Welcome to the Meeple Land! Damas y caballeros de madera os damos la bienvenida al parque de atracciones más jugón del planeta, con atracciones tan vertiginosas como los toboganes infinitos, el barco pirata y los apacibles tiovivos para los más pequeños. ¡Qué no se diga que los meeples no sabemos divertirnos! El parque es de tan nueva construcción que aún no para de reinventarse y ampliarse para ganarse el favor de este colorido público y hacer que nos olvidemos de la competencia. ¿Alguien necesita biodramina? Agarrémonos fuerte que nos vamos a subir en una montaña rusa de diversión y competición.

Así se nos presenta Meeple Land, un juego de mesa de la editorial Maldito Games en el que debemos construir el mejor y más afamado parque de atracciones para meeples. Para ello, lo llenaremos de variadas y atractivas atracciones y apto para todos los públicos, junto a diferentes servicios que acondicionen el parque con todas la comodidades y necesidades, sin olvidarnos de que es clave para su rentabilidad que este se llene de visitantes. En esta contienda de losetas y meeples tendremos que aprovechar bien el espacio, ofreciendo un fascinante recorrido a los turistas que les haga quedarse y dejar su dinero en el parque, a la vez que superamos al resto en encanto y puntos de victoria. ¡Una batalla en campo lúdico!

Portada de Meeple Land
Número de jugadores:2 – 4
Duración:45 minutos
Edad mínima:8 años
Género:tablero modular
colocación de losetas
Complejidad:2,08 / 5
Editorial:Maldito Games
Diseño:Cyrille Allard
Frédéric Guérard
Ilustración:Tomasz Larek
Precio recomendado:30,56€

Preparación de partida

Nuestro parque de atracciones Meeple Land va a abrir sus puertas, así que hay que acondicionar el terreno de construcción para crear la más fabulosa y concurrida zona de entretenimiento para meeples. Sin embargo, en este negocio del ocio no estamos solos, a muchos otros inversores se les ha ocurrido apostar por este tirón económico enfocado en el disfrute. ¿Quién ganará la disputa y el prestigio con su parque?

Para comenzar la partida al juego de mesa Meeple Land se sitúan en el centro de la mesa, al alcance de todos los jugadores, los elementos comunes como el tablero de aparcamiento que nos trae a los visitantes. Sobre este situamos el marcador de ronda y revelamos tantas cartas de autobuses como jugadores haya más 1, estos muestran los posibles turistas que visitarán nuestro parque en dicha ronda, colocándose sobre cada carta el número y color correspondientes. El resto de cartas de autobuses forman un mazo de robo, junto al almacén de los pequeños meeples coloridos, que ronda tras ronda irán llegando.

Por otro lado, pondremos en la zona central las losetas de robo de las atracciones y servicios a adquirir en nuestro parque. Creamos 3 pilas por tamaños de losetas boca abajo, de estos montones revelamos 5 losetas pequeñas, 5 medianas y 3 grandes que colocamos boca arriba a modo de mercado. También, situamos al alcance de los jugadores las monedas, las losetas de extensión y los accesos adicionales al parque.

Tras ello, cada jugador recibe los componentes individuales para el desarrollo inicial de su partida: un tablero de terreno, 1 acceso al parque (que se coloca enfrente del pequeño camino dibujado en el tablero anterior), 1 hoja del bloc de puntuación y, según su posición de turno, obtendrá dólares extras: el 1º no recibe, el 2º $1, el 3º $2 y el 4º $3.

Finalmente, el jugador inicial es la persona que haya visitado un parque de atracciones más recientemente, obteniendo la ficha de entrada al parque de Meeple Land. Y así, nos ponemos manos a la obra para dar forma a nuestro proyecto lúdico de entretenimiento.

Setup con los autobuses a punto para una partida a 2 jugadores

¿Cómo se juega a Meeple Land?

El objetivo de juego en Meeple Land es construir el parque de atracciones con más prestigio de la región frente a la competencia lúdica. Para lograr este fin, debemos jugar bien nuestras losetas y atraer al público de meeples más adecuado. De esta forma, eligiendo las atracciones más vistosas y diversas, los servicios más anhelados y los visitantes más generosos con autobuses y publicidad, le daremos la reputación y solvencia necesarias para que nuestro parque de atracciones Meeple Land alcance el éxito. ¡El triunfo está en nuestras elecciones!

Este juego de mesa de losetas se juega en 4 rondas, marcadas en el tablero de aparcamiento por una ficha redonda y, junto a cada ronda, viene indicado el beneficio general que obtiene cada jugador al inicio de la misma, siendo el empuje en efectivo necesario para prosperar con nuestro proyecto lúdico. En cada ronda conseguimos un número de ingresos fijos: en la 1ª $15, en la 2ª $10, en la 3ª $5 y en la 4ª $0. El resto de las ganancias serán variables y dependerán de la afluencia de público que traigamos al parque.

Cada una de estas 4 rondas en Meeple Land se juegan por turnos y en 2 fases claramente diferenciadas, que se pueden resumir en comprar y recibir visitas.

1ª Fase – Comprar losetas

Esta fase la jugamos por turnos, realizando 1 acción por turno previo pago de su coste y, cuando nos llegue de nuevo el turno, podemos optar por hacer otra acción o bien pasar.

Vamos a conocer el uso de cada una de las losetas disponibles:

  • Atracciones: en Meeple Land hay disponibles 12 tipos de atracciones diferentes, que atraen a los visitantes y generan monedas si se colocan en ellas los meeples adecuados, así como hay beneficios adicionales relacionados con la cercanía de determinados servicios. ¡Ojo! La variedad da una mayor recompensa en la puntuación final y para puntuar deben estar conectadas por los caminos con la entrada al parque de atracciones.
  • Servicios: para cubrir todas las necesidades de nuestros turistas hay 3 tipos de servicios: restaurantes (hamburguesas), aseos (WC) y tiendas (regalos). Estos ayudan a aumentar los visitantes en las atracciones adyacentes siempre que estén conectadas por al menos 1 camino, generando más ingresos para nuestro Meeple Land.
  • Publicidad: está en el reverso de las losetas de servicio, tras pagar el coste de dólares indicado podremos reclutar los meeples que aparecen. Estos visitantes se colocan dentro del parque de atracciones (si es posible) o en la puerta de acceso, preparados para cuando llegue su momento. Tras usarla, la loseta va al final de la pila de robo.
  • Extensión terreno: si nuestro proyecto de parque de atracciones se nos está quedando pequeño, durante la partida a Meeple Land tenemos la posibilidad de comprar 1 extensión por $6, situándose a un lado de nuestro parque y haciéndola coincidir con la cuadrícula principal.
  • Acceso parque: quizás durante el transcurso de la partida haya zonas del parque que se nos vayan quedando bloqueadas por la ramificación de caminos. Sin embargo, se puede comprar 1 acceso adicional por $3, que nos permite seguir colocando meeples por otro lado del tablero.

Algunas normas de colocación de losetas de atracción y servicios son que al menos 1 camino de dicha loseta a situar en nuestro mapa recreativo debe estar conectada al acceso u otro camino, coincidiendo siempre con la cuadrícula del terreno. En cuanto una loseta se coloca ya no se mueve, queda fijada, así que mucho ojo con nuestras decisiones.

Cuando no queremos comprar más losetas en nuestro turno pasamos y cogemos inmediatamente una carta de autobús con sus visitantes a bordo. Esta fase de la ronda acaba cuando todos los jugadores han pasado.

¿Seremos capaces de conseguir todas las atracciones?

2ª Fase – Visitas y beneficios

Durante esta fase realizamos 2 acciones principales, relacionadas con la visita a nuestro parque de motivados meeples y el beneficio que estos turistas dejan en nuestras instalaciones. Estas visitas e ingresos dependerán de nuestros progresos y avances adecuados en la fase anterior de la ronda y, para agilizarla, podemos hacerla de forma simultánea.

  • Recibir visitantes: la carta de autobús robada al finalizar la fase anterior trae consigo meeples de diferentes colores dispuestos a visitar nuestro parque de Meeple Land, si sus condiciones son las óptimas para ellos. En un primer momento, colocamos todos los meeples que nos visitan en la entrada o entradas de nuestro parque y después, si existen losetas de su color vacías, acceden y se sitúan en dichas atracciones. También pueden entrar más si se cumplen las condiciones especiales relacionadas con los servicios cercanos y si hay fuentes que permiten la visita de meeples de cualquier color (comodín). Todos estos visitantes pueden moverse en cualquier momento de la partida a otra loseta accesible de nuestro Meeple Land, colocándolos en la atracción más beneficiosa para nosotros.
  • Obtener ingresos: cada meeple que ha entrado y disfruta de nuestro parque de atracciones nos otorga $1. Los visitantes en casillas especiales (amarillas) 1 dólar adicional representado con un +$. Los meeples de la entrada que no han accedido no aportan beneficios pero, si al final de la partida se quedan fuera, nos restarán puntos de reputación, por su enfado ante nuestras incompetentes instalaciones. No obstante, los que si están disfrutando como niños de nuestro Meeple Land nos aportan dinero que debemos invertir en la mejora del parque en posteriores rondas.

Al finalizar esta fase de juego, se determina el jugador inicial para la siguiente ronda, que será el empresario de entretenimiento con menos monedas en su banco. En caso de empate, el que esté más cerca del jugador inicial actual. Además, se reponen los autobuses de los visitantes, colocando tantas cartas de autobuses como jugadores haya en juego más 1, la que ha sobrado de las rondas anteriores se conserva en el tablero.

De esta forma, vamos creando y mejorando nuestro parque de atracciones de Meeple Land frente a la fuerte competencia que nos acompaña, consiguiendo que vaya destacando entre los meeples y ganando así la mejor reputación posible. ¡Vamos a luchar por el prestigio lúdico!

Fin de la partida

Tras finalizar la 4ª ronda de juego, la competición por el más aclamado parque de atracciones en el juego de mesa Meeple Land acaba, llegando el recuento de puntos obtenidos durante la partida. Para ello, contamos con un bloc de puntuación en el que hemos ido apuntando a lo largo de la partida los tipos de parques construidos y recordar los modos de conseguir puntos de victoria, creando nuestra propia estrategia de negocio lúdico.

Nos otorga puntos de reputación la variedad de atracciones y los visitantes situados en nuestro parque (los meeples verdes y azules valen 1 punto, mientras que los rosas y amarillos 2 cada uno). Por el contrario, los meeples retenidos fuera, que se han quedado en la puerta sin poder acceder, nos restan reputación (verdes y azules -1, así como rosas y amarillos -2). Los caminos cortados por otra loseta, que no llevan a ninguna parte, también nos quitan cada uno -2 puntos finales. Tras tener en cuenta todos estos elementos de nuestro parque de atracciones, el jugador con más puntos de reputación es nombrado ganador de Meeple Land.

¿Se quedará algún visitante en la puerta de Meeple Land?

Reseña del juego de mesa Meeple Land

En el juego de mesa Meeple Land nos convertimos en los empresarios de un parque de atracciones de meeples, cumpliendo la ilusión que muchos de nosotros teníamos de pequeños, construir un parque a nuestro gusto para pasar inolvidables momentos de diversión. Sin embargo, en esta ocasiones estaremos condicionados por alcanzar el éxito del negocio frente a nuestras preferencias, queriendo contentar a los visitantes para que dejen su dinero en nuestro parque frente a la competencia. Por tanto, habrá que mirar más por nuestro bolsillo que por lo bonito que vaya quedando nuestro recinto de entretenimiento, aprovechando todo lo posible cada cuadrado de terreno para sacarle el máximo jugo a nuestra inversión.

Con este enfrentamiento lúdico por llevarnos el título de mejor parque de atracciones del mundo mundial, es fundamental saber que la clave está en la compra y colocación adecuada de losetas sobre nuestro terreno. El parque Meeple Land, aunque en un principio parezca inmenso, tiene unas acotadas dimensiones que nos harán debatir con estrategia la distribución de las losetas de ocio en nuestra cuadrícula, siendo posible comprar únicamente 1 loseta de extensión y acceso más. Quién avisa no es traidor, en Meeple Land es frecuente que si colocamos las losetas al libre albedrío sin mucho razonamiento táctico quedemos bloqueados y desaprovechemos territorio, que conforme avanza la partida se hace más tangible su valor, para ganar la partida con más atracciones encajadas en nuestro espacio de juego. Por tanto, os recomiendo que nos andemos con mucho ojo en la colocación de losetas y distribución de caminos como conectores. Estos últimos nos abrirán posibilidades para situar otras losetas o todo lo contrario, nos cerrarán puertas para nuestra expansión venidera. A su vez, los caminos cortados por otras losetas nos restan -2 puntos (los bordes del terreno no cuentan). Como podemos ver marcan bastante el logro de nuestra expansión, si nos lo montamos bien con las conexiones quizás ni tengamos que recurrir a la loseta de extensión de terreno o a la entrada extra.

Además, la obtención de losetas la realizamos por turnos comprando de una en una de forma ordenada entre jugadores, por lo que hacerle ojitos a esa loseta antes de que llegue nuestro momento de compra, puede hacer que los rivales nos adelanten, quedándonos sin poder obtener la que queríamos. Este pique en el robo se acentúa sobre todo en las rondas finales, en las que somos más conscientes de las atracciones que nos faltan o las que necesitan los oponentes, pudiendo optar por beneficiarnos o fastidiar al resto, en algunas ocasiones ambas se dan a la par. Pues como he mencionado, la mayor puntuación la otorga la variedad de atracciones diferentes, por lo que adquirir las atracciones más codiciadas puede ser una buena disputa, existiendo losetas que se repiten únicamente 4 veces en el mazo a otras que lo hacen hasta 9, siendo por probabilidad más fácil construir unas que otras.

No obstante, también toma partido el azar en este desenlace pues es probable aparezcan en el mercado las losetas que deseamos o por el contrario repetidas para nosotros. Lo que nos hace tomar otras alternativas de estrategias como publicitar o intentar fastidiar al resto, siempre que nuestro espacio no esté del todo limitado. Siendo un juego de mesa que tiende a ser multisolitario, quedando la interacción reducida a una forma indirecta, con el robo de losetas en el mercado y las cartas de autobuses. En estas dos ocasiones es cuando echaremos un vistazo a los avances de los rivales en sus parques de atracciones, meditando si nos sale rentable mirar por nuestro pellejo o intentar fastidiar al rival aunque nos suponga un inconveniente, por ejemplo consiguiendo una atracción repetida. En general, nuestras preocupaciones están ligadas a la buena inversión en nuestro parque para su mejora y crecimiento en fama, quedando la competencia un poco olvidada, todo depende de nuestras ansias de rivalidad.

Tablero personal de un jugador en construcción

Por otro lado, para ganarnos al colorido público curvilíneo debemos acondicionar nuestro parque con las más variadas atracciones y servicios, siendo esencial atraer al mayor número posible de visitantes que se adecuen a nuestras instalaciones para ganar más dinero. Para conseguir esto, debemos echar un vistazo a las cartas de autobuses que pueden venir a Meeple Land para intentar combar las atracciones construidas con los meeples visitantes, dando lugar a una ronda muy fructífera en ganancias que nos mejora las posibilidades para las siguientes. Otra forma de conseguir turistas es comprando losetas de publicidad que nos aportan un número más reducido de meeples, pero este hecho puede ser beneficioso si no disponemos de demasiadas atracciones libres. Aunque tampoco se debe abusar de la publicidad, ya que tiene su coste en dinero que perdemos para intentar prosperar en el terreno.

Nuestro saldo depende en mayor medida de nuestros avances en las visitas provechosas y, conforme avance la fama de nuestro parque, es más fácil mejorar sus instalaciones para ganarnos a más visitantes, imponiéndonos a la competencia. Al igual que no podemos olvidar que los meeples sobrantes restan puntos, sobre todo amarillos y rosas. Eso sí, si arriesgamos con estos 2 colores también los puntos que obtendremos al final de la partida serán mayores, puesto que puntúan por el doble que los azules y verdes. En nuestras manos de empresarios está tomar una estrategia más conservadora o arriesgada, del mismo modo que si decidimos arriesgar saber hasta cuando. No dejemos muchos meeples en la puerta, que nos pueden dar tanta mala fama como para perder.

Este juego de mesa familiar plus es fácil de jugar, pero difícil de bordar, con las múltiples decisiones a tomar durante la partida y a la necesidad de unas buenas habilidades de orientación espacial y distribución de losetas que nos dejen con ganas de más partidas. Meeple Land me ha dejado muy buen sabor de boca, sobre todo por su fantástico diseño que me hace soñar jugando rodeado de mini-adorables meeples coloridos. No es tan sencillo como parece y eso engancha, queriendo continuar para mejorar nuestra optimización del parque.

Además, Meeple Land escala bien a cualquier número de jugadores, ya que los jugadores se suelen centrar en sus progresos de infraestructura lúdica. Lo que es cierto es que la disputa en el mercado es más reñida a 4, pues a 2 o 3 es más frecuente que tengamos la opción de comprar varias losetas que queríamos sin correr el riesgo de que sea robada por el oponente, si no le interesa para su beneficio o no se ha percatado de nuestro plan.

Un colorido y festivo juego para todos los públicos

Pros

  • Familiar plus: la temática y los atractivos componentes llaman la atención de todo público jugón, desde pequeños a grandes. Pero es que además, Meeple Land ofrece un juego fácil de aprender, pero difícil de dominar. En el que las continuas decisiones a tomar marcarán el rumbo de nuestro progreso como empresarios de ocio.
  • Dinámico: al poder comprar solo 1 loseta por turno, el tiempo de espera es muy corto. Esto, junto a la duración reducida de rondas, hacen que el juego sea rápido y dinámico, queriendo tomarnos pronto la revancha.
  • Diseño: este bonito juego sobre un parque de atracciones para meeples nos atrae desde lejos, además de cuidar los detalles como esa espectacular entrada a Meeple Land, las preciosas ilustraciones de sus atracciones y los mini meeples coloridos. Este juego de mesa alegra la mesa de cualquier jugón.

Contras

  • Azar: en las losetas y cartas de autobuses disponibles toma valor la importancia de que la suerte nos sonría a nosotros o a algún rival. Quizás las posibilidades sean beneficiosas o nos cierren puertas para prosperar durante esa ronda. Habrá que mirar más allá para jugar con estrategia para salvar la posible mala fortuna.
  • Descolgados: en un juego de mesa familiar no suelen ser muy penalizadoras las malas decisiones aunque podemos ver ayudas a los jugadores rezagados. En Meeple Land la única ventaja que reciben los jugadores atrasados es comenzar la ronda como jugador inicial. Por lo tanto se puede producir el efecto runaway leader, sobre todo en partidas donde hay jugadores conocedores del juego y novatos.
  • Tamaño caja: en muchas ocasiones sigo el refrán de mi abuela “caballo grande ande o no ande”, pero en una afición como la de los juegos de mesa el espacio en la ludoteca es vital, por lo que un ajuste del tamaño de la caja hubiera sido muy útil, creo que es demasiado grande. Aunque es de agradecer la buena cuna que trae este juego para organizar todos los componentes, que una cosa no quita la otra.

Mi veredicto

Meeple Land es un juego de mesa familiar plus que encandila a los jugadores desde su preciosa apariencia, pero no solo por eso sino que también nos presenta partidas muy entretenidas por conseguir el mejor parque de atracciones. En esta disputa de reputación, nuestra toma de decisiones es fundamental para lograr una buena gestión de las losetas y meeples con su colocación en nuestro terreno, pudiendo nosotros mismo abrirnos o cerrarnos las puertas de la victoria. Este dinámico y a la vez exigente Meeple Land, que nos hará apreciar cada conexión de caminos y cuadrícula de suelo construible, se merece mi emblema de juegos de mesa recomendado.

Os recomiendo este juego para vuestra ludoteca
5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace