La pottermanía no se ha detenido, existen miles de magos y brujas o muggles soñadores en las calles. De ahí, que el mundo de los juegos de mesa se vea invadido por este universo mágico. ¿Quién no quiere divertirse echando algún hechizo de dados? ¡Me apunto siempre a una buena batalla de encantamientos!

Por esta razón, la editorial Ravensburger nos trae esta versión multiidioma del clásico y adictivo juego de mesa Strike con temática de Harry Potter, con dados mágicos que nos permiten conjurar hechizos si sabemos utilizar bien nuestra varita o mano. ¡Preparad las varitas, los dados y la suerte, que la diversión y los piques vienen solos!

Número de jugadores:2 – 5
Duración:10 minutos
Edad mínima:8 años
Género:tiradados
push your luck
eliminación de jugadores
Complejidad:1,05 / 5
Dependencia idioma:baja
Editorial:Ravensburger
Diseño:Dieter Nüßle
Precio recomendado:24,95€
Portada de Strike: Harry Potter

Preparación del juego a Strike: Harry Potter

La preparación de la partida a Strike: Harry Potter es sencilla y rápida, solamente tendremos que tener en cuenta el número de dados que le corresponden a cada jugador para crear sus hechizos y ganar la batalla mágica:

  • 2 jugadores: 8 dados por mago/bruja.
  • 3 jugadores: 7 dados por mago/bruja.
  • 4 jugadores: 6 dados por mago/bruja.
  • 5 jugadores: 5 dados por mago/bruja.

Ya solamente nos queda colocar en el centro de la mesa, al alcance de todos los competidores mágicos, el tablero de Strike: Harry Potter con su tapete en el fondo, y lanzar 1 dado de la reserva (si sale la cara X, se vuelve a lanzar). El tablero se podrá mover durante toda la partida para hacer el lanzamiento de hechizos más cómodo al mago. El resto de dados se guardan, no harán falta durante las partidas, digo partidas porque nunca es solamente una a este juego de mesa. ¡Comienza el ataque a dados hechizantes!

Setup para una partida en la arena con 4 magos

¿Cómo jugar al juego de mesa Strike: Harry Potter?

Strike: Harry Potter es una batalla de hechizos entre un frenético lanzamiento de dados. Los magos y brujas enfrentados juegan por turnos, comenzando el jugador más veterano y siguiendo en sentido horario.

En su turno, el jugador debe lanzar un dado al tablero con la entrega, fuerza o efecto mágico que quiera darle al dado para caer o golpear a otros dados en el tablero de batalla. ¡Ojo! Si nuestro dado lanzado o cualquier otro golpeado sale fuera del tablero, será eliminado de la partida inmediatamente, la fuerza sin control nos puede jugar malas pasadas.

Después de cada lanzamiento mágico, se comprueba en el tablero las caras de los dados tras nuestro movimiento de varita. Si hay caras con el símbolo “X” estos dados se eliminan de esta partida a Strike. Estos dados han sido perdidos en combate, ya no podremos volver a usarlos, los dejamos a un lado del tablero. Los otros símbolos surgidos en las caras de los dados del tablero nos permiten lanzar hechizos, si conseguimos dados con símbolos iguales. Gracias a ellos realizamos los siguientes efectos mágicos (cuando surjan varios grupos de símbolos iguales se sigue este orden de resolución de acciones):

  • Cara azul: Immobilus. Si formamos una combinación de dados azules, el hechizo Immobilus nos obliga a dejar estos dados en el tablero, quedan bloqueados. El resto de combinaciones de dados se pueden coger, pero sus efectos quedan anulados. Los dados Immobilus permanecen bloqueados hasta que un nuevo lanzamiento rompa su combinación.
  • Cara roja: Relashio. Este hechizo de Strike con combinaciones caras rojas, permite al resto de brujas y magos rivales lanzar un dado al tablero, inmediatamente y a la vez, antes de el jugador del turno coja los dados iguales. Esta acción tiene la intención de romper las combinaciones creadas y que los efectos de los demás hechizos queden anulados. Después, el mago o bruja en activo coge todos los dados con símbolos iguales que hayan surgido del ataque.
  • Cara amarilla: Accio. A través de la combinación de dados amarillos se convoca el hechizo Accio, con el cual el jugador del lanzamiento coge un dado adicional a su elección.
  • Cara morada: Wingardium Leviosa. Ayúdame Hermione con este Strike Harry Potter: ¿Leviosa o Leviosá? Con este famoso hechizo cogemos todos los dados iguales y el resto lo apilamos en una torre de levitación, siendo útil para formar combinaciones la cara de arriba. Por lo que debemos derribar la torre para poder hacer más combinaciones de hechizos.
  • Cara verde: Confundo. Con las caras de dados verdes iguales formamos el hechizo Confundo con el que se invierte el orden de juego.
Dado girando... ¿lograremos hacer algún combo?

