El juego de mesa SCOPE Stalingrad se sitúa en una de las batallas más decisiva de la Segunda Guerra Mundial. En la ciudad en ruinas de Stalingrado se enfrentan con ferocidad el ejército rojo ruso y la Alemania nazi, que quiere expandir sus dominios e invadir la Unión Soviética. Una batalla que va a marcar el rumbo de la guerra y de la historia.

Y en esta lucha tan sangrienta el papel de los francotiradores es la llave de la victoria, cazando objetivos clave para el fin de la contienda. ¿Será nuestro disparo el decisivo?

Con esta temática bélica tan inmersiva, nos sumerge en la batalla SCOPE Stalingrad, como francotiradores expertos de cada bando (duelo a 2 jugadores o en equipos) que deben disparar y moverse con astucia para no ser descubiertos por el enemigo. Un juego de guerra o wargame para iniciarse en este género con la simulación de esta gran batalla histórica que decidió el fin de la Segunda Guerra Mundial. Este juego de mesa nos lo trae la editorial Draco Ideas y forma parte de su iniciativa Los 300 de Draco Ideas“, siendo uno de los primeros juegos de esta campaña en producirse.

Portada de SCOPE Stalingrad
Número de jugadores:2 – 4
Duración:10 – 15 minutos
Edad mínima:12 años
Género:memoria
despliegue unidades secretas
movimiento oculto
Complejidad:1,60 / 5
Editorial:Draco Ideas
Diseño:Juan A. Nácher
Ilustración:Matías Cazorla
Precio recomendado:13,50€
5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace

Preparación de partida

Para comenzar la batalla entre ambos bandos en el juego de mesa SCOPE Stalingrad debemos separar las diferentes cartas que contiene el juego para organizar este duelo de guerra.

En primer lugar, diferenciamos fácilmente las carta de cada ejército por su reverso: bando soviético – contorno rojo y bando nazi – contorno negro. Dentro de cada uno, dejamos a parte la carta de bala o disparo y las 14 cartas de área vacía (símbolo redondo tachado), con estas últimas creamos un mazo boca arriba.

Después, el resto de cartas crean el frente de lucha o lo que es lo mismo el área de juego, su número y tipo dependen del escenario elegido que explicaré a continuación. Cada frente se une al otro simétricamente por su 1º fila y puede contener hasta 3 cartas de tirador, 10 cartas de unidad y 2 cartas de señuelo, como he mencionado esto varía según el modo de juego elegido. Las cartas de área se colocan boca abajo en una matriz rectangular, manteniéndose en esta posición durante toda la partida para jugar al despiste con el enemigo y camuflarnos como buenos francotiradores con el resto. Cada jugador puede mirar sus cartas de área en cualquier momento y la colocación inicial es a su elección.

Como he comentado, al empezar una partida a SCOPE Stalingrad los jugadores deben acordar un escenario específico. Dicho escenario modifica el terreno de combate y las unidades de combate, creando partidas diferentes con puntos de objetivos distintos. Existen escenarios básicos (más sencillos) y temáticos (en los que se las cartas de unidad ganan mayor valor en la partida y crean condiciones de victoria más épicas y heterogéneas).

La partida siempre la comienza el bando alemán, como jugador inicial. Pues fueron los invasores que iniciaron esta disputa histórica.

Listo el setup para el duelo entre las dos potencias

¿Cómo se juega a SCOPE Stalingrad?

Al controlar uno de los bandos bélicos, soviéticos o nazis, en SCOPE Stalingrad debemos preparar nuestra estrategia de ataque y defensa para conseguir el objetivo de derribar las fuerzas del enemigo con nuestros tiradores, acabando con sus francotiradores o alcanzando los Puntos de Objetivo del escenario elegido.

Esta batalla sangrienta que es un duelo de poder, se lucha o juega de una forma sencilla y rápida. En su turno, cada jugador decide entre realizar 1 de las siguientes 2 acciones:

  • Mover: cogemos un cuadrante de cartas (2×2) de nuestro frente. Miramos estas cartas y las reorganizamos a nuestra elección de vuelta en la mesa.
  • Buscar: desvelamos 1 carta del frente enemigo. Si la carta es un tirador o unidad, podemos dispararle y abatirla. En este caso, colocamos la carta de disparo en el centro de un cuadrante con 1 de nuestros tiradores. De esta forma, ganamos dicha carta en nuestra puntuación de combate (excepto si es un señuelo). La carta abatida se sustituye por una carta de área vacía del mismo frente.

Y, así de forma repetida entre ambos jugadores, hasta que alguno logre la victoria.

Modo avanzado

El modo avanzado de SCOPE Stalingrad es perfecto para jugar de una forma más completa, desafiante e incluso inmersiva en el juego. Una vez que dominamos su modo básico en los diferentes escenarios propuestos, es la hora de aumentar la complejidad del juego con este modo.

De esta forma, se introducen habilidades especiales que cada unidad otorga, acorde a su rol bélico lo que mejora la experiencia de juego. Por ejemplo, la acción de buscar y disparar la realizan los tirados, el oficial da la orden de mover las tropas, pudiendo realizar la acción de mover 2 veces en el mismo turno o la ametralladora que nos sirve como fuego ofensivo o defensivo. Con este modo, se amplia el abanico de acciones bélicas posibles durante nuestro turno.

Comienza la batalla que decidirá la Segunda Guerra Mundial

Partidas a 3 o 4 jugadores

En partidas a 4 jugadores, se juega en equipo dividiéndonos las opciones de ataque. Cada bando se divide en tiradores y unidades, controlando cada jugador uno de estos grupos y jugándose por turnos. Con 3 jugadores, un jugador controla un bando solo y el resto se dividen al otro ejército. No obstante, el jugador solitario juega un turno extra para equiparar la ronda.

En ambos casos, es muy importante la organización con nuestro aliado para establecer una estrategia de ataque y defensa común. La mala comunicación no nos puede costar la guerra.

Fin de la partida

La partida a SCOPE Stalingrad termina cuando alguien consigue eliminar a todos los tiradores rivales o alcanza los Puntos de Objetivo del escenario seleccionado.

Sin embargo, si hemos escogido un escenario específico, el fin de partida se puede lograr también cuando se alcanzan las condiciones de victoria determinadas en dicho modo de juego. Estas pueden ir desde acabar con los oficiales enemigos, hasta que una de nuestras infanterías alcance la última fila del frente rival. No obstante, abatir los tiradores rivales les deja sin poder contrarrestar ataques, por lo que sigue siendo una condición de victoria.

Detalle de las unidades caídas del rival

Reseña del juego de mesa SCOPE Stalingrad

En este juego de mesa nos situamos en una de las batallas más sangrientas y decisivas de la Segunda Guerra Mundial, la lucha por la ciudad de Stalingrado, por lo que la lucha entre el bando soviético y nazi es encarnizada.

Nuestro principal objetivo es abatir los francotiradores enemigos, los causantes de nuestras bajas militares, es decir, vivimos un duelo en el que solo puede quedar un jugador en pie. Por tanto, a pesar de que el juego permite partidas de 3 o 4 jugadores, jugando en turnos y equipos, cómo realmente se disfruta es a 2 jugadores, tomando el poder completamente de nuestro ejercito.

Scope Stalingrad es un juego de mesa muy versátil, disponiendo de múltiples modos de juego que modifican el escenario del enfrentamiento y las cartas en juego, así como podemos introducir de forma progresiva nuevas habilidades a nuestras unidades militares que harán la batalla más emocionante y estratégica.

No obstante, la misión principal o situación de victoria siempre es la misma, descubrir los francotiradores rivales o conseguir los puntos objetivo. Por lo que es recomendable introducir pronto, tras las primeras partidas, habilidades a las diferentes unidades (modo avanzado). Para que el juego no se convierta en únicamente disparar a matar, uno tras otro. Este cambio dota al juego de una mayor profundidad táctica y mejora su experiencia.

Por otra parte, los escenarios temáticos aportan una mayor rejugabilidad. Además, nos sumergen de una formas más profunda en la trama del juego. Con una forma de juego y condición de victoria que se adapta a la misión requerida de cada escenario bélico, aumentando nuestra implicación y obligándonos a fortalecer nuestra maniobra de ataque-defensa en el juego. En definitiva, los escenarios temáticos son un gran plus para este juego de mesa e incluso se nos recomienda crear los nuestros propios, abriendo nuevos frentes de batalla.

Al depender nuestra victoria de la carta que levantamos en el frente contrario. En ocasiones, la balanza de la victoria se puede declina por suerte, como ocurre en cualquier guerra. Sin embargo, una buena memoria y estrategia deductiva según las acciones de nuestro rival pueden facilitar el camino al triunfo.

Confirmemos el blanco con la mira de nuestro fusil y ¡Bang! Este duelo de cartas entre 2 fuertes bandos es fácil de jugar y recomendable para iniciarnos en los wargames o juegos de mesa de guerra.

Pros

  • Diversos escenarios: el juego de mesa SCOPE Stalingrad nos propone diferentes formas de crear el área de juego según el modo (básico o avanzado) y escenario elegido. Esto favorece la variabilidad entre partidas.
  • Estrategia deductiva: la mecánica del juego se basa en la memoria y deducción, junto al movimiento de cartas de forma oculta. Por tanto, con esta forma de juego sencilla es factible para un amplio público jugón.
  • Temática: en este duelo tan directo la elección de la feroz batalla de Stalingrado en la Segunda Guerra Mundial entre ruso y nazis, me parece todo un acierto. Viviremos un duelo de poder a juego de fusil.

Contras

  • Escalabilidad: el juego está pensado principalmente para un duelo bélico entre 2 bandos, la incorporación de más jugadores es a modo cooperativo en equipo.
  • Azar: los francotiradores apuntan su fusil a objetivos ocultos en un principio por puro azar, cazando puntos clave con suerte. Conforme avanza la partida la memoria y la deducción acompañarán positivamente nuestra suerte al desvelar cartas del otro frente.
  • Duración indeterminada: las partidas de SCOPE Stalingrad tienen una variación indefinida ya que el fin de la partida depende de los objetivos obtenidos por cada ejército según el escenario. Además, si un bando está inspirado y le acompaña la suerte puede acabar en 5 minutos la batalla.

Mi veredicto

SCOPE Stalingrad de la editorial Draco Ideas se presenta como un juego de mesa de cartas (con funda incluidas, un gran detalle), destinado principalmente para 2 jugadores y jugones que se quieren iniciar en el género bélico por su facilidad de juego (reglas sencillas y acciones simples) y corta duración, que varía según nuestra puntería. Por todas estas razones, le entrego mi emblema de juego de mesa recomendado.

Os recomiendo este juego para vuestra ludoteca
5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace