¡Por fin! Parece que la suerte empieza a sonreír a los habitantes de Astoria. Están surgiendo nuevas ciudades, fábricas de todo tipo y ferrocarriles que harán que nuestras tierras se revaloricen. Pero claro, no somos los únicos que nos hemos dado cuenta. La Edad de Oro ha llegado a las tierras de Astoria y como no también lo han hecho multitud de magnates de los negocios dispuestos a aprovecharse de la situación. Sin embargo, por aquí no somos mucho de compartir y solo puede quedar un “pez gordo”. ¿Quién lo conseguirá?

Así se nos presenta este Raccoon Tycoon, un juego de mesa de la editorial Arrakis Games en el que nos pondremos en la piel de un magnate deseoso de aumentar su fortuna gracias a la época dorada que están viviendo las tierras de Astoria. Para ello, nos toca producir y especular con nuestras mercancías en un mercado en continuo cambio para hacernos con los mejores edificios, ciudades y ferrocarriles. ¿Estáis listos?

Tabla de datos del juego de mesa Raccoon Tycoon

Preparación de una partida a Raccoon Tycoon

Tras desplegar el tablero de juego en el centro de la mesa, colocamos en el mercado (parte superior del tablero) una mercancía en el precio más bajo de su área correspondiente (trigo, madera, hierro, carbón, bienes manufacturados y bienes de lujo), dejando el resto en montoncitos al lado del tablero.

A continuación, vamos a preparar la mano inicial de cada jugador, la cual estará formada por 10$ y 3 cartas de precio y producción (previamente barajadas). El dinero y las cartas de precio y producción sobrantes se sitúan cerca del tablero, pues se utilizarán con frecuencia durante toda la partida.

Pasamos a preparar las zonas de ferrocarril, de ciudad y de edificio:

  • Mazo de ferrocarril: este mazo está constituido por 6 tipos de cartas y, dependiendo del número de jugadores, se jugará con un número determinado. De este modo, a 5 jugadores no se retirará ninguna pero en partidas a 4, 3 y 2 jugadores se quitarán del mazo progresivamente las mofetas, los zorros y los mapaches. Listo el mazo lo barajamos, lo ponemos en su zona del tablero y revelamos las dos primeras.
  • Mazo de ciudad: separamos las cartas según sus puntos de victoria (2, 3, 4 y 5 PV) y las barajamos antes de crear un único mazo que irá de menor a mayor valor (a 2 jugadores se descarta una carta de cada valor). Así, al comienzo de la partida podremos competir por las más asequibles y dejaremos para el final las que otorguen más puntos de victoria. Al igual que el mazo de ferrocarril se coloca el mazo en su zona pero solo se muestra la primera.
  • Losetas de edificio: distinguimos entre losetas de edificios básicos, que tienen doble cara y una B en la parte superior derecha, y edificios avanzados, que tienen solo una cara). Escogemos 4 de los 6 edificios básicos y los ponemos en las cuatro casillas de edificio dejando visible el lado de menor valor, el resto no se utilizarán. En cuanto a los edificios avanzados, los barajamos todos y se sitúan boca abajo en la pila de edificios.

Para terminar, elegimos al jugador inicial que recibe el marcador con forma de mapache y 1 mercancía a su elección. ¿Y para el resto que? ¡Tranquilos! El segundo jugador se lleva 2 mercancías, el tercero 3 y así sucesivamente, pero nadie podrá coger 2 mercancías iguales.

Setup inicial a 3 jugadores en busca del nuevo pez gordo de Astoria

¿Cómo se juega a Raccoon Tycoon?

En el juego de mesa Raccoon Tycoon vamos a competir para convertirnos en los más ricos de Astoria. Para ello, jugamos tantas rondas como sean necesarias hasta que se dé una de las condiciones de final de partida que veremos más adelante.

En cada ronda y empezando por el jugador inicial, los jugadores pueden hacer en su turno una (y solo una) de las siguientes acciones:

Producción

Jugar una de las cartas de precio y producción de la mano. Primero nos fijamos en la parte de producción y cogemos de la reserva hasta 3 mercancías. Hecho esto, nos fijamos en la parte de precio y subimos 1$ por cada símbolo de mercancía que haya. Para terminar descartamos la carta y reponemos la mano.

Hay que tener en cuenta que hay un límite de almacenamiento de 10 mercancías. Sin embargo, por cada edificio que compremos el límite se incrementa en 1 mercancía (salvo el almacén que aumenta 3+1).

Por otro lado, hay edificios con una B (Bonificadores) y P (Producción) en la parte superior derecha. podremos comprar cuantos queramos pero en cada turno solo usamos el efecto de una B y una P. Hay edificios con los que ampliamos la mano de cartas de precio y producción y también tomar más mercancías. Los de Contrabando y Mercado negro incrementan la mano a 4 y 5 cartas respectivamente mientras que con los de Industria artesana y Fábrica recibimos 4 y 5 mercancías respectivamente.

Vender mercancías

Si vemos que el precio de un tipo de mercancía está por las nubes y tenemos bastantes unidades de dicho producto tal vez sea el momento de vender. Podemos vender tantas unidades como queramos de un mismo tipo de mercancía por el precio que marque el mercado. A continuación, disminuimos el precio del producto según las unidades vendidas.

Subasta de ferrocarril

Pujamos por una de las dos cartas reveladas de ferrocarril igualando al menos la puja mínima que muestra la carta. Posteriormente y por orden, cada jugador puede superar la puja o pasar, incluso puede volverle el turno a un jugador que ya haya pujado. Quien haga la oferta más alta se lleva la carta a su área de juego y se repone con la siguiente del mazo. En el caso de que pierda el jugador que inició la puja, este vuelve a repetir su turno escogiendo entre las 5 acciones disponibles.

A 2 jugadores solo se puede pujar una vez por jugador.

Comprar un edificio

El jugador tiene la posibilidad de comprar, si tiene dinero suficiente, uno de los 4 edificios disponibles o mejorar uno de los que están impresos a doble cara. Estos últimos se adquieren por primera vez por el lado del +1 y requieren de una acción extra para poder voltearlos. Al comprarla se coloca en su zona de juego y se repone el hueco con la siguiente loseta de la pila.

Comprar una ciudad

El jugador puede comprar la ciudad disponible si tiene las mercancías especificadas en la parte inferior izquierda de la carta o tantas mercancías al azar como indica la parte inferior derecha. Al igual que en la acción anterior, el jugador adquiere la carta y la repone con la siguiente del mazo.

Fin de la partida

La partida termina cuando se compran todas las cartas de ciudad o las de ferrocarril, pero dejamos terminar la ronda de juego. Cuando se dé una de estas dos condiciones de final de partida pasamos al recuento de puntos.

Si queremos jugar una partida más larga, para desarrollar mejor nuestra estrategia, podemos añadir una tercera condición de final de partida, comprar todas las losetas de edificio. En este caso se tendrá que dar 2 de las condiciones mencionadas y os recomiendo usarla si queréis sacarle el máximo partida a los edificios.

Cada jugador cuenta los PV de sus cartas de ciudad, los de sus ferrocarriles (si tenéis más del mismo tipo otorgan más puntos), 1 PV por cada edificio y 2 PV por cada par de ciudades y ferrocarriles. Quien tenga más puntos será el magnate más rico de Astoria.

Variante victoria por muerte súbita

Se juega exactamente igual pero ofrece una condición de final de partida / victoria extra. Si un jugador llega a 1000$ la partida termina de inmediato y se proclama vencedor.

Compremos ferrocarriles, ciudades y edificios para hacernos de oro en esta nueva época

Reseña del juego de mesa Raccoon Tycoon

Hoy toca hablar de este Raccoon Tycoon, un juego de mesa de la editorial Arrakis Games en el que tenemos que gestionar lo mejor posible la producción y venta de nuestras mercancías para posteriormente ir consiguiendo más y más propiedades.

La especulación de mercancías es el eje sobre el que gira el juego, pues es la única manera de conseguir dinero con el que comprar ferrocarriles, ciudades y edificios que son en definitiva lo que nos otorgan puntos de victoria. A pocos jugadores es más fácil controlar la fluctuación del mercado y a qué precio vamos a vender en turnos posteriores las mercancías que producimos. Sin embargo, conforme nos sentamos más jugadores a la mesa los precios de las mercancías suben y bajan a un ritmo desenfrenado que nos pillará a más de uno por sorpresa.

Que el sistema de subasta sea ascendente y que el dinero de cada jugador sea oculto genera un alto grado de incertidumbre a la hora de abrir una puja. Es por ello que en más de una ocasión los jugadores estén reticentes a iniciarla, prefiriendo mantenerse a la espera para ver cuanto están dispuestos a pagar los rivales. Esta situación genera tensión durante la partida, por lo que recomiendo tantear al resto de jugadores en las primeras pujas y, dentro de lo posible, intentar llevar la cuenta aproximada del dinero que tiene cada uno.

Los ferrocarriles y las ciudades ganan protagonismo a medida que aumenta la partida, dejando en un segundo plano a los edificios que no suelen mejorarse por su coste-beneficio salvo que juguemos a 3 condiciones de victoria. Es por ello que suelo jugar otorgando un punto extra por edificio mejorado para incentivar esta acción.

Raccoon Tycoon es un juego de mesa de corte económico con reglas bastante sencillas que lo convierten en un eurogame-familiar donde lo difícil será sacar el máximo partido a los cambios tan bruscos del mercado e intentar anticiparnos a los movimientos del resto de jugadores.

Hay que ser muy pillo y estar atento a todos los jugadores. No vender un producto que está a un precio irresistible para hacernos con una ciudad dará la nota y provocará que otros jugadores mal vendan sus mercancías para quitárnosla. Puede que incluso haya jugadores que hagan una puja por un ferrocarril que no les interesa para que se nos vaya la cabeza y hagamos una sobrepuja con la que nos quedaremos tiesos.

Se juega bien a 2 jugadores aunque me gusta jugarlo a 3-4 jugadores para que el mercado sea más imprevisible y  el sistema de pujas te permita contestar a una subida por parte de otros jugadores.

La producción me parece excelente al igual que las ilustraciones que harán que nos apetezca adoptar al más adorable mapache. Si sois de los que os gusta tener los juegos con tokens de madera echadle un vistazo al Kit deluxe con el que el juego da un salto de calidad.

Tokens de madera para complementar el juego base

Pros

  • Especulación del mercado: a partir de 3 jugadores el mercado sufre cambios repentinos, sobretodo conforme pasan las rondas y seamos capaces de producir un mayor volumen de productos. Esto puede provocar momentos de nerviosismo y tensión mientras esperas que te vuelva el turno para vender (o no) los productos que teníamos pensados.
  • Escalabilidad: se juega bien de 2 a 5 jugadores. A 2 el juego se convierte en un duelo más directo y con mayor control por parte de ambos. Sin embargo, la partida cambia a partir de 3 jugadores, donde el descontrol y las disputas tanto en el mercado como por los ferrocarriles pueden generar pequeños enfrentamientos que harán las partidas mucho más divertidas.
  • Sencillez: el juego se prepara y explica en 15 minutos por lo que sale con facilidad a mesa incluso con aquellos a los que no les gusta aprender a jugar a más de un juego por quedada.

Contras

  • Rejugabilidad: en cada partida tan solo varían los 4 edificios de bonificación con los que se juega. Se juega con todas las cartas salvo a 2 jugadores donde se descartan algunas de ciudad.
  • Mejora de edificios: el coste de mejorar un edificio es demasiado elevado para el beneficio que reporta. Considerando que en cada turno podemos hacer solo una acción tal vez nos decantemos por otras que nos otorguen directamente puntos de victoria.
  • Track de puntuación: hecho de menos una libretita que nos permita llevar el recuento final de una forma más cómoda.

Mi veredicto para Raccoon Tycoon

Raccoon Tycoon es un juego de mesa para todos los públicos donde la tensión irá in crescendo a medida que avanza la partida, desencadenándose una subasta tras otra mientras el mercado se convierte en una montaña rusa en la que no sabremos qué nos vamos a encontrar. Por ello, le doy mi emblema de juego recomendado.

Don Meeple recomienda que lo tengáis en vuestra ludoteca