Cuando los dioses crearon Dünya, confiaron en el buen hacer de los seres que lo habitarían y no establecieron un orden que mantuviera nuestro mundo en paz y armonía. Esto llevó a infinidad de seres malignos a imponer sucesivos reinados donde la violencia y la miseria nos sumió en el caos más absoluto. Al menos hasta la llegada de Surcil a quien Gahael, dios de las estaciones y guardián del tiempo, concedió la inmortalidad con la que desencadenó el fin de la Edad de la Oscuridad instaurada por los dragones y dio comienzo a la que todos conocemos como la Edad del Cambio. Ahora, el Rey Eterno ha desaparecido y es el momento de que nosotros, los nobles más poderosos, nos disputemos el cetro real para gobernar Dünya hasta su regreso.

Así es como se nos presenta Pendulum, un eurogame de dificultad media-alta y publicado por Maldito Games en el que tenemos que gestionar muy bien los tiempos para sacar el máximo partido a nuestros trabajadores con los que haremos distintas acciones que nos permitirán progresar a un mayor ritmo en los 4 medidores para llevarnos la victoria. ¿Pasaremos a la historia como el legítimo regente de Dünya?

Portada de Pendulum
Número de jugadores:1 – 5
Duración:60 – 90 minutos
Edad mínima:12 años
Género:worker placement
acción simultánea
Complejidad:2,90 / 5
Editorial:Maldito Games
Diseño:Travis P Jones
Ilustración:Robert Leask
Precio recomendado:46,71€

Preparación de partida

Zona común

Según el número de jugadores colocamos el tablero principal por el lado indicado en el centro de la mesa. Jugaremos simultáneamente durante toda la partida, por lo que todos tenemos que tener fácil acceso a cada área de acción de este tablero:

  • Contamos con 3 zonas de tiempo: púrpura, verde y negra. Ponemos cada reloj de arena en el círculo dorado superior del área de acción de su color y además, en los círculos sobrantes de la púrpura, los 3 marcadores de tiempo adicionales. A 2 jugadores es necesario poner un trabajador neutral en las casillas de acción pequeñas de las zonas púrpura y verde.
  • En la sección roja barajamos por un lado las cartas de logro, revelamos la primera y colocamos sobre ella el marcador de logro legendario. En partidas a 2 jugadores dejamos el marcador de logro legendario fuera del tablero y situamos un marcador de privilegio neutral en la tercera posición del medidor de privilegio.
  • Mezclamos las cartas de provincia y las dejamos en el espacio habilitado en su zona a modo de mazo de robo, revelando las 4 primeras.

Pasamos a preparar el tablero de Consejo, el cual colocamos cerca del tablero principal junto con su loseta resumen. Para ello, disponemos de 3 tipos de cartas de Consejo que se diferencian por el color de su reverso:

  • 1 carta de trabajador grande (dorada): se sitúa boca arriba en el espacio destinado a la misma.
  • 5 cartas finales (rojas): las dejamos boca abajo en la que será la pila de reposición.
  • 25 cartas de recompensa (azules): las barajamos, eliminamos 10 de la partida, ponemos las restantes boca abajo encima de las cartas finales y rellenamos los 5 huecos libres del tablero de Consejo.
Setup a punto para jugar una partida a 3 jugadores

Zona personal

A continuación, cada jugador escoge uno de los 5 tableros de personaje y decidimos si jugamos por el lado básico o avanzado. Cada jugador recibe las cartas de estratagema de su personaje, además de un set de componentes formado por:

  • 10 fichas de voto y 2 fichas de 10 votos.
  • 10 cubos de cada uno de los 3 colores (rojo -> fuerza militar, azul -> cultura y amarillo -> oro).
  • 4 marcadores de PV de distinto color.
  • Todos los componentes de su color: 3 trabajadores comunes, 2 grandes, 1 marcador de privilegio y otro de logro.

PD: en nuestro caso, para agilizar el setup hemos guardado en cada bolsa todos los componentes que acabamos de mencionar para que cada jugador pueda montar con mayor rapidez su zona de juego.

Ahora colocamos sobre nuestro tablero, en los espacios que corresponda, los cubos de recursos y votos que indique nuestro propio tablero (difiere entre jugadores) y un trabajador de cada tipo. Estos serán los recursos y trabajadores disponibles al inicio de la partida, el resto permanecen fuera del mismo.

Los marcadores de PV ocupan la casilla más a la izquierda del track de su color en nuestro tablero personal. En el medidor de privilegio ponemos al azar los marcadores de cada jugador y al lado del tablero de Consejo el segundo trabajador grande.

Optimicemos nuestras acciones con el objetivo de progresar en los medidores de victoria

¿Cómo se juega a Pendulum?

Una partida a Pendulum transcurre a lo largo de 4 rondas, una por cada 5 cartas que componen el mazo de Consejo. Cada ronda se subdivide en 2 fases, una primera que se desarrolla de forma simultánea en la que jugamos nuestros trabajadores sobre el tablero para ir adquiriendo recursos y cartas de provincia con las que avanzaremos en los tracks de puntuación, y una segunda llamada fase de Consejo, en la que conseguiremos una serie de mejoras según nuestro progreso durante la ronda, y haremos a su vez una especie de de mantenimiento de cara a la siguiente (salvo que ya estemos en la última).

Fase de acción simultánea

Sin embargo, antes de profundizar debemos conocer muy bien cómo funcionan los relojes. Contamos con 3 áreas de acción en las que colocaremos nuestros trabajadores y que distinguimos por su color de fondo: púrpura, verde y negra. Cada una está formada por 2 filas exactamente iguales compuestas por marcos dorados en los que colocaremos nuestros trabajadores, una flecha que indica el coste de la acción (si lo tiene) y un cuadrante final con el beneficio que obtenemos. Estas filas vienen acompañadas por un círculo (o dos en el caso púrpura) en el que, en función de si está el reloj o no, podemos hacer una cosa u otra.

Así, al inicio de una ronda en Pendulum, se voltean los relojes a la fila en la que no se encuentren actualmente y comienza la cuenta atrás. Mientras el reloj permanezca en una fila, esta queda bloqueada y todo trabajador que estuviera en la parte superior (la del cuadrante dorado) puede hacer su acción. Descendemos a la parte inferior sin olvidar el pago de la misma, retiramos de nuestro tablero los recursos (principalmente oro) y obtenemos a cambio los recursos indicados, avanzamos en los medidores de victoria correspondientes o compramos una carta de provincia. Estas acciones se podrán realizar siempre y cuando el reloj permanezca en la propia fila, independientemente de si el tiempo se ha agotado o no. Pero eso sí, no podremos recuperar los trabajadores hasta que el reloj cambie de fila.

Y he aquí la otra opción. Cuando una fila esté libre de reloj podemos mover nuestros trabajadores, recuperarlos o reubicarlos a otro cuadrante dorado donde no haya reloj e incluso dejarlos en nuestro tablero personal hasta que decidimos qué hacer con ellos.

En definitiva, cuando un reloj ocupa una fila se ejecuta la acción y en las filas donde no haya reloj se mueven “libremente” nuestros trabajadores. Y lo pongo entre comillas porque esto depende de 2 factores:

  • Solo están disponibles los trabajadores que se encuentren en nuestro tablero personal o en el central. El resto de los podemos iremos consiguiendo con ayuda de la carta de estratagema correspondiente.
  • En los cuadrantes negros puede haber cualquier número de trabajadores, mientras que en los púrpuras y verdes según el tipo de trabajador. Los trabajadores comunes se colocan solo si no hay ningún trabajador en el cuadrante. En cambio, los grandes se ponen aunque ya haya más trabajadores, sean nuestros o no.

¿Y cuándo se desplaza cada reloj a la siguiente fila? Esta es la gracia de Pendulum, pues varía según el reloj. El púpura dura 3 minutos, el verde 2 y el negro 45 segundos. Hasta que no caiga la última gota de arena, el reloj debe permanecer en la fila pero, cuando el tiempo se acaba, cualquier jugador puede voltearlo a la otra fila dentro de su área de acción. Cuando movemos el reloj de arena púrpura a la otra fila, lo hacemos sobre la que todavía tenga un marcador de tiempo morado. Este se retira y, cuando quitemos la última, nos sirve como referencia para saber el final de la fase, a lo que llamamos convocar al consejo. Y es que, cuando se elimina el último marcador morado, ya no podemos desplazar ningún reloj, aunque sí realizar cuantas acciones queramos hasta que estemos listos para resolver la fase de Consejo.

Plano reloj verde de Pendulum y tablero de Consejo

Pero antes veamos las acciones disponibles:

  • Conquistar una provincia: hay un par de acciones en la zona de acción negra que nos cuesta 4 de fuerza militar y nos permite llevarnos una de las cuatro cartas visibles de provincia o la primera del mazo de reposición. Estas cartas tienen 4 símbolos con una bandera de fondo de diferente color, las cuales coinciden con las que se muestran en la parte inferior de nuestro tablero. Elegimos 1 de ellos y lo situamos en el área de producción que corresponda. En cada área podemos tener cuantas cartas queramos, aunque al final de cada ronda tendremos que quedarnos en cada una con un máximo de 2 cartas. Con ellas, cada vez que obtengamos una recompensa que contenga el icono del mismo color, recibiremos los recursos o votos indicados. Las cartas de provincia se reponen en cualquier momento, pero no es obligatorio hacerlo.
  • Jugar una estratagema: partimos con un mazo de 4 cartas que podremos ampliar con alguna de las cartas de recompensa que obtengamos del Consejo. Cuando canjeemos una carta la colocamos en la sección habilitada en nuestro tablero. Si queremos recuperarlas tenemos que gastar los recursos que se indiquen en la parte superior (normalmente 5 de cultura) y los llevamos de nuevo a nuestra mano. Estas nos van a servir para conseguir recursos extra, avanzar en algún track, recuperar un trabajador bloqueado o ganar uno de la reserva.
  • Reclamar un logro: en cada ronda contamos con una carta de logro a la que optamos todos los jugadores. Si en algún momento de la fase tenemos todos los recursos/votos que marca, cogemos nuestro marcador de logro y lo ponemos en uno de los espacios libres. Ahora, decidimos si nos llevamos el logro legendario o si por el contrario preferimos el beneficio del pergamino de recompensa. En cualquiera de los 2 casos no perdemos los recursos, no es un intercambio, simplemente reclamamos la ventaja. En cada ronda se puede reclamar la estrella de logro legendario una sola vez y cada jugador solo podrá hacerlo una vez por partida. Esta es la forma habitual de progresar el marcador de victoria gris, aunque no es la única.

PD: es importante recordar que si empezamos una acción debemos terminarla antes de pasar a otra.

Cuando todos los jugadores hayan terminado de hacer sus acciones, a pesar de haberse agotado el tiempo, pasamos a la fase del Consejo de Pendulum.

Mejorar nuestra zona de producción con cartas de provincia

Fase del Consejo

En primer lugar, se reordenan los marcadores de privilegio según el número de votos conseguidos por los jugadores, de mayor a menor. En caso de empate, se resuelve a favor del jugador que estuviera con anterioridad por detrás en dicho marcador. Posteriormente, todos los jugadores descartan los votos logrados durante esta ronda y eligen, por orden, las recompensas que les correspondan. PD: en partidas a 2 jugadores, el jugador neutro tiene siempre 3 votos.

De este modo progresaremos (si podemos) en alguno de los tracks de puntuación además de llevarnos una carta de recompensa del Consejo del tablero anexo al principal, y las hay de 5 tipos:

  • Las que vienen representadas con un relámpago tienen efecto inmediato, se usan y se eliminan de la partida.
  • Las que tienen un sol en la parte superior izquierda, se añade a nuestra mano de cartas de estratagema, por lo que podremos llegar a emplearlas en más de una ocasión si las recuperamos.
  • La carta de recompensa con el dorso dorado es la única que no se retira del tablero de Consejo. En este caso la volteamos e intercambiamos un trabajador común por el grande que habíamos dejado a un margen al inicio de la partida. De este modo pasaremos a tener 2 trabajadores grandes y 2 comunes (nunca podremos conseguir un quinto).
  • La primera recompensa está grabada en el tablero y es la única que puede usar más de un jugador en la misma fase de Consejo.
  • Por último están las recompensas finales del Consejo (reverso rojo). Si tenemos los recursos suficientes para realizar la acción, nos subimos los PV en el track indicado y la retiramos de la partida.

A continuación hacemos una especie de mantenimiento:

  • Comprobamos que cada jugador no tenga más de 2 cartas de provincia en cada sección de su tablero personal. En caso contrario, descartamos hasta no sobrepasar este máximo.
  • Giramos la carta de trabajador grande del tablero de Consejo y retiramos las demás, reponiendo los 5 huecos con nuevas cartas del mazo de recompensa.
  • Hacemos lo propio con las cartas de provincia del tablero central. Eliminamos las que estén boca arriba y reponemos los espacios vacíos.
  • Revelamos una nueva carta de logro, colocando encima el logro legendario y cada jugador recupera su marcador.
  • Colocamos los marcadores de tiempo morados en los espacios circulares que estén libres.
  • Los jugadores pueden reubicar (teniendo en cuenta las reglas del juego) sus trabajadores.

Y por último, con todo listo, movemos los relojes a la fila libre (volteándolos) y empezamos una nueva ronda.

Reclamarlo nos dará el punto de logro legendario

Fin de la partida

En la cuarta ronda de Consejo, tras puntuar las cartas de recompensa finales, pasamos a comprobar quién es el ganador de este Pendulum.

Para ello tenemos en cuenta los 4 tracks de puntuación de nuestros tableros personales y se pueden dar 3 situaciones dependiendo de la ubicación de nuestros marcadores respecto al pergamino:

  • Si un solo jugador ha llegado con sus 4 marcadores de PV al primer espacio de cada track del pergamino, este será el vencedor.
  • Si ningún jugador ha alcanzado la primera casilla de cada marcador de pergamino, se impone quien haya conseguido el PV del marcador gris. Si se mantienen el empate, gana el jugador cuyo marcador más alejado del pergamino se encuentre más cerca de este.
  • Si varios jugadores han llegado a la primera casilla de cada marcador de pergamino, vence el que más PV tenga.

Variantes

  • Eliminar relojes de la partida: esta variante se emplea sobre todo en la primera partida para pillarle el punto al sistema de relojes, aunque podemos jugarlo a posteriori en partidas completas o incluso alternar rondas con y sin tiempo en la misma partida. Así, mantenemos el cambio de relojes entre filas siguiendo el orden indicado en el tablero de tiempo, pero solo cuando todos los jugadores estén listos para hacerlo.
  • Avanzada: variante para jugadores expertos o que quieran meterle un plus de complejidad a las partidas a Pendulum. Para ello:
    • Utilizamos el reverso de los tableros personales.
    • Se añade una nueva regla: en cada cuadrante dorado solo podemos tener un trabajador de nuestro color, lo cual no impide que también los haya de otros jugadores.
    • Si llegamos al máximo en el track de poder, prestigio o popularidad (rojo, azul y amarillo respectivamente), podemos optar por seguir progresando colocando cubos de dicho color. Estos serán puntos de Gloria y, aunque nos irán avanzar a menor ritmo, nos ayudarán en caso de empate a PV.
Área de acción púrpura con trabajadores grandes de cada jugador

Reseña del juego de mesa Pendulum

En el día de hoy hablamos de Pendulum, un juego de colocación de trabajadores en tiempo real en el que tenemos que gestionar nuestros trabajadores, y realizar ciertas acciones secundarias, con los que potenciar nuestra zona de juego para, en definitiva, escalar en los 4 tracks de puntuación en busca del pergamino que nos acerque a la victoria.

Para ello contamos con un novedoso sistema de relojes sobre el que giran las acciones, que hacemos con nuestros trabajadores, y que es el principal factor diferenciador de este Pendulum frente a otros juegos con mecánica similar. Tras la habitual lectura del manual y antes de la primera partida, pensé que el timing de los relojes iba a apretar al estilo de Kitchen Rush, dando lugar a rondas frenéticas donde apenas hay tiempo para hacer todo lo que uno tiene en mente y acabe desembocando en un descontrol absoluto. Sin embargo, la finalidad de los relojes es totalmente distinta al loco juego de restaurantes.

Estos están presentes en el tablero para activar las filas en las que previamente hemos colocado algún trabajador y, al mismo tiempo, libera las filas en las que no están para que podamos reubicar los trabajadores y así, más adelante, utilizarlos cuando el reloj vuelva a cambiar de sitio. Este sistema no agobia al jugador pero sí cumple con su objetivo de dinamizar las partidas, consiguiendo que todos los jugadores convivan en el tablero al mismo tiempo realizando las acciones en tiempo real.

A pesar de ello, el inicio de cada ronda suele ser más pausado ya que tan solo estaremos centrados en el reloj negro (que dura 45 segundos) hasta que empiezan a moverse los demás relojes (2 y 3 minutos). A partir de ahí, la ronda comienza a agilizarse más, sobre todo cuando contamos con más trabajadores disponibles y si somos más jugadores en mesa.

Esto no quiere decir que tengamos tiempo de sobra para pensar nuestros movimientos, a menos que estemos jugando con la variante que elimina el reloj. El tiempo es el recurso más valioso de Pendulum, así que tenemos que aprovechar esos segundos de margen hasta que se liberen nuestros trabajadores para realizar otras acciones que no dependen de los relojes, plantear cuales van a ser nuestros próximos pasos o simplemente levantar la cabeza para ver como van los demás jugadores de cara a la clasificación del medidor de privilegio o reclamar el logro legendario.

Y es que, salvo por estos 2 últimos puntos que acabo de mencionar, que sí tienen una rivalidad directa entre los jugadores, nos encontramos con un título multisolitario en el que nos centraremos en la optimización de nuestras acciones y toca anticiparnos a la hora de ocupar las áreas de acción para hacer lo que nos interesa antes de que nos bloqueen.

El temporizador de acciones puede ser algo lioso al no estar acostumbrados, llegando a descolocarnos en las primeras partidas. Es por ello que la primera vez que jugamos con un grupo nuevo, toca vigilar que no se equivocan a la hora de ubicar los trabajadores además de aplicar la variante que elimina el tiempo en las primeras dos rondas y, a partir de la tercera, ya nos centramos en jugar en su totalidad a la versión estándar del juego. Las sensaciones de juego van mejorando conforme le echamos más partidas, pues empezaremos a asimilar mejor el sistema de juego y empezaremos a exprimirlo más.

En cuanto a la escalabilidad, el juego me ha gustado más a partir de 3 jugadores, ya que a 2 los bloqueos de los trabajadores neutros son fijos y no generan esa incertidumbre a la hora de ver qué huecos tenemos a nuestra disposición en cada momento, teniendo demasiado control sobre la partida. La experiencia de juego mejora a más jugadores. No obstante, el juego funciona a cualquier número de jugadores, más de una partida la he disfrutado a través de duelos finales decisivos a 2 jugadores, respirando la emoción hasta el último momento.

Las cartas de estratagema nos darán el impulso en el momento adecuado

Pros

  • Sistema de relojes: un original mecanismo que permite jugar de forma simultánea a todos los jugadores con un simple desplazamiento de los relojes cuando se agota la arena. Facilita que este tipo de juegos sean más fluidos, reduciendo el AP a la mínima expresión.
  • Producción: Pendulum viene cargado hasta los topes y buena muestra de ello es su importante despliegue en mesa y la estupenda calidad de los componentes.
  • Profundidad: no es que el juego sea excesivamente complejo, pero si incluye una serie de modificaciones con las que ajustamos el nivel de dificultad a las partidas según la experiencia de los jugadores. Incluso dentro de una misma partida podemos equilibrar el nivel de los participantes.

Contras

  • Algún reloj de arena se atasca: tras 9-10 partidas me ha pasado solo un par de veces. En el momento que nos dimos cuenta paramos de inmediato la partida, tumbamos el resto de relojes y agitamos un poco este antes de continuar.
  • Logro legendario: para mi gusto demasiadas oportunidades y asequible, ya que lo conseguimos sin que nos suponga un coste y contamos con 5 oportunidades + 1 adicional entre las recompensas finales para hacernos con ella, siendo imposible arrebatárselo a otro jugador.
  • Inicio de partida lento: el ritmo inicial de partida es más tranquilo, aunque este va mejorando conforme avanza la partida.

Mi veredicto

Y con esto ponemos punto y seguido (hay sorpresa si seguís hasta el final) a esta reseña de Pendulum, un juego de colocación de trabajadores y gestión de recursos en tiempo real donde tendremos que potenciar nuestra zona de juego aprovechando el timing de los relojes según lo que nos interese en cada momento de la partida. Un título con un mecanismo original con el que disfrutaremos de un juego de colocación de trabajadores sin apenas entreturno. Una vez nos familiaricemos con el juego y conozcamos cómo funcionan los relojes de arena nos encontramos con un juego dinámico que, aunque no es excesivamente exigente, si nos ofrece partidas entretenidas que nos ha gustado especialmente a 3 y 4 jugadores. Por ello, le doy mi emblema de juego recomendado.

Os recomiendo este juego para vuestra ludoteca
5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace

Sorteo de una copia de Pendulum

Para celebrar nuestro doble cumpleaños (Doña Meeple y yo nos hacemos viejos la misma semana), sorteamos una copia de este Pendulum que nos ha cedido ¿Jugamos Una?.

Y el ganador del sorteo es el perfil de Instagram “alcazar22”. ¡Enhorabuena!

Requisitos

Para participar, podéis hacerlo por Instagram, Twitter o Facebook, por lo que si participáis en las 3 redes sociales tendréis más posibilidades de llevaros el juego.

  • En Instagram tenéis que seguir tanto a Don Meeple como a ¿Jugamos Una?, mencionar a vuestros amigos y añadir la publicación que hagamos el 30 de junio a vuestra historia.
  • En Twitter tenéis que seguir tanto a Don Meeple como a ¿Jugamos Una?, mencionar a vuestros amigos y retwittear la publicación del sorteo que publicaremos el 30 de junio.
  • En Facebook tenéis que seguir tanto a Don Meeple como a ¿Jugamos Una?, además de mencionar a vuestros amigos y compartir la publicación del sorteo que subiremos el 30 de junio.

Condiciones

Podéis participar desde el 30 de junio hasta el próximo 11 de julio a las 23:59, publicando el ganador al día siguiente en los comentarios de las publicaciones del sorteo de las 3 redes sociales y en este mismo artículo.

Válido para residentes en España peninsular.

Los datos facilitados se utilizarán exclusivamente para la gestión del sorteo y el envío del juego.

La persona afortunada dispondrá hasta el 15 de julio para reclamar su premio, en caso contrario procederemos a repetir el sorteo para buscar un nuevo hogar a este Pendulum. ¡Mucha suerte a todos!

Área de acción negra repleta de trabajadores