¿Preparados para un juego de mesa nunca antes visto? En Instacrime: El caso Munford se mezcla la deducción con las fotografías de la escena de un crimen. Nos enfrentamos a un caso de tragedia familiar, en el que entra en escena una suculenta herencia en medio de un crimen. Gracias a la editorial GDM Games y su autor Francisco “Pak” Gallego podemos disfrutar de esta nueva experiencia jugona visual e inmersiva, como buenos detectives debemos fijarnos en cada detalle de la escena: miradas, expresiones, objetos clave… todo será decisivo en nuestras hipótesis finales.

El caso está servido, ahora tendremos que ponernos manos a la obra para resolverlo en equipo.

Tabla de datos del juego de mesa Instacrime: El caso Munford

Preparación de la partida

Es muy importante seguir las instrucciones de juego antes de empezar, para no sufrir ningún tipo de spoiler. Por eso, lo primero y más fundamental es leernos atentamente la hoja de Bienvenida a Instacrime, que nos explica las reglas a seguir para resolver juntos el misterio. En esta presentación inicial, el juego de mesa nos pone en situación con una breve introducción y la presentación de los sospechosos con fotos, así como alguna pista para comenzar. Estos datos son compartidos por todos, podemos leer y releer cada detalle. Además, durante el juego siempre se podrá acudir a estos datos para los que no tenemos mucha memoria, perdiéndonos en este oscuro árbol genealógico. ¿Quién tiene cara de asesino? Podemos hacer nuestras primeras conjeturas criminales, pero el enigma se desvelará con las imágenes que contiene el juego.

En este juego de mesa Instacrime: El caso Munford mantener el misterio de las imágenes es fundamental, por lo que tendremos que sacar las cartas de fotografías del caso boca abajo. Se pueden repartir siguiendo el orden en el que vienen si queremos resolverlo de un modo más sencillo, ya que están ordenados los hechos de forma cronológica. Sin embargo, si tenemos grandes aires detectivescos o nos gusta jugárnosla, antes de repartir las cartas podemos barajarlas para enrevesar más todavía el caso, sin tener ningún tipo de orientación salvo nuestro olfato indagador.

¡Atención! Tened cuidado de no desdoblar la página que viene al final, además de los créditos, en su interior aparecen las escenas del crimen ordenadas y explicadas. Esta hoja solo es para el fin de partida, no seamos demasiados rápidos ni examinadores con estos detalles, que nos destriparán el caso. Si viene al final, se queda para el final.

¿Cómo resolver el juego de mesa Instacrime: El caso Munford?

Una vez sacadas las fotografías boca abajo, barajadas o no, se reparte una a cada investigador implicado en el caso. Leemos las instrucciones del caso y nos ponemos en situación con la introducción, una vez que ponemos cara a nuestros sospechosos, llega la hora de acceder a las cámaras de seguridad que nos dan una serie de pistas a modo de imágenes.

Cada jugador solo puede acceder a cierto número de estas fotografías, por lo que es esencial la comunicación y compartir información con el resto de detectives. Es decir, cada uno examina su imagen e intenta explicarla de la mejor manera al resto, dando los detalles y pista que extraiga de la escena. Cuando todos lo hayan hecho, se reparte una nueva ronda de imágenes a cada uno, repitiendo este paso hasta que no quede ninguna fotografía. Si en alguna ronda, no hay suficientes para todos, se dejan en el centro de la mesa a la vista indagadora de todos los jugadores.

Una vez sacada a relucir toda la información que tenemos del caso, llega el momento de devanarnos los sesos con planteamiento, hipótesis y sextos sentidos para resolver este crimen familiar. En esta segunda fase, profundizamos en los detalles o pistas que nos dejan las imágenes examinadas, tenemos que descubrir el arma del crimen, el sospechoso o sospechosos, el orden cronológico y lugares de las escenas, así como cualquier otro dato relevante. ¿Seremos buenos detectives, somos perspicaces en los detalles? Para resolver Instacrime: El caso Munford, no nos queda otra que ponernos las pilas sacando lupa y papel como buenos sabuesos.

En cualquier momento podemos poner sobre la mesa nuestras teorías. Sin embargo, solo cuando logremos una resolución compartida por todos (no olvidemos que somos un equipo), podremos abrir la página de soluciones y comprobar nuestras dotes para este misterioso crimen. Cuantos más estemos es normal que haya más hipótesis rondando en nuestras cabezas. ¿Descartaremos la acertada o estaremos al nivel de Sherlock?

Fin de la partida

La partida a Instacrime: El caso Munford termina cuando todas las cartas de fotografía han sido compartidas y se ha creado una teoría final en equipo, pillando al criminal o criminales y su fechoría. Solo entonces podemos descubrir la hoja de soluciones del caso, en el que las escenas son ordenadas y explicadas.

La puntuación de la partida indica que ganaremos un punto de investigación por cada escena acertada, coincidiendo esta con nuestras deducciones finales.

Cada jugador describe su imagen para ayudar en la resolución del crimen

Reseña del juego de mesa Instacrime: El caso Munford

Un juego de mesa novedoso y original de deducción con mecánica cooperativa y descripción de imágenes, que muestran la escena de un crimen familiar. En este juego nos enfrentamos como auténticos detectives al caso Munford, con fotografías tan realistas que nos sumerge rápidamente en la temática, pues están realizadas con modelos reales y en un conocido hotel granaíno de la mano del fotógrafo Ángel Guzmán. Solo con eso ya amo el juego, mi querida Granada como lugar de este misterioso delito, somos una región tranquila no nos hagamos malas impresiones. Eso sí, esta ciudad es mágica, todo puede pasar en ella.

Instacrime: El caso Munford nos hace pensar, intuir y percibir detalles en las 12 fotografías que nos presenta, parecen pocas pero transmiten muchísima información para desvelar el caso. Al igual que los casos Sherlock de la Serie Q (con la nueva saga Sherlock: Far West) también de la editorial GDM Games, en este juego de mesa es clave la comunicación entre jugadores para deducir los secretos de esta familia, sin mostrar las fotografías del caso entre nosotros, se trata de mostrar nuestras habilidades descriptivas y perceptivas. ¿Se nos escaparan de nuestras narices los detalles más suculentos?

Confiamos en que esta sea la primera aventura de muchos otros casos, la partida se me hizo corta y espero muchas más. Además, es un juego que no solo nos hace pensar mientras jugamos, sino que durante varios días después de jugarlo le seguimos dando vueltas a nuestros fallos y aciertos. Y eso indica que ha sido una buena experiencia de juego en la que nos hemos implicado por completo.

Aunque es un caso único e irrepetible una vez desvelado, se vuelve a disfrutar si se lo presentamos a amigos o familiares. Observar sus teorías, puntos de vistas y desvíos en el camino del misterio, nos hará disfrutar de otra peculiar experiencia jugona desde la barrera. ¿A quién no le apetece ver a otros jugar alguna vez? Más aún cuando ya sabemos las respuestas, por lo menos debemos intentar no reírnos y no dar pista cuando el caso se les vaya de las manos. ¡Contención y paciencia, podríamos ser ellos!

Este juego de mesa parece muy simple y fácil, siendo una verdad a medias. Instacrime: el caso Munford es fácil de jugar pero no tanto de resolver, la implicación de los jugadores y su poder deductivo es fundamental para el éxito de la partida. La mecánica de interpretación de imágenes me recuerda un poco al juego de mesa Mysterium, sin embargo estas ilustraciones no tienen nada que ver. Aquí, la imaginación es solo útil para la resolución del misterio, pues las fotografías son muy realistas. ¿Quiénes tienen más cara de culpables? Dejarnos llevar por nuestro instinto puede ser una mala o buena idea, quién sabe…

En nuestra partida a Instacrime: El caso Munford, sin spoiler, empezamos totalmente perdidos. Todo empezó a fluir cuando apreciamos un detalle clave en la investigación del crimen de la familia Munford, las teorías y conspiraciones surgieron al instante viendo indicios en casi todas las fotografías. ¡Advertencia! a contraluz las imágenes se pueden intuir en el reverso, nosotros utilizamos para cubrirlo una cartulina negra para no arruinar el misterio. Casi resolvimos del todo el enigma familiar, un pequeño elemento se nos escapó. ¿Vosotros os atrevéis con este caso?

Pros

  • Originalidad: nunca nos habíamos enfrentado a un juego de mesa como Instacrime: El caso Munford, en el que se mezcla la deducción con la descripción de imágenes reales, haciéndonos creer que estamos ante un auténtico misterioso caso en el que indagar.
  • Sencillo de jugar: es fácil de explicar y de jugar para todos los públicos, con fotografías como componente principal. Solamente tendremos que cuidar no llevarnos un spoiler y no ver las cartas del resto de jugadores. Además, hay que estar muy atentos a las pistas de nuestras imágenes y las descripciones de otros investigadores.
  • Interacción: la comunicación y debate grupal es esencial para resolver este enigma familiar. Tendremos que escuchar muy bien a nuestros compañeros de juego, así como exponer una teoría final conjunta para resolver el caso Munfort.

Contras

  • Caso único: por ahora solo podemos disfrutar de un único caso Instacrime, aunque esperemos que sea el primero de una gran saga. Por otro lado, es un juego que se “gasta” o resuelve, pero siempre podremos disfrutarlo viéndolo jugar a nuestros familiares o amigos.
  • Puntuación final: en la página de resolución nos menciona que ganamos un punto por cada escena acertada, pero hubiera preferido una puntuación más específica como con los Sherlock, pudiendo medir mejor nuestro nivel deductivo de buenos o malos investigadores.
  • Escalabilidad: lo pueden jugar hasta 6 jugadores, no obstante de este modo solo reciben dos fotografías, por lo que recomiendo jugarlo de 2 a 4 jugadores para que la interacción sea más fructífera y no aparezcan miles de teorías, lo que mejora la experiencia de juego.

Mi veredicto para Instacrime: El caso Munford

Como buen amante del misterio y de Agatha Christie, agradezco que un juego de mesa me consiga sumergir en la resolución de un gran enigma, con herencias familiares y asesinatos enlazados en la investigación. Por su originalidad y porque he pasado un buen rato jugándolo, el juego de mesa Instacrime: El caso Munford recibe mi emblema de juego recomendado. 

Don Meeple recomienda que lo tengáis en vuestra ludoteca

Comprar en Amazon