La ciudad de Carcassonne es famosa no solo por su ciudadela amurallada de época medieval, sino que además es conocida históricamente por su localización estratégica al situarse en la ruta entre el mar Mediterráneo y el océano Atlántico. ¿Quién en su sano juicio no buscaría sacar beneficio? Nos enfrentaremos con el resto de jugadores por conseguir la mayor influencia posible en esta región del sureste de Francia con ayuda de nuestros caballeros, monjes, campesinos y bandidos. ¿Alcanzaremos

En la reseña de hoy hablamos del exitoso Carcassonne, un clásico dentro de los juegos de mesa modernos que nos presenta la editorial Devir Iberia en esta segunda edición Big Box. Este Carcassonne Plus mejora tanto en contenido como en diseño a la anterior edición de 2014, y es que esta edición especial incluye, además del juego básico, hasta 11 expansiones. Pero vayamos por partes, aunque si ya sabéis jugar a Carcassonne y sólo queréis saber qué expansiones incluye  y en qué consisten podéis ir directamente a las expansiones.

Número de jugadores:2 – 6
Duración:35 minutos
Edad mínima:7 años
Género:mayorías
control de área
Complejidad:1,9 / 5
Dependencia idioma:baja
Editorial:Devir
Diseño:Klaus-Jürgen Wrede
Ilustración:Anne Pätzke
Chris Quilliams
Precio recomendado:54,00€
Portada de Carcassonne Plus

Carcassonne, el juego de mesa básico

Si no habéis jugado nunca a Carcassonne os recomiendo que comencéis por el principio y, aunque tengáis ganas de probar todas y cada una de las expansiones, juguéis solo al juego básico. El juego se pilla al vuelo así que pronto os pedirá el cuerpo que añadáis alguna expansión.

Preparación de la partida

En primer lugar barajamos todas las losetas de terreno del juego base, las cuales vienen separadas en la caja en dos lotes de 36 losetas cada uno. Una vez mezcladas, las colocamos en una pila boca abajo a modo de mazo de robo al alcance de todos,  pero también podemos dividirlo en varias pilas por si algún jugador no llega.

Una vez hecho esto, cada jugador elige un color de entre los seis disponibles y coloca delante suya 7 de sus 8 meeples, estos serán los seguidores con los que jugará a lo largo de la partida. ¿Y qué hacemos con el octavo? El meeple que sobra lo situamos en la casilla cero del track de puntuación, que colocaremos a un lado de la zona de juego no muy lejos de los jugadores, puesto que iremos puntuando durante toda la partida. Por otro lado, dejamos a un lado las fichas de 50/100 puntos, ya que tal vez demos alguna vuelta al tablero y no queremos liarnos con el recuento.

Finalmente ponemos la loseta inicial justo en el centro de la mesa. Os recomiendo que esta loseta siempre la guardéis en otro compartimento ¡luego no hay quién la encuentre!

Partida a 4 jugadores de Carcassonne Plus con sus expansiones

¿Cómo se juega a Carcassonne?

Empezando por el jugador más joven y por turnos, cada jugador cogerá una loseta del mazo de robo y la colocará adyacente a otra loseta que ya haya sido puesta (es por ello que partimos de una loseta inicial). A la hora de colocar las losetas es importante que tengamos muy claras las siguientes reglas:

  • Las losetas se han de colocar ortogonalmente: una loseta siempre ha de estar en contacto con una loseta del juego, por lo que nunca se podrá colocar en diagonal.
  • Las losetas deben encajar: los límites de una loseta pueden contener caminos, campos o ciudades, de ahí que si vamos a colocar una loseta tengamos que continuar con los caminos, campos o ciudades de las losetas contiguas. Si por un casual fuera 100% imposible colocar una loseta, esta se descarta y el jugador vuelve a robar otra.

Cuando el jugador ponga la loseta, si quiere (y si le quedan en su reserva) pondrá uno de sus seguidores en la loseta recién colocada. ¡Ojo! No se puede poner un seguidor en un territorio ocupado, es decir, en un camino, campo o ciudad donde ya esté otro meeple, sea o no nuestro. Para unirse a un área en el que esté presente algún meeple tendremos que conectarlos indirectamente. Esto nos permitirá ampliar nuestra influencia en una zona para llevarnos así los puntos o para evitar que otro jugador se nos escape en la partida.

Finalmente, si se desencadena una puntuación se contarán los puntos en el track de puntuación y se devolverán los seguidores de todos los jugadores que se hayan visto afectados a sus respectivas reservas.

Estamos ante un juego de mesa de mayorías, así que en el caso de los caminos, campos y ciudades puntuará el jugador que tenga más meeples en dicho territorio (no por cada meeple) y en el caso de que varios jugadores hayan empatado lo harán por igual.

A continuación veremos los efectos de los caminos, las ciudades, los monasterios y los campos.

Colocaros estratégicamente para haceros con el control en Carcassonne Plus

Los caminos

Si situamos nuestro meeple en un camino, este pasará a convertirse en un bandido. Un camino será completado si ambos extremos quedan tocan con un pueblo, ciudad o monasterio, incluso si se cierra sobre sí mismo. Una vez terminado, se logrará 1 punto por cada loseta que forme parte del camino. Al final de la partida si no se ha logrado cerrar algún camino se puntúa de la misma forma, por lo que no penalizará.

Los campos

Las zonas verdes de las losetas serán los campos y son las únicas zonas del juego donde si colocamos un meeple, en este caso campesino, no lo recuperaremos hasta el final de partida.

Este será también el único seguidor que no se pondrá de pie. Se tumbará en el campo para distinguirlo del resto de meeples de la zona de juego y recordarnos que no se mueve de ahí hasta que todo acabe. Un campesino abarca tanto territorio como lo delimiten los caminos y las ciudades, es decir, hasta donde llegue su zona de campo. Los campesinos puntuarán solo al final de la partida y quien tenga la mayoría en cada zona de campo se llevará 3 puntos por ciudad completada en su área. Aquí se ganan y pierden muchas partidas tanto por la cantidad de puntos que otorgan como por la capacidad de limitarnos al bloquear a nuestros seguidores ¡Mucho ojo con esto!

Las ciudades

En este caso los seguidores se convertirán en los caballeros. Cuando hayamos completado una ciudad, se conseguirá 2 puntos por cada loseta que forme parte de la ciudad y otros 2 puntos por cada escudo. En el caso de que la partida finalice y nos encontremos con ciudades incompletas se puntuará la mitad del total de puntos que se podrían haber conseguido, 1 punto por cada loseta y escudo. Es importante que recordemos que las murallas delimitan las ciudades, puesto que podemos encontrarnos con losetas que nos hagan dudar.

Los monasterios

Los monasterios, a diferencia del resto, no se pueden competir. Colocaremos un monje en dicho monasterio y solo podremos retirarlo si conseguimos rodearlo por completo. Recibiremos 1 punto por el monasterio y otro por cada loseta adyacente, logrando como mucho 9 si lo cerramos con éxito. Si termina la partida antes de conseguirlo puntuaremos por igual, así que no se nos penalizará.

Fin de la partida

La partida llega a su fin cuando se juegue la última loseta del mazo de robo. Como en el transcurso de la partida se ha ido puntuando las áreas completadas tan solo nos faltará por contar las zonas incompletas y los campos tal y como hemos indicado antes.

En el caso de que un jugador dé la vuelta completa al track de puntuación se quedará en su poder con una ficha de puntuación por el lado de los 50 puntos, y en el caso de que vuelva a dar otra vuelta por el de 100. Así no perdemos la cuenta de por donde va cada jugador.

Ganará el jugador que haya conseguido más puntos de victoria.

Carcassonne Plus, el Carcassonne más completo

¿Cuáles son las expansiones del Carcassonne Plus?

Analizado el juego básico, toca hablar lo que incorpora a este juego de mesa el Carcassonne Plus, las ansiadas expansiones. Como ya hemos comentado hay un total de 11 expansiones, algunas más complejas y otras no tanto, las cuales vamos a ver una por una. El inserto habilita espacios para que coloquemos cada una de las expansiones para que nos sea más fácil encontrarlas. Además podremos diferenciar las losetas entre sí por los símbolos que representan a cada una de las expansiones.

Expansión El río

La miniexpansión El río está formado por un total de 12 losetas que sustituirán a la loseta inicial. De este modo habrá una primera fase en la que barajaremos las losetas de río, formando una pila de losetas que empezará con el manantial y terminará con el lago (el resto de las losetas serán sorpresa). Ahora jugaremos esta fase manteniendo las reglas del juego (por turnos, se pueden colocar seguidores, etc) salvo que no podremos colocar dos losetas seguidas de río que giren en el mismo sentido. Cuando coloquemos la última loseta de río (el lago) podremos seguir el juego con el resto de losetas y con las reglas habituales, por lo que tendremos un setup mucho más variado que cuando jugamos con la loseta inicial.

Expansión El abad

Para esta expansión hay que dar a cada jugador el abad de su color y ahora es el momento de saber para qué sirven los jardines que seguro que habréis visto en las losetas del juego base ¡por fin ha llegado su momento!

Al incluir la expansión El abad, no se alteran las reglas básicas del juego pero, en el momento en el que un jugador saque una loseta de monasterio o una de un jardín, podrá colocar su abad. Esto no impide que podamos usar un seguidor normal para puntuar un monasterio, pero por el contrario en el jardín solo podremos poner al abad. Con el abad podemos puntuar en ambas localizaciones como si fuera un monasterio pero, si queremos recuperarlo sin haber completado las 8 losetas que le rodean, en uno de nuestros turnos podremos retirarlo, siempre y cuando al colocar una loseta no coloquemos un meeple. Así nos llevaremos los puntos que teníamos hasta el momento. Nada mal si vemos que no podemos terminarlo ¿no?

Expansión Posadas y catedrales

Esta es una de las dos expansiones más consistentes de este Carcassonne Plus. Mezclaremos las 18 losetas de la expansión con el resto y cada jugador cogerá su seguidor mayor. Entre las nuevas losetas podremos encontrar tanto losetas de posada como de catedral, las cuales incrementan el valor de la zona.

  • Las posadas: si algún jugador cierra un camino que contenga una o más posadas logrará 2 puntos por loseta en lugar de solo 1. Pero si al terminar la partida no se ha completado el camino no conseguirá ningún punto por él.
  • Las catedrales: afecta a las ciudades y otorga al jugador que lo complete 3 puntos por cada loseta de ciudad y por cada escudo. En el caso de no completar la ciudad no se lleva absolutamente nada.

Por último está el seguidor mayor, el cual se juega exactamente igual que un seguidor normal pero con la diferencia de que vale doble, sí sí vale como 2 seguidores. Así que mucho ojo con las mayorías en todas las disputas, puesto que es clave para imponernos en cualquier área.

Expansiones el río, el abad y posadas y catedrales

Expansión Constructores y comerciantes

Ahora que estamos en caliente vamos a por la segunda expansión potente de este juego de mesa Carcassonne Plus. Tendremos que barajar con todas las losetas las 24 nuevas y dejar a un lado las fichas de mercancías que contienen cereales, tela y vino. Por último cada jugador recibe en su reserva un cerdo y un constructor que se pueden jugar en cualquiera de nuestros turnos en lugar de un seguidor normal.

Empecemos por las fichas de mercancía. Las losetas de ciudad pueden contener fichas de mercancía, de modo que el jugador que cierre la ciudad se llevará una ficha por cada mercancía que tenga la ciudad. Esta acción es independiente de quién tenga la mayoría en la ciudad (como si la ciudad está vacía), quien ponga la última loseta de la ciudad se lleva las mercancías. Los jugadores que tengan más mercancías de cada tipo se llevan 10 puntos y en caso de empate también.

Ahora es el turno del meeple constructor. Este solo se puede colocar en caminos y ciudades siempre y cuando ya hubiera un seguidor tuyo (sí, rompe una de las reglas básicas del juego, pero es el único meeple que puede hacerlo). Si tenemos un seguidor en el tablero y colocamos una loseta de camino o ciudad en el que esté el constructor, terminaremos nuestro turno como hacemos normalmente pero podremos jugar un segundo turno (solo uno más). Nos permite jugar doble turno y que nuestros caminos y ciudades avancen más rápido. Así jugaremos dos veces seguidas pero el constructor no nos servirá a la hora de contar quién tiene la mayoría en dicho territorio. En el caso de que nos quedemos sin meeples en dicho territorio (véase más adelante la expansión Círculos en los cultivos) estaremos obligados a retirar al constructor, vamos que no trabaja sin compañía.

Y no se a vosotros pero a mí me hace mucha ilusión el cerdo. Podremos poner el cerdo en un campo donde haya un campesino nuestro o de un oponente y como sucede con el constructor, si en dicho campo dejara de haber campesinos, también habría que quitar al cerdo. El cerdo aumenta el rendimiento de nuestros campesinos. Este no suma en el recuento pero nos dará 4 puntazos por ciudad completada en lugar de 3. ¡Casi nada!

Expansión Máquinas voladoras

Para esta expansión barajamos sus 8 losetas con las restantes y sacamos del inserto el dado. Sí sí un dado en una partida de Carcassonne. Si nos toca una loseta con una máquina voladora podemos colocar un meeple como hacemos normalmente o… ¡estamos de suerte! Porque podemos lanzar el dado y echar a volar. Según como coloquemos la loseta, la máquina voladora puede apuntar en cualquier dirección (incluso en diagonal). Ponemos uno de nuestros seguidores encima de la máquina, tiramos el dado y según el número de cuadraditos que nos salga volamos en esa dirección tantas losetas como se nos indique. Nuestro seguidor puede caer en un área incompleta, haya o no otro meeple, e incluso caer en una loseta ya ocupada (puede compartir monasterio). Solo recuperaremos nuestro seguidor viajero si llega a una zona completada, si solo hay campo o en una casilla donde no haya loseta.

Expansión Despachos

Para la expansión Despachos barajamos y colocamos en una pila y boca abajo las 8 fichas de despacho, además cada jugador sitúa “su seguidora” al lado de su seguidor en el track de puntuación.

Cuando puntuemos, escogemos si hacerlo con el seguidor o con la seguidora y, cuando caigamos en una casilla de puntuación sombreada (los múltiplos de 5), podremos coger una ficha de despacho. Una vez hayamos visto la ficha podremos conseguir 2 puntos extra o bien hacer la acción indicada en la ficha. En cualquier caso luego la devolvemos al final de la pila de fichas.

Las acciones de los despachos son variadas y nos permiten puntuar el camino, ciudad o monasterio donde tengamos menos puntos (no retiramos el meeple y da igual si no tenemos la mayoría) o incluso puntuar y recuperar uno de nuestros seguidores, pero en ambos casos se puntúa como si fuera el final de partida. También nos puede tocar jugar una nueva loseta, puntuar los escudos o caballeros de una ciudad.

Los despachos solo se consiguen en nuestro propio turno y, aunque podamos puntuar varias veces a la vez y movamos los dos meeples, solo podremos robar una ficha de despacho. Eso sí, las puntuaciones de los despachos sí pueden desencadenar conseguir más fichas de despacho.

Con el constructor de la expansión Constructores y comerciantes podremos conseguir dobles fichas de despacho, mientras que con la expansión Posadas y catedrales el seguidor mayor suelo cuenta como un meeple a la hora de puntuar fichas de caballeros y campesinos (pero sigue valiendo doble para las mayorías) y en caminos y ciudades incompletos donde haya alguna posada o ciudad no puntuaríamos nada.

Al terminar la partida sumaremos los puntos del seguidor y la seguidora y esa será nuestra puntuación final (ahora tiene sentido acumular fichas de puntuación 50/100).

Expansiones constructores y comerciantes, máquinas voladoras y despachos

Expansión Transbordadores

Esta expansión añadirá 8 losetas al mazo y cómo no 8 transbordadores. Cuando nos toque una loseta de esta expansión podremos jugarla como cualquier otra y, después de decidir si colocamos o no un seguidor, colocamos el transbordador en el lago uniendo dos tramos de camino, y finalmente puntuamos si fuera posible. Hay que tener en cuenta que si colocamos una loseta y ampliamos uno o más caminos que se comuniquen con un transbordador podremos reorientarlos durante la partida, pero siempre los más cercanos en cada camino. Si combinamos esta expansión con la de Constructores y comerciantes, reorientar un transbordador de un camino donde se encuentre un constructor no le permitirá repetir turno.

Expansión Minas de oro

¿Quién dijo que en Carcassonne no se podía encontrar oro? Esta expansión cuenta con 8 losetas, 16 lingotes de oro y una tabla de puntuación. ¿Por qué el doble de lingotes que de losetas? Muy sencillo, al jugar una de las losetas situaremos un lingote en la loseta y otro en una adyacente.

¿Quién se llevará los lingotes? El jugador que puntúe una zona en la que haya losetas con lingotes, se llevará todos los lingotes que haya. En caso de empate se repartirán empezando por el jugador activo. Los lingotes solo se pueden conseguir durante el transcurso de la partida y, una vez finalizada, se usará la tabla de puntuación para el recuento.

Expansión Mago y bruja

Esta expansión está formada por otras 8 losetas, un mago y una bruja. Tanto el mago como la bruja se colocan fuera del tablero y están disponibles para todos los jugadores. En el momento que se juegue una loseta de la expansión Mago y bruja podremos poner la figura que prefiramos en cualquier camino o ciudad incompletos de todo el tablero. Nunca podremos colocar uno de ellos en una zona en la que ya esté el otro, pero si por un casual se unieran los caminos o ciudades en los que estén habría que quitar a uno de ellos.

El mago nos ayuda a progresar, por lo que si puntuamos un camino o ciudad donde se encuentre el mago, el jugador que puntúe se llevará 1 punto extra por loseta. Mientras que si lo hace estando la bruja la puntuación obtenida se divide por dos ¿cómo no nos iba a engañar la bruja?. En ambos casos se retira la figura del tablero.

Al final de la partida puntúan de la misma manera, e incluso el mago otorgaría 1 punto por loseta con la expansión Posadas y catedrales.

Expansiones transbordadores, minas de oro y mago y bruja

Expansión Ladrones

Esta expansión, que cuenta con 8 losetas y un ladrón por jugador que nos vaciará los bolsillos en este Carcassonne Plus a base de peajes. Cuando juguemos una loseta de esta expansión pondremos nuestro ladrón al lado del meeple de otro jugador en el track de puntuación, y si ya estuviera en la tabla de puntuación si queremos lo cambiamos de sitio. Cuando puntúe el jugador al que acompaña nuestro ladrón se llevará la mitad de los puntos, eso sí el otro jugador puntúa el 100%. Una vez hecho el recuento de puntos recuperamos el ladrón. Los ladrones activos al final de la partida otorgan 3 puntos.

En la expansión Despachos los ladrones pueden permitirnos conseguir fichas de despacho.

Expansión Círculos en los cultivos

Son solo 6 losetas pero si sabemos usarlas tendrán mucha incidencia en el juego. Estas losetas se juegan como cualquier otra pero, antes de pasar el turno al siguiente jugador, podremos decidir si todos los jugadores, incluidos nosotros:

  • O ponemos (si queremos) un nuevo seguidor junto a otro que ya tengamos en juego.
  • O estamos obligados a quitar uno de nuestros meeples.

Para saber a qué zona afecta nos fijamos en el símbolo de los cultivos.

  • Los círculos de horca afectan a los campesinos en los campos.
  • Los círculos de maza tiene efecto sobre los campesinos en los caminos.
  • Los círculos de blasón afectan a los caballeros en las ciudades.

De este modo, esta expansión puede tener un papel fundamental a la hora de conseguir una mayoría en un territorio.

No olvidemos que en la expansión Constructores y comerciantes los constructores siempre tienen que estar acompañados de al menos un campesino, por lo que si quitamos al campesino y no nos queda otro retiramos también al constructor.

Expansiones círculos en los cultivos y ladrones

Reseña del juego de mesa Carcassonne Plus

Carcassonne es el juego de colocación de losetas por excelencia (por mucho que me guste Isla de Skye) y en este Carcassonne Plus tenemos el juego de mesa clásico y un montón de expansiones que combinaremos de mil maneras diferentes según lo que nos apetezca en cada momento, partidas más o menos rápidas, con más o menos complejidad, etc.

Iremos construyendo el territorio a medida que avance la partida, por lo que la estrategia que vayamos a seguir irá cambiando. No siempre nos va a salir la loseta que queremos y mucho menos nos van a dejar pasearnos por donde queramos. Hay que reconocer que el factor suerte está ahí y puedes pasarte turnos y más turnos sin encontrar la loseta que buscas. Es por ello que toca gestionar lo mejor posible los seguidores y aumentar así nuestra influencia en las zonas de mayor interés. Es importante no desplegar los meeples sin ton ni son y guardad al menos uno, que luego nos cuesta recuperarlos, nos quedamos con las manos vacías y no vemos ni un punto. No quedarnos sin ninguno es clave ya que podemos sumar puntos fáciles.

Es un juego familiar con el que se puede enganchar a los juegos de mesa a prácticamente cualquier persona independientemente de la edad y de si es más o menos jugón. Es un juego sencillo, fácil de explicar (no más de 10 minutos) y os aseguro que cuando alguien coloca su primera loseta en un Carcassonne no va a ser la última ¡es muy adictivo!

Carcassonne Plus, al igual que el juego de mesa base, escala muy bien a cualquier número de jugadores, aunque es verdad que alguna expansión como Ladrones tiene más sentido a partir de 3 o 4 jugadores.

Tened en cuenta que cada expansión que añadamos incrementará la duración de la partida y por consiguiente la superficie de juego. La duración de cada expansión viene indicado en el manual, que por cierto es muy detallado y conciso pero puede ser un lío al principio, aunque seguro que pronto os aprendéis cómo funciona cada una. A más expansiones más tiempo y muy importante ¡una mesa más grande por favor! que ya os veo intentando desplazar las losetas de Carcassonne en vuestros manteles o tapetes con sumo cuidado. Las expansiones aportan un aire fresco y mejora indudablemente la rejugabilidad del juego. Admite tantas posibilidades que será imposible que las partidas se hagan monótonas y repetitivas pero tampoco intentéis meterlas todas a la vez, jugad con el juego básico y 3-4 expansiones a lo sumo.

Y por último la pregunta del millón ¿es mejor que me compre Carcassonne o Carcassonne Plus? Para mi gusto el juego básico se queda muy corto, por lo que si va a salir mucho a mesa va a necesitar de alguna expansión. Si compramos el juego base y una expansión prácticamente nos va a costar lo mismo que esta Big Box con las 11 expansiones. Así que claramente me decantaría por el Carcassonne Plus si lo vamos a jugar bastante.

Pros

  • Rapidez: estar limitado a poner la loseta que te toca en cada turno le da velocidad al juego y reduce el análisis parálisis a donde ponerla y si colocar un seguidor. Al menos con mis amigos más pensadores terminamos las partidas a buena hora y todo.
  • Interacción: estamos ante un juego de mayorías por lo que continuamente estamos en contacto con el resto de jugadores para disputarnos sobretodo las ciudades y campos más ricos.
  • Distribución del contenido: son muchos componentes que hay que tener bien separados para poder identificarlos y sacarlos rápidamente en otras partidas. El inserto incluye una imagen que nos dice en qué compartimento se encuentra cada expansión, muy sencillo para que localicemos todo.

Contras

  • Espacio en mesa: el tablero se desarrolla durante la partida y lo puede hacer en cualquier dirección. Parece que no pero necesita mucha mesa para asegurarnos que entre el juego entero.
  • Azar: por mucho que plantees tu estrategia si no te entran las losetas que quieres no tienes nada que hacer. Adáptate y cambia tu estrategia si quieres ganar.
  • Sencillez: hay que saber que es un juego blando y no va provocar que te rompas la cabeza salvo que tengas un grupo que sepa exprimirte al máximo.

Mi veredicto para Carcassonne Plus

El juego de mesa Carcassonne Plus me parece muy completo y mejora con creces tanto el juego base como su primera edición Big Box. ¡Mezcla, combina expansiones y disfruta! ¿Qué más se puede pedir? Por ello le doy mi emblema de un señor juegazo.

Don Meeple considera que este juego es imprescindible en tu colección
5% de descuento en ¿Jugamos una?