De los protagonistas de Rebelión en la Granja o Chicken Run: Evasión en la Granja llega al Festival de Cannes la prometedora película Poule Poule. Sin embargo, un trágico accidente ha ocurrido y los rollos del filme se han mezclando. Solamente sabemos que la película acaba con el 5º huevo. ¿Ayudamos a estos animales a recrear la historia? ¡Un caos de gallinas y huevos se nos avecina!

Poule Poule es un juego de mesa de tipo party, de la editorial Cacahuete Games, en el que los jugadores deben ejercitar sus habilidades de observación, asociación y memoria para ganar la partida. Un juego de cartas frenético y gracioso, para todos los públicos y de competición. ¡Qué no se escape ningún huevo, ni de codorniz!

Portada de Poule Poule
Número de jugadores:2 – 8
Duración:20 minutos
Edad mínima:8 años
Género:memoria
Complejidad:1,20 / 5
Editorial:Cacahuete Games
Diseño:Charles Bossart
Ilustración:Pauline Berdal
Precio recomendado:12,71€

Preparación de partida

Este juego de mesa Poule Poule se puede llevar y sacar en cualquier momento, ya que presenta un despliegue en mesa facilísimo. Únicamente debemos barajar el mazo de cartas e introducir las cartas con habilidades especiales que queramos usar (añadiremos de forma progresiva, conforme seamos más expertos en el juego). El reverso de las cartas es de diferentes colores, pero todas van al mismo mazo de robo.

Por otro lado, dejaremos amontonados al alcance de todos los jugadores los trozos de huevo, que son los indicadores de victorias.

Y finalmente, se elige un director de rodaje que se denomina maestro Poule Poule (MPP), para cada ronda o toda la partida. Este será el encargado de revelar boca arriba las cartas del mazo de robo, a la velocidad y con los efectos especiales que elija para darle más emoción a la loca película que jugar.

El primero en colocar la mano tras el quinto huevo gana la mano

¿Cómo se juega a Poule Poule?

Este juego de mesa Poule Poule es muy sencillo de aprender y jugar, siendo de corte familiar. El objetivo del juego es observar y contar hasta 5 huevos disponibles en el mazo de cartas reveladas, parando la ronda para indicarlo. ¡Ojo! El resto de jugadores podrán mostrarse a favor o en contra de nuestra determinación de huevos.

Para comenzar la partida, partimos de un mazo común del que el maestro Poule Poule o director irá revelando boca arriba cartas de una en una, mientras que el resto de jugadores tendrán que intentar contar el paso de 5 huevos, teniendo en cuenta las acciones de otros protagonistas como Cocotte, la gallina que incuba el huevo anulándolo para el recuento y Grrr, el zorro que intenta cazar gallinas anulando su habilidad. Ninguno quiere quedarse en 2º plano en escena, por lo que tendremos que tenerlos siempre en cuenta antes de tomar una decisión de cierre de ronda.

Si somos el 1º jugador en poner la mano sobre la mazo para detener la película, al contar como mínimo 5 huevos disponibles (no incubados), obtenemos 1 punto de victoria o sección de huevo. Y comenzamos una nueva ronda. Sin embargo, un contrincante puede no estar de acuerdo y pedir la cámara lenta o var de repetición. Por lo que se separan las cartas acumuladas para realizar el conteo de huevos disponibles y bloqueados.

Si alguien desconfía de la decisión puede pedir la revisión de la jugada

Cartas especiales

Para incrementar la dificultad al juego básico de Poule Poule o para jugadores expertos, se pueden ir añadiendo de forma progresiva, recomiendan las reglas, algunos protagonistas más al guion. Estos aumentan el desconcierto entre los jugadores, ¡más sorpresas en el argumento!

  • Rober, el granjero: recoge todos los huevos disponibles y se va del gallinero. ¡Empezamos de nuevo a 0!
  • Waf, el perro: persigue al próximo zorro que aparezca y se irá con él, evitando que atrape a alguna gallina
  • Grrr, el zorro disfrazado de gallina: se escabulle del perro y alcanza una gallina.
  • Coin, el pato: cuando aparece este personaje en la película todos los jugadores tienen que decir «¡Cúa!», si ya han aparecido 2 dicen «¡Cúa, Cúa!». De lo contrario sufrirán una penalización por parte del MPP.
  • Rico, el gallo: acaba la ronda y el primer jugador que coloca su mano en la película debe decir el número de huevos disponibles en ese momento.
  • Tiger worm, la lombriz: atrapa a la próxima gallina. ¡Mmm, que manjar!
  • Doble, el huevo de avestruz: cuenta como 2 huevos.
  • Las cartas de casting: cartas en blanco para inventar nuevas escenas y protagonistas. Por ejemplo, nosotros hemos incluido a Babe, el cerdito valiente que sin querer aplasta 2 huevos disponibles con sus patas.

Para aumentar la rejugabilidad del juego también se proponen otras variantes relacionadas con el estado de ánimo del maestro Poule Poule (por ejemplo: el pato goloso come lombriz; Rico, el magnífico o 5 huevos exactos), que cambian la película y la hacen más liante aún. ¡Preparad palomitas! Algunos se quedan mirando la escena sin pillar la trama.

Puntación

El jugador que detiene la película en primer lugar y acierta con el número de huevos disponibles se lleva 1 sección de huevo o punto de victoria. Los jugadores que dudan cogen 1 punto si tienen razón, pero pierden 1 trozo de huevo si se equivocan. Las acusaciones sin fundamento penalizan.

Fin de la partida

Si un jugador consigue un huevo completo (3 secciones) gana la partida. El desempate se rompe con una ronda extra que decidirá al vencedor de Poule Poule.

El zorro disfrazado de gallina nos jugará una mala pasada

Reseña del juego de mesa Poule Poule

Poule Poule es un juego de cartas de memoria y alocado, en el que los personajes de esta película granjera harán que nuestra cabeza explote con los continuos cambios de huevos disponibles y bloqueados. De pronto, aparece una bandada de gallinas que nos dejan sin huevos. Sin embargo, los zorros acechan y espantan a unas cuantas gallinas cobardes… ¿Cuántos huevos teníamos? Pues sí, aunque este juego de mesa parece muy sencillo, incluso demasiado, ¿quién no puede contar 5 huevos en un único mazo común? La aparición de forma descontrolado de animales nos hará perder la cuenta y la cabeza.

De esta forma, con sencillez y un bonito diseño este juego de cartas Poule Poule nos hará pasar momentos desternillantes de alta competición con unos huevos, gallinas, zorros y demás personajes de por medio. ¡Qué escena más disparatada! Un juego de corte familiar, en el que disfrutan pequeños y grandes. La memoria y la asociación son las principales armas para lograr ser el ganador.

La rejugabilidad y nivel de dificultad aumentan con la introducción de nuevos personajes en la película. Sobre todo me gustan el rol del granjero que se lleva a todos los huevos disponibles de un plumazo, el perro que espanta a los zorros y el gallo que acaba la ronda en ese preciso momento. Estos generan una enorme confusión en todos los jugadores para el recuento de huevos disponibles, pudiendo destrozar nuestros cálculos. En este juego hay que tener mucho ojo con todo.

Sin embargo, la escalabilidad no es buena del todo. Disfrutando mucho más las partidas con más jugadores, puesto que es un juego de competición, cuántos más personas más reñidas y emocionantes. Hay que tener en cuenta que un jugador tomará el rol de maestro Poule Poule durante cada ronda, por lo que habrá un jugador menos participando en la batalla por la sección de huevo.

Además, Poule Poule es un juego de agilidad mental en el que tendremos que estar en todo momento sumando, restando y recordando el número de huevos que han aparecido en escena. Un descontrol que causa adicción por su sencillez y competición ¡Corten, repetimos rodaje!

Pros

  • Rapidez: en un abrir y cerrar de ojos veremos los huevos aparecer en escena, pero no podemos tenerlos mucho tiempo cerrados pues nuestros contrincantes ganarán ventaja. Un juego de agilidad mental y memoria a cámara rápida.
  • Descontrol: en un primer vistazo parece un juego muy sencillo, sin muy misterio. Esto es cierto, pero con la primera partida ves como toda la escena se desmorona apareciendo gallinas, zorros, patos y gallos que destrozan nuestros cálculos y todo se vuelve un auténtico lio.
  • Cartas especiales: aunque el juego básico funciona bien. Cuando nos hacemos más expertos en el juego la incorporación de nuevas cartas con otros habilidades especiales hacen que el juego Poule Poule aumente en rejugabilidad y dificultad.

Contras

  • Penalización no efectiva: al comienzo de la partida a Poule Poule se parte de 0 secciones de huevo o puntos, por lo que los jugadores sin puntos pedirán la revisión sin temer a la penalización. Por lo que introduciría la opción de puntos negativos o de comenzar con 1 sección de huevo. De esta forma las acusaciones serán menos frecuentes y más meditadas.
  • Escalabilidad: al ser un juego de competición, en el que 1 de los jugadores incluso hace de MPP desvelando cartas, la experiencia de juego mejora cuántos más jugadores mejor.
  • Maestro Poule Poule: el jugador MPP decide el ritmo al desvelar cartas, por lo que un director ambicioso puede ser demasiado rápido y hacer que nadie gane durante su turno, consiguiendo ventaja.

Mi veredicto

Poule Poule es un juego rápido, de corte familiar, en el que la agilidad mental y la memoria juegan un importante papel en esta película de gallineros. El paso descontrolado y caótico de personajes por la escena harán que lo que parecía fácil en un comienzo, contar 5 huevos, se convierta en una hazaña, solo apta para los más audaces y observadores. Este juego de mesa divertido y competitivo, funciona mejor con un mayor número de jugadores, para que la diversión en ser el primero esté más reñida. Poule Poule hace que no se ruede solamente una partida cuando sale a mesa aunque su recorrido es limitado, por eso le entrego mi emblema de juego aprobado.

Este juego no está mal, al menos probadlo
5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace