5
(14)

Gato, gato, gato… ¡¡¡BOOM!!! En la reseña de hoy os presento Exploding Kittens, un juego de Asmodee que guarda un cierto parecido con la tradicional ruleta rusa donde podremos encontrar muchos y muchos gatos, pero ¡¡cuidado!! ya que algunos de ellos explotan y cómo demos con uno te aseguro que no viviremos para contarlo.

Tabla de datos del juego de mesa Exploding Kittens

Preparación de una partida de Exploding Kittens

Para la preparación de la partida, en primer lugar cogemos el mazo de cartas, buscamos las cuatro cartas de Exploding Kittens y también las seis de Desactivación, las cuales dejaremos de momento a un lado de la mesa para no liarnos (no sería la primera vez que se me cuela una carta de Desactivación extra en mi mano inicial jajajaja).

Pasamos a barajar el resto de cartas y repartimos (no las lances que siempre se ve alguna) a cada uno de los jugadores siete cartas independientemente del número de jugones. A continuación y para completar nuestra mano, damos a cada uno una carta de Desactivación con lo que empezamos la partida con ocho cartas.

Posteriormente, añadimos a las cartas que nos han sobrado un Exploding Kitten por cada jugador y todas las cartas de Desactivación restantes, mezclamos y ya tenemos listo nuestro mazo de robo.

Variante para dos jugadores

La única diferencia para una partida a dos jugadores sería incluir en el mazo de robo tan solo dos cartas de Desactivación, aunque somos libres de añadir más si queremos alargar la partida.

Partida lista para 4 jugadores

¿Cómo se juega?

En cada turno, podemos jugar una carta de nuestra mano y colocarla en el mazo de descartes, realizando la acción que nos indique la carta. Jugaremos tantas cartas como consideremos oportuno hasta que no queramos gastar más, en ese caso pasaremos el turno al siguiente jugador siguiendo el sentido de las agujas del reloj robando una carta del montón de robo. En nuestro turno no estamos obligados a utilizar ninguna carta, por lo que siempre tenemos la posibilidad de robar directamente y pasar el turno.

¡Y qué hacemos si nos toca un Exploding Kitten!

Si al robar la carta nos encontramos un Exploding Kitten estamos obligados a jugar, en el caso de que nos quede alguna, una carta de Desactivación. En ese caso volvemos a introducir la carta de Exploding Kitten en el mazo de robo en el sitio que más nos guste sin que nos vea ningún otro jugador, pudiendo incluso dejarla en primera posición para que le toque al siguiente jugón.

Si nos toca un gato explosivo y no tenemos ninguna Desactivación estamos automáticamente eliminados, borrando también el Exploding Kitten de la partida.

Fin de la partida

Continuamos jugando rondas hasta que solo quede un jugador sin explotar, en ese momento la partida habrá finalizado proclamando al sobreviviente como ganador.

Así es el juego de mesa Exploding Kittens

Reseña de Exploding Kittens

Un juego sencillo, rápido, fácil de aprender y jugar, para iniciar a cualquiera en los juegos de mesa. Su dinamismo atraerá a jugones e inexpertos lo cual, sumado a su atractivo con cartas sátiras y divertidas, podrá generar odios y amores. Mucho cuidado a los estómagos sensibles y a los amantes de los gatos, pues en el juego saldrán mal parados, uno de los grandes alicientes del juego son sus cartas, con ilustraciones sencillas pero a la vez tan disparatadas que provocarán comentarios durante todo el juego, existiendo otra versión incluso más bizarra del mismo recomendada a mayores de 18 años (Exploding Kittens NSFW), esto resalta ya la peculiaridad del mismo, un juego extraño pero adictivo.

Como he mencionado, su sencillez le hace apto para cualquier momento jugón, son partidas cortas y rápidas para usar entre partidas más intensas, comenzar a calentar el ambiente de juego o acabar la ronda de juegos con algo asequible al desgaste mental, no requiere que sus jugadores piensen mucho, solo propone unos ratos de risas y piques. Es un juego donde la competitividad se respira en el ambiente, manteniendo los jugadores una guerra constante con gatos y bombas de por medio, lo que estimula la interacción grupal y las disputas, un plus para el juego ya que hará que tras una partida quieras alzarte con su dominio o pedir la revancha. 

En definitiva, un juego que debe formar parte de tu colección, para momentos en los que se requiera destensar las mentes jugonas de una forma excitante y chistosa, sin dinámicas complejas ni largas, sino al contrario pasar un rato ligero de juegos. A su vez, este aspecto hace que tras varias partidas a los buenos jugones, les haga querer pasar a otro juego más complejo y profundo para sacar toda su destreza, pues como casi todo juego de cartas se mueve mucho por azar y suerte, el menos comprometido con la partida en un golpe de suerte puede hacerse con la victoria de la partida.

Pros

  • Sencillez: adaptándose a un amplio abanico de jugadores y rangos de edad, disfrutando sus partidas tanto niños como adultos, además este aspecto hace las partidas dinámicas, rápidas y adictivas, queriendo repetir una y otra vez, pues resulta un juego corto y de dinámica fácil, siendo sencillo de explicar.
  • Combos adicionales: el juego cuenta con una serie de combinaciones que podremos incluir en partidas futuras cuando ya seamos unos expertos en gatos. Esta opción añade un bonus de dificultad que nos hará rompernos un poco más la cabeza y estar más atentos a los movimientos de nuestros compañeros. Además le da un plus de rejugabilidad si no tenemos en nuestra biblioteca Imploding Kittens, la primera expansión de este juego.
  • Emoción en cada partida: algo que he valorado mucho en esta reseña de Exploding Kittens es la apasionante incertidumbre que genera el juego en cada partida, al estar todos pendientes para ver quien será el primero en levantar un gato explosivo, le da al juego un extra de tensión que lo hace único.

Contras

  • Simplicidad: puede considerarse una ventaja o una desventaja según la ocasión, sí es cierto que su sencillez puede generar una falta de implicación o involucración en los jugadores, siendo un juego que se puede decir al que “se juega solo”, ¿qué quiero decir con esto? su fácil dinámica hace que algunos jugadores durante la partida se despistan o se dediquen a otros asuntos (malditos móviles). 
  • Rejugabilidad: como ya he comentado se puede incluir alguna combinación especial para que las partidas no se hagan repetitivas si no tenemos la primera expansión.
  • Eliminación de jugadores: uno de los inconvenientes del juego es que al eliminar a un jugador, este tiene que esperar a que finalice la partida para volver a incorporarse. Las partidas no suelen sobrepasar los 15 minutos pero si tenemos la mala suerte de ser eliminados al principio esperaremos bastante tiempo.

Mi veredicto de Exploding Kittens

Y para ir cerrando, llega el momento decisivo en esta reseña, dar mi valoración final de este juego de mesa “Exploting Kittens”, el cual por todos sus disparates y momentos de diversión ha logrado llevarse mi emblema recomendado.

Don Meeple recomienda que al menos pruebes este juego

Comprar en Amazon

Puede interesarte  Surcando el río Ulanga con el juego de mesa de comerciantes

¿Qué te ha parecido la reseña?

Valoración: 5 / 5. Votos: 14

No olvides dejar tu valoración

¡Me alegra que te haya gustado! Sígueme en

¡Ups! Lamento que no te haya gustado...

¿Cómo podemos mejorar esta reseña?