Dirty Fridge, el juego de mesa con el que la editorial Perro Loko Games comenzó su andadura en este mundillo, tuvo una gran acogida a través de su campaña de financiación en Kickstarter. Ahora, libera el juego para que podamos disfrutarlo en casa, no lo dejes escapar, nos ofrece momentos de diversión, risas y grandes dosis de interacción o diciéndolo más claro: “puteo”.

¿En qué consiste el juego de mesa Dirty Fridge?

A quién no le ha pasado… que tras subirse a un avión con destino, vete tú a saber donde, hacemos memoria y recordamos haber dejado en el frigorífico un par de cosas con fecha de caducidad “desconocida” o hemos conseguido un tupper de la “mia mamma” que al final de la semana ha creado vida en él. ¡Yo, confieso! ¿Qué desastre, no? Y es que ni las prisas, ni el desorden son buenos consejeros. ¡Mira en tu nevera, hay una fiesta gocha!

Pues Dirty Fridge, un juego de cartas en el que pueden jugar desde 2 a 6 jugadores con una duración corta pero intensa y frenética de 5 a 10 minutos, nos motiva a redimirnos de la mugre de nuestro frigorífico, con el objetivo de conseguir la nevera más limpia entre todos los jugadores. Para ello, se permite el juego sucio (¡cómo no con este juego!) de ir de visita a la casa de nuestos oponentes, ensuciando sus frigoríficos, es decir, podemos conseguir traspasar nuestras cartas de suciedad a los rivales, mejorando nuestra nevera y empeorando la suya con diferentes acciones y cartas especiales. ¡Bien jugado, puerquito!

No todo los tipos tienen el mismo número de cartas ¿te acordarás de todas?

¿Cómo se juega?

Es fácil de aprender y de jugar, otra de las grandes ventajas del juego, y es que nos permite sacarlo en cualquier momento para jugones principiantes o para más expertos en momentos de desconexión de juegos densos, todos lo disfrutarán y se picarán, ¡ojo! es un juego adictivo, por su sencillez y dinamismo.

En primer lugar, cada jugador recibe cuatro cartas bocabajo, que nos indican qué tenemos guardado en nuestra nevera, puede ser algo muy sucio o un buen anti-grasas, pero sólo podremos mirar las dos cartas que tenemos más cerca, e intentar memorizarlas. El resto de cartas forman nuestro mazo de robo y la carta bayeta permanece en el centro de la mesa.

Para ganar Dirty Fridge, con la nevera más limpia, debemos tener las cartas con el menor valor numérico en nuestra posesión, pero como no podemos ver nuestras cartas, esto lo debemos suponer y arriesgarnos a coger la bayeta que finaliza el juego, tras una última ronda final donde se decidirá todo.

En cada turno, el jugador coge una carta del mazo de juego revelándola boca arriba  y tiene dos opciones de juego:

  1. Intercambiar la carta revelada por una carta de su frigorífico.
  2. Realizar la acción de la carta, que pueden ser: pasar una carta, mirar una carta, cambiar sin mirar, cambiar mirando… Dándose cierta ventaja en el juego, pues permite ir conociendo el valor de sus cartas y las de sus contrincantes, aquí se pone en juego la memoria de los jugadores. 

¡Atención! Para hacer una limpieza a fondo en tu nevera, debemos estar muy atentos (pero que muy atentos pues tenemos que ser el primero). Existe la posibilidad de pisar la carta del centro que revela el jugador al comienzo de su turno desde el mazo de robo con una carta del mismo valor (así nos desharemos de esa carta de nuestra nevera). Si conseguimos pisar la carta de otro jugador, le pasamos una carta de nuestro frigorífico a este. Una forma fantástica de jugar a ser el genio “Don Limpio” y ganar la partida. ¡¡Pero atención!! Si nos equivocas por intentar ser el más rápido o la memoria nos falla, “ganaremos” una carta extra para seguir ensuciando nuestro frigorífico. No nos confiemos y juguemos con cabeza, sin marranadas que ensucien el juego.

Turno de juego normal para tres jugadores en Dirty Fridge

Reseña del juego Dirty Fridge

Perro Loko Games nos presenta Dirty Fridge, un juego de mesa rápido, sencillo, divertido y muy interactivo, su mecánica pone a prueba nuestras habilidades de memoria, atención y astucia. Para deshacernos de las criaturas que han habitado la nevera, debemos ser el más ágil y avispado. Para ello, aprovechemos los errores de los contrincantes para despuntar con la nevera más limpia y ser el más veloz a la hora de descartar nuestras cartas, siempre intentando lograr la menor suma numérica en nuestro frigorífico.

Un juego para niños y adultos, que entretiene y a la vez favorece habilidades tan importantes como las mencionadas (atención, memoria, agilidad, habilidades sociales…).

En definitiva, si buscas un juego rápido y divertido, no lo dudes, siempre querrás echar otra partida más. Los piques están asegurados y su corta duración propicia el no parar de jugar y jugar.

Dirty Fridge cuenta con 11 tipos de cartas de juego además de la bayeta

¿Cómo puedo descargar Dirty Fridge?

El juego se encuentra disponible en formato digital con la opción “Print & Play“, el cuál la editorial envió a sus patrocinadores para que pudieran imprimirlo tras la finalización de la campaña en Kickstarter y que ahora libera para todos los públicos. Además, nos propone como reutilizar la caja del móvil para reconvertirla en la nevera o caja del juego.

Para conseguir el juego completamente gratis tan solo tenemos que visitar la web de Perro Loko Games y descargar el archivo con la contraseña que ha facilitado la editorial a través de sus redes sociales (contraseña: H4v4fun!_4kjI8ksP). Recomiendo que copiéis y peguéis la contraseña ya que la “i mayúscula” que hay entre la j y el 8 puede dar lugar a confusión.

Ahora solo queda descomprimir el archivo, imprimir el juego, recortar las cartas y a jugar.

Una forma fácil y barata de agenciarte un nuevo juego de mesa a tu colección. Confía en estas buenas, “sucias” y baratas oportunidades jugonas.

Dirty Fridge y las cartas con las que podrás limpiar (o no) tu nevera