¡No hay cosa que odie más que los insufribles y temidos atascos! Nadie me podía hacer pensar que gracias a la editorial Zacatrus, podía descubrir su punto divertido, loco y adictivo con el juego de mesa Traffic Jam. No os voy a mentir, este juego como el tráfico a hora punta, hará que os desquiciéis y perdáis los papeles, pues aunque intentéis salvar el día y disfrutar del viaje, vuestros oponentes no os lo pondrán nada fácil, ¡la batalla del tráfico está asegurada! Preparad bebidas y picoteo, sentaos y no olvidéis el cinturón, habrá encontronazos en esta salvaje carretera.

En la Zoo Town, quieren aprovechar el fin de semana, así que sus divertidos y salvajes habitantes preparan sus vehículos para una tranquila y magnífica escapada… O eso pensaban, pues se encuentran con un ¡¡MENUDO ATASCO!! Debemos ser previsores, intentar coger el mejor atajo y estrategia de circulación para librarnos de él, atrapando a nuestros contrincantes si podemos, el juego te deja ser todo un animal.

Número de jugadores:3 – 8
Duración:20 minutos
Edad mínima:8 años
Género:acciones simultáneas
gestión de mano
push your luck
Complejidad:2,00 / 5
Dependencia idioma:baja
Editorial:Zacatrus
Diseño:Paco Gómez
Ilustración:Ramón Redondo
Precio recomendado:12,00€
Portada de Traffic Jam ¡menudo atasco!

¿Cómo preparar la partida en Traffic Jam?

Traffic Jam es un juego de mesa muy fácil de preparar y con una visual en mesa llamativa. Cada conductor elige su coche del color que prefiera (un meeple muy original, tengo que resaltar) . Una vez elegido, se colocan sobre la mesa las tres franjas horarias que dividen nuestro tráfico (mañana, tarde y noche). ¡Atención! cada una se mide de forma independiente, el tráfico de una no afecta a la otra, tened en cuenta que la hora preferida para viajar es la tarde… hay más cartas para entorpecer la jugada.

Otro curioso detalle, es que la propia caja representa una completa y loca área de servicio con tiendas tan ocurrentes como la propia Zacatrus, Colines, Zampapizza y guiños a juegos como Zumos… ¿Quién no pararía? En la caja o parking guardaremos los descartes del juego, sin perder en ningún momento la temática del juego, ¡buena idea!.

Se baraja el mazo de cartas, a continuación se reparten a cada jugador 6 cartas de tráfico boca abajo y que solo verá él. Ya con todo listo, a disfrutar del fin de semana… ¡si conseguimos llegar! Os deseo suerte conductores de primera.

Diferentes tipos de cartas de Traffic Jam, de 3 a 8 jugadores

Una partida al juego de mesa Traffic Jam

Una vez estemos en esta carretera animal, comienza la guerra del tráfico. El juego representa el tráfico de una escapada en fin de semana, por lo que existen 3 rondas de juego en Traffic Jam. Cada ronda de partida se divide en dos turnos: viaje de ida y viaje de vuelta, en cada uno se juegan 3 cartas, de las 6 repartidas al comienzo. Cada jugador debe decidir cuáles de sus 6 cartas utilizar en cada turno, para triunfar en el viaje toca ser precavidos con las decisiones. Una buena decisión hará que seamos el rey de la carretera, pero una mala hará que podamos ver Titanic o Avatar en el atasco. Así que atentos y aunque suene tedioso: ¡planifica y vencerás!

Cada turno dentro de la ronda de partida (viaje de ida y de vuelta) se desarrollan igual, con la siguiente estructura de juego:

  1. Tráfico Conocido: hay personas, o animales en este caso, muy previsores que incluso llaman a la DGT para conocer el tráfico, estos son los primeros en la carretera. Cada jugador elige una carta de su mano, para colocarla en la carretera. Todos a la vez la descubren y se coloca en la franja horaria correspondiente. Ya comienza el movimiento en la carreta.
  2. Tráfico Sorpresa: una vez observado el tráfico que se ha formado, cada jugador debe elegir 2 cartas de su mano a la vez, colocándolas boca abajo en su zona de la mesa. Una de ellas, representa el tráfico sorpresa los que deciden viajar en el último momento (con ella tenemos que intentar salvar el viaje y entorpecer el del resto), la otra la explico en el siguiente punto.
  3. Viaje del Jugador: la otra representa el vehículo que cada jugador ha decidido utilizar para puntuar en su viaje, la marca con su ficha de coche. La elige antes de saber el tráfico sorpresa, pero podrá intuir cómo van los tiros analizando el tráfico conocido de la carretera animal, planificando su estrategia, considerando que habrá imprevistos. ¡Cómo la vida misma es este juego! Aclaración: primero se descubre el tráfico sorpresa en orden de juego y después la apuesta de juego de cada jugador, colocando ambas cartas en la zona horaria correspondiente.

En este juego de mesa llega un momento en el que, con las cartas elegidas en la carretera, ya solo queda que rece quién sepa o toca fiarse de nuestra estrategia para no quedar atrapado en el temido atasco. Un atasco se forma si se supera el número de espacios de la carretera, el cual viene determinado por el número de jugadores: 3 jugadores-3 espacios disponibles, 4 jugadores-4 espacios, etc. Si se supera el número de espacios, habremos entrado en el atasco. ¡OJO! Menciono espacios y no coches, pues algunos de los vehículos en juego son pesados, por lo que ocupan más de un espacio según la situación, como el camión de la jirafa, la caravana de la ballena… pero habrá otros que no ocupen ninguno como el globo del elefante o que aprovechen el tráfico, como el furgón de los helados del pulpo. Pero cuidado, también tienen sus trampas negativas.

Puntuación

Una vez finalizada la jornada de viaje en esta carretera animal en cada uno de las zonas horarias, CON o SIN atasco, llega el momento de comprobar quién ha realizado el trayecto con éxito. Para ello, se utilizan las cartas señaladas con la figura del coche de cada jugador, teniendo en cuenta las peculiaridades de cada carta, algunas puntúan solo con tráfico fluido y otros con atasco. Incluso, algunas presenta incompatibilidades que no permiten puntuar en ese turno de juego.

Los jugadores que han conseguido puntuar (la puntuación se indica con el número de la parte superior de la carta, puntos de felicidad), conservan sus cartas boca arriba, acumulando las cartas de puntuación de los recorridos realizados durante el fin de semana. No es tan fácil puntuar, la mala suerte o el puteo de tus adversarios no lo podrán nada fácil. En algunas partidas, ni con la alineación de todos los astros se consigue librar uno del atasco o viajar en el coche adecuado, ni el Ferrari se libra de un buen atasco.

Fin de la partida

La partida de Traffic Jam acaba tras jugar tres rondas de fin de semana, con sus dos turnos de viaje de ida y vuelta correspondientes. Al finalizar todos los trayectos, se suman los puntos de felicidad acumulados, el conductor con mayor puntuación se declara rey de la carretera, ha sido el mejor viajero de Zoo Town. En caso de empate, el mayor número de cartas de puntuación más altas lo rompe.

Jugando una partida al juego de mesa Traffic Jam de Zacatrus

Reseña del juego de mesa Traffic Jam

En el juego de mesa Traffic Jam – ¡Menudo Atasco!, nos encontramos partidas vertiginosas y frenéticas en las que al acceder a esta carretera salvaje, sabemos cuándo entramos pero nunca cómo vamos a salir, si salimos claro. El atasco nos espera a la vuelta de la esquina, debemos planificar cómo esquivarlo con éxito. Nuestros oponentes intentan no ponérnoslo nada fácil, ya que de esto depende también su triunfo.

Este juego destaca por su sencillez de juego y diseño agradable, con unas ilustraciones collejas y coloridas, esta carretera animal encandila. Pero no nos fiemos de estos animales encantadores, guardan dentro una bestia. Las partidas aunque no lo parezcan al principio, no son nada sencillas si queremos ganar, la estrategia y planificación de juego es fundamental. Una mala decisión o sorpresa en el tráfico hará que nuestro viaje se estropee fácilmente. ¡Aviso a conductores noveles, no es tan fácil como parece!

Traffic Jam presenta una buena rejugabilidad a pesar de jugarse siempre con el mismo mazo, ya que cada partida es completamente diferente según el planteamiento del tráfico, el cual puede incluso cambiar entre turnos y rondas, atentos a los inconvenientes o trabas que nos presenta el viaje en carretera. Esta locura de juego hace que las partidas sean entretenidas y desternillantes. Sin embargo, como todo atasco habrá momentos en la jugada que nos hagan desesperarnos y querer bajar rápido del vehículo, no todos los planes salen siempre cómo uno quiere, y este juego nos lo demuestra.

En mi opinión, es un juego dinámico que entretiene de una forma fácil y sencilla, perfecto para jugar en cualquier ocasión y para todo tipo de jugones. Además, la interacción entre jugadores o el aliciente de “puteo” es genial, ya que ofrece una lucha animal por esta carretera. Llegas incluso a enojarte contigo mismo por lo mal que salió la jugada. Como he dicho, un juego de mesa perfecto para calentar motores o relajar el ambiente jugón, con su diversión desquiciante.

Pros

  • Rapidez de juego: es un juego de mesa frenético, en el que las rondas se pasan en un abrir y cerrar de ojos de diversión disparatada, nunca un atasco fue tan entretenido y ligero.
  • Interacción entre jugadores: se consigue una carga adecuada de competición en el juego, pues no solo tienes que controlar el tráfico de tu vehículo, sino a la vez intentar poner piedras en el camino de tus oponentes para que no te adelanten en el juego.
  • Para todos los públicos: su diseño y facilidad de juego lo hacen adecuado para los más grandes y pequeños de la casa (a partir de 8 años nos recomienda el juego, pero incluso yo probaría con niños de 6 años) es un juego educativo en el que desarrollar su pensamiento lógico-matemático de forma divertida, con combinaciones de vehículos en la carretera. Sin embargo, se adapta también muy bien para los adultos, un juego ligero pero con dosis de estrategia enmascarada.

Contras

  • Estrategia a ciegas: con las cartas de tráfico sorpresa, todos los planes que has podido cavilar se desmenuzan muy rápido, en este juego la suerte o la equivocación de tu rival decidirá la partida.
  • Escalabilidad: para mi gusto su número óptimo es a 5 y 6 jugadores. Siendo demasiado azaroso y caótico a más jugadores y a menos le falta una chispa para brillar, aunque a 4 se deja jugar bien.
  • Facilidad: es un juego sencillo y fácil de aprender lo que es un aspecto positivo, pero también lo hace ser un juego ligero que utilizar con principiantes o entre partidas más densas. Yo siempre aconsejo tener juegos de este tipo para distender las sesiones jugonas, con juegos más rápidos y ligeros. No te quemarás el coco, si no quieres.

Mi veredicto para Traffic Jam

Para finalizar esta atascada reseña del juego de mesa Traffic Jam, voy a efectuar mi valoración final y general del juego, otorgándole mi valioso emblema de juego recomendado, por su diversión perturbadora que me ha hecho ver los atascos de tráfico de una forma más entretenida. ¡Disfrutemos del viaje! Si nos dejan…

Este juego para Don Meeple no está mal, al menos probadlo
5% de descuento en ¿Jugamos una?