Su Majestad el Rey Calabaza organiza, como cada año, una gran fiesta en su castillo en la que no escatima en gastos. Buena música, juegos de luces, baile de disfraces, rico picoteo y como broche fuegos artificiales. Todo está listo a falta de recibir a los invitados pero… ¿a qué viene tanto alboroto? Como era de esperar, nadie se ha querido perder esta estupenda fiesta y ahora, los monstruos del Mundo Pesadilla se agolpan a las puertas de palacio. Brujas, esqueletos, fantasmas, vampiros, la familia Frankenstein al completo y hasta unicornios aguardan su turno para entrar. ¿Dónde meteremos a todos los invitados?

Así se nos presenta Castle Party, un flip & write que nos trae Devir Iberia en el que tendremos que colocar, como buenamente podamos, a los grupos de monstruos conforme vayan llegado a la fiesta para que se lo pasen en grande rodeados de sus familiares y disfruten de los eventos que se han preparado para la ocasión.

Portada de Castle Party
Número de jugadores:2 – 4
Duración:30 minutos
Edad mínima:8 años
Género:construcción de patrones
Complejidad:1,21 / 5
Editorial:Devir Iberia
Diseño:Josep M. Allué
Eugeni Castaño
Ilustración:Laurielle
Precio recomendado:13,46€

Preparación de partida

Cada jugador recibe un rotulador y una pizarra de castillo. Dicha pizarra está impresa a doble cara y nos ofrece dos modos de juego, por un lado el básico y por otro el avanzado, por lo que decidimos a cuál vamos a jugar para que todos jueguen por el mismo.

Cogemos todas las cartas de monstruo (mindundis y las de rey/reina) además de las de unicornio, las barajamos y las dejamos en el centro de la mesa a modo de mazo de robo, del que cada jugador roba 3 cartas formando su mano inicial.

Posteriormente, mezclamos las cartas de figura y las separamos en 4 montones de 5 cartas. Ponemos una carta de reloj en 3 de las pilas y las volvemos a barajar, esta vez por separado, para finalmente apilarlas en un único mazo dejando siempre en la parte superior la pila de cartas que no contenía ningún reloj.

Con todo listo, elegimos un jugador inicial y comenzamos la partida a Castle Party.

Completemos la figura y dibujemos los invitados en nuestro castillo

¿Cómo se juega a Castle Party?

Castle Party se juega en tantos turnos como sean necesarios hasta que aparezca el tercer reloj. Cada turno se divide en 3 fases:

Fase 1: componer la figura

El jugador activo revela la carta superior del mazo de figuras y la dispone encima de la mesa. Esta figura, excepto si se trata de la de 1×1, se puede colocar en 4 posiciones distintas. La orientación de la carta es clave en el transcurso de la partida ya que, dependiendo de donde estemos sentados, veremos la figura de una forma u otro y así es como debemos dibujar los iconitos en la fase 3. Es por ello que cada jugador tiene que estar, en la medida de lo posible, en un lado diferente de la mesa.

Cuando el jugador haya escogido la orientación de la figura, pone a su lado una de sus cartas de monstruo, la cual se corresponde con el espacio marcado con una cruz en la figura. Ahora, en sentido horario, el resto de jugadores hacen lo propio jugando una de sus cartas de monstruo junto a otra ya colocada previamente hasta que se forme la figura completa.

PD: tras utilizar una carta de monstruo, reponemos la mano para tener de nuevo 3 cartas.

Fase 2: realizar una acción especial

Con la figura completada, preguntamos si alguien quiere hacer uso de una acción especial. Empezando por el jugador activo, cada uno decide si pasa o utiliza una de sus acciones especiales. Estas son:

  • Apagón en la sala: el jugador reordena los monstruos de la figura como quiera manteniendo la forma y orientación (afecta a todos).
  • Baile de disfraces: podemos dibujar un monstruo de la figura como si fuera cualquier otro, salvo reyes/reinas y unicornios. Esta es la única acción especial que solo afecta al jugador que la utiliza.
  • Cambio de orientación: giramos la figura, mantenimiento cada monstruo en su posición dentro de la misma.

Una vez utilizada la acción especial, lo marcamos en nuestro tablero para recordar que ya no está disponible.

PD: en esta fase se juega una y solo una acción especial, de ahí que el primer jugador que se anime se lleve el gato al agua.

Fase 3: dibujar la figura

Los jugadores dibujan los símbolos de los monstruos de la figura teniendo en cuenta una serie de reglas:

  • La figura se dibuja tal y como la vemos desde donde estamos sentados.
  • La figura es indivisible.
  • Se tienen que dibujar en casillas libres.
  • No es obligatorio colocar los monstruos adyacentes a otros ya dibujados.
  • Podemos dibujar fuera del castillo, en el foso o en el puente.

Cuando todos hayan terminado de dibujar, empezamos un nuevo turno.

Eventos durante la fiesta

Los jugadores irán distribuyendo los monstruos por sus palacios hasta que se revele 1 de los 3 relojes. Estos solo son irrepetibles y nos permiten hacer una puntuación intermedia a nuestra elección de las 3 posibles:

  • Fuegos artificiales: obtenemos 1 PV por cada monstruo que esté junto a una ventana (máximo 9 PV).
  • Conga: comprobamos cual es el grupo más grande de monstruos (adyacentes ortogonalmente) y nos llevamos 1 PV por cada uno.
  • Brindis del Rey Calabaza: dibujamos una corona en una casilla del castillo y recibimos 1 PV por cada monstruo diferente que esté junto a él, ortogonal o diagonalmente (máximo 8 PV y los reyes y reinas cuentan como monstruos independientes).

Fin de la partida

La partida termina cuando revelamos el tercer reloj, pasando a hacer el recuento final no sin antes realizar la tercera puntuación intermedia que nos queda. Puntuamos por:

  • Los 3 eventos.
  • 1 PV por cada monstruo en el grupo más numeroso de cada familia. Si en dicho grupo está el rey/reina, cada miembro de la familia contiguo a este nos reporta 1 PV adicional.
  • El grupo más grande de unicornios nos da desde -5 PV si solo tenemos 1 unicornio hasta un total de 15 PV si tenemos 5.
  • Por cada acción especial no utilizada, ganamos 2 PV.
  • Cada monstruo en el foso nos resta 1 PV, mientras que los que estén en el puente ni suman ni restan.

Versión fiesta rave

Si llevamos varias partidas a Castle Party, ya va siendo hora de jugar al modo avanzado.

El tablero es más tortuoso y viene con 5 zonas bien diferenciadas que nos exprime más a la hora de dibujar los monstruos. Cada familia de monstruos tiene sus gustos, así que el Rey Calabaza lo tiene todo pensado y ha organizado un espacio para cada uno de ellos. Al final de la partida, por cada monstruo que esté junto a el espacio reservado para él, recibimos 1 PV extra.

Los 3 monstruos están listos para entrar en la fiesta rave

Reseña del juego de mesa Castle Party

Una vez más, ha llegado el gran día señalado en el calendario por todos los monstruos de Mundo Pesadilla. La fiesta anual en el castillo del Rey Calabaza está apunto de comenzar. Los invitados vienen con sus peores galas y con muchas ganas de pasar una buena noche rodeados por sus amigos y familiares pero… ¿de dónde han salido tantos invitados? Como organizadores del evento, está en nuestras manos hacer hueco en el salón principal a los monstruos conforme van llegando para agruparlos por familias. Y por supuesto, que disfruten de los espectáculos que tendrán lugar durante la noche. ¿Lo conseguiremos?

En Castle Party nos encontramos con un flip & write, que vendría a ser una variante de los roll & write, en el que tendremos que encajar lo mejor posible a los invitados para lograr que esta fiesta sea todo un éxito. En cada turno, el jugador activo revela una nueva carta de figura, la pone sobre la mesa en la disposición que más le convenga y el resto de jugadores, aportando monstruos a la misma, le ayudarán a completar la figura para posteriormente dibujar los elementos en sus respectivas tablillas.

El eje del juego se centra en la fase de composición, puesto que las decisiones de los jugadores a la hora orientar las figuras y colocar los monstruos guiarán los turnos siguientes. Cada jugador llevará la figura a su tablero en una posición diferente según la orientación de esta en mesa. Esto nos lleva a desarrollar desigual nuestros castillos y evita que acabemos copiando la estrategia de otro.

Aunque al principio el salón nos parezca inmenso y que no vamos a tener dificultades para la distribución de los invitados, conforme avanzan los turnos el espacio se limita. Toca remangarse para hacer malabares y rascar puntos de donde sea, viéndonos incitados a hacer uso de las acciones especiales. Con estas acciones haremos modificaciones en la figura para nuestro beneficio o perjuicio de nuestros rivales. Pero no las usemos a la ligera, por cada una que no usemos recibimos 2 PV, y os aseguro que un par de puntos pueden ser determinantes.

Nuestra principal preocupación está en procurar que los monstruos de la misma familia estén juntos. Cuantos más tengamos más PV recibimos, siendo este el grueso de la puntuación final. Sin embargo, no podemos obviar los eventos que se suceden durante la partida, los cuales nos otorgan PV adicionales si ponemos los monstruos cerca de los ventanales, si hacemos un gran grupo o si dejamos un espacio libre rodeado de distintos monstruos. Aquí el juego nos da total libertad a la hora de escoger en qué orden los realizamos así que, como estos están más o menos espaciados entre si, es aconsejable ir a por ellos de forma sucesiva y no intentar abarcar todos de golpe. Quien mucho abarca poco aprieta.

Pros

  • Para todos los públicos: un juego para pasar un rato entretenido en familia con los pequeños. A ellos les ayuda a desarrollar su capacidad de orientación espacial y a nosotros nos reta con su puzle a modo tetris con un punto de estrategia interesante.
  • Diseño: Castle Party es tremendamente bonito y llamativo con ilustraciones de Laurielle que lo hacen destacar en mesa.
  • Escalabilidad: el juego va bien al rango establecido. A 2 tenemos mayor control al poder participar hasta un par de veces en la construcción de la figura, mientras que a 4 la tensión aumenta al solo poder aportar un monstruo o incluso ninguno.

Contras

  • AP: los jugadores que quieran optimizar al máximo su tablero ralentizarán la partida al elegir la orientación de la figura y escoger su monstruo.
  • Simbología: en la iconografía de la parte inferior del tablero no queda suficientemente claro cuales son los efectos de las acciones especiales, de los eventos y cuánto puntúan los unicornios.

Mi veredicto

Y vamos cerrando esta reseña de Castle Party, el segundo título de edición propia de Devir Iberia en 2021 tras los Mazescape, en el que nos enfrentamos al resto de jugadores por hacer que nuestro castillo haga la fiesta más despampanante. Un juego de mesa familiar mecánicamente asequible pero que tiene suficiente estrategia como para que los jugadores más recurrentes también se diviertan. Una gran opción en su género y Halloween está a la vuelta de la esquina, no digo nada y lo digo todo. Por ello, le doy mi emblema de juego recomendado.

Os recomiendo este juego para vuestra ludoteca
5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace