Los gatos finalmente dominarán el universo, por su astucia y poder de adoración. ¿Quién no cae rendido a sus ronroneos? Antes de conquistar el universo, ya están conquistando el mundo de los juegos de mesa. Como podemos ver en este simple, pero tremendamente tronchante, juego de mesa Súper Gatos de la editorial Tranjis Games. Un party game para todos los públicos con enfrentamientos gatunos y perrunos.

¡Qué no nos engañen sus siestas eternas y su vida de comer y rascarse! dentro de este disfraz peludo existen unos Súper Gatos divertidos, poderosos y adorables, que luchan por el dominio global. Sin embargo, sus archienemigos han fabricado una súper arma de destrucción masiva: el Roboperro. ¡Preparad garras y maullidos feroces!

Número de jugadores:3 – 6
Duración:15 minutos
Edad mínima:8 años
Género:acciones simultáneas
Complejidad:1,00 / 5
Dependencia idioma:baja
Editorial:Tranjis Games
Diseño:Antoine Bauza
Corentin Lebrat
Ilustración:Naïade
Precio recomendado:13,45€
Portada de Súper Gatos

Preparación de partida

El juego de mesa Súper Gatos es un juego de cartas que se juega en 2 episodios:

  • Episodio 1: ¡Transformación!
  • Episodio 2: ¡Enfrentamiento!

El primer episodio posee un setup fácil y sencillo, en el que cada jugador elige una raza pura o mixta de gatos (5 cartas en total), colocándolos en fila por su cara de gato común. Su cara con superpoderes está camuflada, nuestra primera misión es develar la magia escondida en nuestros gatos. Y, situamos las 6 cartas de acción en el centro de la mesa, a la vista de todos.

Solo uno logrará voltear a sus 5 mininos

Por otra parte, la preparación del segundo episodio consiste en construir el Roboperro en el centro de la mesa, uniendo sus 12 cartas. El héroe del episodio anterior conserva sus 5 Súper Gatos y se enfrenta a este gran enemigo. El resto de jugadores devuelven sus cartas de gato a la caja del juego. ¡Se avecina una batalla de lo más salvaje!

¿Cómo se juega a Súper Gatos?

En este juego de mesa intentamos entrenar a nuestro gatos para convertirlos en superhéroes y así combatir las fuerzas malignas caninas. Esta lucha de poder se divide en 2 episodios épicos, como he comentado:

Episodio 1: ¡Transformación!

Este episodio consta de varias rondas, en las que debemos competir contra nuestros camaradas gatunos por convertir nuestros 5 gatos en Súper Gatos antes que el resto. Para ser el héroe de este episodio y pasar al siguiente como el gran triunfador.

En cada ronda, gritamos ¡SÚ-PER-GA-TOS! y levantamos una mano sacando de 0 a 5 dedos para hacer una acción. Los números repetidos se cancelan entre sí. De esta forma, ganará la ronda quien haya sacado el mayor número, sin repetir. El ganador aplica el efecto de la carta de acción que coincida con el número que le dio la victoria. Los gatos se transforman en Súper Gatos dándole la vuelta a la carta.

Las cartas de acción del centro que luchamos por conseguir con nuestra puja de dedos realizan los siguientes efectos, equivalentes al númerosacado:

  • 0: transformamos 2 de nuestros gatos en Súper Gatos.
  • 1: giramos 1 gato. Además, en la siguiente ronda podemos sacar las 2 manos a la vez.
  • 2 y 3: volteamos 1 de nuestros gatos.
  • 4: logramos transformar 1 de nuestros gatos y otro de un rival.
  • 5: se convierte 1 gato, pero en la siguiente ronda debemos sacar un 2.

Este episodio acaba cuando un jugador ha transformado a sus 5 gatos en Súper Gatos, para enfrentarse al peligroso y traicionero Roboperro.

Episodio 2: ¡Enfrentamiento!

Ha llegado la hora de la batalla final, solo un único adversario ha sido digno de llegar al enfrentamiento con el Roboperro. El héroe, ganador del episodio anterior, se enfrenta al resto de jugadores convertidos en resentidos y chaqueteros perrunos. El episodio consta de varias rondas que se van sucediendo hasta que uno de los dos bandos gane, tras debilitar al adversario.

En cada ronda, gritamos al mismo tiempo ¡RO-BO-PE-RRO! y levantamos una mano de 0 a 5 dedos. ¡Ojo! No está permitido ponerse de acuerdo de antemano entre el equipo canino. Existen 2 opciones: si el héroe gatuno saca un número que nadie más sacó, descarta ese mismo número de cartas del Roboperro; o si el número sacado por el héroe coincide con alguno de sus oponentes, el ataque se bloquea y debe voltear sus Súper Gatos, tantos como oponentes sacaron ese mismo número. Además, como Súper Gato mas fuerte podemos usar el poder del ¡Súper Miau! que consiste en sacar 0 dedos, y que ningún canino nos copie, transformando todos los gatos a superhéroes y descartando tantas cartas del Roboperro como gatos convertidos.

Este episodio dará la victoria final a uno de los dos bandos. ¿Cuál será la raza más feroz? ¡Miau! ¡Guau!

Jugando la primera fase de este Súper Gatos

Adaptación según el número de juegadores

Para hacer el enfrentamiento final más equilibrado y justo, el juego nos indica algunas leves modificaciones en la batalla entre Súper Gato y Roboperro, en función del número de jugadores:

  • Partidas con 3 jugadores: quienes controlen al Roboperro jugarán con 2 manos, es decir, un 4×1 más reñido.
  • Partidas con 5 jugadores: en este caso el héroe cuenta con la ayuda del Gato Samurái, que participa como un sexto Súper Gato en su equipo. El Gato Samurái puede bloquear todo el daño recibido. No obstante, una vez bloqueado ese daño, este gato se voltea para indicar que ha desaparecido y no podrá volver a usarse. Ni siquiera con el poderoso ¡Súper Miau!
  • Partidas con 6 jugadores: las reglas son las mismas que con 5 jugadores, añadimos el Gato Monje, que funciona igual que el Gato Samurái.

Fin de la partida

El juego de mesa Súper Gatos solo puede acabar con un bando ganador, robando la comida los perros o luchando con garras los gatos para no perder su fábrica y poder gatuno. La partida finaliza tras completar los 2 episodios en varios rondas de juego frenéticas y competitivas con los gritos de guerra: ¡Súper Gatos! y ¡Roboperro!

Al Roboperro le quedan 8 de daño para ser eliminado

Reseña del juego de mesa Súper Gatos

Tras conocer cómo se juega a Súper Gatos, voy a daros mi opinión sobre este juego de mesa de tipo party games. Es un juego de cartas súper divertido y fácil de jugar, que puede ser disfrutado tanto por grandes como por pequeños, gracias a su sencillez y aliciente competitivo. En él, nuestras decisiones en las pujas de dedos serán determinantes para nuestra victoria, recordándome a las clásicas batallas de piedra, papel y tijera, pero con una vuelta de tuerca lúdica y temática.

No solo debemos pensar cual es el resultado que más nos conviene, sino intentar predecir lo que van a hacer el resto de jugadores, jugándose de forma simultánea. Esto provoca que las partidas sean rápidas, incluso tan fugaces que seguro que algún gato resentido pide la revancha, lo que nos lleva a encadenar partidas fácilmente, sobre todo con jugadores ocasionales de juegos de mesa. Esto me recuerda a otro filler gatuno, Exploding Kittens, que también suele encantar a los menos jugones y que todos disfrutan.

En Súper Gatos participamos en la guerra eterna entre felinos y caninos, por lo que la batalla está servida. Me encanta la idea de plantear la partida en 2 episodios, en los que se juega con la misma mecánica de acciones simultáneas de tirada de dedos, pero que nos hace vivir una especie de videojuego con el enfrentamiento al monstruo final, el temido Roboperro. Digo temido porque será uno contra todos, el Súper Gato vencedor de la primera parte se verá solo y acorralado, teniendo que sacar sus garras y una gran lógica de evasión gatuna. No obstante, aunque parezca difícil la derrota del Roboperro, este segundo escenario suele ser bastante épico. Cuando todo parece estar perdido… se alinean los astros, surge un 0 inesperado que le da otra vida al Súper Gato y un golpe duro de 4 o 5 dedos sin coincidir, puede darle la victoria frente a los resentidos y chaqueteros ex-súper gatos. En este juego hay que recordar que 7 vidas tiene un gato, así que no nos confiemos.

Súper Gatos es un juego de mesa de enfrentamiento por lo que se suele disfrutar mejor cuantos más jugadores haya, como suele ocurrir en cualquier party games. Así, la partida se vuelve más loca y entretenida, con más posibilidades de coincidir y haciendo más heroica la forma de escabullirse. Sin embargo hago una advertencia, el juego se mueve principalmente por la teoría de juegos. Y es que, para imponernos al resto de jugadores, hemos de ponernos en el lugar de los demás e intuir qué número van a sacar. Pero tranquilos que siempre hay tiempo para desquitarse.

En definitiva, Súper Gatos es un juego de mesa “chorra” de los que me gusta jugar en cualquier momento y lugar gracias a su pequeño formato. Tremendamente sencillo y cachondo, con simples batallas de dedos con la temática animal de gatos y perros. Para poder disfrutarlo en condiciones, debemos estar dispuestos a picarnos y a disputar cada ronda como si fuese decisiva, ya que nuestro ímpetu competitivo es lo que le da fuerza al juego, sin esto pasará por nuestra mesa sin pena ni gloria, cambiando mucho con distintos grupos de jugones. Con un grupo encadenamos hasta 7 partidas consecutivas, con otro con 1 se desinfló la competición. ¡Lo mejor es afilar nuestras garras para disfrutar!

Pros

  • Dinámico: un juego de mesa rápido, ligero y divertido. En el que todos jugamos a la vez con nuestros dedos de las manos, en una batalla salvaje entre perros y gatos superdotados.
  • Tronchante: este juego de cartas se puede definir como un juego chorra, por su sencillez y estilo de juego similar al clásico piedra, papel y tijera. Es tan tonto que se vuelve adictivo y desternillante para todos los públicos.
  • Interacción: Súper Gatos es una lucha constante por el control de la partida, entre gatos y a la que se une finalmente el Roboperro. Los jugadores intentan no coincidir o sí hacerlo en sus pujas de dedos, creando piques y verdaderas batallas.

Contras

  • Fugaz: cuando le coges el ritmo al juego las partidas duran un abrir y cerrar de ojos, sobre todo si hay algún gato al que le sonría la diosa fortuna. Sin embargo, esto ayuda a querer echar una revancha gatuna o perruna.
  • Desquiciante: si la mala suerte o las malas decisiones nos persiguen, nos quedaremos mirando como nuestros contrincantes gatunos avanzan, sin nosotros ver progresos con nuestros superhéroes felinos. ¡5 dedos, me sobran o faltan!
  • Tentar la suerte: este Súper Gatos es un juego de todo o nada, de arriesgar con una tirada de dedos por conseguir ser el más astuto o necio en el resultado final, para que con suerte ningún otro rival coincida con nosotros.

Mi veredicto para Súper Gatos

Para cerrar esta reseña de Súper Gatos mencionar que es un juego de mesa dinámico, entretenido y rápido, al que no sueles dudar en echar una partida, aunque acabemos finalmente mosqueados con el resultado de nuestros gatos, tal vez sea el momento de ganar como Roboperro. Un juego de gran interacción y competición felina y perruna. Sin embargo, es un juego muy sencillo y dependiente de la teoría de juegos. Por todo ello, recibe mi emblema de juego aprobado.

Este juego para Don Meeple no está mal, al menos probadlo
5% de descuento en ¿Jugamos una?