¡A-yu-da! La psicofonía es clara, un ente fantasmal está encerrado entre los dos mundos, hasta hacer justicia con su muerte. Sí, la casa está embrujada, pero ¿quién es su espíritu? Son muchas las manifestaciones que suceden, el fantasma está ansioso por comunicarse. Sin embargo nadie logra entenderlas, por lo que se solicita la ayuda de profesionales del mundo místico y detectivesco. Estos detectives paranormales tienen que aplicarse, el caso es peliagudo. Además, no van a trabajar en grupo, pues todos quieren llevarse el mérito. ¿Qué tal anda nuestro sexto sentido?

Así se nos presenta Detectives Paranormales, un juego de mesa de deducción de la editorial Maldito Games, en el que un jugador hace de fantasma y el resto de médiums, que intentan averiguar el significado de las señales que nos transmite el espectro asesinado. Un grupo de detectives peculiares y dispares, que trabajan de forma individual para resolver el crimen antes que los demás. ¿Quién entenderá mejor al fantasma? La comunicación es bastante limitada, hay que tirar de intuición.

Portada de Detectives Paranormales
Número de jugadores:2 – 6
Duración:45 minutos
Edad mínima:12 años
Género:deducción
gestión de mano
reconocimiento de patrones
Complejidad:1,63 / 5
Editorial:Maldito Games
Diseño:Szymon Maliński
Adrian Orzechowski
Marcin Łączyński
Ilustración:JocArt
Mateusz Komada
Katarzyna Kosobucka
Precio recomendado:25,50€

Preparación de partida

¡Estamos dentro de la mansión encantada! En primer lugar, colocamos el tablero central en el que se encuentra representada la escena del crimen, una ouija y un detector espiritual, junto a este situamos también otros artefactos de utilidad para la comunicación paranormal como la hoja para la pluma, las cuerdas del nudo del ahorcado y los marcadores del detector, de la ouija y de herida. ¡Nuestro arsenal espectral!

Después, se determina al jugador que hace el rol de fantasma, que coge solamente él o ella 1 tarjeta de historia (resolución del crimen). A su vez, toma la hoja del fantasma para anotaciones de adivinación junto a un rotulador, 3 cartas de interacción del fantasma y las cartas de Tarot.

Por otro lado, los demás jugadores que hacen el papel de Detectives Paranormales eligen el investigador que quieren representar, cogiendo su pantalla correspondiente. Estos reciben también 1 hoja de investigación (que ocultan tras la pantalla, para apuntar sus progresos), un rotulador y las cartas de interacción de su personaje (icono detective esquina superior izquierda).

Según el número de jugadores, los detectives devuelven algunas cartas de interacción a la caja, salvo en partidas a 2 jugadores en las que el investigador/as juega con dos manos completas (cartas de 2 personajes). Estas cartas vienen marcadas con un icono en la esquina inferior izquierda que indica el rango de jugadores.

Una vez todos están bien equipados, el fantasma da las primeras pistas para todos, tras leer en silencio la tarjeta de historia. Con los mascadores en la silueta del tablero identifica el género de la victima y las heridas visibles en el cuerpo. Finalmente, para entrar en escena se lee (pero esta vez en voz alta) una pequeña descripción de su aspecto que aparece en la parte inferior derecha de la tarjeta de historia. ¡Nada más, que el caso es secreto!

Cada jugador realiza una pregunta al fantasma para averiguar el caso

¿Cómo se juega a Detectives Paranormales?

En esta sesión de espiritismo, los detectives juegan en turnos hasta desvelar el caso o agotar las posibilidades de interacción. Por su parte, el fantasma no tiene una fase determinada, siendo el único que conoce los detalles de su muerte. Para transmitir información, el ente debe responder a las preguntas que se le formulan de maneras determinadas, la comunicación en el más allá no es tan fluida ni sencilla como quisiéramos.

El turno de juego de estos Detectives Paranormales consta de los siguientes 2 pasos:

  • Hacer una pregunta al fantasma: en primer lugar, elegimos 1 carta de interacción de nuestra mano. Con ella seleccionamos el modo de contestarnos el fantasma (usando mímica, 3 cartas de tarot, la ouija, el detector-descriptor, la pluma, cuerdas, gestos faciales, señales o contacto espectral). La pregunta que formulemos no puede ser respondida con sí o no y la carta usada se descarta para toda la partida. El resto de jugadores pueden tomar notas también de la información que se haya revelado.
  • Intentar deducir la historia (opcional): tenemos la oportunidad de resolver el caso de la muerte de nuestro fantasma, describiendo en voz alta estas 5 claves: ¿Quién? (el responsable de la muerte intencionadamente o no, profesión o relación); ¿Dónde? (área, tipo de edificio o habitación), ¿Por qué? (el motivo de los hechos, por ejemplo celos, dinero o agresión); ¿Cómo? (causa de la muerte, acción o condición médica, por ejemplo apuñalado, electrocutado o por una reacción alérgica); y ¿Arma? (objeto o herramienta del homicidio). Cada jugador investigador tiene 2 intentos, al hacer el segundo si no lo hemos deducido por completo quedamos eliminados de la partida.

Tras comentar nuestras deducciones de la historia, el fantasma nos indica si hemos hecho un pleno al 5, resolviendo por completo el caso. O si por el contrario, hemos realizado un progreso parcial, el espíritu anota en nuestra hoja de investigación el número de claves acertadas (sin decir en voz alta), y también en la primera columna vacía de su hoja de fantasma (siempre oculta para los detectives). Si la deducción del detective es un progreso parcial, el fantasma da a todos los investigadores una pista adicional usando 1 de sus 3 cartas de interacción, que solamente pueden ser utilizadas una vez.

Cuando acaba el turno de uno de los detectives, pasa al jugador de su izquierda y así sucesivamente hasta el fin de partida.

entrelacemos las cuerdas para dar una buena pista

Fin de la partida

La comunicación se debilita, el fantasma va a desaparecer llevándonos al final de la sesión. La partida a Detectives Paranormales puede acabar de 2 formas diferentes:

  • Si un detective resuelve las 5 claves de la historia del fantasma. En este caso, ese detective y el fantasma ganan la partida.
  • Si todos los detectives se quedan sin cartas de interacción o todos han hecho 2 intentos para descifrar la historia sin acertar del todo. Para esta situación, gana el detective que mayor número de claves haya adivinado (pero no el fantasma), en caso de empate el que lo haya conseguido antes.
El fantasma apunta en su tablero los aciertos de cada jugador

Reseña del juego de mesa Detectives Paranormales

Un misterioso asesinato que investigar por los peculiares expertos paranormales, junto a un fantasma atormentado que quiere esclarecer, como sea posible, las causas de su muerte. De esta forma, se presenta el juego de mesa familiar Detectives Paranormales para grupos, en el que resolver casos probando nuestras dotes de deducción e imaginación, tanto para formular preguntas suculentas al fantasma, como dar pistas a través de los elementos disponibles para el espíritu.

Por sus mecánicas sencillas que busca la diversión, más que el control, como el dibujo en la mano de otra persona, la formación de símbolos con dos cuerdas, la interpretación de mímicas o imágenes, entre otras ocurrentes posibilidades es considerado un juego de mesa de tipo party game. Además, los detectives dependemos de la suerte en formular la pregunta usando la carta de interacción más adecuada. Y si somos el fantasma, debemos ser creativos a la hora de dar información, con los medios de comunicación que están disponibles (cartas tarot, cuerdas, ouija o casi psicofonías).

Como todo party game, a más jugadores es mejor la experiencia, aunque Detectives Paranormales se deja jugar a cualquier número. Sin embargo, sobre todo a 2 jugadores se pierde la competición y la incertidumbre de cómo irá avanzando el resto, haciendo las partidas menos tensas y más monótonas. Eso sí, si somos más detectives en mesa debemos tener en cuenta que nuestra mano de interacción es más reducida, por lo que tendremos que estar más atentos todavía a las pistas que se les da el fantasma a nuestros rivales, intentando rascar cualquier información. Uno de sus grandes alicientes es esa tensión por saber si nuestros compañeros-contrincantes van más encaminados que nosotros o al contrario, somos la cabeza del pelotón interpretando cada señal espiritual. Por ello, el modo cooperativo es más recomendable para jugar con niños, jugones principiantes o poco competitivos.

Demos información ajustada por características

Detectives Paranormales es un juego de deducción que puede recordarnos al juego de mesa Mysterium, compartiendo ciertas similitudes, pero también muchas diferencias. La finalidad del juego es la misma, resolver un crimen a través de huellas espectrales bastante originales. No obstante, en este último la rejugabilidad es mayor al ser casos variables, mientras que en el juego de la reseña son casos cerrados. Pero no nos preocupemos por esto, la caja contiene 28 casos y hay también disponible una aplicación que aporta nuevos interrogantes, por lo que estaremos más que servidos para rentabilizarlo. Tampoco comparte la forma de comunicación, las cartas de ensueño al estilo Dixit pero siniestras, dan paso a señales que se asemejan más a los retos de los clásicos Party and Co o Tabú, usando como he comentado mímica, dibujo con la mano de otra persona, escribir en la espalda, símbolos con cuerdas, movimientos de labios o señales del más allá. Y principalmente, resaltar que con Detectives Paranormales competimos entre investigadores por ser el mejor. Aunque el fantasma vaya con todos, su interés es que el asesinato sea desvelado.

