¡Cocineros a los fogones! El restaurante del prestigioso Chef Umami abre sus puertas en busca de un nuevo cocinero y es nuestra oportunidad para dar el salto a la alta cocina. Sin embargo, son muchos los candidatos que quieren ponerse la famosa chaquetilla del reconocido restaurante y os voy avisando que la clientela habitual es algo “especial” y caprichosa. ¿Quién elaborará el menú más apetitoso?

En esta disputa culinaria nos sitúa Chef Umami, un juego de Magic Box Games en el cual intentaremos crear un menú completo compuesto de entrante, primero, segundo y postre sin olvidar las peticiones especiales de los clientes. ¡En este restaurante nadie se va a ir con hambre!

Portada de Chef Umami
Número de jugadores:2 – 4
Duración:20 minutos
Edad mínima:8 años
Género:set collection
gestión de mano
Complejidad:1,15 / 5
Editorial:Magic Box Games
Diseño:David Bella
Andreu Sierro
Precio recomendado:13,45€
5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace

Preparación de partida

El setup inicial es bastante sencillo. Cogemos todas las cartas de acción e ingredientes y las barajamos formando en el centro de la mesa la despensa del restaurante. En partidas a 2 jugadores se retiran las siguientes cartas de acción: 1 Chef Umami, 1 ladrón de platos, 2 déjame probar y 2 te cojo 2 ingredientes.

A continuación, cada jugador roba 4 cartas de la despensa y además recibe una carta de cliente, la cual se mantiene oculta en su zona de juego pero que puede consultar en cualquier momento.

Hecho esto, se elige el jugador inicial y empezamos.

4 candidatos para un solo puesto de cocinero

¿Cómo se juega a Chef Umami?

Para hacernos con la vacante en el restaurante del Chef Umami, tenemos que emplatar lo mejor posible los 4 platos que conforman el menú de nuestro cliente. Para ello, utilizamos multitud de ingredientes sin olvidar que el cliente es un poco quisquilloso y nos va a exigir algún requisito especial para darnos una buena propina que nos acerque a la victoria.

El turno se divide en 3 fases, las cuales tiene que hacer el jugador activo por orden antes de pasar al siguiente jugador:

Fase 1: comprar ingredientes

Antes de ponernos manos a la obra reponemos nuestra mano hasta tener un total de 5 cartas. Robamos las cartas que nos falten del mazo de despensa y, si queremos, nos quedamos la última de la pila de descartes.

Fase 2: cocinar

¡Llega el momento de cocinar! Con las cartas en mano podemos empezar un nuevo plato, añadir ingredientes a uno existente, cerrar un plato o utilizar una carta de acción. Utilizamos las cartas que queramos pero dejando siempre una sin usar para la siguiente fase.

Las acciones que podemos realizar son:

  • Marchando: bajamos una carta de ingrediente (salvo que sea común) para comenzar cualquiera de los 4 platos, siempre y cuando no lo hayamos ya empezado.
  • Añadir ingredientes: colocamos ingredientes de forma escalonada en los platos disponibles y sin terminar recordando que sean del mismo tipo. En el caso de que contemos con ingredientes comunes, los podemos añadir a cualquiera de ellos teniendo en cuenta que puede haber un máximo de 1 ingrediente común por plato.
  • Emplatar: si en uno de nuestros platos hay un mínimo de 3 ingredientes y consideremos que el plato está listo, colocamos el último ingrediente boca abajo y de lado para indicar que el plato está terminado. Este plato ya no puede tocarse, ni para añadir ingredientes ni para que nos quiten.
  • Cartas de acción: se puede jugar una acción por turno, cartas que nos dan la posibilidad de buscar ingredientes en la despensa, saltarle el turno a alguien, bloquear cartas de acción que nos lancen, quitar cartas de la mano o ingredientes ya bajados a otros jugadores… o incluso robar un plato entero.

¡Y mucho ojo! Hay que controlar los platos activos, de lo contrario, si no ponemos un ingrediente en alguno de ellos, el último ingrediente del mismo se habrá quemado y lo tendremos que descartar de nuestro plato.

Fase 3: limpiar cocina

Después de la que hemos liado toca descartar obligatoriamente una de las cartas de nuestra mano quedándonos con un máximo de 4, que ya os digo que es prácticamente imposible que pasemos el turno con tantas cartas en mano.

Añadir ingredientes será nuestra prioridad... ¡pero que no se nos quemen los demás!

Fin de la partida

Si un jugador emplata sus 4 platos y, tras la fase de descarte, llama al chef al grito de ¡Umami!, la partida llega a su fin.

De no decir el nombre del reconocido chef, el jugador elimina el último ingrediente colocado y continúa la partida.

En el caso de que se cierre la partida pasamos al recuento de puntos:

  • Cada jugador suma los puntos de los ingredientes de todos sus platos emplatados (los símbolos de carne, pescado y verdura equivalen a 1 punto).
  • Quien tenga en su mano la carta de Chef Umami pierde 5 puntos.
  • Si el jugador que ha cerrado la partida termina emplatando el postre se lleva 5 puntos adicionales.
  • Por último, cada cocinero comprueba si ha cumplido el requisito especial de su cliente. Si lo ha hecho se suma 5 puntos extra y si no se resta 5 puntos.

El jugador con más puntos se lleva la chaquetilla de nuevo cocinero.

Emplatando el primer y segundo plato del menú

Reseña del juego de mesa Chef Umami

Chef Umami es un juego de cartas ligero y bastante sencillo en el que nos pondremos los dientes largos mientras cada uno prepara el menú más exquisito con el que conseguir el puesto de cocinero del restaurante del Chef Umami.

Así, nos enfrentamos con el resto de jugadores/cocineros por optimizar lo mejor posible nuestra zona de trabajo y elaborar un gran menú. Para ello, jugamos sucesivamente de nuestra mano las cartas que conforman cada uno de nuestros platos (entrante, primero, segundo y postre) y, quien consiga más puntos de victoria, será el ganador.

Un juego con reglas asequibles con un entreturno muy reducido en el que, eso sí, tendremos que medir muy bien los tiempos, y no solo del cocinado evitando que se nos quemen los ingredientes. Al final de la partida puntuamos por platos completados además de por una serie de puntos extra como puede ser cumplir el requisito del cliente. Es por ello que emplatar antes de que alguien cierre la partida será una de nuestras prioridades para no dejarnos ningún plato por el camino.

No obstante, no hay que precipitarse y cerrar con mucha antelación aunque llevemos muchos puntos en un plato pues, si la partida se alarga, es más que probable que acumulemos en nuestra mano cartas del mismo tipo que nos hubieran dado muchos puntos y que probablemente nos impida deshacernos de ellas con rapidez en busca de los ingredientes que nos falten del resto de platos.

La interacción entre cocineros aumenta a medida que hay más jugadores en mesa. En partidas a 2 jugadores se retiran una serie de cartas de acción que provocan que nos centremos más en nuestros platos que en los de nuestro rival, es por ello que prefiero jugarlo a 4 jugadores para meterle un poco más de picante a la partida.

En cuanto a las ilustraciones, hay una gran variedad de ingredientes muy llamativos y divertidos que hacen que la puesta en mesa de este Chef Umami sea alegre y divertida.

Pros

  • Rapidez: un filler que se pilla al vuelo, se juega con agilidad y mecánicamente asequible, permitiendo sacarlo a mesa y echarse una partida en cualquier momento con jugadores menos habituales o para ratos más distendidos.
  • Ilustraciones: se han currado y mucho las ilustraciones, contando con multitud de ingredientes muy diferentes entre sí permitiendo un despliegue en mesa muy colorido. Mi favorito ¡el tomate!
  • Emplatar o no: la tesitura de cerrar o no un plato es uno de los alicientes que hacen que, a medida que la partida vaya avanzando, nos entren sudores por completar los platos o esperar. ¡Pero tened mucho ojo que se queman!

Contras

  • Cartas de cliente: todos los clientes puntúan por igual a pesar de que no todos tienen la misma dificultad para cumplir el pedido.
  • Escalabilidad: su mejor número es a 4 jugadores, aunque a 2 hemos probado añadiendo todas las cartas de acción y mejora la experiencia de juego.
  • Interacción: me gustaría más con más cartas de acción que generen una disputa más continuada entre jugadores. Pero eso sí, las risas están aseguradas como llegue el momento de robarle un plato muy bueno a otro jugador.

Mi veredicto

Chef Umami es un juego rápido y de corte familiar de cartas en el que tendremos que gestionar los ingredientes de nuestros platos para conseguir la mayor cantidad de puntos. Un juego de mesa con unas ilustraciones que enamoran donde tendremos que supervisar que no se nos queme ningún plato y calcular cuando es el momento idóneo para cerrarlos y evitar que nuestros ingredientes vuelen a la pila de descarte o, peor aún, a la cocina de otro jugador. Un juego que funciona mejor a 4 jugadores y con una interacción bastante controlada, por ello se lleva mi emblema de juego aprobado.

Este juego no está mal, al menos probadlo
5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace