Año 30175. La vida en este nuestro planeta ha quedado reducida a un recóndito lugar, en el que habita el pueblo hortaliza. Un grupo de intrépidos supervivientes que ha sobrevivido al paso del ser humano y que, cada primavera, se enfrenta a la horda de conejos zombis mutantes que amenaza con destruir sus huertos, comiéndose todo lo que encuentren a su paso… ¡hasta el brócoli!

Las hortalizas están en vilo ante la inminente llegada de los rabbitZ a su querido hogar. Sin embargo, en esta ocasión no les van a pillar con la guardia baja, pues se han equipado con todo tipo de armamento pesado y cuentan con robots que protegerán cada uno de los huertos.

Así se nos presenta este RabbitZ & Robots, la nueva propuesta de la editorial Rocket Lemon Games que comienza el próximo 28 de septiembre su campaña de financiación en Verkami. En nuestras manos está preservar el único pulmón verde que queda en el planeta. ¿Os apuntáis?

Portada de RabbitZ & Robots
Número de jugadores:1 – 5
Duración:20 minutos
Edad mínima:10 años
Editorial:Rocket Lemon Games
Diseño:Lorena Gestido
Javier Martínez
Ilustración:Bambinomonkey
Precio:por determinar

¿De qué va?

En RabbitZ & Robots los jugadores reciben una carta de huerto que tienen que defender con uñas y dientes de los roedores invasores. Para ello, contaremos con la inestimable ayuda de un robot, pilotado por una valiente hortaliza, y multitud de armas que recogeremos a medida que eliminemos a los repelentes conejos zombis mutantes.

El juego se vuelca sobre las cartas de de madriguera, las cuales tienen por un lado un tipo de conejo y por el otro un tipo de arma. Este se baraja y se coloca en el centro de la mesa dejando boca arriba el lado de los conejos, listos para asaltar las huertas. Desde el mazo de madriguera hasta el huerto de cada jugador, dejaremos suficiente espacio como para que quepan hasta 3 cartas en fila. Este será el camino de acceso de los conejos zombis a nuestra huerta.

El turno de cada jugador se divide en 2 sencillas fases.

Fase 1: los rabbitZ avanzan

El jugador activo recibe en el primer espacio de su camino el conejo que se encuentra en la parte superior del mazo. Si tuviéramos más conejos en nuestra fila, este último provocará un efecto dominó, empujando al resto hacia nosotros. Así, si ya hubiera 3 conejos en nuestro camino, entraría en la fila el nuevo y el que esté más cerca de nosotros habrá llegado a nuestra huerta. Lo retiramos de la fila para colocarlo debajo de nuestra carta de huerto, contando como puntos negativos al final de la partida.

¿Y cómo evitamos que se coman nuestra cosecha? Tranquilos, que en la siguiente fase de nuestro turno viene lo bueno.

Fase 2: defendamos el huerto

En esta fase podemos elegir una de las siguientes acciones:

  • Usar el super ataque de nuestro robot, con lo que aplicaremos una fuerza de 4 para eliminar a 1 o más rabbitZ. Pero mucho ojo, pues tras cada uso el arma se descarga.
  • Si queremos recargar el robot, tenemos que gastar la acción de este turno para recuperarlo.
  • Utilizar tantas armas como queramos de nuestra mano para eliminar rabbitZ.
  • Si la situación está en calma, aunque rara vez ocurre, pasamos el turno sin hacer nada.

Los rabbitZ son muy puñeteros, pues los hay de distintos tipos y cada uno tiene un nivel de fuerza que debemos al menos igualar si queremos eliminarlos. Una vez acabemos con un conejo, se activará su habilidad. Esto introduce un nivel alto de interacción/puteo entre jugadores que nos llevará a enviar rabbitZ al resto de jugadores, robar armas a los adversarios, etc. Posteriormente, su carta no va a la pila de descartes, sino que nos la quedamos en mano para poder usar en próximos turnos el arma que se esconde en su reverso.

De este modo, derrotando zombis y consiguiendo armas con las que seguir atacando a estos indeseables, que quieren acabar con nuestro huerto, hasta que se termina el mazo, momento en el que cada jugador hace un «all in» con el que alejar a los rabbitZ de su huerto.

El jugador con menos puntos negativos se proclama vencedor de este RabbitZ & Robots.

Mi opinión

RabbitZ & Robots, a pesar de ser un juego de cartas, logra que nos metamos en la partida con un ritmo de juego rápido, donde cada jugador tendrá que encajar el golpe de un nuevo conejo y, a continuación, intentar quitárselos de encima como pueda. Los robots y armas están de nuestro lado, pero también aprovechemos la habilidad pasiva de los conejos que se activa al eliminarlos para repartir «cariño» entre los demás jugadores.

Una lucha sin cuartel por salir del paso como podamos, procurando pasar lo más desapercibidos posible para que nuestros oponentes no se centren en nosotros. Y es que, aunque administrar bien nuestra mano es clave, la gestión del camino es lo que realmente marcará la diferencia, incluso del huerto si me apuráis.

Hay que darle un par de vueltas a qué ataque usar contra qué conejo y no disparar a lo loco como conejo sin cabeza. Coloquémonos los rabbitZ explosivos y los fuertes para deshacernos de esos conejos zombis mutantes que tienen mayor fuerza y sobre todo los inmortales, que están hechos de otra pasta y tarde o temprano acabarán llegando a un huerto. ¿Será el nuestro?

RabbitZ & Robots, como buen filler, es sencillo y dinámico, lo que nos ha permitido sacarlo a mesa con cualquier tipo de público. Además, las bonitas y coloridas ilustraciones de Bambinomonkey hará que le cojamos tirria a los conejos y a la par, los menos verduleros les apetezca comerse una coliflor o un rábano.

Entre su alta interacción que nos lleva a un pique sano y la tensión por ver cómo se acercan los conejos a nuestro huerto, nos mantendrá alerta de principio a fin, haciendo que las partidas se nos pasen volando.

En algunos puntos nos recuerda a SilenZe: Zombie City. Temática zombi, cartas con doble uso, elevada interacción y esa sensación de nerviosismo al acumular zombis en nuestra zona de juego. Pero en este caso, RabbitZ & Robots mejora en varios aspectos al mencionado. Suprime la eliminación de jugadores para no dejar a nadie fuera demasiado pronto. Introduce modo solitario, cooperativo a 2 jugadores y alguna que otra variante más que descubriremos en la campaña. También se vienen cartas promo que se irán desbloqueando como Limón, el Goblin nº 8 o el gato La BeZtia (para los amigos Manolito), que hacen guiños a otros juegos de Rocket Lemon Games, además de una carta conejito zombi con reglas especiales para incluir en nuestras partidas a Mal Trago.

Y con esto vamos cerrando esta presentación de RabbitZ & Robots, un juego que os recomiendo que no lo perdáis de vista, porque va a dar seguro que hablar. Os dejo por aquí el enlace a su campaña de Verkami que empieza el 28 de septiembre para que, si os mola, les apoyéis en esta nueva aventura.

5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace