End of Line es un juego de mesa abstracto en el que debemos correr en línea para escapar o bloquear a nuestros rivales, antes de que lo hagan ellos con nosotros. Por su pequeño tamaño, ideal para transportarlo y llevárnoslo de viaje, se ha definido como ¡una carrera de bolsillo!

Cada caja de End of Line contiene componentes para 2 jugadores, aunque también incluye una variante en solitario. Actualmente está en campaña Verkami donde está cosechando un enorme éxito. Además este juego nos propone diversos diseños multicolor que pueden combinarse para aumentar el número de jugadores hasta 8 jugadores con 4 cajitas.

Número de jugadores:1 – 2
Duración:10 minutos
Edad mínima:7 años
Género:gestión de mano
Complejidad:1,62 / 5
Dependencia idioma:baja
Editorial:LittleHouse BoardGames
Precio recomendado:12,00€
Portada de End Of Line

Preparación de partida a End of Line

Como he mencionado, End of Line tiene diferentes variantes por lo que voy a explicar el modo de juego básico con una única copia del juego: Versus a 2 jugadores. ¡Preparamos la batalla de cortes y bloqueos!

En primer lugar, debemos tener en cuenta las dimensiones de nuestra zona de juego, que será un tablero imaginario 7×7, formándose con las cartas de línea de ambos jugadores en juego. No podemos exceder estos límites, por lo que la huida será más complicada para el jugador que quiera escapar. Sin embargo, es importante conocer que los bordes están conectados de forma ortogonal (arriba-abajo, izquierda-derecha y viceversa), quizás haya alguna posibilidad de escapar del corte del rival y quien sabe de si atraparlo.

Cada jugador elige 1 color (de los 2 disponibles en cada caja del juego) y coge todos los componentes del mismo: carta de inicio, carta de energía y cartas de línea.

Barajamos las diferentes cartas de línea y creamos un mazo. ¡Aclaración! En cada carta de línea hay tres secciones: flecha de entrada (indica el punto de conexión entre cartas), flecha de salida (muestra la dirección que debe seguir el movimiento) e iniciativa (cuyo número determina el orden de turno de cada ronda de juego).

La carta de energía debe mostrar el número 3 en la parte superior (en cada partida comenzamos con ese poder de energía que iremos consumiendo, rotando esta carta para indicarlo).

Y por último, se colocan las cartas de inicio de ambos jugadores según el anexo de las reglas del juego. En partidas de End of Line a 2 jugadores en modo batalla, las cartas de inicio se colocan con un espacio de diferencia y con la flechas de salida apuntando hacia arriba, tal y como se muestra en la imagen.

Setup inicial listo para una partida a 2 jugadores

¿Cómo jugar a End of Line?

El objetivo de este juego de mesa es cortar la línea de nuestro oponente, antes de que nos la corte a nosotros. End of Line es un juego de anticipación, estrategia y lucha por ser el último con libertad de movimiento.

El orden de juego de la primera ronda se determina con el robo de la primera carta de línea del mazo, el jugador que muestre la carta con iniciativa más baja será el jugador inicial de esa ronda. En caso de empate se repite esta acción hasta que se resuelva. Después, se devuelven estas cartas al mazo y cada jugador roba 5 cartas de línea, teniendo la posibilidad de hacer un mulligan.

Cada ronda de End of Line consta de 3 fases, que siguen este orden de juego:

  1. Fase de orden de turno: en la primera ronda se determina de la forma ya indicada (robo primera carta del mazo). No obstante, en las siguientes rondas el turno de juego está determinado por la última carta de línea colocada en el tablero de juego por cada jugador. La carta con iniciativa más baja indica el jugador inicial. En caso de empate, se compara la carta de línea utilizada con anterioridad.
  2. Fase de robo: cada jugador roba cartas de línea de su mazo hasta tener 5 cartas en su mano.
  3. Fases de acción: siguiendo el orden de turno establecido se colocan las cartas de línea en el área de juego. La regla principal para colocar estas cartas es que continúen la línea creada, coincidiendo la línea de entrada con alguna de las líneas de salida de la última carta de línea colocada. En la 1.º ronda se baja a mesa 1 carta de línea unida a la carta de inicio, en rondas posteriores se deben colocar 2 cartas de línea. Cuando ambos jugadores hayan realizado este paso, la ronda finaliza.

Existen unas habilidades especiales a partir de la ronda 3 para realizar en la fase de acción de End of Line. Estas acciones consumen energía, poseyendo todos los jugadores 3 puntos de energía por partida. Además solo se puede consumir 1 punto de energía por ronda, indicando dicho gasto energético girando 90º la carta de energía en sentido horario. Los posibles efectos de estas acciones adicionales son:

  • Acelerón: consume 1 de energía para colocar 3 cartas de línea seguidas, en lugar de 2.
  • Frenazo: consume 1 de energía para colocar 1 carta de línea, en vez de 2.
  • Marcha atrás: consume 1 de energía para continuar nuestra línea desde una de las salidas de la penúltima carta de línea colocada, en vez de la última carta.
  • Gas extra: consume 1 de energía para robar 1 carta de línea extra.

Como podemos observar existen más opciones de usos de energía que puntos disponibles por jugador, por lo que es fundamental analizar bien nuestra estrategia, anticipar los movimientos del rival y huir cuando sea necesario, reservando nuestra energía para los momentos más oportunos. ¡Gastar energía sin control, nos puede salir caro!

Fin de la partida

Para ganar y acabar la partida de End of Line debemos bloquear a nuestro contrincante, impidiendo colocar alguna de sus cartas de línea en la fase de acción. Por tanto, debemos atacar al oponente o medir nuestros pasos para ser el último en poder moverse por el tablero imaginario.

Modos de juego

  • Versus o Battle Royale (batallas): en la reseña he descrito este modo de juego básico para 2 jugadores, con el objetivo de bloquear y cortar el movimiento de nuestro rival. Incorporando otras cajas de End of Line la batalla de líneas puede ser mayor, implicando a un mayor número de jugadores con hasta 8 oponentes.
  • Puzle solitario: con este modo el objetivo de juego es completar con la colocación de cartas de línea un área de juego de 5×5. La puntuación será la suma de la iniciativa de tus cartas sobrantes y el número de puntos de energía sin consumir.
  • Solitario clásico: al igual que en el modo anterior, el objetivo es cubrir un área de juego 5×5 con las cartas de línea y la puntuación se obtiene de la misma forma, pero sin fase de robo. En este modo de End of Line comenzamos la partida sin cartas en la mano y vamos robando del mazo de 1 en 1, decidiendo si descarta esa carta boca arriba o colocarla en nuestra línea de juego. Antes de robar la siguiente carta podemos optar por recuperar la última carta descartada y colocarla en el tablero.
  • Puzle cooperativo: nos coordinamos con otros jugadores para cubrir un área de juego completamente, según el número de jugadores dicha área será mayor.
  • Team battle: una batalla por equipos en toda regla en la que el objetivo es parar los pies o las líneas de movimiento al equipo rival. Pudiendo incluso saltar 1 carta de línea de nuestros compañeros de equipo, para hacer ataques sorpresa. Eso sí cada jugador crea su línea de juego solo con su color, no se intercambian ni mezclan colores.
Encerrar al rival antes de que él nos bloquee a nosotros

Reseña del juego End of Line

End of line es un juego de mesa sencillo, rápido y estratégico, que nos propone partidas que suponen un reto para nuestras habilidades de anticipación y tácticas, con componentes simples (mini-cartas) y una fácil mecánica de gestión de mano (colocación cartas de línea en el tablero imaginario y reposición de la mano hasta 5 cartas).

Además, el azar del robo de cartas y los diferentes modos de juego hacen que la rejugabilidad de End of Line sea enorme. ¡No hay dos partidas iguales! Sí es cierto que cuanto más lo juegas, más conoces los trucos o los métodos de sorprender y bloquear al otro jugador, por lo que las partidas entre principiantes y veteranos del juego pueden estar bastante desigualadas. Sin embargo, es un juego que se aprende rápido y se juega más rápido aún, con partidas de alrededor de 10 minutos (según lo buen adversario que seamos). Con una caja del juego de mesa pueden jugar 1 o 2 jugadores pero, con más cajitas, el número de jugadores puede aumentar hasta 8 ¡permitiendo grandes batallas! Con todas estas características avecino que verá mucha mesa.

Hasta ahora he podido disfrutar de End of Line a 2 jugadores en modo batalla (versus o batlle, me encanta el conflicto de bloqueos) y en el modo solitario, y ambos modos me han gustado. Me ha sorprendido gratamente el modo solitario, ya que aunque no soy muy amante de los solitarios, esta versión del juego me ha parecido un buen entretenimiento y desafío personal. No dudaré en echar más partidas a los dos modos en solitario de End of Line cuando nadie me acompañe en el juego, a ver si así de una vez por todas gano alguna.

En cuanto a sus cartas, su pequeño tamaño permite transportarlo fácilmente (modo bolsillo o pocket) y construir grandes tableros de juego de hasta 13×13 cartas con 8 jugadores en un reducido espacio. Sin embargo, teniendo en cuenta sus cartas finas y de bordes oscuros estoy seguro que de tanto jugarlo y barajar sus cartas estas se pueden desgastar pronto, por lo que recomiendo enfundarlas recortando unas Europeo mini que se ajustan bastante bien. Por otro lado, creo conveniente incluir una carta de información que nos recuerde el uso que le podemos dar a la energía, ya que es el único aspecto que en las primeras partidas puede despistar a alguien.

Actualmente se encuentra en campaña de Verkami y ha cumplido su objetivo base con creces, lo que promete ser un gran éxito de juego de mesa rápido y sencillo con una alta dosis de entretenido. ¡Mucha suerte!

Pros

  • Rejugabilidad: sus diversos modos de juego y el azar al robar las cartas de línea hacen que ninguna partida se parezca a otra. Además, la estrategia de juego por la que optemos también cambia complementa la partida, ¿qué prefieres huir o atacar?
  • Transportable: su reducido tamaño y peso crean un juego de mesa perfecto para llevar de viaje y a cualquier lugar, con esta versión pocket o de bolsillo será el primer juego que echemos en la mochila.
  • Rapidez: si no estamos atentos a los movimientos del otro jugador la partida puede durar menos de 5 minutos, una mayor duración lo decide nuestra buena estrategia. Sin embargo, el área de juego no permite que la partida se extienda a más de 10 o 15 minutos.

Contras

  • Tablero imaginario: la idea de un tablero no establecido que vamos creando con nuestras acciones dentro de un área determinada de juego me parece una idea estupenda. Sin embargo, no existir ningún tipo de marca de limitación nos hace contar más de un vez las cartas en mesa, dando pistas al rival de nuestro posible ataque o desesperación. En el mismo proyecto de Verkami podemos encontrar unos tableros en formato Print and play para jugarlo con mayor comodidad en las primeras partidas.
  • Enfundar las cartas: como he comentado son fantásticas para llevarnos este End of Line a cualquier reunión de amigos o familiares, pero no hay forma de enfundar sus cartas por su peculiar tamaño.
  • Más jugadores, más cajas: End of Line propone partidas de hasta 8 jugadores, con la adquisición de 4 cajas extra, es por ello que con una caja de este juego de mesa podremos jugar solo a 1 o 2 jugadores.

Mi veredicto para End of Line

El juego de mesa End of Line es sencillo, rápido y entretenido, con diversos modos de juego desde la batalla contra nuestros contrincantes por la libertad de movimiento, hasta la agudeza de nuestras destrezas visuales y de planificación en solitario o en equipo. Por su buena dosis de estrategia camuflada en su sencillez y su diversión en formato bolsillo le otorgo mi emblema de juego recomendado.

Don Meeple recomienda que lo tengáis en vuestra ludoteca
5% de descuento en ¿Jugamos una?