Como miembros de la clase alta, en una región rural de Japón, queremos vivir emociones fuertes. Las clases de golf, esgrima o equitación se han quedado anticuadas, ahora nuestra mayor diversión es la celebración de sesiones de espiritismo. La familia Cthulhu ha decidido unirse a esta siniestra moda de entretenimiento, organizando un encuentro paranormal junto a algunos familiares del linaje y amigos de la región. Para ello, se ha contratado a una distinguida médium. Sin embargo, jugar con los espíritus ha traído consecuencias nefastas. Un cadáver ha aparecido en el sótano a la mañana siguiente. La médium, descendiente de brujas, ha sido asesinada. Los únicos sospechosos somos nosotros, los asistentes. ¿Quién ha podido cometer este atroz crimen? ¡Descubriremos al culpable para salvar nuestro cuello!

Asesinato en la Mansión Cthulhu es un juego de mesa de tipo murder mystery, que nos ha traído al español la editorial GDM Games. En este género, cada jugador toma el rol de un personaje de la trama con la intención de resolver un misterio y cumplir su propia misión personal. En este caso, el objetivo común es atrapar al asesino de la médium, el cual está entre nosotros. Para ello, investigaremos por las habitaciones de la mansión y debatiremos con el resto de asistentes, pero sin fiarnos del todo de nadie. Entre nosotros se esconde la oveja negra, ¿quizás más cerca de lo que esperamos? Pongámonos en otra piel para vivir esta aventura de una forma completamente inmersiva, en este party game de intriga y deducción. Hablemos más de este juego de mesa en la reseña sin hacer spoiler.

Portada de Asesinato en la Mansión Cthulhu
Número de jugadores:7 – 9
Duración:120 minutos
Edad mínima:15 años
Género:deducción
Complejidad:2,00 / 5
Editorial:GDM Games
Diseño:Ryo Kawakami
Ilustración:Tansan Inc.
Precio recomendado:21,21€

Preparación de partida

¡Advertencia! Desde un principio, tenemos que tener cuidado de no mirar la hoja de resolución, ni leer la información en el interior de las tarjetas de personajes. Es un juego de mesa de caso único, no rompamos la magia antes de tiempo para disfrutar la experiencia al máximo. Y una vez dicho esto comenzamos la preparación.

En primer lugar, para conocer la ambientación de este juego de mesa (aspecto muy importante) uno de los jugadores lee la introducción que aparece en las reglas. En esta, se relatan los sucesos que han ocurrido en unas horas y que nos han llevado a nuestra situación actual: encerrados en una mansión japonesa acusados de un crimen de asesinato. El culpable solamente puede ser uno de nosotros, pero ¿quién? Esa es la clave a conseguir en este mystery party.

Posteriormente, se le asigna a cada jugador un personaje a interpretar. En Asesinato en la Mansión Chtulhu dejaremos de ser nosotros, para tomar el rol de un participante en la sesión de espiritismo celebrada en la noche anterior. Todos escondemos secretos y un objetivo oculto que, en un principio, solo conoceremos nosotros. Toda la información de nuestra segunda piel está en el libreto de ambientación que se nos entrega. Es muy importante leerlo cuidadosamente para asimilar todos los datos recogidos en él y así vivir la experiencia de una forma más fluida e inmersiva. El interior muestra información privada que solo debemos saber nosotros, mientras qaue en la portada veremos información pública que será compartida con el resto. Estará en todo momento disponible para su consulta durante la partida.

Por otro lado, también se nos entregan las cartas de habitación de nuestro personaje, que leeremos con atención y colocaremos posteriormente sobre la mesa, al alcance del resto de jugadores. Estas cartas simbolizan los objetos que guardamos en nuestra estancia. Tras la lectura de estas cartas de habitación por los jugadores correspondientes, se sitúan en nuestra zona de juego de la forma que aparecen en la imagen, es decir distribuidos por toda la mesa de forma que se pueda observar el número de cartas que componen cada sala de la mansión a investigar. Asimismo se colocan junto a nuestras habitaciones otras salas o cartas: el sótano, la torre, la habitación del servicio y pistas especiales. Para la consulta de algunos se deben cumplir algunas condiciones o requisitos.

Y finalmente, cada jugador recibe 4 marcadores de investigación para usar en sus avances en esta macabra historia. En el siguiente apartado explicare mejor su uso.