Cuando se crea una combinación de dados iguales (excepto los dados Immobilus) se cogen y se unen a nuestra reserva. Y así acaba nuestro turno de juego. Sin embargo, si tras nuestro lanzamiento no se han creado hechizos, tenemos la posibilidad de seguir lanzando un dado o pasar de turno. Esta posibilidad se repite hasta que se cree alguna combinación o veamos demasiado peligroso seguir arriesgando con la visible mala suerte actual, pudiendo quedarnos sin dados de juego ¿Arriesgar o desistir?

Y el hechizo más mortal en Strike Harry Potter es: ¡Expelliarmus! Si al comenzar nuestro turno no quedan dados en el tablero, habremos sido desarmados por nuestro rival y tendremos que lanzar de una vez todos nuestros dados. ¡Cruzando los dedos para formar alguna combinación de caras positiva o quedaremos eliminados! Se podría decir que es una tirada a vida o muerte a Strike Harry Potter.

¡Atención! Algunas aclaraciones para las partidas a Strike Harry Potter. Será normal que surjan los debates cuando un dado queda inclinado en el tablero o por otro lado de la cara que muestra, el juego recomienda que se mueva el tablero y que la diosa fortuna elija la cara. Además, bajo el acuerdo de todos los jugadores, el mago o bruja de turno podrá despegar los dados más próximos al borde del tablero antes de su lanzamiento, para mejorar las posibilidades de colisión. Nosotros no lo solemos hacer, pero ahí esta la posibilidad de ser mejores personas.

Y finalmente, podemos tener nuestros dados mágicos ocultos o al descubierto del resto de jugadores, para dar más o menos información a los rivales o ponerles nerviosos. ¡El factor psicológico ayuda a poner inquieto al resto de magos y brujas!

Fin de la partida

La partida termina cuando solo queda un único jugador con dados en su reserva, tras haber eliminado al resto de magos y brujas, quedándose sin dados que usar al final de su turno; es decir, desarmando a los demás jugadores de sus varitas. Este último jugador, todavía con su varita y dados en juego, será el campeón de Strike Harry Potter.

Variante Torneo mágico

El juego de mesa Strike Harry Potter nos permite jugar un auténtico torneo de magia, en el cual se juegan tantas partidas como magos o brujas participen, siendo cada uno de ellos una vez jugador inicial.

Cuando un jugador es eliminado cuenta el número de jugadores que aún quedan en partida, ese será su puntuación negativa en esa partida. Ganará el campeonato de Strike Harry Potter el jugador con menos puntos en su marcador. En caso de empate se podrá decidir todo en una partida final. ¡Qué la magia nos acompañe!

Tirada de dado para hacer un nuevo hechizo

Reseña del juego de mesa Strike: Harry Potter

Y llega la hora de daros mi opinión sobre este peculiar juego de dados Strike: Harry Potter. Es cierto que en un primer momento sus pocos componentes y la sencillez de su setup nos dejaron un poco parados al principio (¡dados y solamente dados en una caja!), pero cuando empiezan a correr los dados por el tablero mágico este juego de mesa se convierte en pura adicción. La rapidez de sus partidas nos hacen pedir la revancha si hemos acabado perdiendo la jugada. Strike Harry Potter es una mezcla de azar y habilidad, con mecánica push your luck, en cada tirada de dados debemos tener en cuenta los choques entre dados y los límites de la zona de juego. Podemos pensar que dados queremos mover o cual nos interesa intentar conservar en el terreno, aunque quizás la suerte no esté de nuestra lado… ¡pero hemos venido a jugar!

Esta versión del clásico Strike de gladiadores, no solo nos aporta una temática mágica para los nostálgicos del mago adolescente más famoso y su universo, sino que aporta unos dados más llamativos y originales, junto con la posibilidad como magos y brujas de convocar hechizos con unas habilidades especiales. Durante las primeras partidas a Strike: Harry Potter hubiera agradecido en su tablero o caja algún tipo de recordatorio de las habilidades mágicas con los hechizos de sus dados y el orden de actuación de cada uno de ellos, para no tener que recurrir constantemente a sus reglas. Además, debemos jugar bien nuestros dados, sabiendo en qué momentos es mejor arriesgar o ser precavidos con nuestras tiradas. ¿Todo o nada?

En cuanto a la escalabilidad, es un juego de mesa que funciona bien a cualquier número en su franja de jugadores (2-5 jugadores). Sin embargo, a 2 jugadores hemos incluido una variante con el hechizo del dado Confundo (cambiar sentido de juego) para que tenga más utilidad: con esta combinación de dados iguales el mago o bruja activo deberá repetir turno, quiera o no. A mayor número de jugadores aumenta también el pique jugón, mejorando la experiencia de juego.

La rejugabilidad de Strike es infinita, nunca habrá una partida igual. Habiendo partidas que se alargan un poco más, partidas que duran unos minutos tras un hechizo ¡Expelliarmus!, partidas que desquician… pero siempre partidas divertidas, rápidas y competitivas. La realidad de este juego de mesa, en nuestra experiencia, es que cuando sale a mesa nunca hay una única partida. Por su rapidez de juego filler, lo hemos llegado a jugar incluso para decidir quién será el jugador inicial del siguiente juego, no hay una mala excusa para sacar sus dados a rodar. ¡Advertencia! Más de una vez con este juego de mesa hemos tenido que jugar también a “En busca del dado perdido…” la energía que pongamos en nuestras tiradas debe ser posiblemente medio controlada, no queremos disgustos.

Por último, resaltar la calidad de los componentes con unos dados resistentes y de diseño atractivo, junto a un tablero de juego que parecía endeble, pero que resiste los golpes y las embestidas de dados sin fisuras. Con este juego de mesa Strike Harry Potter se demuestra que “lo bueno, si breve, dos veces bueno”, el cual para mi mejora el clásico con una ambientación mágica que me encanta. ¡Viva la magia jugona!

Pros

  • Adictivo: es un juego de mesa que nos atrapa por su sencillez y mecánica de forzar la suerte, un tiradados que nos hace querer repetir una partidas tras otra, para mejorar nuestra suerte o habilidad de lanzamiento. ¡Preparados, apunten, fuego! Strike Harry Potter es una auténtica perdición jugona.
  • Rapidez: a pesar de que la duración del juego puede variar, las partidas no se alargan mucho, incluso habrá algunas que se resuelvan en un abrir y cerrar de ojos. Esto propensa el encadenamiento de partidas y tiques entre jugadores de forma constante.
  • Mejora el clásico: esta reedición del juego de mesa Strike aporta hechizos o habilidades especiales en las combinaciones de dados iguales, con una temática mágica relacionada con el universo de Harry Potter (otros juegos de mesa de Harry Potter). Estos cambios mejoran el diseño y la experiencia de juego del juego de mesa clásico, haciéndolo un poco menos simple e igualmente divertido.

Contras

  • Mala suerte con el azar: en todos los juegos de mesa hay una pequeña dosis de azar, pero cuando entran en juego los dados esta cualidad aumenta. En Strike un juego de dados debemos convivir con la diosa suerte en todo momento, venciendo la frustración.
  • Sencillez: debo advertir que no debemos esperar un juego de mesa sesudo o complejo, nos decepcionaremos. Strike Harry Potter es un juego muy simple que se basa en tirar dados con destreza para conseguir caras iguales y aumentar nuestra reserva de dados.
  • Eliminación de jugadores: el objetivo del juego es conseguir ser el último jugador con dados en la partida, mientras el resto de jugadores se quedan sin varita (dados) en el combate. Aunque parezca bastante aburrido mirar al resto, por su rapidez y dinamismo no nos importará tanto ver terminar la partida desde la grada.

Mi veredicto para Strike: Harry Potter

Strike: Harry Potter es un juego de mesa dinámico, sencillo y divertido en el que no dudaremos en echar una partida tras otra, tentar a la suerte con sus dados y mejorar nuestro lanzamiento será la mejor escusa para sacarlo a la mesa siempre que haya ocasión. La corta duración de sus partidas y su modo frenético de juego nos proporciona momentos lúdicos adictivos. Por estas razones y que dentro de los juegos de mesa ligeros es uno de mis favoritos, le voy a conceder un merecido emblema de un señor juego.

Don Meeple considera que este juego es imprescindible en tu colección
5% de descuento en ¿Jugamos una?