El juego de mesa SCAPE está basado en la mítica película “La gran evasión” (The Great Escape), en la que se muestran las múltiples hazañas e intentos de fuga de los aviadores estadounidenses de la USAAF y británicos de la RAF por escapar de las prisiones alemanas de la temible Gestapo, policía secreta nazi.

Con esta ambientación de la Segunda Guerra Mundial se presenta SCAPE, un juego de mesa de la editorial GDM Games que vuelve con su segunda edición. Con este juego de identidades ocultas nos encontraremos con partidas llenas de conspiraciones, alianzas y traiciones con las que reescribir la historia y determinar el bando ganador. ¿Perder con honor o ganar a base de labia? En la guerra todo vale, ¿no?

Número de jugadores:3 – 10
Duración:20 minutos
Edad mínima:8 años
Género:roles ocultos
gestión de mano
Complejidad:1,46 / 5
Dependencia idioma:baja
Editorial:GDM Games
Diseño:Pak Gallego
Ilustración:Siscu Bellido
Precio recomendado:9,00€
Portada de Scape

Preparación de partida a SCAPE

SCAPE es un juego fácil de preparar contando como únicos componentes 2 mazos de cartas distintos, que debemos separar y barajar.

En un primer mazo, encontramos los personajes o identidades secretas, del cual cada jugador recibe una carta de rol al inicio de la partida. Podremos pertenecer a la USAAF (Fuerza Aérea del Ejército de Estados Unidos), a la RAF (Real Fuerza Aérea Británica) o al bando rival, la Gestapo, distinguiéndose cada bando por un emblema o escudo. Según el número de jugadores habrá un determinado número de cartas de cada identidad acorde. Debemos coger la carta de Gestapo y el mismo número de cartas de RAF y USSAF para así equilibrar los bandos que intentan escapar. Tened en cuenta que si somos pares sobrará una carta, pudiendo incluso descartar a la terrible Gestapo.

La organización de roles según el número de jugadores en SCAPE es la siguiente:

  • 3 jugadores: 1 RAF, 1 USAAF y 1 Gestapo.
  • 4/5 jugadores: 2 RAF, 2 USAAF y 1 Gestapo.
  • 6/7 jugadores: 3 RAF, 3 USAAF y 1 Gestapo.
  • 8/9 jugadores: 4 RAF, 4 USAAF y 1 Gestapo.
  • 10 jugadores: 5 RAF, 5 USAAF y 1 Gestapo.

El otro mazo de mayor envergadura son las cartas de acción o túnel, en cuyo reverso se muestran las letras que nos ayudarán a construir la palabra SCAPE, conforme avanza la construcción del túnel de huida. Al inicio de la partida cada jugador cuenta con 4 cartas de túnel, dividiendo las cartas restantes en dos mazos de robo en el centro de la mesa. ¡Qué comience la escapada por la salvación!

Setup inicial de una partida a 5 jugadores

¿Cómo se juega a SCAPE?

El objetivo de SCAPE es diferente según nuestro bando. Por un lado, tanto la USAAF como la RAF intentan construir un túnel con el que escapar de la cárcel alemana nazi, y para ello tienen que crear con las cartas de túnel la palabra SCAPE. Sin embargo, ambas fuerzas militares trabajan por separado en esta ocasión, la victoria de un equipo supone la derrota del otro. Mientras que el papel de la Gestapo es impedir la huida entorpeciendo la misión del resto.

Para conseguir nuestros planes, debemos realizar acciones con nuestras cartas gestionando nuestra mano lo mejor posible. En cada turno, cada jugador juega 1 carta y luego roba hasta tener 4 cartas de nuevo. Existen dos formas de jugar las cartas:

  • Boca abajo (reverso con letras): creando el túnel con la formación de la palabra SCAPE en el centro de la mesa de juego, las cartas con la misma letra se pueden superponer encima unas de otras.
  • Boca arriba (acciones): realizamos las acciones o efectos que indique la carta: pasar cartas entre jugadores, descartar, mirar la identidad de un rival o revelar dos cartas de túnel. Además, las cartas jugadas deben quedar en nuestra zona de juego a la vista de todos.

A través de nuestra gestión de cartas y las acciones efectuadas podremos adelantar nuestro camino hacia la victoria en SCAPE. No obstante, nuestros enemigos también tienen armas que usar y no sabremos de quién nos podemos fiar.

Fin de la partida

La partida a SCAPE acaba cuando los mazos de cartas de túnel se acaban, es decir, se han jugado todas las cartas. Para conocer al vencedor debemos comprobar si el acrónimo SCAPE ha sido completado o no.

Si no se ha logrado completar el túnel, la victoria es del bando opresor de la Gestapo. Si se ha conseguido crear la palabra SCAPE, se revela la primera carta de cada letra y se comprueban los emblemas o identidades utilizadas para su construcción: si hay alguna carta infiltrada nazi gana este bando. De lo contrario, gana el equipo militar aéreo que tenga mayoría, en caso de empate ambos vencen.

USAAF, RAF o Gestapo ¿de qué bando seréis?

Reseña del juego de mesa SCAPE

El juego de mesa SCAPE es un sencillo y divertido juego de identidades ocultas, en el que el principal entretenimiento es generar dudas, traiciones y engaños entre los jugadores con el uso de nuestras cartas de acción o túnel. ¿Huir o atrapar? Lo más rentable es hacer dudar y conspirar con el enemigo.

Quizás al inicio de la partida confiemos en nuestros enemigos, donde más de un “amigo” puede ser un rival camuflado. Sin embargo, ¿no es esto lo más divertido de los juegos de roles ocultos? Toca desconfiar e intentar averiguar de que pie cojea cada jugador. En este juego de mesa la dialéctica puede generar maquinaciones y estrategias, pero debemos recordar que lo que cuenta es la gestión de mano y el uso de las cartas de túnel, esto nos dará una pista de posibles traiciones. Apliquémonos el dicho las palabras se las lleva el viento, por lo que desconfiemos de posibles alianzas malintencionadas.

En SCAPE existen 3 bandos, pese a que 2 de ellos comparten el objetivo de construir el túnel de huida. Pero llegará un momento en el que, si somos aviadores, tendremos que romper el pacto de alianza británica-estadounidense para hacernos con la victoria. En el lado opuesto la amenaza nazi de cortar todos los planes de huida, quien posee 2 condiciones de victoria (romper e infiltrarse en el túnel) compensando así su partida en solitario.

Es cierto que el azar en este juego de mesa tiene un peso considerable, pudiendo hacer nuestra partida cuesta arriba o cuesta abajo. Debemos recibir cartas con nuestro emblema o escudo y con las letras adecuadas para superponerlas en el túnel a nuestros rivales. Y es aquí donde la estrategia tiene que salir a flote para tener posibilidades de triunfo, con la gestión adecuada de nuestra mano: utilizando letras repetidas y/o acciones de descartar, intercambiar o revelar cartas del túnel. La partida no se decide hasta el último momento, lo que da un aliciente de éxito a cualquier bando, aumentando la emoción. A no ser que un equipo no haya utilizado bien sus cartas y se quede mirando la batalla de los otros bandos.

Hemos podido jugar a SCAPE con grupos de 4 a 6 jugadores y funciona bastante bien. Tenemos que reconocer que cuantos menos seamos será más fácil encontrar a la Gestapo, pero la batalla de huir y escapar sigue en juego. A más las partidas de SCAPE son más caóticas y cualquiera te la puede colar, favoreciendo así las conspiraciones. Por su pequeño tamaño y precio asequible es un juego de mesa perfecto para calentar motores o para llevarlo a reuniones de amigos o familiares como buen party game.

Pros

  • Incertidumbre y traiciones (interacción): es importante la correcta gestión de la mano, pero un buen engaño al resto de jugadores facilitará nuestro camino hacia la victoria, más aún si somos pillados demasiado tarde por nuestros rivales. ¡Vine, vidi, vici!
  • Temática: los campos de concentración nazi y la temática de atrapar o huir en el ambiente de la Segunda Guerra Mundial, hace que no sea un simple juego de roles ocultos, sino un juego de mesa que nos transporta en la historia y al cine.
  • Rapidez: se explica en 2 minutos y se juega en 15-20, por lo que sale mucho a mesa con cualquier tipo de jugadores.

Contras

  • Azar: la mala suerte en la adquisición de cartas puede ocasionar la frustración de alguno de los bandos. No obstante, si sabemos jugar las cartas que nos tocan podremos fastidiar al resto y aumentar nuestras posibilidades de victoria.
  • Pocas cartas: son pocas las cartas así que no podemos dormirnos. Desde que se reparten los roles hay que procurar destapar el rol de cada uno para acomodar nuestra mano para las últimas rondas, de lo contrario nos quedaremos sin opciones reales de victoria.
  • Sencillez: como buen party es simple y rápido para que a un gran número de jugadores lo saquemos a mesa sin problema. Sin embargo, se le puede quedar corto a más de uno.

Mi veredicto para SCAPE

SCAPE nos presenta partidas rápidas llenas de conspiraciones, traiciones y estrategias de engaño ambientadas en la Segunda Guerra Mundial. Con 3 bandos de jugadores, que nos hace plantearnos en quién podemos confiar o cómo podemos confundir a nuestros rivales. Su divertida mecánica de identidades ocultas, a pesar de la influencia del azar, le hacen recibir mi emblema de juego recomendado.

Don Meeple recomienda que lo tengáis en vuestra ludoteca
5% de descuento en ¿Jugamos una?