Dependiendo del número de jugadores que participen en la partida, se va a realizar el reparto de personajes, existiendo 9 roles a distribuir entre los participantes. Esto se realiza del siguiente modo:

  • 8 jugadores: el personaje de la esposa actúa a modo de personaje no jugador (PNJ), lo que quiere decir que está en la historia pero no será interpretada por nadie. Dejamos su libreto de ambientación (cara de información pública) y cartas de habitación en la mesa de juego como con el resto.
  • 7 jugadores: con menos jugadores, lo mismo explicado anteriormente se aplicará al marido y a la esposa, siendo ambos PNJ.
  • + 9 jugadores: un mismo personaje será representado por 2 personas diferentes, compartiendo entre ellas toda la información de este.

El misterio del Asesinato en la Mansión Cthulhu ya está sobre la mesa, ahora toca poner en juego nuestras dotes de actores o actrices, además de despertar nuestra vena detectivesca para llegar al meollo del asunto. ¿Nos atrevemos?

Personajes del juego Asesinato en la Mansión Cthulhu

¿Cómo se juega a Asesinato en la Mansión Cthulhu?

En este juego de mesa de tipo mystery party o murder mystery, nuestro principal objetivo es ponernos en el lugar de nuestro personaje, interpretando su rol. Con una doble misión, alcanzar la resolución del misterioso crimen y nuestros propios intereses están en juego. En este enredo de investigación y debate no podemos confiar del todo en las personas de nuestro alrededor. Nuestro sexto sentido, junto a la información que vayamos recopilando nos darán la luz que necesitamos para destapar los oscuros entresijos del enigmático caso, de un solo uso.

La partida a Asesinato en la Mansión Cthulhu se desarrollo en las siguientes fases de juego:

Presentación

Lo primero que debemos hacer es presentarnos los unos a los otros como los personajes elegidos de la historia, contándoles al resto la información pública que podemos compartir de nuestros libretos de ambientación. También se leen en voz alta los personajes que no sean representados por ningún jugador (PNJ).

Primera fase

  • Investigación (20 minutos): desde un primer momento podemos tener nuestras posibles corazonadas y debates sobre los oportunos sospechosos en potencia. No obstante, para tener las ideas más claras, y no apuntar a ciegas, debemos recopilar información de las diferentes salas de esta gran mansión, gastando 1 marcador de investigación para robar una carta de habitación para descubrir algunos detalles de las historias. Todos los marcadores de investigación deben gastarse en esta fase. Nunca podemos coger objetos o fragmentos de información que traten sobre nosotros mismos, ni de nuestra propia habitación, ni tampoco de las cartas de servicio relacionadas con nosotros. Además, tampoco se puede robar más de 1 carta del mismo lugar en la misma fase, a excepción de las habitaciones del servicio que se consideran salas diferentes. Por otro lado, las cartas de pista especial y torre requieren conseguir unas condiciones antes de poder analizarlas, pudiéndose obtener de forma individual o en grupo, uniendo fuerzas con otros jugadores. Entre jugadores se puede mentir, compartir información e intercambiar cartas y marcadores, aunque mucho ojo con quién lo hacemos. Sin embargo, en lo único que no podemos mentir es en el número de cartas que poseemos de cada habitación.
  • Deducción (1 minuto por jugador): por turnos, todos los personajes empiezan a exponer sus teorías en grupo. Contaremos con 1 minuto, para explicar nuestras conjeturas y suposiciones sobre el asesino. No podemos compartir contenido de las cartas, pero si relatar todo lo que hayamos averiguado o inventado para convencer a los demás.

Segunda fase

  • Investigación (30 minutos): se vuelven a coger de nuevo 4 marcadores de investigación, para volver a obtener objetos u observar alguna información útil de las cartas de habitación como en la fase de investigación anterior. Si no se han gastado los equipajes de los personajes sin jugador (PNJ) se revelan boca arriba para todos, pudiendo ser posible robarlos pagando 1 marcador. Se pueden volver a visitar salas ya consultadas en la 1º fase, quizás ahora tenga más sentido lo revelado.
  • Deducción (2 minutos por jugador): de nuevo llega el momento de poner sobre la mesa nuestras hipótesis y conjeturas. En esta fase debemos ser más convincentes aún, ya que es la última ocasión de discutir que tendremos antes de la elección final. Pongamos todas nuestras cartas sobre la mesa (no de forma literal) y acusemos con evidencias verdaderas o falsas, según nuestro rol en el Asesinato en la Mansión Cthulhu.
Investigando las habitaciones de los diferentes personajes

Fase final

Este momento final de la partida se resuelve en 3 pasos que dan lugar al fin de los eventos del juego:

  • Votación: llega el momento decisivo a la de 1, 2 y 3 cada jugador señala al culpable, es decir, al personaje que personalmente consideren responsable del asesinato de la médium en la mansión. En caso de empate se vuelve a votar, si persiste todos los personajes se consideran criminales. No nos podemos señalar a nosotros mismo. Y finalmente, el jugador con más votos es capturado y eliminado del juego.
  • Acción personajes: cada jugador, excepto los eliminados en la fase anterior, realizan 1 acción particular que se describe en su libreto de ambientación. Otra vez contando hasta 3, señalan al personaje o lugar sobre el que van a ejecutar el efecto. Y se van llevando a cabo de forma ordenada, hasta que todos hallan efectuado la suya.
  • Resolución: uno de nuestros personajes, el que se lo indique su libreto, tiene que leer la resolución del caso de Asesinato en la Mansión Cthulhu. A su vez, revela sus secretos, objetivos y puntos de victoria. Posteriormente, los demás jugadores dan esta misma información sobre sí mismos al resto. El jugador con más puntos de victoria es el ganador de este mystery party.

Algunos consejos para mejorar la experiencia de juego es lograr dar vida y ser convincentes con la historia de nuestros personajes, esto es más importante que ganar. El debate e intercambio de información puede ser clave, aunque mucho ojo con los secretos que revelamos y a quién. No todos pueden ser de fiar e incluso un asesino está a nuestro lado, así que no abusemos de la confianza demasiado rápido, si no queremos arrepentirnos.

Fin de la partida

Al realizar los diferentes pasos del juego, llega el momento de exponer los trapos sucios y secretos de cada personaje, comprobando si nuestras sospechas eran veraces o si por el contrario nos han vencido a través de la mentira o usando su poder de convicción.

Ahora, los jugadores revelan sus puntos de victoria y el que más haya conseguido es el ganador de Asesinato en la Mansión Cthulhu. En caso de empate, se comparte la victoria con lo que poseen la cantidad más elevada de puntos.

Solo uno será capaz de salir airoso de esta partida

Reseña del juego de mesa Asesinato en la Mansión Cthulhu

¡Qué se cierren las puertas de la mansión! Nadie podrá salir de aquí hasta que el culpable sea atrapado. Un asesino anda a nuestro lado. Nadie parece culpable, pero todos podrían serlo… esconden misteriosos secretos, junto a un objetivo personal y confidencia. ¿En quién confiar? O ¿podrían confiar en nosotros? ¡El caos está servido! Nuestra principal misión en Asesinato en la Mansión Cthulhu es interpretar a nuestro personaje, mintiendo y engañando si este lo requiere, creando alianzas con otros para no ser señalado como asesino y recopilando información para vislumbrar que pudo pasar la fatídica noche del asesinato. Desde su portada, este juego de mesa ya transmite esa sensación de intriga y misterio, los reyes del miedo japoneses saben cómo con pequeños toques dar escalofríos.

Nos sentiremos protagonistas de una de las famosas obras de Agatha Christie, del estilo de «10 Negritos» o «La casa torcida» caso a resolver con muchos sospechosos implicados. Y lo mejor para disfrutar esta experiencia de lleno, es verdaderamente sentirnos en una novela o película, con un personaje a representar y no junto a nuestros amigos/amigas, sino en una sala con personas por conocer. Si conseguimos esta atmósfera de intriga y roles ocultos ya nos habremos pasado el juego, sin tener que ganarlo. Puesto que la finalidad de este tipo de juegos es la emoción y huella que nos evoca el transcurso de la partida, no únicamente el resultado.

La editorial Guerra de Mitos o GDM Games se está haciendo una experta en el género de juegos de mesa deductivos, presentándonos anteriormente juegos como la Serie Q: Sherlock o Instacrime. No obstante, Asesinato en la Mansión Cthulhu se dista de estos por el papel protagonista e implicado en la trama que los jugadores toman para descifrar el caso entre todos. Aunque tendremos que ser conscientes de que alguno de nosotros pondrá trabas, para ocultarse o conseguir su objetivo individual.

El juego de mesa Asesinato en la Mansión Cthulhu nos muestra una nueva forma de enfrentarnos a juegos deductivos de resolución de un caso a través de roles diferenciados, formando parte del original género murder mystery dentro de la categoría party games. Pues, en esta ocasión no seremos los detectives que desde fuera deben unir las piezas del rompecabezas, con una visión más objetiva y distante de la situación. No, en este asesinato seremos parte de los sospechosos y quién sabe si incluso el culpable. Por tanto, no podemos olvidar durante la partida que aunque debemos compartir información para cerrar el círculo, formando aliados, nunca sabremos del todo de quién fiarnos. Todos guardamos secretos e incluso objetivos personales, que aunque no nos hagan ser un criminal, sí nos hacen mirar antes que nada por nuestros propios intereses.

Sin hacer spoiler, quiero recomendar la necesidad que surge en este juego de mesa de intentar ganarnos la confianza del resto, pero siendo cuidadosos a la vez. No sabemos de que pie cojea cada uno, aunque a la vez nos sea útil compartir parte de nuestra información con otros para recopilar más datos. El debate, la especulación y las acusaciones con fundamente son los reyes de esta fiesta lúdica. Para nosotros fue una nueva experiencia de juego ya que, aunque hemos jugdao en muchas ocasiones a juegos de multitudes como «El pueblo duerme» o «El juego del lobo», el rol que tomábamos durante la partida era muy simple: buenos o malos. Sin embargo, en Asesinato en la Mansión Cthulhu se vuelve también un juego de roles, con personajes con más matices, que esconden confidencias y poseen propósitos individuales. Si conseguimos un grupo de juego implicado y dispuesto a ponerse un par de horas en otros pies, la experiencia de juego será increíble, por lo menos a nosotros nos funciono muy bien, creando un clima de suspense e intriga, con acusaciones y cuchicheos entre los presentes.

Un juego de mesa original y tremendamente emocionante, si se juega en condiciones. Con esto, no quiero decir que requiera jugadores de rol o de deducción expertos, se puede jugar con cualquiera, incluso con personas que se estrenen en el mundo lúdico. Este juego no entiende de experiencia jugona. A lo que me refiero es a la entrega en el personaje que nos toca y a la implicación en el caso. No dejemos que se rompa la magia. Para las próximas entregas de esta serie nos hemos propuesto incluso tematizarnos con vestimenta y objetos, preparándonos con anterioridad nuestros personajes para mejorar el espectáculo.

La pena que nos ha dado en Asesinato en la Mansión Cthulhu, es no poder volver a vivir el caso desde otra cara. Cuando acaba nos replanteamos otras vías o acciones si hubiéramos sido otros personajes o hubiéramos averiguado antes algún dato oculto. Esto nos suele pasar con los juegos de mesa de caso único, sentimos coraje al llegar al final, este se acaba y, en ocasiones, podíamos haber dado más. A pesar de ello, debemos pensar que esto significa que nos hemos entretenido y que la experiencia ha sido significativa. Por ello, reitero que lo fundamental es formar la historia entre todos, es decir, el proceso no el producto.

Cada habitación esconde pistas e información claves para encontrar al culpable

Pros

  • Nueva experiencia: para nosotros ha sido todo un descubrimiento. Aunque nos encantan los juegos deductivos, nunca lo habíamos vivido tan desde dentro, a excepción de los Escape Room. Nos ha sorprendido la atmósfera de sospecha y conspiración que se genera entre nuestros amigos.
  • Roles diferentes: en Asesinato en la Mansión Cthulhu no todos somos detectives que deben encontrar al asesino. Somos sospechosos implicados y muy diferentes entre sí. Cada personaje tiene sus matices e intenciones ocultas, un juego de rol dentro de este party game de misterio.
  • Debates: como he mencionado lo mejor de la partida fueron las confrontaciones que se generaron, mostrando todos su poder de persuasión y convicción. Nadie quería ser acusado como culpable. Hubo incluso conspiraciones por la espalda usando los móviles, que el propio juego recomienda para realizar conversaciones en privado.

Contras

  • Caso único: una vez que llegamos al final y conocemos la historia oculta, no se puede volver a jugar. En cambio, al no romperse los componentes ni deteriorarse como ocurre en algunos Exit, se puede compartir y revivir como espectador. Además, van a salir nuevos casos que esperamos con ganas.
  • Grupo grande: lo mejor para disfrutar plenamente de la experiencia a Asesinato en la Mansión Cthulhu es que cada personaje sea representado por 1 jugador. En el juego hay 9 sospechosos, por lo que este es su número ideal.

Mi veredicto

Con el juego de mesa Asesinato en la Mansión Cthulhu hemos vivido una nueva experiencia lúdica, con un juego de deducción y de rol a la vez. En este, interpretamos a uno de los sospechosos de asesinato encerrados en la Mansión Cthulhu, entre nosotros está el culpable. Para no ser señalados como los responsables, tendremos que despertar nuestras habilidades de persuasión, convicción y debate, mientras exploramos las diferentes habitaciones en busca de información sobre el misterioso caso. Un party game de misterio e intriga, en el que si los jugadores están implicados en sus personajes con una buena inmersión, la partida puede ser memorable, dependiendo mucho de con quién lo juguemos. Por estas razones este juego de mesa se lleva mi emblema de juego recomendado.

Os recomiendo este juego para vuestra ludoteca
5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace