinanza dependen del momento de la partida en el que nos encontremos , pudiendo desaprovecharse.

Mi veredicto

Y vamos cerrando esta reseña de Fruits, un juego de mesa familiar de tipo memory que pone a prueba nuestra capacidad de recordar, tanto nuestras cartas como las de los demás jugadores. El nivel de interacción que mete el dado hace que sea algo más complicado retener la información de las cartas que bailan de aquí para allá, aportando un pique continuo por llevarnos las mejores frutas de otros mostradores esté a la orden del día. Un juego sencillo y rápido que podemos sacar a mesa con los peques de la casa y para reponernos entre partidas a títulos con más peso. Por ello, le doy mi emblema de juego recomendado.

Os recomiendo este juego para vuestra ludoteca
5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace