¡Tengo que dar una gran noticia para los amantes de los dinosaurios! Por fin se ha conseguido clonar a estas maravillosas criaturas y podemos disfrutarlos en zoos repartidos por todo el planeta. Tal vez estéis pensando que últimamente estoy viendo demasiadas películas de Parque Jurásico, pero no. Zacatrus nos acerca este mundo tan espectacular a los juegos de mesa a través de Draftosaurus, el juego en el que podremos crear y diseñar nuestro propio zoológico con los dinosaurios que más nos gusten. Tendremos que intentar organizarlos lo mejor posible por todo el parque para que los turistas puedan encontrarlos con facilidad y disfrutar de un estupendo día en el zoo. ¿A qué esperáis?

Número de jugadores:2 – 5
Duración:15 minutos
Edad mínima:8 años
Género:acciones simultáneas
draft
set collection
Complejidad:1,24 / 5
Dependencia idioma:baja
Editorial:Zacatrus
Diseño:Antoine Bauza
Corentin Lebrat
Ludovic Maublanc
Ilustración:Vipin Alex Jacob
Jiahui Eva Gao
Precio recomendado:19,95€
Portada de Draftosaurus

Preparación de partida al juego de mesa Draftosaurus

Antes de empezar, cada jugador colocará delante suya uno de los tableros de zoo disponibles. Estos tableros cuentan con doble cara, una para las primeras partidas o partidas más ligeras hasta que nos familiaricemos con el juego (tablero de verano) y la otra para los jugadores más experimentados que buscan un poco más de dificultad (tablero de invierno). Todos los jugadores jugarán por el mismo lado del tablero y como he comentado, para empezar se recomienda jugar con el tablero de verano.

Después de haber repartido los tableros, dependiendo del número de jugadores (de 2 a 5 jugadores) se introduce en la bolsa de tela una cantidad de dinosaurios por especie. Para partidas al máximo de jugadores se meten en la bolsita los 60 dinosaurios (10 por especie). Por cada jugador que quitemos de la partida retiraremos 2 dinosaurios de cada especie.

Dicho esto, agitamos la bolsa y la colocamos junto al dado en una zona accesible para todos y comenzamos a montar nuestro parque.

Comenzando una partida a Draftosaurus a 4 jugadores

¿Cómo se juega a Draftosaurus?

En Draftosaurus, los jugadores tendrán que ir colocando dinosaurios en los distintos recintos para conseguir la máxima cantidad de puntos posible. Estas zonas, además de no puntuar igual, tienen una regla que hay que cumplir para que el parque siga en armonía. El juego consta de 2 rondas de juego divididas cada una de ellas en 6 turnos que se juegan exactamente igual. Antes de empezar en cada ronda, todos los jugadores sacarán de la bolsa sin mirar 6 dinosaurios que ocultarán en su mano al resto de jugadores.

Teniendo en cuenta todo esto, organizar nuestro zoológico de dinosaurios parece una tarea fácil ¿me equivoco? Pues sí, porque no lo es. No podremos colocar los 6 dinosaurios que hemos sacado de la bolsa. Tan solo nos quedaremos con uno de ellos y el resto los pasaremos al siguiente jugador. Y para rizar el rizo el jugador inicial, que cambiará en cada turno, será el encargado de lanzar el dado con el que se indicará una regla extra a cumplir durante el turno en curso. Ahora sí que parece un poco caótico el parque tan bonito que os habíais montado en vuestras cabecitas ¿verdad?

En primer lugar, el jugador inicial lanza el dado y los jugadores sabrán en qué recintos podrán colocar sus dinosaurios. Cuando cada jugador tenga claro qué dinosaurio de su mano quiere colocar en su parque, se revela el dinosaurio escogido y se coloca en el tablero de juego.

Hay que tener en cuenta dos apuntes. El jugador que tira el dado será el único que no está obligado a cumplir con la regla del dado, por lo que podrá colocar su dinosaurio donde quiera siempre que el resto de reglas del juego lo permitan. Por otro lado, en el caso de que algún jugador no pueda o quiera colocar un dinosaurio, podrá descartarlo en el río.

Cuando todos hayan colocado sus dinosaurios, los restantes se pasan al jugador de la izquierda, por lo que a todos también nos llegarán nuevos dinosaurios para seguir organizando el zoológico.

Una vez se hayan colocado 6 dinosaurios en cada tablero comienza la segunda ronda, donde los jugadores volverán a sacar de la bolsa 6 dinosaurios y jugarán como lo han hecho durante la primera ronda, pero manteniendo los dinosaurios colocados en sus tableros.

Paso a explicar las distintas áreas del tablero de verano del juego de mesa Draftosaurus:

  • El Bosque de la Semejanza: en este recinto tan solo se pueden poner dinosaurios de la misma especie.
  • El Prado de la Diferencia: este recinto puede llegar a albergar dinosaurios de distintas especies, por lo que no podremos repetir.
  • La Pradera del Amor: se colocan parejas de la misma especie hasta llegar a un máximo de 6 dinosaurios.
  • El Trío Frondoso: para puntuar hay que colocar exactamente 3 dinosaurios, sean cuales sean.
  • El Rey de la Selva: nos llevaremos 7 puntos si ponemos un dinosaurio y nuestro parque es el que más dinosaurios tiene de esa especie.
  • La Isla Solitaria: si queremos conseguir los puntos , el dinosaurio que dejemos en este recinto no puede estar en ningún otro del parque.
  • Río: no se considera un recinto del zoo pero sí puntuará con 1 punto por dinosaurio al final de la partida.

¡A tener en cuenta! El T-Rex es único y especial, de ahí que por cada recinto que contenga uno de ellos nos llevaremos otro punto adicional.

El dado, como he comentado, nos forzará a colocar un dinosaurio en un recinto del tablero salvo que seamos el que lo ha tirado o prefiramos descartarlo para no perder puntos. Este dado nos puede obligar a colocar dinosaurios en los recintos que se encuentren en el bosque (arriba) o en la llanura (abajo). También puede hacernos colocarlos en la zona de la derecha del río (en la zona de aseos) o a la izquierda del mismo (cerca de la cafetería). Por último, nos puede forzar a ponerlos en una zona dependiendo de como hayamos desarrollado el tablero colocándolo en un recinto que todavía tengamos vacío o en un lugar donde no haya ningún T-Rex.

Fin de la partida

La partida de Draftosaurus finaliza al terminar la segunda ronda, cuando todos los jugadores tienen 12 dinosaurios en sus respectivos parques. En este momento, los jugadores cuentan los puntos conseguidos en cada zona del parque según se especifica en el tablero, ganando el jugador que tiene una mayor cantidad de puntos. En caso de un hipotético empate, ganará el que tenga menos T-Rex.

Variantes

Para dos jugadores

Solo hay dos diferencias con respecto a las partidas de 3 a 5 jugadores. Se juegan 4 rondas en lugar de solo 2 y, antes de pasar los dinosaurios al otro jugador, descartaremos uno a nuestra elección.

Zoo alternativo

Cuando seáis todos unos expertos como directores de vuestros zoológicos estaréis preparados para jugar al tablero de invierno. Se juega como en el tablero de verano pero los recintos del tablero han cambiado de una estación a otra. En esta ocasión será más difícil organizar los recintos ya que las combinaciones para ordenar bien los dinosaurios serán más complejas.

Podemos jugar solo al tablero de verano o solo al de invierno, pero el juego nos recomienda también la opción de conseguir el título de mejor parque del año. Para ello se jugarán dos partidas en una, primero con el tablero de verano y luego con el de invierno. ¿Lograremos alzarnos con este preciado galardón?

Partida a 3 jugadores de Draftosaurus tablero de verano

Reseña de Draftosaurus, el juego de mesa

Para empezar me gustaría resaltar el buen trabajo que ha realizado Zacatrus con este juego. Ha conseguido sacar un juego de drafting donde, en lugar de pasarnos las típicas cartas, nos pasamos llamativos dinosaurios con los que tendremos que pensar la estrategia a seguir.  Aunque Draftosaurus sea un juego de mesa ligero (las partidas rondan los 15-20 minutos), las reglas que nos imponen el dado y los tableros, especialmente el de invierno, harán que nos tengamos que estrujar la cabeza para elegir bien los dinosaurios. Intentar conseguir el máximo de puntos es complicado si también contamos con los típicos amigos a los que les gusta mirar el tablero ajeno más tiempo de la cuenta. Organizar el zoo para evitar que el resto de jugadores nos lleguen a poner en una situación de compromiso como para que tengamos que llegar a deshacernos alguno de ellos es una tarea más difícil de lo que puede parecer, y más si queremos apurar los recintos para rascar todos los puntos.

En todo momento jugaremos todos a la vez, así que los tiempos de espera se reducen a que los más pensadores se decanten por un dinosaurio u otro. Esto, unido a la estética y mecánicas del juego hacen de Draftosaurus un juego de mesa entretenido y animado. La gran cantidad de colores que tienen los tableros y sobretodo los dinosaurios harán que el despliegue en mesa sea simplemente espectacular. Su sencillez, combinada con sus toques de complejidad en la toma de decisiones, permite que lo jueguen bien los niños de 8 años y los jugones que están haciendo tiempo para echar una partida a algún juego más denso.

Pros

  • Escalabilidad: se juega estupendamente a cualquier número de jugadores y también con cualquier tipo de jugadores gracias al tablero reversible que nos da la posibilidad de jugar partidas más complicadas o no en función del lado del tablero con el que juguemos.
  • Tiempos de espera: en todo momento jugamos todos a la vez así que resulta imposible que cualquier jugador se aburra o despiste durante la partida.
  • Estética y puesta en mesa: el juego Draftosaurus es precioso y llama mucho la atención. Una vez desplegado en mesa es imposible resistirse a echar unas cuantas partidas. La calidad de los componentes es de 10, chapó por el buen trabajo.

Contras

  • Estrategia: conforme vayamos montando el zoológico intentaremos definir una estrategia para bordar la partida. Sin embargo, dependemos del resto de jugadores para conseguir o no los dinosaurios que necesitamos, además de depender de la tirada de dado que nos puede dejar con la miel de los labios por poner ese dinosaurio que tanto necesitábamos en la pradera del amor. Despreocupémonos por hacer una partida redonda y disfrutemos del juego.
  • Interacción: la interacción con el resto de jugadores se reduce al intercambio de dinosaurios de unos con otros. Pero no olvidemos que tenemos que estar atentos a qué dinosaurios cogen los demás y donde los colocan, que así nos darán pistas de qué dinosaurios quedan en juego y nos pueden llegar.
  • Recuento de puntos: al principio contar los puntos puede llevarnos unos minutos. A medida que juguemos más partidas sabremos identificar si cumplimos con las reglas de los recintos y cuantos puntos nos corresponden de cada uno.

Mi veredicto para Draftosaurus

Y como no, llega la hora de dar mi valoración de Draftosaurus, un gran juego de mesa que nos trae Zacatrus con partidas rápidas y dinámicas y una presentación y calidad de componentes envidiable. Por todo esto y lo que ya he comentado con anterioridad le doy mi emblema de juego recomendado.

Don Meeple recomienda que lo tengáis en vuestra ludoteca
5% de descuento en ¿Jugamos una?