El mundo de los sueños siempre nos cautiva, ¿sois de los que recuerdan u olvidan rápidamente los sueños de cada noche? Este universo onírico nos atrapa de noche y de día, pero con el juego de mesa Dream Runners llega el momento de dominar nuestros sueños y pesadillas. ¿Nos atrevemos?

La editorial Zacatrus nos ofrece la posibilidad de jugar con los sueños en Dream Runners, un juego de mesa en el que construiremos patrones con losetas de diferentes formas para ahuyentar las pesadillas y conseguir los mejores tesoros que nos presenta la tarjeta de sueño común en cada ronda. Este juego de corte familiar es una carrera frenética a contrarreloj de arena por el control de este mundo de quimeras. ¿Mantendremos la serenidad o nos despertaremos ante una enorme derrota?

Número de jugadores:2 – 4
Duración:30 minutos
Edad mínima:8 años
Género:pattern building
colocación de losetas
set collection
eliminación de jugadores
Complejidad:1,35 / 5
Dependencia idioma:baja
Editorial:Zacatrus
Diseño:Joan Dufour
Ilustración:Jade Mosch
Precio recomendado:26,50€
Portada de Dream Runners

Preparación del juego de mesa Dream Runners

Este juego de mesa con muchos componentes coloridos tiene un inserto muy conseguida, que nos permite separarlos y organizarlos de una forma fácil y rápida para empezar una partida a Dream Runners.

En primer lugar, elegimos al azar (o por menos usadas) dos tarjetas de sueño de cada nivel y color, existen: nivel 1 color verde, nivel 2 color rosa, nivel 3 color azul y nivel 4 color naranja. Se ordenan boca abajo una vez elegidas de nivel mayor a menor, para comenzar con el nivel más sencillo la partida y en las rondas posteriores aumentar la dificultad. En las primeras partidas se recomienda descartar las tarjetas de sueño con una estrella en la partida inferior, son sueños más difíciles de digerir. Estas tarjetas de sueños son comunes para todos los jugadores, por lo que deben estar a la vista y al alcance de todos antes de descubrirlas, situando cerca el reloj de arena.

Después, cada jugador elige 1 color de juego, tomando su tablero de serenidad y sus 2 contadores de puntuación correspondientes (uno de ellos se coloca en la casilla marcada de verde en su tablero de serenidad y otra en la casilla inferior del camino de estrellas del tablero principal y común). Además, obtenemos y colocamos en nuestra zona de juegos los 4 segmentos de nuestro color y 2 monedas.

Finalmente, organizamos el resto de componentes de juego. En el tablero principal, siguiendo las siluetas establecidas, formamos 4 pilas de 6 segmentos boca abajo (una pila para cada forma diferente), revelando boca arriba el segmento superior de cada pila; y diferenciamos los tesoros con forma de huevo por colores (amarillos – 1 cerradura, morados y negros – 2 cerraduras). Por último, colocamos la reserva cerca de este tablero: las llaves, monedas y fragmentos de estrella de color verde, blanco, azul y naranja. Para la organización de estos últimos componentes solemos usar el inserto que trae la propia caja del juego, que como he comentado está muy bien estructurada por componentes de juego. ¡Y con todos estos elementos viviremos un dulce o amargo sueño con Dream Runners!

¿Cómo jugar a Dream Runners?

El objetivo del juego de mesa Dream Runners es conseguir el mayor número de puntos de sueño (lunas). En cada ronda, debemos intentar combinar nuestros segmentos para que encajen en la tarjeta de sueño. De esta forma, podremos evitar las pesadillas (mano – fondo rosa) y conseguir las recompensas (mano y bolsa – fondo verde), que se transformarán en puntos.

Este juego consta de 8 rondas, las cuales se componen a su vez de 4 fases:

  1. Creación del sueño. Se revela el sueño que vamos a vivir todos en esa ronda, girando la tarjeta de sueño que corresponda. Con nuestros segmentos debemos intentar crear la figura 3×3 de la tarjeta de sueño de la mejor forma posible (no tendremos que usar todos nuestros segmentos de forma obligatoria). Cuando un jugador ha acabado y no quiere cambiar su configuración, coge el reloj de arena y lo coloca en su tablero, comienza la cuenta atrás para el resto. Y como premio por ser el primer soñador en escapar roba una moneda.
  2. Resolución de composiciones. Una vez acabada la fase de creación del sueño, comprobamos el resultado de nuestras composiciones. Cada jugador por cada celda sin cubrir del cuadrado 3×3 de la tarjeta de sueño y/o por cada celda que quede fuera de este recuadro, desciende 1 paso del marcador de serenidad. Por otro lado, por cada celda de pesadillas sin ahuyentar retrocedemos la serenidad indicada o la acción de penalización correspondiente. Y además, recogemos las recompensas obtenidas (fragmentos de estrella, monedas, serenidad, llaves, cofres de huevo y/o sueños convergentes en los que se reparten las ganancias) en nuestras celdas con el símbolo de recoger. En la hoja de ayuda del juego se especifican los casos especiales que pueden surgir durante la partida de Dream Runners. Por otro lado, también podemos entregar 4 segmentos de estrella de colores diferentes y aumentamos nuestro marcador en el track del tablero central.
  3. Adquisición de mejoras. En esta fase llega el momento de reflexionar sobre si aumentar con nuestros segmentos, comprando 1 segmento nuevo con un coste de 4 monedas (solo una vez por ronda) y/o aumentar nuestra serenidad con un coste de 3 monedas por casilla (se puede hacer todas las veces que queramos).
  4. Preparación de la siguiente ronda. Devolvemos los componentes usados a la caja, tanto los cofres abiertos como la tarjeta de sueño. El primer soñador de esa ronda, vuelve a colocar el reloj de arena en el centro de la mesa. Y cuando todos estén listos nos preparamos para seguir soñando

Fin de la partida

Dream Runners acaba tras pelear por nuestros sueños felices en 8 rondas. Sin embargo, para algunos jugadores la partida puede acabar antes si alcanzan el marcador final de la parte inferior de su tablero de serenidad, estando obligados a despertarse tras un horrible sueño.

Al final de todas las rondas, cada jugador suma sus puntos de sueño (lunas) teniendo en cuenta su posición en el camino de estrellas, su marcador de serenidad y los puntos de sueño de sus segmentos. Gana la partida el soñador con más puntos de luna. En caso de empate el vencedor será el jugador con más monedas.

Reseña del juego de mesa Dream Runners

Dream Runners es un juego de mesa familiar, con mecánica de construcción de patrones para cubrir espacios y de set collection, en el que tendremos que luchar contra la rapidez y habilidad espacial de nuestros rivales. Pues no reaccionar bien a los eventos del sueño nos puede suponer grandes contratiempos que se traduzcan en perdidas de serenidad y puntos de victoria. ¿Esperábamos un sueño apacible? ¡Nos hemos equivocado de juego! Este juego de mesa se vuelve una carrera frenética por conseguir las mejores recompensas, evitando pesadillas, para soñar y escapar más rápido que el resto de soñadores, haciéndoles el sueño más complicado con el reloj de arena.

Debo decir que en un primer momento pensaba que este juego de mesa de la editorial Zacatrus, era un juego para disfrutarlo con los pequeños de la casa por su preciosa, pero fantasiosa ilustración. Sin embargo, debo decir que ha encantado a los más pequeños y a los más grandes. Entre los adultos ha habido verdaderos piques por conseguir ser el primer soñador y coger el reloj de arena, dejando al resto comiéndose la cabeza y dándoles vueltas a sus segmentos para encontrar la mejor combinación (muchas veces con intentos fallidos). Siempre se ha dicho que ¡las prisas no son buenas! Por esto, lo recomiendo a los más jóvenes y a jugadores adultos que busquen un juego sencillo y entretenido de iniciación.

En cuanto a la escalabilidad, Dream Runners funciona bien a 2, 3 y 4 jugadores. En mi opinión, su número ideal es a 4 soñadores, ya que la competición se vuelve más dura, cabiendo la posibilidad de que algún contrincante nos robe nuestro segmento codiciado y la lucha se endurece por ser el primer soñador en completar su patrón, más contrincantes por lograr el camino del sueño plácido. A 2 jugadores la carrera se vuelve un pulso más controlado y menos caótico, pero igualmente divertido.

El diseño de este juego de mesa nos sumerge en el mundo de los sueños, con ilustraciones muy coloridas y mágicas que llaman la atención desde lejos. ¿Quién no quiere entrar en el mundo de los sueños? Las pesadillas propuestas son bastante lights con búhos de 4 alas, murciélagos y criaturas fantásticas, con un toque de fantasía, pero para nada tétricos… hay que recordar que el juego de mesa esta pensado para niños a partir de 8 años, no queremos que las pesadillas del juego se vuelvan realidad. Dejando esto a un lado, los componentes son de una alta calidad y un magnífico diseño gráfico que enamora a primera vista.

Y por último, hablar de su rejugabilidad. El juego ofrece 6 tarjetas de sueño por cada nivel, por lo que su mezcla y elección diferenciada en cada partida le otorgan, junto a la adquisición de losetas neutras en una compra común, una gran dosis de rejugabilidad, creando partidas diferentes. ¡Ojo! No obstante es necesario, como he comentado, no utilizar las mismas tarjetas de sueño en partidas seguidas para que los más listillos no se aprendan de memoria el patrón ideal y nos dejen fuera de juego al resto. ¡Grandes sueños a la vista!

Pros

  • Sencillez: Dream Runners es un juego fácil de jugar, excelente para sacar a mesa en partidas familiares con niños y mayores que quieren pasar un rato divertido, sin romperse la cabeza con grandes estrategias.
  • Dinamismo: en este juego de mesa todos los soñadores jugamos a la vez para construir nuestro patrones, el más rápido cogerá el reloj de arena para agilizar el fin de fase. Una carrera entre sueños placenteros y pesadillas de las que escapar.
  • Diseño: por su ilustraciones fantásticas y sus colores llamativos es un juego que luce en mesa y llama la atención de todos. ¡Bonito e inspirador de sueños!

Contras

  • Orientación en mesa: es importante fijarnos bien en nuestra orientación, para realizar nuestro patrón de sueño con respecto a la tarjeta del sueño que debemos tomar de referencia. En algunas ocasiones puede dar lugar a confusión si no nos situamos en alguno de los puntos cardinales.
  • Casos especiales: existen algunas combinaciones de símbolos en el juego que pueden hacernos equivocarnos en su correcta ejecución, pues no se aplica con la misma lógica. Sin embargo, Dream Runners aporta una hoja de ayuda a la que recurrir fácilmente en estos casos especiales.
  • Eliminación de jugadores: si algún soñador decide arriesgarse sin evitar las pesadillas o creando patrones no muy simétricos, las penalizaciones pueden llevarle a despertar del sueños de una forma agitada, aunque es cierto que al bajar el marcador nos va avisando y es difícil llegar a la eliminación, la posibilidad de quedar fuera de Dream Runners es factible.

Mi veredicto para Dream Runners

Cierro la reseña de Dream Runners mencionando que es un juego de mesa familiar, divertido y dinámico, en el que nuestras habilidades espaciales y de construcción de patrones nos ayudarán como soñadores a coger ventaja en la partida. Su corta duración y acción de juego simultánea, evitando el entre turno, hacen que los piques y la repetición de partida sean habituales. Por estas razones le concedo mi emblema de juego recomendado.

Don Meeple recomienda que lo tengáis en vuestra ludoteca
5% de descuento en ¿Jugamos una?