Esto no es una prueba. Este es un sistema de emisión de emergencia anunciando el inicio de la primera purga anual de unicornios autorizada por la perversa hija de su majestad la reina.
El uso de triquiñuelas, armas y objetos punzantes están permitidos. Cualquier alimento con alto contenido en azúcar que acabe en la barrigota de estas malditas criaturas ocasionará gases tóxicos contaminando el aire del reino.

Después de sonar la sirena, cualquier delito que afecte a la vida de los unicornios, incluyendo el asesinato, será legal. El mercado negro regentado por gnomos estará disponible para la venta de unicornios hasta dentro de 4 días cuando termine la purga.
Bendita sea nuestra reina y su despiadada hija. Que el arcoíris les acompañe a todos.

Así se nos presenta este Kill the Unicorns, un divertido juego de Tranjis Games en el que los tan adorables unicornios multicolor están provocando daños irreparables en el reino. Es el momento de darles caza y venderlos al mejor postor en el mercado negro. ¿Quién será el mejor cazador del reino?

Número de jugadores:3 – 6
Duración:40 minutos
Edad mínima:10 años
Género:gestión de mano
set collection
subasta
take that
Complejidad:2,00 / 5
Editorial:Tranjis Games
Diseño:Cyril Besnard
Loïc Chorvot
Alain Fondrille
Ilustración:Levi Prewitt
Precio recomendado:22,45€
Portada de Kill the Unicorns

Preparación de partida

Para empezar, cada jugador elige con cuál de los 8 personajes va a jugar durante la partida. Cada uno de ellos tiene una habilidad especial que podrá usar una vez por ronda, por lo que podemos escoger el que más nos guste o repartirlos al azar.

A continuación, cada uno recibe las cartas de caza y de estratagema de su color. Las cartas de caza permanecen en mano mientras que las de estratagema se barajan para formar un mazo de robo.

Ahora, mezclamos bien las cartas de unicornio inicial, damos una a cada jugador y las colocamos boca arriba en nuestras respectivas zonas de juego. Estas nos serán de ayuda para las combinaciones que hagamos al final de la partida.

Con todo listo en el área de cada jugador, pasamos a preparar la zona común de este Kill the Unicorns.

Barajamos todas las cartas de unicornio para formar una pila de robo a la izquierda de la mesa y, en el lado opuesto, disponemos las 4 cartas del mercado negro. Entre medias, revelamos 4 unicornios en dirección al mercado negro.

Distribuimos al tuntún las fichas en los mercados correspondientes:

  • 1 ficha de paté por jugador.
  • 1 ficha de unicornio falso por jugador.
  • 4 fichas de algodón de azúcar.
  • 4 fichas de polvo de hada.

Por último, el jugador que vaya a empezar recibe la ficha de jugador inicial y… ¡comenzamos!

Setup dispuesto en mesa para una partida con 4 cazadores

¿Cómo se juega a Kill the Unicorns?

La partida está formada por 4 rondas, una por cada día de caza de unicornios. Veamos las fases en las que se divide cada ronda:

Fase 1: ¡Es una trampa!

Cada jugador coge 2 cartas de estratagema de su respectivo mazo. Empezando por el jugador inicial, cada uno escoge una de ellas y la pone boca abajo junto a un unicornio, descartando la otra boca arriba.

¡Ojo! Cada unicornio puede tener un máximo de 2 cartas de estratagema (una encima y otra debajo).

Fase 2: Ojo avizor

¡Llega el momento de cazar unicornios! En cada ronda se llevan a cabo 4 cazas, las cuales se resuelven de una en una de izquierda a derecha hasta llegar al mercado negro.

En cada caza, el jugador inicial decide si va a participar. Si es así, elige de su mano de cartas de caza de 1 a 3 cartas y las coloca boca abajo en su área. Ahora, el resto de jugadores si quieren participar tienen que jugar el mismo número de cartas que el jugador inicial.

Si alguien no quiere o puede pujar por un unicornio pasa el turno al siguiente jugador. Si pasa el jugador inicial está obligado a ceder su ficha de jugador inicial al jugador de su izquierda.

Fase 3: El que la sigue la consigue

Cuando haya finalizado la puja por el unicornio, se revelan las cartas jugadas. El jugador que sume mayor cantidad de puntos se lo lleva. En caso de empate ambos pierden, ganando el siguiente jugador con más puntos en solitario, tal y como sucede en Súper Gatos, por lo que ganaría el siguiente jugador con el valor más alto (incluso si fuera un 0).

Ahora, si hubiera alguna carta de estratagema junto al unicornio, el jugador que se lo lleva está obligado a levantar una y resuelve su efecto. Esto puede provocar un cambio de vencedor.

Quien consigue el unicornio pasa a ser el jugador inicial y, si nadie se lo lleva, el unicornio huye a la pila de descartes y el jugador inicial se mantiene.

Para terminar, se descartan para el resto de la ronda las cartas de caza y de estratagema empleadas (salvo las que contenga una chincheta, pues se asocian al unicornio).

PD: las fases de Ojo avizor y El que la sigue la consigue se repiten 4 veces, una por unicornio, antes de pasar a la fase El mercado negro.

Fase 4: El mercado negro

Comenzando por el jugador inicial, cada jugador puede comprar un artículo del mercado negro de este Kill the Unicorns. El precio aparece en cada carta del mercado y se paga con el valor de las cartas de caza que nos hayan sobrado, así que mucho ojo a la hora de pujar por los unicornios.

Artículos del mercado:

  • Carnicería de unicornios (2$): descartamos un unicornio cazado y nos llevamos una ficha con 1, 2 o 3 PV.
  • Cuerno falso (3$): uno de nuestros unicornios se lleva 2 PV.
  • Algodón de azúcar (3$): cambiamos el color de uno de nuestros unicornios.
  • Polvo de hada (6$): el unicornio cambia de color y nos da 2 PV adicionales.

Antes de empezar una nueva ronda se procede a una fase de mantenimiento. Los jugadores recuperan sus cartas de caza, se reponen los 4 unicornios de la zona central y a jugar.

Pujemos para capturar a los distintos unicornios

Fin de la partida

Al término de la cuarta ronda llega el momento de ver quién es el mejor cazador de unicornios. Para ello se tiene en cuenta:

  • Las estrellas (PV) de cada unicornio.
  • PV extras por cartas de estratagema y fichas del mercado negro.
  • PV adicionales por grupos de unicornios del mismo color (2 -> 2 PV, 3 -> 5 PV, 4 -> 8 PV y 5 -> 12 PV) y arcoíris (4 diferentes -> 8PV). Cada unicornio solo se puede utilizar para un grupo.

El jugador con más puntos es el vencedor de la caza y en caso de empate… ¡adivinad quién gana!

¡Y ojo! Si un jugador tiene doble arcoíris se hace con la victoria automáticamente.

Variante para iniciados

Para jugar con los enanos de la casa se recomienda dos variantes:

  • Se juega sin estratagemas ni habilidades de personaje, de modo que los jugadores eligen el color que más les guste.
  • No se juega con estratagemas aunque sí se permiten la habilidad de los personajes, salvo de la princesa ni la chamana.

Variante para expertos

Jugamos igual que al modo básico pero descartando las cartas de caza y de estratagema boca abajo para darle más al coco.

Pujando por el cerdicornio antes del mercado negro

Reseña del juego de mesa Kill the Unicorns

En el día de hoy hablamos de Kill the Unicorns, un divertido party game publicado en España por la editorial Tranjis Games en el que nos pondremos en la piel de cazadores de unicornios. Sí, sé que suena un poco hardcore tener que acabar con la vida de tan adorables animales, pero la plaga que asola el reino ha dado lugar a una purga anual durante 4 días y nosotros vamos a formar parte de ella.

Nos encontramos ante un juego fácil de pujas ocultas en el cual hay que gestionar lo mejor posible las cartas de caza para llevarnos los unicornios que mejor nos cuadren en nuestra zona de juego. Mucho ojo con los sinvergüenzas de nuestros rivales, pues los unicornios son limitados en cada ronda y todos queremos capturarlos.

Para ello, jugaremos con la mente de los demás tanto a la hora de utilizar cartas de estratagema como de apostar con las de caza por un unicornio. La primera puja es muy caótica pero a medida que se desarrollan las cazas el cerco se va estrechando y son menos las alternativas de los adversarios. Un empate tonto nos puede hacer la gracia mandando al traste nuestros planes malévolos.

Kill the Unicorns es simple y se juega con rapidez incluso a 6 jugadores, aunque al tener disponibles siempre 4 unicornios independientemente del número de jugadores hace que las partidas a 6 sean una auténtica locura, una locura tremendamente entretenido. Eso sí, a pesar de que me fascinen los juegos con alta interacción prefiero tener algo más de control en la partida, por lo que a pesar de ir muy bien a 5 y 6 jugadores lo voy a sacar más a mesa a 4.

Un juego bonito que viene en un formato cuanto menos original. Pero que no os engañe este Kill the Unicorns, el puteo por conseguir los unicornios hará que más de uno quiera matar también a alguna que otra persona.

Pros

  • Diversión: un juego loco y divertido con pujas a ciegas con las que nos tiraremos de los pelos, donde un empate nos deja sin unicornio o una carta de estratagema hace que el unicornio cambie de rumbo hacia otro cazador.
  • Ilustraciones: los unicornios y los cerdicornios son tan adorables que solo por eso ya entran ganas de jugarlo en cualquier reunión familiar o con amigos, ofreciendo con muy poco una puesta en mesa alegre.
  • Accesible: a primera vista parece más simple de lo que realmente es. Aún así, con los cambios que indican los modos para iniciados y expertos lo pueden disfrutar desde los peques hasta los adultos.

Contras

  • Azar: los puntos que he comentado que hacen tan animado este Kill the Unicorns provocan que cualquiera pueda ganar el unicornio, algo que los amantes del control no verán con buenos ojos.
  • Escalabilidad: tanto a 3 como a 6 jugadores nos pelearemos por los mismos 4 unicornios, variando las sensaciones de juego según el número de jugadores. A 3 la partida se hace menos estrambótica pero a 6 esto se convierte en la ciudad sin ley.
  • Utilizar personajes: en las primeras partidas la indecisión de los jugadores a la hora de utilizar la habilidad de sus personajes hacen que un juego fluido tenga más pausas de las necesarias.

Mi veredicto

Y con esto terminamos la reseña de este Kill the Unicorns, un juego de mesa ligero y alegre apto para todos los públicos con pujas ocultas en el que nos haremos la puñeta constantemente para lograr la mejor colección de unicornios. El azar es inevitable y al máximo de jugadores es un caos tremendamente divertido, por ello se lleva mi emblema de juego recomendado.

Os recomiendo este juego para vuestra ludoteca
5% de descuento en ¿Jugamos una?