En este divertido juego de mesa, necesitaremos tener soltura tanto para dar pistas de la forma que sea, como para interpretar las señales con la mayor imaginación y apertura de mente posible. Detectives Paranormales es un juego grupo-dependientes, esto quiere decir que el éxito de la partida depende mucho de con quién lo juguemos, los jugadores tienen que estar dispuestos incluso en alguna ocasión a hacer el ridículo con una mala representación, un sonido espectral o un patrón irreconocible. ¡Hemos venido a divertirnos! aunque sea resolviendo un macabro crimen.

Por otro lado, recordar que contamos con solamente 2 intentos, así que jugárnosla para ver como vamos sin tener muchas ideas claras de las 5 claves a resolver, nos cortará la alas para cuando vayamos más encaminados. Además, cuando un jugador decide exponer su hipótesis, el fantasma le indica en privado los aciertos. Por tanto, podremos escuchar las teorías de otros, pero nunca saber si es el buen o mal camino. En mi experiencia, es aconsejable ser cauto en la resolución, sin adelantarnos a muchos jugadores todavía cayados, para no dar pistas ni gastar una buena bala para cuando estemos casi seguros de saber las respuestas a todos los interrogantes.

Finalmente, mencionar que he disfrutado por igual la representación de los 2 roles del juego, como fantasma me encanta devanarme los sesos con creatividad para dar las mejores pistas y ver como caen en saco roto en ocasiones, mientras que como detective me gusta ir resolviendo incógnitas con mi deducción y compitiendo contra el resto para ser el primero, el más audaz.

Echando las cartas a los investigadores del homicidio

Pros

  • Diseño: con unas ilustraciones fantásticas que representan a unos personajes con bastante personalidad y singulares, que atraen las miradas de todos. Así como, llamativos elementos de comunicación como cuerdas moldeables o cartas de tarot.
  • Divertido: este party game utiliza como medios de comunicación entre fantasma-investigadores la mímica, el dibujo a través de la mano de otro, la escritural en la espalda, símbolos con cuerdas e incluso un abecedario al estilo ouija. Esto ocasiona interpretaciones disparatadas y momentos de risas asegurados.
  • Incertidumbre: la competitividad en la resolución del caso entre detectives nos hace estar pendiente a los pasos de nuestros rivales, así como apuntar todos sus posibles progresos aunque no sepamos si es el camino correcto. Esta tensión continua, hace que nos queramos poner las pilas en todo momento.

Contras

  • Tiempos de espera: ni dar pistas, ni interpretarlas es una tarea fácil. Por ello, es común en las partidas momentos de reflexión por parte del fantasma o de los detectives, que ralentizan la dinámica del juego.
  • Contacto corporal: el propio reglamento avisa de que algunas cartas requieren que el fantasma toque la mano o espalda de otro jugador para dar información sobre su caso. Si quizás no tenemos confianza con los miembros del grupo de juego, estas interacciones se pueden evitar. No obstante, el juego no da alternativas para sustituir por otras cartas.
  • Conexión: como un teléfono escacharrado en ocasiones la señal del fantasma no es entendida en el mismo sentido por el detective. Si estos malentendidos o falta de vínculo imaginativo se reiteran en la partida, puede hacerse bastante cuesta arriba para el jugador investigador.

Mi veredicto

Y para acabar esta reseña de Detectives Paranormales, destacar que este juego de mesa familiar de estilo party game nos aporta momentos de diversión, imaginación y desconcierto con las pistas del fantasma o nuestra interpretación de estas. Un juego para grupos sencillo y para todo tipo de jugones, que quieran pasar una entretenida tarde alrededor de la mesa. No obstante, es cierto que si la conexión entre fantasma-detective es nula nos podremos encontrar completamente perdidos en la partida, habrá que dar una vuelta de tuercas a las preguntas o pistas. Por la emoción y risas que acompañan las partidas a Detectives Paranormales, así como el amplio abanico de público al que sacárselo, se merece mi emblema de juego de mesa recomendado.

Os recomiendo este juego para vuestra ludoteca
5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace