Alexander Pfister es desde hace ya algún tiempo uno de los autores a los que más cariño le tenemos en casa. Más aún con la llegada a nuestra ludoteca de Maracaibo, una de sus últimas novedades que ha pasado a ser uno de los juegos de mesa que más nos ha gustado y disfrutamos.

Un juego prácticamente redondo donde, a nivel personal, solo le falla el registro de exploración cuando somos pocos en mesa y el AP cuando algún jugador se extiende en demasía a la hora de darle al coco pensando en el movimiento más óptimo.

Contras con los que puedo convivir y no me van a quitar el sueño pero el tercero, del que ya hablamos en la reseña de Maracaibo, me deja muy mal sabor de boca y me mosquea cada vez que decimos de sacar este gran juego a mesa.

Maracaibo cuenta con un inserto (por llamarlo de algún modo) que es tan bonito como poco práctico. Así, no nos queda otra que guardar todos los componentes en bolsitas zip, separándolos como buenamente podamos esperando el momento de sacarlo a mesa.

¿Y qué es lo que pasa? Pues que un juego de mesa con tal cantidad de elementos y que requiere de una preparación de partida que lleva su tiempo, necesita de un inserto adaptado a los componentes para facilitar su puesta en escena y también guardarlo en el interior de la caja aprovechando el espacio.

Es por ello que para juegos de mesa con tales características prefiero recurrir a insertos personalizados que están diseñados perfectamente para organizar los componentes en la caja del juego. En este caso, nos hicimos con este modelo de e-Raptor que incluye organizadores para los barcos de cada jugador.

Todos los compartimentos que forman el inserto
5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace

Inserto para el juego base

Este inserto de Maracaibo viene en planchas de madera para que podamos destroquelar las piezas y montar los distintos compartimentos en los que se subdivide el inserto. Concretamente, las planchas están realizadas con tableros de alta densidad (HDF), los cuales son resistentes y de muy buena calidad.

Los compartimentos se montan fácilmente y sin necesidad de pegamento ni herramientas, por lo que tan solo necesitaremos de un poco de pericia para hacerlos. Si os equivocáis al colocar alguna pieza podéis retirarla sin ningún tipo de problema para ponerla en su sitio, aunque os sugiero que miréis bien el manual para ver qué pieza va en cada sitio y con qué orientación.

Algunos compartimentos tienen su propia tapa para evitar que las piezas se puedan salir. Además, encajan a la perfección en el interior de la caja, lo que permite distribuir los componentes de la forma más óptima aprovechando hasta el último resquicio. Así, al colocar la caja en vertical en la estantería, se mantiene todo en su sitio.

Esto nos permite reducir el tiempo de preparación de partida ya que, preparar algunos elementos como el mazo de cartas o poner los cubos de nación en sus espacios habilitados se convierte en una auténtica odisea en cada partida, al menos para los que nos gusta tener todo ordenado.

Detalle losetas de combate y área de registro de influencia

Organizadores de barco

Por otro lado, este pack incluye 4 organizadores para los barcos de los distintos jugadores. Estos están realizados de plexiglás transparente que, al igual que el inserto anterior, son de una elevada calidad y se montan en apenas unos minutos con 7 tornillos que no necesitan de herramientas.

No sé vosotros, pero yo cuando jugaba a Maracaibo me las veía y me las deseaba a la hora de colocar las cosas. Los discos de mejora apilados se caen tarde o temprano, el marcador de registro de combate se mueve y ya no sé en qué punto está del registro, etc. Vamos, que parece que estoy jugando a un juego dentro del propio juego.

Estos organizadores para los barcos ayudan a que los elementos que ponemos en él no estén bailando por el tablero y los tengamos que estar recolocando en cada momento. Incluso cuentan con un soporte para cartas para colocar las 3 cartas del área de planificación.

Plexiglás para organizar los tableros de barco

Maracaibo me gusta mucho y es una pena que, por no tener un inserto adaptado al juego que nos invite a sacarlo a mesa con mayor frecuencia, se acabe quedando en la estantería en más ocasiones de las que me gustaría.

Si ahora jugamos a Maracaibo el doble que antes es en parte gracias a este inserto de e-Raptor. Todo un acierto para juegos que vienen con insertos reguleros y que disponen de muchos componentes como Imperial Assault, Némesis o Gaia Project entre otros. Un producto más que necesario y que mejora, y mucho, la experiencia de juego.

5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace