El mercado de valores está que arde y nosotros, como buenos inversores, vamos a intentar amasar una gran fortuna aprovechándonos de la información privilegiada que tenemos a nuestra disposición. Es el momento de manipular la fluctuación del mercado e influir en el valor de las acciones de las grandes compañías para comprar barato y vender lo más caro posible.

Así se nos presenta este Stockpile Edición Épica de Arrakis Games, un juego de mesa económico en el cual haremos uso de la información que vamos recibiendo para invertir con cabeza. Si gestionamos bien nuestra cartera de acciones, vendemos al mejor precio y llevamos a la quiebra las compañías por las que apuestan nuestros oponentes conseguiremos la mayor de las riquezas.

Este Stockpile Edición Épica incluye sus dos expansiones Corrupción Continua e Inversiones Ilícitas además de contenido promocional, por lo nos centraremos en el juego base y posteriormente hablaremos del contenido adicional de esta edición.

Portada de Stockpile Edición Épica
Número de jugadores:2 – 5
Duración:45 minutos
Edad mínima:13 años
Género:subasta
especulación de mercancías
draft
Complejidad:2,18 / 5
Editorial:Arrakis Games
Diseño:Brett Sobol
Seth Van Orden
Ilustración:Jacqui Davis
Ian O’Toole
Precio recomendado:54,95€

Preparación de partida

Cada jugador recibe un peón de subasta y el tablero individual del color correspondiente, además de 20.000$ en divisas ¿Pensabais que íbamos a comenzar a jugar con las manos vacías? El resto de divisas se apilan por tipo formando el banco.

A continuación, desplegamos el tablero central por el lado estándar (simétrico), colocamos el marcador de turno en el área indicado según el número de jugadores y los marcadores de acciones en las casillas iniciales de las compañías (círculos oscuros).

Hecho esto, mezclamos por separado las cartas de compañía y las de previsión (las básicas), colocándolas al lado del tablero como se muestra en la siguiente imagen.

Ahora, preparamos el mazo de mercado, compuesto por cartas de acciones, de pago de comisiones y de operaciones. Sacamos de este mazo una carta de cada tipo de carta de acción, las barajamos y le entregamos una a cada jugador, quien las ve y sitúa boca abajo en la parte izquierda de su tablero personal, espacio llamado cartera de acciones. Devolvemos las sobrantes al mazo, mezclamos de nuevo y las dejamos cerca del tablero.

Por último, decidimos el jugador inicial y le hacemos entrega del marcador de jugador inicial.

¿Cómo se juega a Stockpile?

En Stockpile jugamos tantas rondas como indique el marcador de turno, en cada una de ellas realizamos por orden las siguientes fases.

Fase de información

Los jugadores reciben una carta de compañía y otra de previsión, las cuales nos indican qué compañías van a bajar o subir en la fase de movimiento. Esta información la mantenemos oculta durante toda la ronda, por lo que tendremos que jugar con ella para sacarle partido.

¿Y qué hacemos con las sobrantes? Primero revelamos una de cada en el tablero de juego y el resto, si las hubiera, las ponemos por parejas fuera del mismo para la resolución final de la ronda.

Fase de oferta

En esta fase nos disponemos a formar la oferta de mercado. Para ello, ponemos boca arriba una carta del mercado en cada una de las calculadoras del tablero según el número de jugadores.

Dicho esto, por turnos los jugadores roban dos cartas del mismo mazo y deciden cual juegan boca arriba y cual boca abajo en la calculadora que quieran, pudiendo repartirlas en calculadoras diferentes.

Fase de demanda

De este modo, cada calculadora tiene un número variable de cartas y tocamos a una calculadora por jugador… ¿Cuál nos quedaremos? ¡Qué empiece la subasta!

Por turnos, cada jugador pone su peón de subasta en un hueco libre de uno de los marcadores de puja de las calculadoras disponibles y, si ya hubiera un peón pujando, hay que superarlo (los valores oscilan entre 0 y 20.000$). En el caso de que alguien supere nuestra puja, retiramos nuestro peón y cuando nos vuelva el turno podemos sobrepujar o pujar por otra.

Se juegan tantos turnos como sean necesarios hasta que haya un jugador por calculadora. En ese caso, los jugadores pagan a la banca y se llevan las cartas, las cuales se colocan boca abajo en su cartera de acciones.

Si alguna de estas cartas fuera de pago de comisión, se paga el precio al banco y se descarta. En caso de no tener dinero la mantenemos en nuestra zona de juego hasta que podamos pagarla.

Fase de operaciones

Ahora, pasamos a intervenir en la fluctuación de los valores de las acciones en el mercado. Para ello, cogemos todas las cartas de operaciones que tenemos y bajamos o subimos el valor de las acciones de cualquier empresa antes de descartarlas.

Si mediante estas acciones llegamos al valor máximo o mínimo de una acción, procedemos a hacer división de acciones o bancarrota respectivamente.

  • División de acciones: cuando el valor de las acciones supera el 10, todos los jugadores que tengan acciones de dicha empresa las mueven a la cartera de acciones divididas que se encuentra en la parte derecha del tablero personal. A continuación, el marcador de acción se sitúa en el 6, valor a partir del cual continúa su progresión.
  • Bancarrota: si el marcador de una compañía alcanza el mínimo (por debajo de 1), entramos en bancarrota, por lo que los jugadores descartan todas sus acciones de dicha compañía, volviendo el marcador de acción al valor inicial.

Fase de venta

Siguiendo el orden de juego, los jugadores pueden vender cuantas acciones quieran de su cartera al precio que marque el tablero central (las acciones divididas al doble), descartándolas a la pila de descarte.

Fase de movimientos

¿Recordáis las cartas de compañía y de previsión que se repartieron en la fase de información? Es el momento de revelarlas y, por orden, reflejar los cambios indicados en cada una de ellas en el tablero. También se ejecutan todos los pares de cartas que se asociaron en la primera fase de la ronda.

En el caso de que se produzca alguna división de acciones o bancarrota, resolvemos como hemos comentado en la fase de operaciones.

Fin de la ronda y de la partida

Avanzamos el marcador de turno y pasamos la ficha de jugador inicial al siguiente jugador.

Si el marcador de turno ha llegado a la última casilla, jugamos la última ronda antes de pasar al recuento final. En primer lugar comprobamos qué jugador tiene más acciones de cada compañía, llevándose 10.000$ en divisas adicionales por ser accionista mayoritario (divisas por valor de 5.000$ a cada jugador en caso de empate). Ahora, sumamos todo el dinero y el jugador que más tenga habrá ganado la partida.

Variante para 2 jugadores

Una partida en pareja es muy parecida a una a 4 jugadores. Empezamos con 10.000$ en divisas más y 2 peones de subasta, También en la fase de información recibimos 2 pares de cartas, en la de oferta colocamos el doble de cartas y en la de demanda alternamos las pujas de los personajes.

Módulos de expansión

Como ya he comentado al principio del artículo, este Stockpile Edición Épica viene con Corrupción Continua e Inversiones Ilícitas, las dos expansiones que le dan un plus de complejidad al juego de mesa base y que se pueden combinar a nuestro gusto.

Tablero avanzado

Para meterle asimetría al juego os recomiendo probar la otra cara del tablero, donde las compañías fluctúan de forma irregular dando lugar a tomas de decisión más difíciles. La simbología es similar a la que ya hemos visto en el juego base, por lo que no tenemos problemas para jugar con este lado del tablero.

Bonos

¿Sois de ir sobre seguro? Entonces la compra de bonos os va a venir como anillo al dedo. Al comienzo de cada ronda podemos comprar hasta 3 bonos al precio marcado por la tarjeta de referencia. Estos nos reportan una rentabilidad fija de 1.000$ al final de cada ronda y recuperar su precio de compra al terminar la partida. ¿Nada mal no?

Mercancías e impuestos

Las cartas de mercancías e impuestos se combinan para dar lugar al llamado mazo de comercio.

Así en la fase de oferta, una vez el jugador activo haya jugado sus dos cartas de mercado, roba una carta de este nuevo mazo y la pone boca arriba en la calculadora que quiera.

¿Cuál es la gracia? Al final de la partida las mercancías nos otorgan dinero extra por grupos de cartas únicas y los impuestos nos penalizan.

Dados de previsión

¡Han llegado los dadetes al mercado de valores! Con su ayuda vamos a poder variar las cartas de previsión en cada ronda de juego. ¿Os animáis?

Al comienzo de la ronda, posteriormente a la compra de bonos si se ha introducido en la partida, lanzamos los dados y los ponemos en el tablero de previsión anual. Buscamos las cartas de previsión entre las 22 disponibles (6 del base y 16 de la expansión) y procedemos como en una partida estándar.

Estrategias de inversión

Antes de empezar a jugar, barajamos el mazo de cartas correspondiente y entregamos a cada jugador 3 más el número de rondas a jugar, las observamos con detenimiento y descartamos 2 de ellas.

Así, en cada uno de nuestros turnos durante la fase de operaciones podemos jugar una de ellas pagando su coste si fuera preciso.

Subasta jugador inicial

Si sois de los que creéis que el jugador inicial debe de ganarse tal reconocimiento introducid esta variante. Al término de la fase de oferta de cada ronda, el jugador que posea el marcador de jugador inicial coloca esta carta en la calculadora que quiera. Quien se la lleve durante la fase de demanda se habrá ganado empezar la siguiente ronda de juego.

Inversores

Stockpile Edición Épica nos da la opción de jugar con personajes de renombre como Bill Gates, Donald Trump o Barack Obama entre otros, los cuales cuentan con habilidades especiales y nos permiten empezar con una suma variable de dinero en divisas. Repartimos al azar dos inversores a cada jugador y elige uno de ellos

Subasta de inversores

Venga, admitid que os mola el rollo de las subastas. Una vez hayamos escogido los inversores con los que jugar los colocamos en las calculadoras y pujamos. ¿Con qué dinero pagamos? Tranquilos que se descuenta de la cantidad inicial a percibir.

Detalle del tablero de divisas de Oprah

Reseña del juego de mesa Stockpile Edición Épica

¿Qué tal están mis inversores favoritos? Sí, aquí todos invertimos en algo, sino mirad a vuestro alrededor que seguro que ahora mismo tenéis al alcance de la mano una estantería repleta de juegos. Pero vamos a centrarnos que ahora toca hablar de este Stockpile Edición Épica, un juego económico de inversiones en el mercado de valores que nos ha traído en español Arrakis Games.

En él tenemos que jugar manipulando el valor de las acciones de las compañías del mercado de valores para comprar barato y vender lo más caro posible. ¿Esto iba de ganar dinero no?

Para ello, al principio de cada ronda recibimos información privilegiada que solo sabemos nosotros. Pero no nos engañemos, ya que solo conocemos la previsión de variación al final de la ronda de 2 de las 6 compañías (una nuestra y otra pública). Mientras tanto, nos vamos a pelear con el resto de inversores por conseguir el lote de acciones “más interesante”, y lo pongo entre comillas porque las acciones van a bailar bastante antes de que podamos venderlas y no siempre lo van a hacer en el sentido que nos gustaría.

Aquí es donde Stockpile introduce ese push your luck que tanto me está gustando. ¿Seguirán subiendo las acciones? ¿Y si bajan y acabo perdiendo dinero? Esta es la tesitura que se respira en el ambiente. Quien no arriesga no gana, y podemos ganar mucho si una compañía de la que tenemos muchas acciones alcanza la división de acciones. ¡Pero ojo! porque como vaya en caída libre hasta la bancarrota se nos va a quedar un careto para echarnos una foto. Nadie sabe cómo se va comportar el mercado, aunque os puedo decir que desde que comienza la partida hasta que termina puede dar muchas vueltas.

Los nervios y la tensión están cada vez más latentes conforme se suceden las rondas y vamos acumulando acciones cada vez más valiosas en nuestros tableros personales, lo cual provoca que estemos entretenidos en todo momento y la partida se nos pase volando.

Un juego apto para todos los públicos con una duración ajustada y una sencillez palpable gracias a un desarrollo de juego constante. Aunque si buscáis mayor profundidad seguid leyendo, porque los módulos de esta edición dotan al juego del volumen necesario para que los jugadores que quieran un juego de mesa más completo lo puedan disfrutar.

Stockpile Edición Épica incluye todo el contenido que hay a día de hoy para este juego. Con las cartas promocionales y las expansiones Corrupción Continua e Inversiones Ilícitas disponemos de módulos suficientes como para que el juego tenga recorrido y no se llegue a quemar a pesar de jugarlo con frecuencia. Cada módulo se puede jugar por separado o combinándolos a nuestro gusto, por lo que os aconsejo que los vayáis probando para jugar partidas más variadas.

Cuantos más módulos introduzcamos la partida gana en complejidad, sobre todo con el tablero avanzado, las cartas de estrategia de inversión y los inversores al meter el plus de asimetría del que carecía el juego base. Por lo que según con quién lo vayamos a jugar añadimos unos u otros.

Pros

  • Módulos: el contenido adicional de esta edición corrige varios aspectos que limitaban el juego base. Ahora tiene mayor variabilidad, profundidad y estrategia que permite que pase a otro nivel para un público más jugón.
  • Interacción: tanto en las subastas como al usar las cartas de operación vamos a ir a muerte a por los demás jugadores, ya sea para quedarnos con las mejores acciones o para hundir las empresas que tienen más peso en la cartera del resto de inversores.
  • Inmersión: la tensión y adrenalina durante la partida nos acerca a la que puede llegar a transmitir el mercado de valores en la vida real.

Contras

  • Azar: aunque todos tenemos las mismas opciones de llevarnos cualquier pila de cartas en la fase de demanda, la suerte en las subidas y bajadas de precios en el mercado de valores es más que evidente, y en ocasiones llega a ser frustrante si hemos pagado por un pack aparentemente suculento, pero esta es la gracia del juego ¿no?
  • Escalabilidad: las subastas y especulación de acciones son la base del juego, por lo que lo hemos disfrutado mucho más a 4 y 5 jugadores. Aunque a dos se deja jugar si jugamos con la variante a dos con doble peón al estilo de El Dorado.
  • Tablero avanzado: el tablero asimétrico puede echar un poco para atrás en las primeras partidas, pues cada compañía tiene sus pros y sus contras e induce al AP.

Mi veredicto

Y con esto ponemos punto y final a esta reseña de Stockpile Edición Épica, un juego de mesa de corte económico que nos traslada al mercado de valores, donde haremos uso de la información privilegiada que tenemos a nuestra disposición para sacar el máximo rendimiento a nuestras acciones. Saber pujar, manipular el mercado y una pizca de suerte nos llevará a los titulares de The New York Times. La capacidad de poder añadir módulos adicionales a las partidas hacen que puedan disfrutarlo tanto los más novatos como los más exigentes. Por ello le doy mi emblema de juego recomendado.

Os recomiendo este juego para vuestra ludoteca
5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace