Somos ratas un poco gourmet, por lo que rebuscar en la basura no es nuestro plan. Nos hemos colado en la cocina de un gran chef y nuestra misión es conseguir el mayor botín de comida posible, haciendo pactos envenenados incluso con los gatos que merodean el restaurante. Aunque seamos animales muy sociables que vivimos en colonias, cuando se trata de comida se forma una auténtica batalla. ¡Sálvese la rata más lista!

Rat Attack Party es un divertido juego de cartas que nos trae la editorial Arrakis Games en el que nos convertimos en roedores hambrientos que deben reunir el mayor almacén personal de comida para ganar al resto. Un juego sencillo, rápido y de interacción con mecánica set collection de coloridas cartas de alimentos y gatos traicioneros. ¿Tenemos hambre o sed de victoria? ¿Ratoncito o rata?

Portada de Rat Attack Party
Número de jugadores:2 – 4
Duración:20 minutos
Edad mínima:8 años
Género:set collection
Complejidad:1,25 / 5
Editorial:Arrakis Games
Diseño:Stefano Negro
Michael Schacht
Ilustración:Denis Martynets
Precio recomendado:11,01€

Preparación de partida

Para comenzar esta batalla por la comida se le reparte a cada jugador al azar un gato de un color distinto, el cual se dispone boca arriba en nuestra zona de juego. En Rat Attack Party las cartas no se encuentran ocultas en nuestras manos, sino que son visibles y se separan por colores en nuestra área de juego.

El resto de cartas se barajan para formar un mazo común de robo y, según el número de jugadores, se retiran algunas cartas de dicho mazo general. En partidas a 3 jugadores se descarta 1 carta y en partidas a 2 jugadores vuelven a la caja de juego 2 cartas.

La preparación de partida finaliza con la creación de un banco de robo o de cocina, mostrando 10 cartas en 2 filas de 5 cartas. El chef (una carta boca abajo) protege la comida de una de las filas, siendo este el banco protegido. Por tanto, la otra fila pasa a ser el banco activo del que se pueden robar cartas hasta que el chef no cambie de posición. ¡Nos vigilan, no movamos ni un pelo en esa zona de la cocina!

El jugador rata inicial comienza el robo de comida, siguiéndole en sentido horario el resto de roedores con su mejor estrategia.

¿Cómo se juega a Rat Attack Party?

Como buenas ratas nuestro objetivo en Rat Attack Party es llevarnos a nuestra reserva personal de alimentos el mayor número de puntos de victoria, y para ello robaremos sin piedad en la zona de la cocina donde el el chef no esté vigilando (pila activa común del banco de cocina revelado).

En nuestro turno elegimos entre dos opciones antes de pasar al siguiente jugador:

  • Coger un carta: el jugador puede añadir a su zona de juego 1 carta con el valor más bajo del banco activo. Si hay más de una podemos escoger la que queramos de ellas.
  • Cambiar una carta: intercambiamos 1 carta de nuestra zona de juego por otra del banco activo. Podemos hacerlo de dos formas: dejamos una de valor superior a la que nos llevamos; o usando un gato de nuestra zona de juego para coger cualquier carta de comida a nuestra elección. Con esta última acción, el chef escucha ruido y se va a vigilar la otra fila, quedando disponible la fila que había estado bloqueada.

De esta forma, se van sucediendo los turnos hasta que un banco de cocina activo se agota, reponiéndose con 5 nuevas cartas del mazo de robo, o hasta que un jugador completa un set de 3 cartas del mismo color.

Cuando un jugador se hace con 3 cartas de un mismo color (ya sean alimentos o gatos) se las lleva a su pila de puntuación. Estas permanecen boca abajo durante toda la partida, no puede ser revisadas ni por el propietario de las mismas y tampoco nos las pueden quitar. Cada carta nos indica el valor de puntos que nos otorga al final de la partida, siendo los gatos cartas penalizadoras que tal vez nos interesen llevarnos a cambio de un montante importante de puntos. Además, conseguimos el bonus de robarle 1 carta a otro jugador de un color que no tengamos ya en juego (no puede ser tampoco el color descartado a la pila de puntuación).

Fin de la partida

La cocina de Rat Attack Party se prepara para cerrar cuando se roba la última carta del mazo. Es la hora de escapar, ya no queda comida. La partida sigue hasta que la fila activa se agote.

Todos los jugadores suman los puntos de cada color en su zona de juego, la rata con el valor más alto en cada color añade la carta con el número mayor a su pila de puntuación. Las cartas restantes de ese color se descartan. Se procede de igual forma con todos los colores disponibles (verde, amarillo, naranja, rojo, morado y negro) y, en caso de empate, los jugadores empatados se llevan su carta más alta.

Una vez resuelto este aspecto, llega el momento de contar los puntos de victoria de nuestra pila de puntuación acumulados durante la partida. La rata con más puntos gana la partida de este Rat Attack Party, logrando un buen almacén de comida y dándose un festín con su victoria. En caso de empate, vence el jugador con más número de cartas y si este persiste se comparte el triunfo. ¡Qué aproveche!

Reseña del juego de mesa Rat Attack Party

Mmm… algo tiene que oler delicioso en esta cocina, porque una fila de ratas de forma sigilosa se aproximan a su puerta. El juego de mesa Rat Attack Party es un filler familiar que nos convierte en ratas sibaritas que quieren cometer el gran robo en la cocina del chef. Para conseguir nuestro objetivo culinario, al más puro estilo Misión Imposible, tendremos que realizar alianzas con coloridos gatos y ponerles la zancadilla a nuestros rivales, mangando incluso en sus despensas individuales. ¡El hambre manda, no hay amigos entre roedores!

En este juego de cartas los turnos de juego son rápidos y fluidos, puesto que solo podemos realizar 1 acción a elegir entre estas opciones: robar la carta del valor más baja de la fila activa o intercambiar una carta de nuestra zona de juego con otra de la fila activa.

Cada jugador elige la alternativa de juego que más le interesa para formar su mayor despensa. Aunque es muy tentador esperar a conseguir los alimentos más valorados con números altos, tras varias partidas a Rat Attack Party vi que puede ser más rentable conseguir menos puntos, llevarse a la despensa incluso algún gato vengativo, pero puntuar más veces. De esta forma, bloqueamos la estrategia o avances de los rivales con el robo en su zona de juego a la vez que vamos consiguiendo puntos. Miguita a miguita también se puede conseguir un gran botín.

Eso sí, si el resto de ratas están distraídas, hacer un buen grupo de puntos es el camino más rápido para ganar. La interacción entre jugadores en los hurtos a los almacenes personales es la gran miga del juego, por lo que tenemos que estar pendientes a las cartas que quieren el resto de ratas ladronas para cogerlas antes que ellos o bloquear dicha fila con el chef vigilando. Todos somos ratas y jugaremos al ratón-que-te-pilla-el-gato o al pilla-pilla con los alimentos para intentar que nadie despunte en la partida.

Por otro lado, este juego de mesa es muy sencillo de jugar pero requiere una buena estrategia y planificación para conseguir el mayor montante al final de la partida. Que el número más alto de los alimentos no nos ciegue, si hay más posibilidades de conseguir otro color de forma más fácil por su cantidad en el banco de la cocina accesible, es más fructífero conseguir este, antes que el resto de ratas le echen el ojo. Un número alto aislado no nos hará puntuar, la misión es siempre conseguir 3 cartas del mismo alimento para puntuar. Más grupos, más alimentos a nuestra cazuela.

Rat Attack Party es un juego de mesa divertido para toda la familia, que los más jugones también pueden disfrutar por su entretenida interacción entre jugadores, que genera más de un pique en el grupo. Un tira y afloja por los más ricos alimentos en una cocina rodeados de gatos, otras ratas y un chef algo mosqueado. Además, su formato pequeño lo hacen un juego ideal para llevárnoslo a cualquier parte y disfrutar un rato jugón.

Pros

  • Rápido: las partidas son ágiles y entretenidas, con los piques que genera más de una vez caerá una revancha que otra seguida. Durante nuestro turno solamente podremos hacer 1 acción, así que nos llegará pronto el contraataque en el robo.
  • Interacción: se da de forma indirecta en la elección de cartas en el banco común de la cocina, intentando adquirir las cartas que destrocen los planes del rival o perjudique su estrategia. Sin embargo, también hay interacción directa al robar 1 carta de algún rival al completar un set de 3 cartas.
  • Escalabilidad: las partidas a Rat Attack Party se disfrutan a cualquier número de jugadores. A 2 puede reinar más el control, pero a 3 o 4 jugadores el vaivén de cartas es constante. Sin olvidar que es una batalla de ratas, nunca habrá descanso.

Contras

  • Azar: como cualquier juego de cartas la reina fortuna va de su mano. Quizás tras agotarse las cartas de la fila activa, se desvelan nuevas que beneficien más a la estrategia de algún jugador. Sin embargo, podemos adaptarnos fácilmente y subirnos a su barco de comida. Como buenas ratas, abandonaremos el barco de alimentos que se hunda (por no aparecer muchas cartas de su color).
  • Análisis Parálisis: Rat Attack Party es un juego divertido y rápido que los jugadores con AP pueden ralentizar alargando la partida innecesariamente. Aunque en nuestro turno tenemos que escoger una de las opciones de juego y es importante la carta que elegimos, no es necesario calentarnos la cabeza hasta aburrir al resto.

Mi veredicto

Y con esto cerramos la reseña de este Rat Attack Party, un juego de cartas de caja pequeña pero que nos propone grandes momentos de diversión por la interacción entre ratas cargados de piques y la estrategia necesaria para la buena elección de cartas que nos hará conseguir el mayor botín de comida. Una batalla entre ratas con un apetito refinado que se merece mi emblema de juego recomendado.

Os recomiendo este juego para vuestra ludoteca
5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace