Fast Food, Halloween, Black Friday y Santa Claus son algunas de las muchas costumbres estadounidenses que se han asentado con el paso del tiempo en nuestro país. Ahora, estas «tradiciones» consumistas están más presentas que nunca en nuestra cultura, cayendo en el olvido las tradiciones autóctonas más representativas como el Aizkolaria, el Cascamorras, Las Fallas, Sant Jordi y la Santa Compaña. ¿Lo vamos a permitir?

Así se nos presenta Alakazum! Brujas y tradiciones, un juego de mesa de la editorial Zombi Paella en el que nos convertiremos en una de las grandes brujas regionales que plantarán cara, con ayuda de hechizos, pociones, personajes pintorescos y platos típicos, a las costumbres foráneas de moda.

Portadas de Alakazum! Brujas y tradiciones y Alakazum 2
Número de jugadores:2 – 5
Duración:20 – 40 minutos
Edad mínima:10 años
Género:set collection
gestión de mano
dice rolling
Complejidad:2,00 / 5
Editorial:Zombi Paella
Diseño:Enric Aguilar
Ilustración:Esther Méndez
Precio recomendado:16,11€ – juego base
11,86€ – expansión

Preparación de partida

Para jugar una partida a Alakazum!, en primer lugar cada jugador recibe una tarjeta de pergamino mágico, la cual indica las fases del turno y detalla los hechizos disponibles.

A continuación, separamos las cartas en 3 grupos, cartas finales, cartas iniciales y cartas de bosque:

  • Las cartas finales serán los enemigos a los que derrotar, los mezclamos y colocamos boca abajo en la mesa en fila.
  • Por su parte, entre las cartas iniciales encontramos cartas de mano y de personaje. Las primeras se colocan boca arriba en un único mazo que hará de mercado, mientras que las segundas se disponen para que los jugadores, por orden de turno, escojan una y la coloquen en su zona de juego, dejando los personajes restantes en mesa en lo que será el cementerio.
  • Barajamos el mazo de bosque y entregamos a cada jugador tantas cartas de bosque como sean necesarias hasta que cada uno tenga 3 cartas de mano, las sobrantes se devuelven al mazo, se barajan de nuevo y se disponen junto al mercado formando el mazo de robo principal.
Busquemos en el bosque y activemos nuestras acciones para enfrentarnos al jefe final

¿Cómo se juega a Alakazum!?

Una partida a Alakazum! se juega a lo largo de un número variable de turnos hasta que algún jugador derrota a un enemigo final con una de las culturas regionales (andaluza, catalana, gallega, valenciana y vasca), pero de eso ya hablaremos más adelante. Cada turno está compuesto de las siguientes fases:

Explorar el bosque

El jugador activo debe robar cartas del mazo de bosque hasta que:

  • Se tope con una trampa, en cuyo caso la resuelve y la descarta. Esta puede provocar que obsequiemos a otros jugadores con cartas de nuestra mano o que enviemos uno de nuestros personajes al cementerio.
  • Robe un personaje. En ese momento, elegimos uno de nuestros personajes para que el enfrentamiento, pudiendo usar pociones de combate o hipnosis según corresponda.
    • Si los puntos de combate (PC) de nuestro personaje no superan los del enemigo, nuestro personaje va al cementerio salvo que solo tengamos uno.
    • Pero si ganamos, giramos la carta de personaje para subirlo de nivel y tenemos la opción de incorporar un nuevo miembro a nuestro equipo. Lanzamos el dado para ver si la tirada supera los puntos de hipnosis (PI), pudiendo así añadirlo a nuestra zona de juego o bien regresa al bosque.
  • Tome tantas cartas como personajes tenga en su zona de juego.

Posteriormente, pasamos a la siguiente fase.

Hacer una acción

Podemos elegir entre:

  • Usar una carta de mano para coger del mercado tantas como venga indicado en nuestra propia carta.
  • Utilizamos una carta de comida para subir de nivel a nuestros personajes en función de su cultura o le asignamos una escoba para que no podamos perder un personaje.
  • Escogemos a qué personaje de otro jugador nos queremos batir en duelo. El procedimiento es el mismo que si nos enfrentamos a un enemigo en el bosque, con la diferencia de que ambos puede usar pociones y que el vencedor (sea el atacante o el defensor) sube de nivel y va a poder arrebatar el personaje al otro.
  • Gastamos puntos de energía mágica (normalmente con sombreros mágicos) para hacer uno y solo uno de los hechizos del pergamino mágico, que nos permitirá hacer acciones varias que se van potenciando según su coste.

PD: por normal general, las cartas de mano van a parar al mazo de mercado tras su uso.

Los personajes que nos vayamos encontrando durante la partida tienen caracteres que nos pueden dar una serie de ventajas, como contar con un personaje extra en combate, robar cartas adicionales al inicio del turno o tener una cantidad fija de energía mágica.

Conjurar un Alakazum

Si tenemos al menos 8 puntos de una misma cultura, teniendo en cuenta todo tipo de elementos como personajes y objetos de cultura, podemos animarnos a luchar contra una de las tradiciones estadounidenses lanzándole el hechizo que da nombre al juego, Alakazum! Volteamos uno de los enemigos finales y comparamos nuestros puntos de cultura. Si tenemos más ganamos la partida, pero si no mandamos al cementerio uno de nuestros personajes y el enemigo se queda boca arriba, por lo que ya no puede ser atacado por ningún jugador.

¿Seremos capaces de superar el nivel del adversario?

Expansión Alakazum! 2

Tiene pinta de que las tradiciones estadounidenses no tuvieron suficiente en su última visita a tierras españolas y vienen con un refuerzo de lujo. Armazon, la compañía de comercio electrónico más grande del mundo, viene con un catálogo cargado hasta los topes, con precios irresistibles y envíos que llegan antes de que hagamos el pedido. ¿Qué hacemos ante semejante despliegue?

Tranquilos, pues en el primer envite las culturas regionales ya demostraron de lo que son capaces, pero ahora llegan nuevos refuerzos, con los castellanos a la cabeza y, por si las moscas, la bruja madrileña a la retaguardia.

Alakazum! 2, la expansión de Alakazum! Brujas y tradiciones, requiere del juego base para jugarlo, ya que mantiene la dinámica y esencia del juego añadiendo nuevos elementos:

  • Armazon es un nuevo enemigo final que no puede ser derrotado por ningún jugador, así que cuidado con ponernos en su camino.
  • Caldero de bruja desgraciada entra en juego cuando un jugador va rezagado respecto al respecto, dándole una ayudita temporal en forma de PC y PI.
  • Nuevos personajes, resaltando una nueva cultura (castellana) que cuenta con personajes con nuevas habilidades. Además de Almudena, la gran bruja madrileña es independiente y sus puntos de cultura varían en función de nuestro número de personajes.
  • Nuevos caracteres como el complementario que crea sinergias entre Don Quijote y Sancho Panza, el encantador que nunca falla al incorporar un personaje a su equipo y alguno que otro más.
  • Cartas de trampa que repercuten a otros jugadores a la hora de regalar o descartar un personaje.
  • Cartas de mano que otorgan caracteres o puntos variables que podremos elegir según nos convenga y opciones distintas de tomar cartas del mercado.
  • Cartas de reto que repartiremos entre los jugadores y deberemos de cumplir para ganar la partida.
Nuevos elementos que aportan más contenido al base

Reseña del juego de mesa Alakazum!

¿Nos estamos americanizando? Cada vez son más las costumbres que incorporamos a nuestra cultura provenientes del otro lado del charco, Estados Unidos. Las hamburguesas al más puro estilo americano, y todo tipo de comida rápida, sustituyen los platos típicos de nuestra gastronomía. El gigante del comercio online reemplaza a las tiendas de barrio que nos han estado surtiendo durante generaciones. Hemos caído en su Black Friday, Cyber Monday y vete tú a saber si no se les ocurren otros eventos consumistas con los que cubrir el resto de días de la semana. ¡Y qué narices! Si hasta Santa Claus se adelanta cada año a los Reyes Magos de Oriente para traer los regalos a todos los pequeñajos, quienes esperan con ilusión sus juguetes y juegos de mesa. Sin embargo, las grandes brujas regionales españolas no están dispuestas a quedarse de brazos cruzados, por lo que van a poner todos los recursos que tienen a su disposición para enfrentarse a la invasión norteamericana.

En Alakazum! los jugadores, partiendo de una bruja inicial, competimos por potenciar nuestra zona de juego para conseguir los puntos de cultura necesarios con los que batir a uno de los 5 jefes finales. Para ello, tendremos que hipnotizar personajes del bosque y de los vecinos jugones, subirlos de nivel y hacernos con algún que otro objeto característico. Pero no vale juntar cartas al mogollón, pues solo podremos ganar la partida si la cantidad de puntos que acumulamos de una misma cultura superan al enemigo. Esto nos llevará a gestionar nuestra cartas para no solo robar a los demás aquellos personajes que nos vienen genial, ya que también tendremos que reforzar nuestro área si no queremos vernos mermados cuando tengamos todo de cara.

Nos encontramos con un juego de cartas que es más sencillo de lo que puede parecer en primera instancia, ya que cuenta con bastantes tipos de cartas con su respectiva simbología y efectos varios que debemos conocer antes de aventurarnos con la primera partida. A partir de ahí, tan solo necesitaremos un par de partidas para familiarizarnos con las cartas y las diferentes acciones entre las que elegiremos en cada turno.

Las 2 cajas del juego de mesa Alakazum

Por turnos, los jugadores harán una incursión en el bosque para adquirir nuevas cartas en función de la cantidad de personajes que ya tuviera, entre las que hallaremos cartas de mano que nos vendrán genial más adelante, enemigos que podremos convertir en aliados si les vencemos y las temidas trampas que nos pongan las costumbres norteamericanas. Salvado el primer escollo, que en más de una ocasión nos meterá en un apuro, llega el momento de decidir si queremos ampliar nuestra mano de cartas, equiparnos, gastar magia para hacer algún hechizo con efectos varios según su potencia y por supuesto atacar a los compañeros de juego.

Los combates son, sin lugar a dudas, el pan de cada día en este Alakazum!. ¿Puede haber algo mejor que robar a nuestro «amigo» ese personaje que nos viene genial? Ya os digo que no, pero mucho ojo porque nos la van a devolver con la misma moneda en el siguiente turno. Toca equilibrar la balanza equipándose bien con cartas que nos ayuden a aguantar el tirón cuando se avecine pelea, las cuales son emocionantes y fáciles de resolver.

El sistema de juego nos recuerda hasta cierto punto a No Game Over, conseguir cartas, mejorar nuestra zona de juego y vencer a un enemigo final. No obstante, Alakazum! nos da muchas opciones entre las que escoger en nuestro turno algo que, aunque lo hace más complejo, podemos sacarlo incluso con grupos familiares que jueguen de forma ocasional. Además, si se nos ha quedado corto y queremos profundizar más en el mundo de Alakazum!, la expansión aporta suficientes cosas nuevas como para que, a quien le guste el juego, lo tenga que pillar. Una cultura adicional, más cartas con nuevos efectos/caracteres y los retos, bajo mi punto de vista lo mejor de Alakazum! 2 que condiciona y aprieta más a los jugadores para ganar la partida.

Un juego cultural con el que conocer las costumbres autóctonas

Pros

  • Arte: desde que tengo uso de razón soy un fan incodicional de Tim Burton y su Jack Skellington, así que qué os voy a contar de las ilustraciones del juego. La editorial mantiene su estilo propio que ya hemos visto en otros juegos como La Familia Hort y que caracteriza cada uno de sus títulos.
  • Tensión: tanto al tomar cartas del bosque como mientras intentamos pasar inadvertidos para que no nos ataquen ahora que ibamos por buen camino, lo que hace que el nerviosismo de los jugadores se palpe hasta en el ambiente.
  • Cultural: los personajes, objetos, platos típicos y refranes de cada una de las 5 regiones (6 con la expansión) hacen que el juego tenga ese componente educativo que nos lleva a conocer costumbres de otras regiones de nuestro país.

Contras

  • Azar: es inevitable en los juegos de cartas, pero cuando derrotar al enemigo depende de ir a por puntos de una cultura concreta, te deja con cara de pocos amigos si no entran las cartas de ese tipo.
  • Curva de aprendizaje: más por las cartas que por las acciones en sí, pero con un par de partidas será más que suficiente para pillarle el punto al juego.

Mi veredicto

Y con esto vamos cerrando la reseña de Alakazum!, un juego de cartas en el que deberemos de gestionar muy bien nuestra mano de cartas y medir bien las acciones a realizar en cada momento para aventajar al resto de brujas en esta carrera por ser los primeros en derrotar a una tradición norteamericana. Un juego que, una vez nos hayamos familiarizado con las cartas, invita a sacar a mesa con frecuencia, siendo un juego dinámico, con su punto de estrategia y que asegura piques divertidos. Y para quien tenga ganas de más, su expansión termina de completar un buen juego. Por ello, le doy mi emblema de juego recomendado.

Os recomiendo este juego para vuestra ludoteca
5% de descuento en ¿Jugamos una?
clic en el enlace