Nuestro querido tío se ha cogido unas vacaciones obligadas durante un par de semanas y… ¿a qué no sabéis a quién le ha dejado el timón de su restaurante? Sí, sí ¡habéis acertado! Durante dos semanas nos vamos a encargar de dirigir el restaurante mexicano más popular de la ciudad y eso que mucha idea no tenemos, pero hay trenes que solo pasan una vez y hay que cogerlos sin pensar. Pongámonos la chaquetilla de boss y hagamos que este restaurante siga funcionando como un reloj hasta su regreso. No querremos que nuestra valoración en TripAdvisor acabe por los suelos. ¿A qué no?

Así se nos presenta este Crazy Taco de CtrlAltCreative, un juego de gestión de recursos en el que lo daremos todo para que los clientes salgan con una sonrisa de oreja a oreja y con ganas de repetir. Ya estoy viendo la cara de sorpresa de nuestro tío cuando vuelva.

Portada de Crazy Taco
Número de jugadores:1 – 2
Duración:30 minutos
Edad mínima:8 años
Género:gestión de mano
dice rolling
worker placement
Complejidad:1,90 / 5
Editorial:CtrlAltCreative
Diseño:Jesús Álvarez
Ilustración:Jaime González
Mariano Saura
Precio recomendado:16,16€

Preparación de partida

A continuación voy a explicar todo lo que engloba al juego en solitario para más adelante, en la variante para 2, explicaros cómo funciona la versión para jugar en pareja.

Comenzamos desplegando el tablero de juego en la mesa y colocando los componentes básicos sobre él. Situamos el lápiz en las 8 estrellas de la tabla de popularidad (ya os avisé que el restaurante es lo mejor de lo mejor), el marcador de horas en la casilla cero de la sala de descanso y los 2 clientes iniciales (con el reverso Welcome) al azar en las dos primeras casillas del mostrador.

Hecho esto, dejamos a un lado los billetes, los dados y los dos mazos de cartas boca abajo, uno con las cartas de tareas y otro con las de clientes, donde incluiremos al azar una de las cartas de inspección. Con todo listo es la hora de abrir las puertas de Crazy Taco.

¿Cómo se juega a Crazy Taco?

Una partida a Crazy Taco se desarrolla a lo largo de tantos turnos como sean necesarias hasta que hayamos atendido hasta el último cliente o bien hasta que la valoración del restaurante caiga hasta 1 estrella.

Cada turno se divide a su vez en 3 fases:

Fase 1: clientes

Al inicio del turno, a excepción del primero donde ya contamos con los 2 clientes iniciales, revelamos la carta superior del mazo de clientes y la colocamos en el hueco libre de color verde más a la derecha del mostrador. ¿Y qué pasa si están todos los espacios ocupados? El nuevo cliente no puede esperar para entrar y empuja a los demás, echando del establecimiento al cliente de la primera casilla y nos llevamos la consiguiente penalización de 1 estrella en la tabla de popularidad.

Por otro lado, es importante que nos fijemos en la carta de cliente para saber cuál es su pedido, cuánto vamos a cobrarle y no olvidemos echar un vistazo al monitor, ya que a veces vienen acompañadas de ciertas complicaciones para que la partida sea más picantona:

  • Tarea: si en el monitor aparece la nota de tarea (post-it azul), cogemos la primera carta del mazo correspondiente y la ponemos en la puerta del almacén (en la parte inferior-exterior del tablero). En el caso de que ya hubiera una tarea en la puerta del almacén descartamos la anterior no sin antes sufrir la penalización indicada en la carta, ya sea en forma de estrellas, multa o ambas.
  • Open: Crazy Taco se empieza a apretar. Cuando se juegue una carta de cliente que muestre el monitor rojo revelamos un nuevo cliente, y si sale otra con el mismo monitor también, lo cual provocaría una avalancha de clientes y tal vez la salida de más de uno que no hayamos atendido.
  • Penalización: normalmente al no cumplir una carta de cliente perdemos 1 estrella pero, en ocasiones, el monitor nos puede indicar que el castigo puede ser de hasta 2 estrellas.

En el mazo de clientes podemos encontrarnos otro tipo de cartas:

  • Cartas de bonus: estas aparecen en el área de clientes cuando sacamos nuevas cartas al inicio del turno. Se identifican fácilmente por el símbolo de post-it verde indicado en la parte inferior izquierda de la propia carta.
  • Cartas extra: cuando se revela tenemos la opción de comprarla y supone un incremento de nuestro nivel de producción si sacamos de aquí en adelante la combinación de dados indicada.
  • Inspector: solo hay uno por partida y en cuanto salga, si cumplimos su requisito, tenemos que abonar el importe total, de lo contrario nos bloquea a nuestro becario.

Fase 2: dadetes

Como gerentes de Crazy Taco tenemos a nuestras órdenes 5 trabajadores (dados) que realizarán diferentes tareas a lo largo de la jornada laboral:

  • Un encargado (color verde) que principalmente gestiona el dinero aunque también sirve comida, bebida y hace de comodín.
  • 3 empleados (color crema) que hacen un poco de todo (servir bebida, gestionar dinero, hace de comodín y descansa) pero sobre todo sirve comida.
  • Un becario (color rosa) que reparte su tiempo a partes iguales entre servir comida, bebida y hacer de comodín.

Cogemos todos los dados que tenemos disponibles, los lanzamos y nos disponemos a colocarlos donde consideremos oportuno. Digo disponibles ya que puede que tengamos algún trabajador ocupado en alguna tarea, descansando o simplemente nos interesaba el resultado de un turno anterior y decidimos mantenerlo. Dicho esto, veamos para qué los vamos a utilizar no sin antes recordar que tenemos que mirar la carta del menú del reverso del manual por si nuestra combinación de dados nos puede otorgar alguna mejora.

Los dados nos servirán para:

  • Atender pedido: si servimos el pedido al cliente se entregan todos y cada uno de los productos que pide en este mismo turno (comida y bebida). Si contamos con al menos uno de los productos que pide, podemos utilizar los comodines para cubrir el resto del pedido.
  • Cobrar pedido: para cada cliente solo necesitamos utilizar un dado con billete.

PD: en un mismo turno, y si tenemos los recursos suficientes, es posible atenderle y cobrarle a la vez, ingresando en la caja el importe indicado en la carta de cliente. Si por el contrario nos queda pendiente alguna de estas dos acciones, giramos la carta 90º dejando en la parte superior el lado de la acción que nos queda pendiente para próximos turnos.

  • Realizar tarea: si actualmente hay una tarea en la puerta del almacén podemos emplear un dado para activarla. En este caso, ponemos la carta de tarea sobre uno de los dos post-it azules del tablero y colocamos el dado con el lado indicado en la carta en la primera casilla (lado superior izquierda).
  • Cartas bonus: si queremos sacar la carta de la fila y que no nos ocupe un hueco más, colocamos sobre la carta el dado con el lado indicado y lo llevamos a uno de los 2 post-it verdes del tablero.

Fase 3: gestión

Esta sería la fase de mantenimiento antes de empezar un nuevo turno.

  • Desplazamos los dados a la siguiente casilla de las cartas de bonus, tarea y zona de descanso. Si el dado sale de la última casilla lo recuperamos.
  • Si durante esta tirada hemos sacado un dado de descanso lo ponemos en la primera casilla del área de descanso.
  • Movemos los clientes hacía la derecha ocupando los espacios libres. Si el cliente de la primera casilla sigue en ella, lo desplazamos al primer nivel de paciencia (amarillo), pero si ya estaba en ella lo movemos al segundo nivel de paciencia (rojo), lo que provoca que el cliente salga de la fila y recibamos la penalización disminuyendo nuestra valoración.

A lo largo de la partida es conveniente gastar dinero para mejorar la puntuación del restaurante, sacar a un trabajador del área de descanso o bien relanzar los dados.

Fin de la partida

La partida termina con éxito si acabamos el mazo de clientes y todavía tenemos una valoración de al menos 2 estrellas pero, si durante la partida caemos hasta 1 estrella, el final de partida se precipita y habremos llevado el restaurante de nuestro tío a la ruina.

Variante para 2 jugadores

En esta variante los jugadores se batirán en duelo, uno será el gerente del restaurante y el otro hará de cliente. El setup es muy similar y solo haremos un pequeño ajuste en la elaboración del mazo de clientes quitando una serie de cartas e incluyendo las de prepago.

El gerente juega tal y como hemos visto en el modo en solitario mientras que el cliente por su parte tiene a su disposición el mazo de clientes del que irá robando cartas hasta completar su mano de 5, encargándose durante toda la partida de elegir qué clientes envía al restaurante para intentar que el gerente fracase en su gestión.

Reseña del juego de mesa Crazy Taco

En Crazy Taco nos ponemos al mando de uno de los restaurantes más tops de la ciudad para echar una mano en el negocio familiar mientras nuestro tío se ausenta. Partiendo de una valoración de 8 estrellas haremos lo imposible para que la puntuación del establecimiento disminuya lo menos posible y así mantener su prestigio intacto.

Para ello contamos con 5 trabajadores a nuestro cargo en forma de dados, los cuales tienen lados variables siendo el encargado el dado con mayor probabilidad para pagar a proveedores y cobrar a los clientes, los empleados hacen un poco de todo pero de vez en cuando se escaquean para descansar y el becario solo atiende los pedidos de los clientes, por lo que no toca la caja y tampoco descansa. Es por ello que hay que gestionar muy bien los recursos disponibles y tener presente en todo momento qué dados perdemos temporalmente cubriendo una tarea o bonus para no quedarnos bloqueados en ciertas fases de la partida. Y es que si usamos al encargado para activar cartas como la llave de la sala de descanso, tendremos menos opciones de cobrar a los clientes durante unos cuantos turnos, así que no usemos los dados a lo tonto y pensemos más allá del turno en curso.

De este modo, usaremos nuestros dados para atender y cobrar a tiempo a los clientes antes de que se cansen de esperar, tirar la basura, pagar a los proveedores, hacer repartos a domicilio, limpiar… ¿Cuánto trabajo verdad? ¡Pues algún empleado osará sacar tiempo para descansar! Al principio todo parece tranquilo y bastante sencillote, pero a medida que avanza la partida y en función de las cartas que se revelen podemos encontrarnos con una estampida de clientes y muchas minitareas que saturarían al mismísimo Martín Berasategui. Es ahí donde entra en juego la gestión de dados y nuestra capacidad de priorizar acciones intentando que nuestra reputación se altere lo menos posible, llegando incluso a sacrificar algún cliente en el momento justo para evitar una hecatombe mundial.

Los dados son el eje del juego, por lo que como es de esperar el azar tiene un peso considerable en el transcurso de la partida. Este se «controla» con la carta de menú donde encontramos distintas combinaciones que canjeamos por otras opciones que pueden interesarnos. Sin embargo, al requerir la mayoría de ellas 3, 4 y hasta 5 dados no suelen ser muy utilizadas, y menos cuando tenemos algún dado bloqueado y no podemos hacer uso de todos. Así, la mejor manera de intentar salvar el turno es gastar 3$ para repetir tirada, sin duda una opción que usaremos recurrentemente y que será clave para seguir avanzando turnos y llegar a tiempo a todo.

Pros

  • Sencillez: una vez le pillas el punto a este Crazy Taco los turnos se juegan a buen ritmo y con velocidad, pero no pongamos el piloto automático si no queremos saltarnos por alto nada.
  • Aprieta: a pesar de que se juega con facilidad, conforme se acumula el trabajo en el restaurante tendremos que tirar de estrategia y decidir a qué destinamos cada trabajador para salir airosos y terminar la partida con una puntuación más o menos decente.
  • Temática: el tema está muy bien implementado y realmente nos hace sentir que estamos gestionando un restaurante mexicano.

Contras

  • Manual: el juego es fácil de jugar pero no tanto de aprender. La estructura del reglamento y la explicación del juego complican su aprendizaje. Este se puede mejorar ya que tras leerlo 3 veces, todavía había aspectos del juego que no terminaba de comprender.
  • Azar: la aleatoriedad de los dados y del mazo de clientes hacen que haya fases de la partida relativamente sencillas que jugarías con los ojos cerrados y otras donde directamente pierdes 2 estrellas de golpe encadenando un par de cartas open seguidas o sucesivas malas tiradas de dados.
  • Variante a 2: el rol de gerente es mucho más entretenido y dinámico que el de cliente, así que es normal que a este último se le haga la partida más larga.

Mi veredicto

Y con esto terminamos esta reseña de Crazy Taco, un juego de gestión de recursos, sencillo y con su toque de estrategia en el que tiraremos de dados para hacer frente a todas las tareas que nos encontramos en el día a día de un restaurante del más alto nivel. Un solitario entretenido, con una temática bien implementada que hará las delicias de los amantes de la comida mexicana pero con sensaciones opuestas según cómo haya influido el azar durante la partida. Por todo ello le doy mi emblema de juego aprobado.

Este juego no está mal, al menos probadlo
5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace