Mmm… ¿Quién puede resistirse a una tentación chocolateada? Truffle Shuffle nos trae a la mesa una magnífica variedad de cartas trufadas, que se hacen deliciosas en mano e irresistibles. “La vida es como una caja de bombones” como decía Forrest Gump, nunca sabemos lo que nos va a tocar, pero aprovechemos cada bocado y pongámonos las botas con cada bombón. Esto mismo ocurre en este exquisito y adictivo juego de mesa. ¿Vamos a probarlo?

Truffle Shuffle es un juego de mesa de la editorial Arrakis Games en el que debemos coleccionar cartas y crear mezclas de trufas para llevarnos el mayor botín en monedas de chocolate. Con una manera de puntuar las combinaciones similar al póker, intentaremos durante 3 rondas conseguir escalera real (grande), escalera de color, parejas de 2, tríos de 3, entre otras. Utilizaremos para construir estos combos las cartas robadas (a veces a la vista, otras ocultas) de un tablero común escalonado y variable, así como debemos aprovechar algunas de las habilidades especiales que algunas trufas ofrecen. Un gran festín en mesa con este filler de cartas trufadas.

Portada de Truffle Shuffle
Número de jugadores:2 – 4
Duración:15 – 30 minutos
Edad mínima:14 años
Género:draft
set collection
Complejidad:1,38 / 5
Editorial:Arrakis Games
Diseño:Molly Johnson
Robert Melvin
Shawn Stankewich
Ilustración:Dylan Mangini
Precio recomendado:16,96€

Preparación de partida

Comenzaremos con la formación de los diferentes niveles de trufas para cada ronda, como en toda caja de bombones acceder a algunas trufas no es tarea sencilla debemos sobrepasar otras plantas para llevar a la desea. Por tanto, en cada ronda creamos con las cartas de trufas barajadas nuestro tablero modular, con exactamente unas 39 cartas en 6 filas sobrepuestas, cubriendo una parte de la fila anterior y formando una especie de pirámide. En la 1º fila situaremos 4 cartas boca arriba, la 2º unas 5 cartas boca abajo, la 3º con 6 cartas boca arriba, la 4º con 7 cartas boca abajo, la 8º con 8 cartas boca arriba y la última, 9º fila tiene 9 cartas boca abajo. El resto de mazo, se usa en las posteriores rondas de la partida a Truffle Shuffle.

Por otro lado, organizamos con las monedas de chocolate el banco, situándolo al alcance de todos los jugadores. De esta reserva, al inicio de la partida cogemos según el número de jugadores un determinado número de monedas de bonificación, que recibirán los jugadores más rápidos en lograr combinaciones/grupos de al menos 4 trufas, robando de forma adicional una de estas monedas.

  • 2 jugadores: 1 moneda de 2$ y 2 monedas de 1$.
  • 3 jugadores: 2 monedas de 2$ y 2 monedas de 1$.
  • 4 jugadores: 2 monedas de 2$ y 3 monedas de 1$.

Se colocan en este orden, para que los primeros jugadores sean los más recompensados, y debajo del tablero de cartas.

Por último, se reparten las cartas de referencia a cada jugador. En una de ellas aparece el símbolo de jugador inicial, siempre se debe tomar esta para la repartición. Se entregan de forma oculta estas cartas de ayuda y al jugador que le haya tocado el icono del busto se convierte en el jugador inicial para la 1º ronda del juego de mesa Truffe Shuffle.

Pirámide lista para jugar a Truffle Shuffle en pareja

¿Cómo se juega a Truffle Shuffle?

Durante la partida a Truffle Shuffle nuestro objetivo de juego es seleccionar por turnos las trufas del tablero común que mejor se adaptan a nuestra estrategia de combinación para puntuar. Sin embargo, la tarea no es tan sencilla tendremos que lidiar con cartas boca abajo con información oculta y los robos de los rivales de los chocolates más suculentos. Para ser eficaces debemos tener siempre un ojo en la gestión de nuestra mano y otro a los movimientos de los contrincantes a la caja de trufas común creada con las cartas. Además, existen cartas con números, modificadores y acciones especiales que le dan mayor juego aún a este apetecible juego de mesa.

Números Especiales

  • Arcoíris: al contener todos los colores (verde, púrpura, naranja o rosa) se considera una carta comodín de color, pudiendo usarla como el cualquier color a nuestra elección.
  • Cualquier número: al igual que la anterior pero en esta ocasión podemos elegir el número de esta carta a nuestro gusto, indicándolo con el símbolo #.
  • Duplicado: esta carta imita en número a otra carta usada en el pedido, no obstante el color no es modificable.

Modificadores Especiales

  • Cambiar color: esta carta de un solo uso tiene la habilidad de modificar el color a otra, sin afectar al número. Debe usarse a la vez que la carta a modificar.
  • Cambiar número: similar a la acción anterior, pero afectando al número de la carta elegida del 1 al 5, elegiremos su valor numérico.

Acciones Especiales

  • Coger 2: cogemos 2 cartas del tablero común, de 1 en 1, pudiendo completar pedido después.
  • Pasar: jugamos la carta boca arriba, anulando nuestro turno actual (no robamos, ni completamos pedido). Sin embargo, en el turno posterior robamos 3 cartas, de 1 en 1, y ahora sí tenemos la posibilidad de completar pedido con las cartas en mano.

Una vez conocidas estas habilidades singulares de algunas de las cartas de Truffle Shuffle, vamos a conocer cómo se desarrolla un turno de juego, que se puede dividir para facilitar su comprensión en 2 sencillas fases:

Competición de trufas por conseguir el mayor número de monedas de chocolate

Fase 1 – Coger/Jugar carta

Solamente podremos realizar 1 de estas opciones: coger una carta del tablero común o jugar una carta de acción especial de nuestra mano (anteriormente robada).

Con la primera alternativa, elegimos 1 carta de trufa accesible de la caja común para añadirla a nuestra mano de cartas. De esta forma, además de aumentar las trufas en nuestro poder, damos acceso a nuevas cartas en el tablero.

En lugar de robar carta podemos usar 1 carta de nuestra mano, usando en esta opción las cartas especiales de Coge 2 o Pasar. Con la carta de Coge 2, elegimos 2 trufas del tablero común, haciendo de 1 en 1 para abrirnos nuevas posibilidades de robo. Por otro lado, con la carta de Pasar nos saltamos nuestro turno actual, sin poder coger carta ni completar pedido. Sin embargo, en el siguiente seleccionamos 3 trufas de la caja común de 1 en 1 y tenemos la oportunidad de completar pedido (puntuar combo).

Fase 2 – Completar pedido

Tras realizar 1 de las acciones anteriores, excepto la carta de Pasar, podemos de forma opcional completar 1 pedido. Esto consiste en descartarnos de los combos de trufas creados con nuestras cartas acumuladas en mano para ganar puntos de victoria, en forma de monedas de chocolate. Además, para formar las combinaciones de trufas más fructíferas podemos usar las cartas de números y modificadores especiales, que nos facilitarán la jugada. Y si queda algún bonificador en mesa, también podremos ganar monedas extras si somos los más agiles en combar con más de 4 cartas.

Maneras de Puntación

Los pedidos en Truffle Shuffle se pueden conseguir de diversas formas, otorgándonos más o menos puntos dependiendo de su complejidad y mérito. Las posibles combinaciones son:

  • Una de cada color: unión de 4 trufas con cada uno de los 4 colores (rosa, verde, morado y amarillo), con cualquier número – 3$.
  • Cuatro de un color: grupo de 4 cartas con el mismo color, independiente del número que tengan – 3$.
  • Escalera pequeña: grupo de 4 cartas en orden numérico (1-4 o 2-5) con diferentes colores – 4$.
  • Escalera de color pequeña: grupo ordenado numéricamente de 4 cartas con el mismo color – 6$.
  • Escalera grande: combinación de 5 cartas en orden numérico (1-5) de cualquier color – 6$.
  • Escalera de color grande: cartas del 1 al 5 del mismo color – 9$.
  • Unión de números: una carta de 1 (1$), dos cartas de 2 (2$), tres cartas de 3 (3$), cuatro cartas de 4 (4$) y cinco cartas de 5 (5$).
  • Unión de números a color: al igual que la anterior es una combinación de números iguales, pero en este caso con el mismo color también. Dos cartas iguales de 2 (4$), tres cartas iguales de 3 (6$), cuatro cartas iguales de 4 (8$) y cinco cartas iguales de 5 (10$).
A punto la escalera grande de color con ayuda de las cartas especiales

Después de realizar 1 acción y completar 1 pedido (si es posible o si queremos), acaba nuestro turno y comienza el del siguiente jugador siguiendo el sentido de las agujas del reloj. Cuando todas las cartas de nuestra caja de trufas (tablero) común se agoten acaba la ronda de juego. Si algún jugador tiene más cartas en mano que número de jugadores, debe descartarse hasta quedarse con el número correspondiente (2, 3 o 4). Tras la 1º y 2º ronda se vuelve a prepara el tablero de juego con las cartas de trufas del mazo, nunca usando cartas descartadas o ya jugadas en la ronda anterior, también se reponen las monedas de bonificación.

El jugador que comienza la siguiente ronda, es el situado a la izquierda del último jugador que robo carta de trufa en el turno anterior. Así, hasta completar las 3 rondas que se juegan en Truffle Shuffle.

Fin de la partida

La partida a Truffle Shuffle se termina cuando se roban todas las cartas del tablero común en la 3º ronda. Por tanto, construiremos 3 cajas de bombones comunes con 39 cartas durante las 3 rondas que dura esta apetecible competición, usándose todas las cartas del mazo.

A continuación, se realiza el recuento final de monedas de chocolate o puntos de victoria, ganados turno tras turno. El jugador con más puntos será el ganador, en caso de empate vence el que posea más cartas sobrantes en mano. Si persiste, el triunfo es para el contrincante más atrasado en el orden de turno.

Filler al estilo póker con ligeros ajustes para darle mayor profundidad

Reseña del juego de mesa Truffle Shuffle

La caja de trufas que guarda Truffle Shuffle nos presenta en mesa un delicioso y adictivo juego de cartas, con las mecánicas principales de gestión de mano y set collection. Con este juego de mesa tendremos que ir robando cartas de trufas hasta tener un conjunto que nos posibilite la obtención de puntos de victoria, pero esta tarea no es tan fácil, los demás contrincantes también quieren su parte del pastel.

En este banquete de chocolate viviremos una enfrentamiento directo por hacernos con las deseadas piezas de trufas del tablero común, para crear los combos más productivos en monedas de chocolate. En esta competición de puntuar combinaciones de cartas al estilo póker, lo que hace que este juego nos resulte en las primeras partidas ya familiar, lo que facilita el aprendizaje de las diferentes formas de ganar puntos.

Por otro lado, las cartas con habilidades especiales le ofrecen un punto más estratégico, siendo necesario debatir sobre el mejor momento para usarlas y con qué grupo de cartas. Si las usamos con cabeza en vez de ganar un pequeño botín, esta cantidad podrá aumentar con decisiones adecuadas.

Otro aspecto a resaltar es el robo de cartas ocultas en el tablero común piramidal, que nos puede recordar a 7 Wonders Duel. Sin embargo, en esta ocasión tras facilitar el acceso a la carta, esta no se revela sino que el jugador la obtiene boca abajo, no conociendo su valor y color hasta que la tiene en mano. Este hecho le da un aliciente de tentar a la suerte y querer arriesgar para conseguir un buena cosecha chocolateada, que a veces saldrá bien y otras no tanto, pero siempre es divertido. Además, el aspecto de cartas sobrepuestas una encima de otra, determina cuales están bloqueadas o desbloqueadas. Podemos actuar con picardía haciendo que los rivales sean los que nos habrán camino para robar una determinada carta hasta ahora bloqueada, o con disimulo para que nadie vea nuestras intenciones de robo y se nos adelanten.

Es recomendable estar atentos a los propósitos de los contrincantes mirando el reverso de sus cartas en mano, no podemos dejar que se nos escapen con las mayores ganancias, así turno tras turno debemos acortar distancias y pararles esas manos codiciosas, intentando adelantarnos a sus objetivos y convertirlos en nuestros. Si vemos que un rival empieza a robar solamente cartas de color rosa, por ejemplo, debemos hacerle la competencia comenzando a coger también cartas de ese color. De esta forma, vamos controlando sus avances mientras ganamos riquezas con nuestros combos. A su vez, se puede dar la acción contrario y sea el rival el que está pendiente de nuestros movimientos. En este caso debemos despistarlo siendo muy sutiles y mareando la perdiz, o incluso puede ser más rentable cambiar de estrategia. Con alguien pisándonos los talones será difícil obtener buenos combos.

7 tipos de colores para completar nuestros pedidos

En esta misma sintonía, en Truffle Shuffle no es beneficioso obsesionarnos con conseguir el mayor número de monedas con un solo grupo, coleccionando cartas de forma lenta sin puntuar entre medias. Suele ser más fructífero realizar varios combos, aunque sean de menor valor y más aún si quedan monedas de bonificación en la mesa. No obstante, cada jugador debe elegir su estrategia de puntuación acorde con las cartas que vaya acumulando.

Este juego de mesa también está movido por el azar, a pesar de que las cartas con habilidades especiales lo intentan contrarrestar con acciones que cambian el número o color de las cartas, con nuestra posición en el robo y las cartas ocultas. Nuestro rival nos puede conducir de forma táctica a robar una carta que no deseamos y en la obtención de la trufa secreta puede ayudarnos o no servirnos para nada, mientras que a los rivales le puede surgir un pedido estrella.

Truffle Shuffle es un juego ágil, con 3 rondas sin grandes cambios de guión en las que cambian el escaparate de robo, pero nuestra misión sigue siendo la misma de construir los combos más optimizados. Y la miga del juego es esa, intentar predecir las oportunidades que el tablero común de esa ronda nos puede proporcionar, además de saber jugar bien nuestras cartas para lograr los pedidos más beneficiosos.

Tras un buen atracón de trufas chocolateadas, lo mejor es que con este Truffle Shuffle me quedo con ganas de más. Solemos encadenar partidas a este juego de mesa, principalmente por su corta duración y sencillez. No obstante, también esconde una gran dosis estratégica en la gestión de cartas y toma de decisiones que nos hacen querer más e intentar superarnos. Un juego con chocolate no podía no ser adictivo.

Pros

  • Rapidez: por su corta duración de las partidas a Truffle Shuffle es común que cuando sale a mesa caiga más de una partida. Además el hecho de jugar en turnos de 1 acción le dan gran agilidad a la partida.
  • Interacción: en un primer momento nos puede parecer que cada jugador va por su camino, pero conforme crecen nuestros conocimientos del juego y avanzan las ganancias de los rivales vemos la utilidad de fijarnos en los objetivos del oponente para intentar ponerle la zancadilla en el pedido. Así como, puede ser normal que nuestro plan nos lo vayan perjudicando con los robos de los demás, teniendo que adaptar continuamente nuestra estrategia lo que hace que estemos atentos y despiertos durante toda la partida.
  • Estratégico: es cierto que podemos crear combinaciones de trufas de muchas formas para puntuar, pero lo importante es buscar la posibilidad más fructífera con nuestras cartas en mano. Esto le da un gran aliciente de retarnos contras nuestros rivales y contra nosotros mismos.

Contras

  • Azar: nuestra posición de robo en el tablero común o la obtención de cartas ocultas puede jugar a nuestro favor o en nuestra contra. Si la fortuna nos sonríe el camino a la victoria se allanará, pero si nos da la espalda nuestra buena estrategia nos tendrá que salvar las castañas.
  • Repetitivo: en Truffle Shuffle cambia en cada ronda y partida las cartas del tablero común pero no el dibujo de la pirámide, sin embargo nuestras acciones y misión se mantienen. Coger cartas y crear combos de trufas, pudiendo llevar a hacerse monótono si no juegas con competitividad.

Mi veredicto

Truffle Shuffle es un juego de mesa en el que robamos cartas de trufas de un tablero común para conseguir las mejores y más productivas combinaciones, siguiendo algunas de las reglas de puntuación del póker. De esta forma, competimos con el resto de jugadores en esta misión trufada, en la que nuestra estrategia de gestión de mano y capacidad de adaptación serán fundamentales para lograr la victoria con monedas de chocolate. Este juego tipo filler que por su sencillez y corta duración nos hace ligar partidas adictivas, a pesar de su azar o acciones redundantes, por lo que se merece mi emblema de juego de mesa recomendado.

Os recomiendo este juego para vuestra ludoteca
5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace