Tras la mortal enfermedad de La Plaga la supervivencia galáctica pende de un fino hilo, con protocolos de aislamiento estrictos esta pandemia espacial se erradicó. Los pocos supervivientes de las diferentes especies inteligentes vagan por el espacio en busca de recursos, como nómadas y carroñeros. Sin embargo, ahora llega el momento de tomar el control de la galaxia.

En este universo futurista se presenta Space Opera, un juego de mesa de la editorial Games 4 Gamers, en el que nos ponemos en la piel de una de las especies galácticas para luchar por lograr el dominio de la galaxia. Hay pocos recursos y lo mejor será que intentemos adquirirlos, quitándonos a la competencia de en medio.  ¿Cuál será la especie que se alce sobre las demás? Está en nuestras manos jugonas decidirlo, ¿preparados para otra una pandemia futurista?

Tabla de datos del juego de mesa Space Opera

Preparación de la partida espacial

Cada jugador recibe dos cartas de especies galácticas, de las que debemos elegir una de ellas según sus intereses estratégicos, esto se hace de forma oculta y una vez que todos hayan elegido, se muestran y se colocan las especies elegidas frente a cada jugador boca arriba, el resto se descarta.

El orden de juego de Space Opera se determina por la iniciativa de la especie controlada (número a la derecha de la carta zona de arriba) por cada jugador de menor a mayor, es decir, la especie con iniciativa más baja comienza la partida. Si dos o más especies tienen igual iniciativa, los jugadores levantan al azar una carta de recurso y el jugador con la carta de precio menor juega primero. Siguiendo este orden los jugadores toman la PST (Pantalla de Seguimiento Táctica) que le corresponda e indican sus niveles de ataque y defensa (en un principio en relación a su especie, pero se irán sumando todos los números que aparezcan con el símbolo + en las cartas de recursos) con las fichas rojas y azules.

Cada jugador recibe también 4 unidades de población civil (fichas ovaladas más grandes, lado verde) y 4 créditos (fichas redondas pequeñas), colocándolos al lado de su carta de especie. Comenzamos con una pequeña población superviviente que debemos ir aumentando para ganar poder y control espacial.

Se separan y se barajan los mazos de recursos y de sistemas estelares, colocándolos boca abajo en el centro de la mesa de juego al alcance de todo los jugadores, junto con el resto de fichas de unidades de población y de créditos restantes a las repartidas a cada jugador.

Por último, para la preparación de la partida a Space Opera cada jugador extrae 5 recursos (siguiendo el orden de iniciativa) y los guarda en su almacén o mano. Se elige un recurso y el resto pasa al jugador de su izquierda, se repite esta operación hasta repartir todos los recursos extraídos.

Setup listo para que 4 especies empiecen la batalla

¿Cómo se juega a Space Opera?

Con el juego de mesa Space Opera vivimos aventuras espaciales con la búsqueda de recursos como tecnologías, combustible, naves o equipamientos que hacen nuestro camino hacia la supervivencia y el poder más fácil o nos ayudan a acabar con nuestros rivales. Nuestro turno de juego se compone de 2 fases:

Reorganización

Al empezar su turno, cada jugador realiza las siguientes acciones en este mismo orden:

  • Voltear las tecnologías en construcción y devolver los créditos pagados por ella a la pila central.
  • Obtener una unidad civil y, después, tomar tantos créditos como civiles se posea en total.
  • Descartar los sistemas estelares del turno anterior y saltar a un nuevo sistema estelar, con la extracción de un recurso.

Nota: debido al aislamiento del que salimos, en el turno inicial no se realiza esta fase de reorganización. Además, durante este primer turno está prohibido saltar a otro sistema estelar o sacrificar unidades de población.

La reorganización no puede ser interrumpida por ningún jugador, ni siquiera utilizando cartas de efecto o consumible sincrónico (únicas cartas que pueden ser jugadas fuera del turno del jugador).

El declive de Space Opera es un evento que sucede cuando el mazo de recursos se agota. Las cartas del descarte se barajan y se crea un nuevo mazo, pero entramos en una etapa de decadencia que agiliza la partida. A partir de este momento, en vez de obtener una unidad civil en cada turno, se sacrifica una unidad de población del tipo que sea. Con cada nuevo declive (mazo agotado de nuevo) se sacrifica otra unidad más.

Transcurso de un turno en Space Opera

Activación

¡Entramos en acción! Durante esta fase de Space Opera se puede realizar cualquiera de las siguientes acciones:

  • Usar un consumible: son cartas de usar y gastar, tras pagar su coste se aplica el efecto indicado y se descarta. Para usar consumibles contra nuestros contrincantes debemos estar en el mismo sistema estelar (mismo color de sector).
  • Construir una tecnología: se coloca boca abaja en nuestra zona de juego y se pone su coste en créditos encima, indicando que está en construcción. Se voltean y construyen durante la siguiente fase de reorganización. Las tecnologías construidas no se pueden descartar, salvo por algún efecto. Se pueden construir un máximo de 8 tecnologías.
  • Montar equipo: se monta directamente boca arriba al pagar su precio, colocándose debajo de una nave ya construida y con ranura disponible (puntos de la zona central inferior de la carta). Esta unión no puede ser desmontada durante la partida.
  • Negociar: se pueden negociar recursos del almacén o créditos con otras especies rivales siempre que estemos en el mismo sector del sistema estelar, para crear conspiraciones o extorsiones que nos puedan beneficiar. Advertencia: solo se puede negociar en nuestro turno y nunca durante una guerra iniciada. ¡No nos podemos fiar de nadie en esta galaxia!
  • Salto extra: para huir o atacar se puede realizar durante nuestro turno un salto extra a otro sistema estelar, colocándose una nueva carta encima de la que poseíamos. Este salto extra tiene un coste de dos créditos y se extrae un recurso.
  • Entrenar militares: si pagamos 4 créditos podemos voltear una unidad civil convirtiéndola en unidad militar que nos aporta +2 al ataque y +2 a la defensa de nuestra PST, y daña 1 en el asalto planetario. Pero esta unidad ya no aporta créditos durante la fase de reorganización, ni se puede invertir.
  • Declarar la guerra: solamente podemos plantar batalla una vez por turno a un jugador que esté en el mismo sector estelar. Pueden participar otros jugadores que se encuentren en el sistema estelar del defensor jugando cartas sincrónicas. Durante la guerra hay dos fases:
    • Batalla de Flotas: esta fase sucede si el defensor tiene naves construidas, de no ser así pasamos directamente al enfrentamiento planetario. El atacante decide que naves (al menos una) participan en la lucha, mientras que el defensor organiza sus naves (todas participan) para determinar su estrategia de defensa, formando el bloqueo de naves enemigas (colocándolas delante de las nave de ataque) y el orden de batalla. El defensor está obligado a bloquear todas las naves que pueda de su enemigo puestas en combate. Si cualquiera de las naves enfrentadas supera con su ataque la defensa de la otra, la destruye. Sin embargo, si ninguna se destruye quedan bloqueadas. Las naves no destruidas ni bloqueadas son las que causan daño a la población contraria.
    • Asalto Planetario: esta fase sucede si el atacante tiene unidades militares y desea ejecutarlas. Los enfrentados en esta guerra comparan sus niveles de ataque y defensa de sus PST. Si uno de ellos supera con su ataque la defensa del rival, lo daña. Además, el atacante roba del defensor tantos créditos como unidades haya conseguido eliminar.
    • Dañar: es el daño infringido a un rival tras la guerra, midiéndose por el número de unidades (militares o civiles) que se eliminan de la especie. El atacante es el que decide qué tipo de unidades se eliminan.

Al finalizar nuestro turno no podemos tener más de 6 recursos en nuestro almacén o mano, debemos descarta el exceso de cartas. Teniendo en cuenta que no se pueden descartar recursos sin usarlos si no es por este motivo o por algún efecto.

Fin de la partida

La lucha por el poder en este universo galáctico futurista de Space Opera llega a su fin cuando se cumple una de las siguientes condiciones de victoria:

  • Exterminio: arrasamos con la población de nuestros oponentes, siendo el único jugador con unidades de población. Somos la única raza que ha sobrevivido a esta batalla espacial de hegemonía.
  • Nivel de civilización: si una especie sube a nivel de civilización 3 o superior, gana la partida al finalizar la ronda, siempre que las demás especies estén en niveles inferiores. Los niveles de civilización se consiguen de la siguiente forma:
    • Por cada 4 tecnologías construidas que posea la especia se obtiene 1 nivel.
    • Por cada 4 unidades de población de la especie (militares o civiles) se consigue 1 nivel. 

Variante Modo Competitivo

En esta variante de Space Opera cada jugador escoge una especie y diseña un mazo de recursos (con 40 cartas de recurso, con un máximo de 3 de cada recurso iguales) en consonancia con la especie elegida. Durante la partida, extraemos recursos de nuestro propio mazo y teniendo fases de declive individuales.

En la preparación de la partida, podemos decidir con cuales de los 5 recursos extraídos queremos quedarnos, descartando el resto para volver a robar según el número de cartas que hemos devuelto. Después, volvemos a barajar nuestro mazo de recursos. Lo demás sigue las normas descritas.

Enfrentamiento entre 2 jugadores ¿quién ganará el duelo?

Reseña del juego de mesa Space Opera

En este juego de mesa Space Opera podemos aventurarnos en un mundo futurista galáctico y post-apocalíptico en el que las especies, en vez de unirse, han entrado en una cruda batalla por los recursos y la hegemonía del universo. Para hacernos con el dominio galáctico, debemos aumentar nuestra población y potencia tecnológica o destruir nuestra competencia para ser la única especie del universo. ¿Ganar con prosperidad o destrucción? Con esta atractiva temática es un juego irresistible para los aficionados de los juegos de mesa espaciales, como otros que podemos ver en la reseña juegos de mesa del espacio.

Sobre todo en las primeras partidas la gran cantidad de acciones a elegir en la fase de activación del juego ralentiza las partidas, pero cuando le pillemos el truco a Space Opera estas múltiples opciones y la diversidad de sus cartas nos ofrecerán experiencias de juego totalmente diferentes. El sistema de los enfrentamientos me parece adecuado, siendo el objetivo dañar o destruir al mayor número de población de nuestros rivales a través de dos modos: la batalla espacial o el asalto planetario. 2 frentes a atacar en nuestros rivales, pero que también tenemos que intentar proteger. No podemos tener la mejor flota de naves espaciales y desatender nuestra defensas en la PST, esto mostrará un punto débil a nuestro rivales.

La necesidad de estar en el mismo sector del sistema estelar nos da una oportunidad de escapatoria para el enfrentamiento bélico. A algunos jugadores esto podrá desesperar su paciencia, mientras que a jugadores menos avanzados en la partida les alivia y les da la posibilidad de prosperar. Otro aspecto positivo de los enfrentamientos es la incertidumbre que genera la poder usar cartas sincrónicas (cuyos efectos pueden aumentar el nivel de defensa o ataque, e incluso proporcionar una vía de huida) y de intervenir otros oponentes, que hacen que una guerra que parecía tener un resultado previsible de victoria, dé un cambio repentino y el atacante vea truncados sus planes.

Aunque se juega bien a 2 jugadores, para sacarle el máximo partido a las cartas y las opciones que este juego de mesa ofrece, recomiendo jugar a Space Opera a 3 o 4 jugadores. Con más jugadores mejora la interacción de las negociaciones de recursos y las batallas se vuelven más épicas, con la intervención de otros jugadores en medio de los duelos estelares.

Pros

  • Sistema de guerra: un acertado modo de dar sentido a este juego de mesa de batallas espaciales con 2 formas de enfrentamiento (naval y planetario), siempre que se comparta el sector estelar. Muchas veces viajaremos por la galaxia en busca de nuestros escurridizos adversarios y a la inversa, aumentando la emoción bélica.
  • Rejugabilidad: las diversas especies con sus habilidades especiales y el gran mazo de cartas de recursos hacen que el juego cambie en cada partida, haciéndonos elaborar diferentes estrategias según su desarrollo.
  • Interacción: este juego de mesa es una competición galáctica por el domino del universo, por lo que las acciones de nuestros rivales tienen una gran importancia en nuestra partida. No debemos perder de vistas las demás especies si queremos la hegemonía de la galaxia.

Contras

  • Escalabilidad: las partidas a 2 jugadores se vuelven un tira y afloja, así como las opciones de negociación y de declaración de guerra se hacen más previsibles, con la intervención de más jugadores el juego gana.
  • Sistemas Estelares: aunque me parece una forma original de no permitir la batalla en cualquier momento en ocasiones, según el azar, se puede convertir en una carrera a lo correcaminos el poder alcanzar al adversario deseado, que puede frustrarnos.
  • Análisis Parálisis: las múltiples decisiones y acciones que se pueden realizar en la fase de activación puede entorpecer el ritmo de juego en las partidas, sobre todo las primeras veces o con jugadores de gran meditación estratégica.

Mi veredicto para Space Opera

Si queremos vivir una aventura espacial con batallas épicas entre naves y especies inteligentes, Space Opera es un buen juego de mesa. Por ser un título entretenido, con partidas reñidas y emocionantes opciones de victoria le otorgo mi emblema de juego de mesa recomendado.

Don Meeple recomienda que lo tengáis en vuestra ludoteca