Gobb’iT, de OldChap Games, es un juego de mesa estilo filler ambientado en lo más profundo de la selva donde la ley del más fuerte te puede llevar a la victoria… ¡pero tenemos que tener mucho cuidado! Aunque parezca un juego sencillo, como seamos más rápidos de la cuenta e intentemos comernos un animal de distinto color y que no sea más pequeño que el nuestro acabaremos en el cementerio de animales.

Tabla de datos del juego de mesa Gobb'iT

Preparando una partida de Gobb’iT

El set up del juego de mesa Gobb’iT es tan simple que tan solo tendremos que contar cuantos jugadores vamos a echar la partida (entre 3 y 8 jugadores) y repartir boca abajo todas las cartas de forma equitativa hasta que no nos haya sobrado ninguna, y si digo boca abajo es porque está totalmente prohibido mirar las cartas que tenemos, no hagamos trampas antes de empezar que la quedada de juegos puede ser muy larga. En el caso de que sobre alguna carta, como las reglas no lo especifican el jugador que ha repartido tiene dos opciones:

  • O dejarlas en el centro de la zona de juego, donde se situará el cementerio.
  • O mi opción favorita, que se las dé a quien quiera, y si no le gusta que hubiera barajado otro.

Una vez hecho esto, el jugador más hambriento es el jugador inicial y se sigue en el sentido horario.

Todos los tipos de cartas de Gobb'iT

¿Cómo jugar a Gobb’iT, el juego de mesa?

Como ya he comentado al principio, la ley de la selva es la clave del juego, es decir, el animal más grande se come siempre al más pequeño. Sin embargo, si solo se tuviera en cuenta esto sería tan fácil que no habría tantos errores durante una partida como nos tiene acostumbrados este juego.

En Gobb’iT tenemos cuatro tipo de animales que ordenaremos de más fuerte a más débil:

  1. El gorila, al ser el animal de mayor tamaño, aplasta a todos los animales (salvo a los demás gorilas) y los manda al cementerio boca abajo.
  2. La serpiente devora al camaleón.
  3. El camaleón devora la mosca.
  4. La mosca no se come a ninguno.

Vista la cadena alimenticia, recordemos que para comernos a un animal siempre ha de ser del mismo color que el nuestro, de lo contrario también nos habremos equivocado.

Una vez tenemos claro cómo podemos comernos a otros animales los jugadores, de uno en uno, irán desvelando cartas de sus respectivos mazos y podrán tanto atacar para conseguir los animales de los demás como defenderse para evitar que se las quiten otros.

Para atacar, simplemente hay que machacar con la mano el animal del rival que queremos comer antes de que este ponga su mano sobre el suyo para protegerse. Si logramos machacarlo, nos quedamos con todos los animales que ya había levantado, salvo que seamos un gorila, en ese caso los mandamos al cementerio boca abajo. Si por el contrario el otro jugador ha logrado defenderse a tiempo, no pasa nada y sigue el próximo jugador al que le tocaba levantar. Por el contrario, para defendernos ponemos una mano lo más rápidamente posible sobre nuestro animal y así recuperar las cartas que hemos jugado colocándolas al final de nuestro mazo de robo.

Cuando un jugador cometa una falta, ya sea comiéndose un animal que no debe, atacando o defendiéndose por error, estará obligado a poner en el mazo del cementerio todas las cartas que ha jugado y no podrá recuperarlas.

Fin de la partida

La partida termina cuando solo queda un jugador con cartas en la mesa. En el caso de que haya varios jugadores con todas sus cartas boca arriba y no se pueda llevar a cabo ninguna acción, ganará el jugador con más camaleones.

Reglas avanzadas

Existen dos reglas para este juego que recomiendo añadir cuando tengamos controlado el juego, es decir, cuando nos sepamos al dedillo las acciones de cada animal y juguemos partidas muy rápidas.

  • La primera regla se llama como el juego de mesa, Gobb’iT. Esta se utiliza cuando hay cementerio y además, entre todos los jugadores, podemos ver en la mesa de juego los colores de las tres moscas. En ese caso, nos lanzaremos como si no hubiera un mañana al centro de la mesa al grito de “Gobb’iT” para evitar ser el último en hacerlo y tener que darle las cartas que hemos jugado al que ha sido más rápido en esta jugada.
  • La regla “El fantasma travieso” se utiliza cuando hay al menos un jugador eliminado. Este jugador fantasma estará entre las sombras esperando a que aparezcan dos animales exactamente iguales para mandarlos al cementerio antes de que cualquier otro jugador ataque o se defienda.

Variante para expertos

Cuando ya dominemos el juego y queramos darle un súper plus de dificultad podemos empezar a jugar con los adversos de las cartas. Contamos con hasta seis tipos de adversos que tienen reglas especiales, las cuales permanecen activas cuando se encuentran en la parte superior del mazo de cartas del cementerio, por lo que solo podrá tener efecto la primera. Así que atentos a cuando alguien mande cartas al cementerio con errores, gorilas o fantasmas traviesos.

  • Solo se comen los animales de colores diferentes.
  • Se invierte la cadena alimenticia.
  • Los animales de la misma especie se comen entre sí en el siguiente orden: el rojo se come al azul, este al amarillo y este último al rojo de nuevo.
  • Gritamos el nombre de la persona a la que vamos a atacar.
  • Todos juegan sus cartas al mismo tiempo.
  • Como buen flamenco, deberemos dar palmadas para atacar y defendernos según los jugadores que nos separen de la persona a la que vamos a atacar o de la que nos vamos a defender.

Y recordemos, cualquier fallo y nuestras cartas acabarán en el cementerio.

Partida en curso de Gobb'iT a cuatro

Reseña del juego de mesa Gobb’iT

Nos encontramos ante un juego de mesa estilo Jungle Speed donde la tensión por no equivocarnos y evitar a la vez que nos quiten las cartas que tenemos harán que cada partida esté repleta de nervios y risas. Las reglas básicas se quedarán cortas en las primeras cinco partidas, pero incluyendo las reglas avanzadas y por supuesto la variante para jugadores expertos pueden convertir la zona de juego en un caos absoluto. Y es que el barullo de manos entrelazadas por intentar llegar a las cartas que nos queremos quedar o que no nos las quiten nos harán pasar un rato muy divertido con nuestro grupo de amigos.

Para que este juego de mesa realmente funcione, hay que procurar que el ritmo de las partidas sea elevado desde el principio. Si nos lo pensamos demasiado y caemos en la tentación de analizar todas las opciones antes de levantar nuestra carta las partidas serán pesadas y la idea del juego dejará de tener sentido. ¡Así que soltémonos la melena y dejémonos llevar por la locura!

Pros

  • Intensidad: la velocidad de las partidas permiten poder sacarlo para calentar motores en una tarde de juegos y entre partidas de juegos más duros siempre y cuando seamos capaces de jugar a lo loco sin miedo a equivocarnos.
  • Fantasma travieso: esta regla avanzada que ofrece el juego me parece obligatoria para evitar que los jugadores eliminados tengan que esperar a que termine la partida para volver a jugar. Recomiendo utilizar esta regla con grupos grandes tanto para no aburrir a los eliminados como para reducir el tiempo de la partida.
  • Variante para expertos: lo que marca la diferencia en el juego de mesa Gobb’iT con respecto a la mayoría de party games que hay hoy día es la variante que añade con el reverso de las cartas. De este modo, el juego se convierte en uno de los juegos de mesa rápidos que más desorden pueden llevar a nuestra cabeza y encima metiéndole dificultad, porque a ver quién consigue ahora no fallar.

Contras

  • Resolución de conflictos: en ocasiones las partidas son tan rápidas que, habitualmente, cuando se acumulan los fallos de varios jugadores seguidos las partidas se cortan demasiado para aclarar qué paso exactamente.
  • Tener excesivo cuidado: la gracia de este juego es la confusión y el caos que se genera a la hora de atacar o defendernos, por lo que si jugamos con precaución para no cometer errores lo más seguro es que no nos divirtamos tanto jugando.
  • Número de jugadores: aunque se puede jugar a partir de 3 jugadores es más apropiado a partir de 5, así que sacarlo a mesa no será tan fácil como parece.

Veredicto de Gobb’iT

Y llegó la hora de dar mi valoración final del juego de mesa Gobb’iT. Por sus reglas avanzadas y variante para expertos me hubiera gustado darle más, pero por la dificultad para sacarlo a mesa y las contínuas interrupciones durante las partidas le doy mi emblema de juego aprobado.

Este juego para Don Meeple no está mal, al menos probadlo

Comprar en Amazon