El alcalde de esta nuestra metrópolis nos ha encargado a nosotros, la constructora Suburbia SA, gestionar la expansión de la ciudad a través de 4 nuevos distritos. Quiere zonas residenciales idílicas, parques y lagos que le den amplitud, edificios de oficinas para atraer empresas punteras en sus sectores, todo tipo de restaurantes, hoteles que acojan a visitantes de toda la ciudad, autovías y aeropuertos que faciliten las conexiones… ¡y mucho más!

Un proyecto cuanto menos ambicioso que carece de un presupuesto acorde a las exigencias. Así que empecemos nuestro distrito con 3 áreas básicas y algunas monedas mal contadas, que ya nos las ingeniaremos para prosperar progresivamente hasta convertirnos en la jurisdicción con más proyección de la ciudad.

Suburbia es un juego de mesa de la editorial Arrakis Games, quien nos trae uno de los city building de referencia del mundo lúdico. Un juego de loseteo donde tenemos que saber escoger, entre las distintas opciones a nuestro alcance, para dar forma a nuestro distrito con las áreas que mejor nos encajen. Busquemos las sinergias entre estas para desarrollar un buen motor que nos impulse económicamente, mejorar la reputación global y por consiguiente seducir a nuevos habitantes.

Portada de Suburbia
Número de jugadores:1 – 4
Duración:90 minutos
Edad mínima:14 años
Género:draft
set collection
colocación de losetas
Complejidad:2,98 / 5
Editorial:Arrakis Games
Diseño:Ted Alspach
Ilustración:Jason Boles
Klemens Franz
Precio recomendado:46,71€

Preparación de partida

Situamos el tablero de población y el de mercado inmobiliario en el centro de la mesa.

A continuación, mezclamos por separado los 3 grupos de losetas (A, B y C) y creamos en el mercado inmobiliario una pila de cada, con tantas losetas como corresponda (boca abajo) en función del número de jugadores. El grupo C incluye, en la mitad de su pila de forma aleatoria, la que marca el final de partida.

Tomamos las 7 primeras losetas del tipo A para formar el mercado inicial.

Mezclamos las los objetivos y revelamos uno por jugador en el tablero de mercado inmobiliario.

Dejamos a un lado las monedas para formar la banca, además de las losetas básicas (fábricas, parques y suburbios) a modo de suministro estándar.

Con la zona común a punto, pasamos a preparar la de cada jugador, quien elige un color y recibe:

  • Un tablero de distrito.
  • 3 fichas de inversión.
  • Un presupuesto base de 15$.
  • Una loseta básica de cada tipo que coloca en la disposición indicada en la siguiente imagen.
  • 3 marcados (de ingresos, reputación y población) que pone en los espacios señalados en su tablero de distrito personal y en el de población. Estos se han ajustado según los beneficios otorgados por las losetas que acabamos de colocar, pero en eso ya hablaremos más adelante.
  • Un par de objetivos, escoge uno como su objetivo oculto y descarta el otro.

Entregamos al jugador inicial el token de rascacielos y ya estamos listos para jugar una partida a Suburbia.

¿Cómo se juega a Suburbia?

Una partida a Suburbia transcurre a lo largo de un número variable de rondas, en las que los jugadores añadirán nuevas losetas a sus distritos para mejorar en los distintos tracks disponibles, haciendo especial hincapié en el de población que será el que dictamine el ganador al final de la partida.

En su turno, el jugador activo hará las siguientes fases siguiendo el orden establecido:

  1. Colocar loseta o ficha de inversión: elige 1 de entre 4 opciones:
    • Coger una loseta del mercado inmobiliario: toma una, previo pago del coste de la propia loseta y de su coste de mercado (precio indicado en el espacio en el que se encuentre dentro de la fila de mercado). Esta se debe colocar en su zona de juego, adyacente a al menos una loseta que ya tenga puesta. Una vez puesta, resuelve los efectos de esta y los de otras losetas a las que le afecte, algo en lo que ya profundizaremos luego.
    • Coger una loseta básica: toma una básica, paga su coste y la pone en su distrito como hemos mencionado. Antes de resolver sus efectos, descarta una loseta del mercado abonando el coste de mercado (no el de la loseta).
    • Coger una loseta de lago: todas las losetas del mercado tienen en su reverso un lago. Si quiere usar una de ellas como lago, paga el coste de mercado (no el de la loseta) y la sitúa en su distrito, activando el efecto de esta.
    • Invertir: coloca una ficha de inversión sobre una loseta de su distrito. Paga el coste de la loseta que va a utilizar y solo realiza los efectos de dicha loseta. Eso sí, en adelante el efecto condicional de esta duplica su efecto. Tras ello, retira una loseta del mercado pagando el coste de mercado.
  2. Ganar o perder dinero: se fija en su track de ingresos y percibe dinero de la banca. Si sale a pagar y no tiene, pierde puntos en su track de población.
  3. Ajustar población: el valor del track de reputación indica si avanzamos o retrocedemos nuestro meeple en el track de población. Si al moverlo pasamos por una línea roja, si es hacia delante perdemos un punto en los tracks de ingresos y reputación; pero si es hacia atrás lo ganamos.
  4. Reposición mercado: para terminar nuestro turno, desplazamos todas las losetas del mercado inmobiliario hacia la derecha y reponemos el hueco libre con una nueva loseta de la pila A, si no quedan cogemos de la B y si no de la C.

Efectos de las losetas

Cuando colocamos una, tenemos que hacer cuentas para ajustar los efectos que esta ha provocado, los cuales van a propiciar variaciones en cualquiera de los 3 tracks (nuestros y ajenos), e incluso en nuestro bolsillo.

Para ello, se van a considerar tanto los efectos propios de la loseta como de otras que estén en juego, ya sea en nuestro territorio o en el de otro jugador. Es por eso que debemos de seguir un orden concreto para que no se nos escape nada:

  1. Hacemos el efecto inmediato de la parte superior derecha de la loseta.
  2. Comprobamos si se activa el efecto condicional de:
    1. La propia loseta.
    2. Losetas adyacentes.
    3. Losetas no adyacentes de nuestro distrito.
    4. Losetas de otros jugadores, tanto si repercute sobre nosotros o sobre ellos.

Fin de la partida

Al robar la loseta de «Una ronda más», se repone el mercado con una loseta diferente y, además de terminar esta ronda, se juega una extra, tras la cual concluye la partida.

Llegados a este punto, iremos sumando puntos de victoria (PV) con nuestro meeple en el track de población, pero ya obviaremos el efecto al sobrepasar una línea roja.

A los PV que ya tengamos añadimos:

  • Los PV de los objetivos comunes del mercado que hayamos cumplido. En caso de empate no se los lleva nadie.
  • Los PV de nuestro objetivo personal, a los cuales solo optamos nosotros pero que nos pueden bloquear si al menos nos lo empata otro jugador.
  • Por cada 5$ que nos sobren ganamos 1 PV.

El jugador que tenga más población (PV) será el ganador de Suburbia. Los empates a PV se resuelven a favor del jugador que tenga más avanzado su marcador de reputación y si no el de ingresos o el que tenga más dinero.

Reseña del juego de mesa Suburbia

En Suburbia nos ponemos al mando de uno de los proyectos más esperanzadores, para que esta nuestra ciudad se codee con las más importantes del mundo. Objetivo que se nos queda grande si echamos un ojo a los «generosos» fondos que han destinado a tal compleja labor. ¿En qué estarían pensando? Han tenido suerte de toparse con alguien a quien le gustan los retos difíciles. Una vez más, nos toca remar a contracorriente y reinventarnos, para que cada paso que demos mejore nuestra reputación, y nos genere nuevos ingresos que podamos invertir para cumplir nuestra hoja de ruta improvisada.

Suburbia se nos presenta como un euro accesible de colocación de losetas, donde los jugadores se disputan las losetas en juego, para crear de la nada un distrito a la altura de las circunstancias. Un juego amable y muy llamativo, con reglas claras y escuetas que nos lleva a comprar losetas, colocarlas en nuestra zona de juego y recibir lo que nos reportan. Esta es la esencia del juego y, aunque de primeras parece sencillo (que lo es), hay varios factores a tener en cuenta que le dan un plus de dureza que, lejos de complicarlo, lo hacen igualmente disfrutable para cualquier tipo de jugador, independientemente de su nivel.

Todo lo que hagamos durante la partida repercutirá directamente sobre 3 tracks interrelacionados entre sí, los cuales hay que tener presentes en todo momento desde el inicio. El track de ingresos es la fuente principal de financiación, indispensable si queremos tener pulmón económico a la hora de comprar nuevas propiedades en el mercado, y así no depender de que la loseta que necesitamos se vaya abaratando a medida que se suceden los turnos (si no nos la quitan antes).

Por su parte, el track de reputación nos indica el índice de satisfacción respecto a nuestra gestión. Si somos capaces de compaginar determinadas losetas, lograremos que nuestro territorio sea más apetecible, lo que se traduce en un aumento de habitantes que reflejaremos en el track de población.

Y es que en este tercer track, anotaremos cuántos residentes se unen a nosotros, o si por el contrario deciden marcharse y los desaprovechemos. No perdamos de vista este marcador, ya que de él depende, con respeto a los objetivos comunes y oculto, el grueso de nuestra puntuación final.

Busquemos el equilibrio en nuestra zona de juego, de modo que los 2 tracks de nuestro tablero nos reporten el dinero y población que necesitamos para seguir enganchados a la partida. Sin embargo, si nos quedamos rezagados en población, Suburbia incorpora un sistema de catch the leader por medio de una serie de líneas rojas, que frenan al jugador que se dispara en el marcador para que la partida no se decida con tanta celeridad.

¿Y cómo progresamos en estos 3 medidores? Con los elementos que le dan chicha al juego, las losetas. Las hay variadas y para todos los gustos, cada una con sus propios beneficios instantáneos y condicionales que, dependiendo de cómo las distribuyamos en nuestra área de juego, las exprimiremos en mayor o menor medida. Eso sí, hay tal cantidad de sinergias posibles, según el lugar donde se encuentre la loseta a la que afecta respecto a la dispuesta (adyacente, en nuestro territorio o en el de un oponente) que es importante que conozcamos (al menos por encima) qué podemos encontrarnos para no perder el hilo de la partida, agilizando así todas las fases del turno y haciendo que el juego sea más dinámico.

Las hay de 4 tipos (residencial, industrial, comercial y cívica), pero dentro de cada uno contamos con muchas losetas distintas entre sí. Entre las residenciales encontraremos campings, albergues, viviendas sociales, asociaciones de propietarios, residencias de mayores, apartamentos, mansiones, etc. todas ellas con sus beneficios particulares. Cualquiera diría antes de jugar, que el nombre no guarda relación con sus efectos, lo cual sería un error.

Si echamos un vistazo a todas y cada una de las losetas, vemos que la temática está realmente muy bien integrada, nada de calzador como en otros eurogames. Los campings y residencias para mayores nos dan una cantidad importante de habitantes al momento. Las asociaciones de propietarios ingresos por cada edificio residencial. Las mansiones mejoran la reputación del vecindario… y podría seguir así con las losetas restantes o las de otros tipo.

Las losetas se relacionan entre sí de forma lógica, tanto si son del mismo tipo como si no. Pongamos algunos ejemplos. Construir una fábrica al lado de una zona residencial nos perjudica; mientras que si en su lugar ponemos un parque, la demanda para vivir en nuestro distrito se incrementa. Las granjas proveen a restaurantes de cualquier jugador, aumentando así nuestros ingresos. Los jugadores que pongan aeropuertos se beneficiarán mutuamente, sin olvidar que las zonas residenciales que estén próximas no verán con buenos ojos el ruido continuo de los aviones.

Aunque cada jugador vaya a lo suyo desarrollando su ciudad, la interacción indirecta está ahí y no se puede obviar dejándola en un segundo plano. Nos vamos a beneficiar (o no) de lo que hagan los demás y sobre todo disputar las losetas del mercado y los objetivos comunes. Por el mercado inmobiliario pasarán muchas losetas durante la partida, pero no todas, lo cual hace que esperar para tomar una loseta concreta no sea una opción ideal si intuimos que varios jugadores pueden estar interesados. Y es que además de potenciar la ciudad para aumentar la población, tenemos que recordar que hay una serie de objetivos compartidos por los que estamos compitiendo, los cuales se van a resolver por milésimas y pueden marcar la diferencia en el resultado final; pues los individuales, a pesar de ser ocultos, se pueden intuir para bloquear que lo puntúen, pero no para llevárnoslos nosotros.

En cuanto a la producción, esta segunda edición con la que llega Suburbia a España es estupenda. Arte renovado a lo SimCity, losetas de mayor tamaño (no me quiero ni imaginar como eran las anteriores), bandejas para guardar los componentes perfectamente (facilitando el setup y guardado del juego), un token de jugador inicial que mola un montón y una amplia caja pensada para albergar la expansión cuando salga.

Pros

  • Temática: el tema está medido al milímetro. Las ventajas que otorga cada loseta, por separado o en relación a otras, están en armonía con el tipo de edificio al que representa.
  • City building top: teniendo en cuenta la cantidad de posibilidades que ofrece, lo bien hilado que está todo y lo entretenido que es, lo convierten en un título indispensable dentro del género.
  • Apto para todos: es fácil de explicar para que pueda jugarlo cualquiera, pero cuenta con múltiples factores a considerar que invita a ser jugado por los más experimentados.

Contras

  • Efectos en el olvido: hay que ser minuciosos a la hora de resolver los efectos de las losetas para que no se nos escape nada, y hacerlo no es tan sencillo. El juego nos recomienda seguir un orden de dentro hacia fuera para no perdernos nada, pero no contar con fichas como en el juego Gran Hotel Abaddon, con las que recordemos que tenemos una loseta que se puede reactivar todavía por efectos ajenos, nos permitiría agilizar la partida.
  • Análisis Parálisis: si en Suburbia SA contamos con compañeros de oficio que les gusta repensarse bien las opciones (recordemos que cada loseta puede dar mucho juego), el ritmo de partida se puede ralentizar en exceso.

Mi veredicto

Y vamos cerrando la reseña de Suburbia, un city building que salió hace ya 10 años pero que no ha contado con edición española hasta ahora. Un juego de colocación de losetas muy interesante, donde tendremos presente en todo momento lo que ya hemos hecho y lo que está por venir, para que el desarrollo de nuestro distrito vaya por el buen camino. Un título satisfactorio que apetece sacar y volver a sacar a mesa con todo tipo de jugadores, con una propuesta estética muy cuidada y un tema implementado a las mil maravillas. Por ello, le doy mi emblema de juego de mesa distinguido.

Juego de mesa que destaca por encima de la media
5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace