Todo está listo para que Mercado Central abra sus puertas con todo tipo de puestos. Las mejores frutas, legumbres, verduras y hortalizas, carnes, pescados, lácteos y huevos, cereales y dulces de la región se dan cita en este juego de mesa para que nosotros, como expertos culinarios que somos, reunamos los ingredientes adecuados para preparar los platos más deliciosos. Así se nos presenta este Mercado Central, un entretenido filler de la editorial ZierzoLab que hoy da el pistoletazo de salida a su campaña de Verkami para poder financiarlo.

Portada de Mercado Central
Número de jugadores:2 – 8
Duración:15 – 20 minutos
Edad mínima:8 años
Editorial:ZierzoLab
Precio:20€

¿De qué va?

Nuestro objetivo en Mercado Central consiste en visitar los diferentes puestos de comida para hacernos con los ingredientes necesarios con los que elaborar los distintos platos disponibles. ¡Pero hay que darse prisa! Pues cada plato solo puede prepararse una vez, siendo el jugador más rápido el único que pueda hacer la receta.

Al inicio de la partida se revelan 4 cartas de plato principal y 2 de postres. En cada una de ellas vienen indicados los ingredientes requeridos además de los PV que otorga al jugador que se haga con ella. A su vez, se mezclan todas las cartas de puesto y acciones para formar un mazo de robo del que cada jugador recibirá un total de 6 cartas para formar su mano inicial.

Por turnos los jugadores juegan cartas de su mano, ya sea realizando acciones concretas o bajando puestos de comida a su zona de juego, hasta quedarse con 3, salvo que alguna carta le permita usar más o decida descartarse de alguna para no “regalársela” al siguiente jugador. ¿Y eso del regalo que es? Cuando todos los jugadores hayan terminado su turno, pasamos las cartas que nos han sobrado al jugador de nuestra derecha y robamos del mazo de cartas de puesto y acciones hasta tener 6 cartas en mano para comenzar una nueva ronda, así que ojo con los caramelitos que dejamos a los demás que el mercado está que arde.

El juego está compuesto principalmente por cartas de puesto de mercado, las cuales tenemos que colocar en nuestra zona de juego y que están asociadas por colores a los distintos ingredientes que encontraremos en las recetas del área central. En el momento que tengamos las necesarias como para cumplir los requisitos de una carta de receta, descartamos los puestos utilizados y tomamos la receta, reponiendo el espacio libre con una nueva carta de plato principal o postre según corresponda.

Sin embargo, el juego introduce una serie de cartas de acción que podemos utilizar en nuestro turno para darle un poquito más de picante a la partida:

  • Las cartas ventaja aceleran el ritmo de la partida, entre las que veremos las cartas comodín, otras que nos darán la posibilidad de usar todas las cartas en mano, recuperar cartas ya descartadas, eliminar y reponer recetas y hasta intercambiar nuestros puestos con otro jugador.
  • Las cartas sabotaje frenan a nuestros oponentes robándoles cartas, limitándoles el turno a solo una carta y bloqueándoles esta ronda.
  • Por último, y no menos importantes, las cartas especiales de bono gourmet y cliente habitual que nos dan algún punto extra si ganamos la mayoría y si completamos un pedido con ella respectivamente.

El jugador que consiga 12 PV (15 PV a 2 jugadores) será el ganador.

El primero en tener los puestos adecuados se lleva el plato

Mi opinión

Mercado Central es un filler para toda la familia en el que nos disputaremos con el resto de jugadores los platos más típicos de la gastronomía española. Salmorejo con taquitos de jamón y huevo, una tortilla de patatas ¿con cebolla?, seguido de una fabada asturiana y, como broche, un arroz con leche… ¡o tal vez unas torrijas! ¿Por dónde empezamos? En Mercado Central el orden de los factores no altera el producto, aunque si no nos damos prisa puede que esa receta acabe en manos de otro jugador y nos quedemos con la miel en los labios.

Es por ello que, aunque el juego emplea un set collection bastante amigable como comentamos en su día sobre el juego Chef Umami (con el que guarda ciertos parecidos), estamos en una frenética carrera por conseguir las recetas en juego. No dudemos en saquear los puestos de otro jugador, dejarle un turno sin jugar e incluso pisarle la carta objetivo por la que lleva varias rondas suspirando. Toca ponerse las pilas, ordenar la lista de la compra y aprovechar bien nuestro turno, pues solo vamos a jugar la mitad de las cartas que tenemos en mano. No vamos a poder ir a por todas las recetas que hay desde el inicio, por lo que hay que centrar esfuerzos e ir a un par de recetas a lo sumo, siempre sin perder de vista de a qué van nuestros compañeros de juego, en especial el que está a nuestra derecha.

¿Y esa fijación por este jugador? El draft al finalizar la ronda nos hace tener un poco de control sobre la mano que va a tener disponible el jugador sentado a nuestra derecha, controlando parte de sus cartas que nos hará facilitarle puestos que no nos interesan por el momento. En cuanto a las cartas de acción, estas introducen un punto de interacción interesante y con cierto puteo. Así que es mejor tener cuidado a la hora de pasar alguna, siendo en ocasiones preferible descartar y que robe del mazo a que se vuelvan contra nosotros ralentizando nuestra lista de la compra.

Las reglas son sencillas y el turno se resuelve en un suspiro, lo que provoca que las partidas se jueguen a buen ritmo al rango completo de jugadores. En casa lo hemos probado a 2, 4 y 6 y lo hemos disfrutado más a partir de 4, pues las 6 recetas en mesa vuelan que da gusto, habiendo una tensión y nerviosismo constante por ver quién será el gracioso de turno que se lleve “nuestra” receta, ¿o puede que esta vez seamos nosotros?

En todas las ciudades que visitamos Doña Meeple y yo, siempre acudimos a su mercado para conocer la gastronomía local, pero con este juego sus productos son los que han llegado a nuestra mesa. La campaña de Mercado Central ya está en marcha de modo que, si os ha llamado la atención, pasaros por Verkami y echadle un vistazo, que el que avisa no es traidor.

Visitemos los puestos con los que conseguir la carta objetivo
5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace