Llega el último mes del calendario maya y, en la ciudad de Nakum, los clanes se preparan para disputarse el favor de los dioses. ¡No hay tiempo que perder! Vayamos a explorar territorios desconocidos para cazar y recolectar recursos, incluso deberíamos de hacer algún sacrificio para depositar las mejores ofrendas en la pirámide. ¿Algún voluntario?

Así se nos presenta Nakum, un juego de Noobminis que se ha financiado recientemente a través de Verkami y que publicará Eclipse Editorial. En él, nos encontramos ante un euro ligero de gestión de trabajadores donde cada acción, que se va bloqueando a nuestro paso, nos otorgará recursos que canjearemos por mejoras en el mercado y finalmente por ofrendas que nos darán el empujón que necesitamos para venerar a los dioses. ¿Conseguiremos que los dioses estén orgullosos de nuestra familia?

Portada de Nakum
Número de jugadores:2 – 4
Duración:20 – 45 minutos
Edad mínima:12 años
Género:worker placement
Complejidad:1,67 / 5
Editorial:Eclipse Editorial
Diseño:Carlos Viedma
Ilustración:Carlos Viedma
Precio recomendado:19€

Preparación de partida

En primer lugar montamos el tablero de juego, colocando en el centro de la mesa la loseta de pirámide y, adyacentes a esta, ponemos al azar y boca abajo 6 de las 8 losetas de jungla. Las demás se devuelven a la caja del juego, pues no se usarán durante esta partida.

Mezclamos las cartas de ofrenda y de mercado por separado, formando mazos independientes que dejamos a un lado del tablero. Revelamos 2 cartas de ofrenda y 5 de mercado, siendo estas las cartas disponibles al inicio de la partida.

A continuación pasamos a preparar la reserva. En ella ponemos todos los tokens de recursos, los PV, 2 trabajadores por jugador y los cubos negros de bloqueo, poniendo un cubo en la casilla de acción aumentar el clan, tal y como veremos en la siguiente imagen.

Cada jugador recibe los 2 meeples restantes de su color, su tarjeta de clan (carta de referencia) y 3 cartas al azar de patrimonio, de las cuales revela una para toma los recursos o PV indicados (las otras 2 las mantiene ocultas en su zona de juego).

Por último, el jugador inicial recibe el K’ukulkan (token de primer jugador) y voltea una de las 6 losetas ocultas. También, en partidas a 3 y 4 jugadores, el segundo jugador gira una adicional.

Con todo listo comenzamos a jugar a Nakum.

¿Cómo se juega a Nakum?

Una partida a Nakum se desarrolla a lo largo de tantas rondas como sean necesarias hasta que un jugador completa su segunda ofrenda. La ronda se divide a su vez en 2 fases.

Fase de día

Empezando por el jugador inicial y en sentido horario, en nuestro turno tenemos que realizar una única acción que nos llevará a poner de 1 a 2 trabajadores en alguna de las opciones disponibles del tablero para conseguir recursos o PV, las cuales son:

  • Básicas: colocamos 1 trabajador y recibimos el recurso (maíces, pieles de jaguar, máscaras de jade o PV), usamos una carta de patrimonio o compramos una del mercado. Una acción que ya esté ocupada queda bloqueada durante el resto de la ronda.
  • Campamentos: si algún meeple ocupa una de las casillas básicas de la misma loseta, podemos jugar nuestro trabajador en la hoguera, escogemos entre los 2 beneficios y tapamos el recuadro con un cubo negro (este no puede usarse durante toda la partida, o al menos a priori).
  • Especiales: tienen sus propias reglas.
    • Aumentar el clan: pagamos el coste indicado en nuestra tarjeta de clan y usamos 2 trabajadores para contar, a partir de la próxima ronda, con un trabajador adicional. Bloqueamos la acción con un cubo negro.
    • La pirámide: si tenemos los recursos necesarios para comprar una carta de ofrenda, ponemos 2 trabajadores en la pirámide, pagamos el coste (en ocasiones tendremos que sacrificar un trabajador) y nos llevamos la carta a nuestra zona de juego. Esta es la única acción que no tiene límite de uso.
    • El sumo sacerdote Pituk: esta acción se habilita cuando todas las losetas se han descubierto. Colocamos un trabajador, bloqueamos la acción y recibimos 1 PV. Además, elegimos si queremos volver a mezclar el mazo de mercado para revelar nuevas cartas o si descartas las 2 ofrendas para reponerlas con 2 nuevas.
    • Jugador inicial: gastamos un trabajador, colocamos un cubo negro y en la siguiente ronda pasaremos a ser el jugador inicial.
  • Explorar: jugamos uno de nuestros trabajadores sobre una loseta que esté aún boca abajo y nos llevamos 1 PV.

Algunas acciones básicas y de campamentos nos van a permitir jugar cartas de patrimonio de nuestra mano, recibiendo los recursos de inmediato, y obtener cartas del mercado, las cuales nos da beneficios gratuitos o que requieren de un pago previo. A su vez, algunas cartas de mercado nos ayudarán a desbloquear las acciones que hemos ido bloqueando a medida que avanza la partida, teniendo la posibilidad de utilizarla de nuevo.

Todas las cartas que adquirimos, debemos guardarlas en nuestra zona de juego, ya que algunas nos pueden llegar a reportar PV.

Así, iremos jugando turnos sucesivos hasta que ningún jugador tenga trabajadores desocupados. En tal caso, pasamos a la fase de mantenimiento.

Fase de noche

  • Recuperamos nuestros trabajadores.
  • Si hemos sacrificado algún trabajador, lo colocamos en la reserva general para que vuelva a estar disponible.
  • Volteamos las losetas exploradas.
  • Reponemos los huecos libres del mercado y de ofrenda si los hubiera.

En la primera fase de noche, además de estas acciones también habilitamos la acción aumentar el clan que bloqueamos al inicio de la partida.

Fin de la partida

Cuando un jugador consiga su segunda ofrenda, terminamos la ronda y pasamos al recuento final. Para determinar el ganador de Nakum, se tienen en cuenta los PV de:

  • Las cartas de ofrenda conseguidas.
  • Las cartas de mercado adquiridas.
  • Las fichas de PV.
  • Los recursos sobrantes nos otorgan puntos adicionales, al igual que haber finalizado la partida con los 4 trabajadores en nuestro poder.

El jugador con más PV habrá ganado la partida.

Reseña del juego de mesa Nakum

En el día de hoy hablamos de Nakum, un juego de Noobminis que acaba de terminar su campaña de Verkami y que finalmente será publicado por Eclipse Editorial.

Nakum nos ha sorprendido por su sencillo y facilidad para introducir dos mecánicas fundamentales en los euros como son la colocación de trabajadores y la gestión de recursos en un juego ideal para iniciar a esos jugadores que quieran tantear el mundo de los eurogames.

Empezamos la partida con solo 2 trabajadores pero, a medida que pasan las rondas, podemos ir sumando hasta 2 nuevos miembros a nuestro clan. Así logramos incrementar el ritmo de obtención de recursos y su consiguiente intercambio por PV, principalmente por medio de las preciadas ofrendas que son el grueso de la puntuación.

Sin embargo, no hay que obcecarse en conseguir recursos solo para llevarnos cuanto antes las cartas de ofrenda, con la consiguiente satisfacción al “robarle” a otro jugador la carta por la que había estado ahorrando durante un par de rondas. Tenemos que saber aprovechar cada jugada y no dejar de lado las demás alternativas, pues cada ofrenda nos consume 2 trabajadores y hay más opciones entre las que elegir que pueden resultar interesantes.

Buena muestra de ello fue la primera partida que jugué con Doña Meeple a Nakum, donde me centré en las ofrendas y ella, poquito a poquito, fue adquiriendo cartas del mercado que también le otorgaban puntos, explorando otros territorios y una ofrenda final que le permitió ganarme de forma ajustada.

Pros

  • Accesibilidad: reglas simples y acciones muy concretas, lo que posibilita jugarlo a un ritmo bastante rápido con el que comenzaremos a introducir en este tipo de juegos a nuestros amigos menos jugones y también a los pequeños de la casa. Y es que, a pesar de que se recomienda para mayores de 12 años, se puede jugar con incluso a partir de 9.
  • Escalabilidad: aunque el tablero y la cantidad de cartas visibles no varía, el juego se puede jugar perfectamente al rango completo. A 2 las partidas son más controlables, mientras que a 4 hay más tensión por ocupar esos espacios más demandados y sobre todo porque no nos quiten las cartas que queremos.
  • Bloqueos: los dichosos cubitos molestan tanto como divierten. Para mi gusto uno de los puntos fuertes del juego que meten ese toque de puteo que tanto me gusta, adelantándonos en el momento preciso para que otro jugador no pueda hacer la acción adecuada y que tenga que buscar otra vía de escape para completar su jugada.

Contras

  • Variabilidad: aunque no siempre juguemos con la misma disposición de losetas y tanto el mercado como las ofrendas también varían entre partidas, falta que estas sean más variadas para que las partidas sean más diferentes entre sí.

Mi veredicto

Y con esto ponemos punto y final a esta reseña de Nakum, un eurogame ligero y apto para un público menos jugón en el que cazaremos, cosecharemos, exploraremos y ofreceremos sacrificios a los dioses para ganarnos su gloria. Un juego rápido y entretenido que llegará a finales de año de la mano de Eclipse Editorial, quien ya ha confirmado que además se va a encargar de realizar una serie de mejoras en el diseño gráfico del juego. Por ello, le doy mi emblema de juego recomendado.

Os recomiendo este juego para vuestra ludoteca
5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace