Si habéis tenido la fantástica suerte de visitar las tierras escocesas, seguro que ¡os habéis enamorado de ellas! Su naturaleza salvaje y tan hermosa se presenta en este juego, que evoca su esencia a la perfección. En Isla de Skye, un juego de mesa de la editorial SD Games, nos convertiremos en el líder de uno de los clanes escoces de esta famosa isla, quien conquiste más territorio y comercie con más inteligencia se convertirá en el gran rey de Skye. ¡Rápido el trono espera su rey o reina!

Número de jugadores:2 – 5
Duración:60 minutos
Edad mínima:8 años
Género:subasta
colocación de losetas
set collection
Complejidad:2,23 / 5
Dependencia idioma:baja
Editorial:SD Games
Diseño:Alexander Pfister
Andreas Pelikan
Ilustración:Klemens Franz
Precio recomendado:26,99€
Portada de Isla de Skye

Preparación de la partida de Isla de Skye

En primer lugar, mencionar que su presentación en mesa durante y tras finalizar la partida es preciosa, construyendo cada clan su territorio escocés con pequeños o grandes lagos (algunos conseguirán llegar a la altura del famoso Lago Ness), cadenas de montañas, colinas de pasto y, en definitiva, un bello paisaje de conquista.

Este juego de mesa cuenta con un tablero reversible para 2-4 jugadores o 5 jugadores, en el que se muestran los puntos de victoria, el marcador de rondas y las losetas de puntuación. Me paro a explicar que la rejugabilidad en este juego es altísima, ya que al comienzo de cada partida se eligen a ciegas 4 losetas de puntuación que marcarán el destino del juego.

Por otro lado, en Isla de Skye cada jugador elige el color y apellido de su clan, pero antes de comenzar su andanza hacia el trono, coloca en su zona de juego su loseta inicial de castillo, su pantalla de juego (para ocultar su estrategia hasta el final) y un hacha como marcador de descarte de losetas. Empieza la acción el jugador más joven.

Por último, todas las losetas de paisaje se meten en la bolsa de tela, pues la contienda por el mejor territorio para el reino juega con el azar.

Así comienza una partida de Isla de Skye una vez colocado todo

¿Cómo se juega? Desarrollo de una partida

En el juego de mesa Isla de Skye debemos pasar de ser el líder del clan a convertirnos en el gran rey de la isla. Para ello, conquistaremos su territorio comerciando con los contrincantes y consiguiendo ganancias para comprar losetas con barcos, granjas, torreones, barcos, animales, barriles de whisky… Esto logrará mejorar nuestra reputación para ser el próximo rey.

La partida se desarrolla durante 5 o 6 rondas según el número de jugadores, teniendo cada una de ellas las mismas fases, que son:

  1. Ingresos: las ganancias que se reciben vienen marcados en el territorio de juego, por el castillo conseguimos 5 monedas de oro y por cada loseta con barriles de whisky conectada al castillo se percibe 1 oro adicional, ¡un buen rey escocés tiene el mejor whisky! Además, para alentar a los jugadores más retraídos en la puntuación,  a partir de la ronda 3 se recibe oro adicional por cada jugador que nos supere en puntos, cifra que irá aumentando en cada ronda. Así la disputa seguirá igualada hasta el final, no hay que confiarse por ser el primero.
  2. Comerciar las losetas: se extraen 3 losetas de la bolsa al azar, cada jugador las coloca delante de su pantalla de juego ofreciéndolas a sus oponentes. A su vez, debemos decidir cual vamos a desechar (¡atención! este paso es muy importante tanto para la estrategia como para hundir el plan de los contrincantes, no lo hagáis a la ligera) y establecer un precio para las otras 2 losetas. Este precio puede ser justo o no, según tu interés o tu estrategia, colocando como mínimo una moneda.
  3. Descartar una loseta: la loseta marcada con la hacha se descarta a la bolsa de nuevo, mezclando su contenido.
  4.  Comprar una loseta a un oponente: el jugador inicial de cada ronda, comienza eligiendo la loseta que quiere comprar a otro jugador, solo se puede comprar una loseta, aunque sé que siempre es tentador y necesario querer hacerse con más, pero así es el juego. Muy atentos a los precios, algunas losetas suculentas pueden estar tiradas en el mercado o la de nuestro interés subida por las nubes, es importante elegir bien. Al jugador que se le compra la loseta recibe el dinero establecido por ella y el pago de su oponente, es decir, se hace con el doble de dinero pujado por ella. Si nadie compra nuestras losetas, nosotros mismos pagamos a la banca el dinero establecido y nos la quedamos sí o sí. Como aclaración, no es obligatorio comprar, podemos pasar turno.
  5. Construir el reino en la Isla de Skye: este es la parte más divertida, es la hora de colocar las losetas que nos hemos quedado y ver si han sido un acierto o no. Toca jugar al tetris intentando encajar las nuevas losetas con el territorio ya formado. Los tipos de terreno deben coincidir (pasto, montaña y agua), pero no es necesario continuar los caminos. Atentos a las losetas de puntuación, quizás premien que las zonas estén completas, es decir, cerradas totalmente. Si una de las losetas se resiste y no podemos colocarla tenemos un problema, la perderemos sin ganar dinero ¡sorry!
  6. Recuento de puntuación: después de cada ronda de juego, se hace un recuento de los puntos de victoria logrados por cada jugador dependiendo de las losetas que estén activas en el tablero durante esa ronda. Cada loseta se usa solamente 3 veces por partida. Tras la última ronda se realiza un recuento final.

Fin de la partida

Para conseguir el trono de Isla de Skye, hay que acumular durante las rondas de juego la mayor cantidad de puntos de victoria. Además, tened en cuenta que quedan unos puntos extras a repartir que muchas veces sorprenden con remontadas épicas. Estos puntos son los otorgados por el oro acumulado (5 oros equivalen a 1 punto) y las losetas de pergamino, ¡ojo! si el pergamino está en una zona completa recibimos el doble de puntos.

En caso de empate, el pueblo elegirá al rey más rico (el oro sobrante rompe el empate), pues es sabido que con dinero en las arcas reales el pueblo es más feliz.

Variante del juego

Según el número de jugadores la partida al juego de mesa Isla de Skye tendrá una duración de 5 o 6 rondas. De 2 a 4 jugadores utilizaremos un reverso del tablero de juego y el juego tendrá 6 rondas. Para una partida de 5 jugadores, usaremos el lado adverso y su duración se reduce a 5 rondas para hacerlo más ligero y rápido. Cambia ligeramente también el ingreso de oro adicional a los jugadores más retraídos en la partida.

Desarrollo de una partida en curso de Isla de Skye

Reseña del juego Isla de Skye

En primer lugar, resaltar en esta reseña sobre Isla de Skye que es un juego de mesa divertido y estratégico, podéis jugarlo sin comeros mucho el “coco” pero, si queréis ganar, debéis plantearos seriamente las decisiones a corto y largo plazo. En cada ronda se cambia el modo de puntuación, lo que no hace tan sencillo montar la estrategia de juego. Además, se trata de un juego de colocación de losetas, por lo que podemos compararlo con el rey de esta temática: el juegazo Carcassonne. Pero las comparaciones son odiosas amigos, y es que su sistema de obtención de losetas a través de una subasta grupal lo hace único y diferente. La emoción está servida, pues dependemos en parte de lo que nos dejen los demás para hacernos con el mejor territorio escocés. Es difícil tasar las losetas a un precio justo (o no tan justo) según nuestro interés o por fastidiar a los rivales, pues ¡en la guerra y en el amor todo vale! y estamos ante una guerra de clanes por el trono de Skye. Por ello, consiguió llevarse el reconocimiento como el Juego del Año en 2016 (Kennerspiel des Jahres) en Alemania.

Otros de los puntos a destacar en la reseña de este juego de mesa es su gran rejugabilidad, cada partida nos hace replantearnos nuestras estrategias anteriores ya que las losetas de puntuación cambian, dándole un aliciente enorme a la hora de jugarlo una y otra vez. Su estética también me gusta, y es que entre todos construiremos nuestra tierra escocesa con sus playas, verdes colinas, impresionantes montañas y ríos. Al colocar sus losetas, creando estos paisajes, nos sentiremos realmente los reyes de esas tierras.

Por último, deciros que si os hacéis con este juego vais a disfrutar y sumergiros en su magia escocesa, es un juego fácil pero a la vez complejo en sus decisiones de juego si queréis optimizar las losetas y acabar siendo el rey de estas tierras.

Pros

  •  Puesta en mesa o preciosa visual: me encanta una vez finalizada la partida, observar la mesa de juego de Isla de Skye, ver como cada jugador ha montado su estrategia para construir su territorio, y es que las losetas inspiradas en la naturaleza escocesa son majestuosas.  
  • Rejugabilidad: es el mejor punto a resaltar en este juego, y es que como ya he comentado cada partida es completamente diferente, cambian las losetas de puntuación y la suerte o no en robar losetas de terreno, marcará el rumbo de la partida.
  • Estrategia: en este juego de mesa compites con tus rivales por el trono, pero no siempre se puede hacer con todos los recursos para ello, así que debemos jugar bien nuestras cartas (o losetas en este caso) para decidir el caballo ganador. Muy atentos a las losetas que puntuarán en el futuro, no solo en las de cada ronda.

Contras

  • Espacio: antes de jugarlo hay que tener en cuenta que vais a necesitar una mesa amplia para el despliegue de losetas de territorio que cada jugador construirá. Todo ello con gran valor visual y atractivo, pero que en ocasiones entorpece el poder jugarlo en cualquier momento, lugar u ocasión
  • Tiempos de espera: la meditación de cada jugador en las decisiones de compra o colocación de losetas puede ralentizar el juego un poco, pero con unas quejas o reloj de arena esto se puede solucionar.
  • Escasa interacción entre jugadores: la construcción del territorio del reino es de forma individual, es decir, cada jugador con sus losetas adquiridas crea su propio reinado, por lo que la confrontación entre jugadores se lleva a cabo en mayor medida solamente durante el comercio de losetas.

Mi veredicto para Isla de Skye

Para cerrar este reseña, os quiero dar mi valoración final para el juego de mesa Isla de Skye, resaltando sus magníficas cualidades, rejugabilidad y estrategia, creo que es bien merecido otorgarle mi emblema de juego recomendado.

Don Meeple recomienda que lo tengáis en vuestra ludoteca
5% de descuento en ¿Jugamos una?